SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 issue2Los mamíferos de México en las colecciones científicas de Norteamérica author indexsubject indexsearch form
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Therya

On-line version ISSN 2007-3364

Therya vol.3 n.2 La Paz Aug. 2012

http://dx.doi.org/10.12933/therya-12-71 

Artículos

 

Descripción del nido de dos especies de Thomasomys (Cricetidae) en un bosque alto-andino en Ecuador

 

Jorge Brito M.1, William R. Teska2 y Reed Ojala-Barbour2

 

1Sección de Mastozoología del Instituto de Ciencias Biológicas, Escuela Politécnica Nacional. Ladrón de Guevara E11-253. Casilla: 17-01-2759. Quito-Ecuador E-mail: jorgeyakuma@yahoo.es.

2Pacific Lutheran University, Department of Biology, Tacoma, Washington, 98447-0003.

 

Sometido: 26 de abril de 2012.
Revisado: 18 de junio de 2012.
Aceptado: 17 de agosto de 2012.

 

Resumen

Se describe los nidos de Thomasomys aureus y T. paramorum en un bosque alto andino al norte de Ecuador. Los nidos de T. aureus se encontraron en el dosel arbóreo a 6 y 7 m de altura y los de T. paramorum se localizaron bajo raíces desde los 15 cm hasta 1.5 m sobre la superficie.

Palabras Clave: Nido, Páramo, Polylepis, Thomasomys.

 

Abstract

Nests are described for Thomasomys aureus and T. paramorum in a high Andean forest in northern Ecuador. Nests of T. aureus were found in the tree canopy to 6 and 7 m in height andthose for T. paramorum were located under the roots from 15 cm to 1.5 m above the surface.

Keywords: nest, paramo, Polylepis, Thomasomys.

 

Introducción

Los roedores cricétidos Thomasomys spp. se distribuyen en los páramos y bosques subtropicales, templados y altoandinos (Barnett 1999; Voss 2003 y Albuja 2011). Thomasomys aureus habita principalmente en sotobosques densos y T. paramorum habita matorrales de Polylepis, páramo arbustivo, y bosques de ecotono (Voss 2003).

Para la mayoría de los pequeños mamíferos, los sitios utilizados para anidación son desconocidos; en las últimas décadas, el seguimiento a través de la bobina con hilo ha mejorado la capacidad para encontrar nidos (Miles et al. 1981; Wooley 1989; Briani et al. 2001). Los nidos son de importancia clave en la vida de los mamíferos, proporcionandoles protección contra depredadores (Hamilton, 1982), seguridad frente al clima (Faus y Vericad 1981, Kolbe y Janzen 2002) y un ambiente para el cuidado parental (Ebensperger et al. 2006). Las características de los nidos incluyendo arquitectura y mimetismo, varían según las especies y el tipo de hábitat (Cooper y Francis 1998).

El estudio fue realizado en un bosque andino ubicado en la Reserva Ecológica El Ángel, Provincia del Carchi, (1007969 N; 836181 O), a 3620 msnm. Según Albuja (2011), el área corresponde al Piso zoogeográfico Altoandino, de condiciones climáticas severas (Tarifa y Yensen 2001), temperaturas medias entre 11 y 12 ºC, y extremos absolutos entre 0 y 18ºC (Albuja et al. en prensa).

En enero y agosto del 2010 y enero 2012, cuatro individuos de Thomasomys aureus y nueve de T. paramorum fueron capturados con trampas vivas tipo Sherman y tratados según las pautas de manejo de la Sociedad Americana de Mastozoología (Sikes et al. 2011). Se colocaron en el dorso de cada uno, bobinas con 160 metros de hilo, siendo adheridas con silicona Uro-Bond IV (Fig. 1A- B), siguiendo la técnica de Boonstra y Craine (1986). Los ratones fueron liberados en el mismo sitio de captura y las bobinas se siguieron al día siguiente como sugiere Briani et al. (2001). Para todos los nidos se registraron las siguientes medidas: longitud, ancho, altura del nido, peso y dimensiones de las entradas del nido; también se anotó la orientación relativa en el espacio y los materiales usados para la construcción.

De tres bobinas seguidas en Thomasomys aureus, se encontraron dos nidos para un macho y una hembra. Sus medidas promedio fueron: Cabeza y cuerpo 250 mm; largo de la cola 210 mm; largo de la pata 35 mm; largo de la oreja 23 mm; peso 140 g. (Tabla. 1). Los nidos estaban situados en árboles de Polylepis incana, a 6 y 7 m de altura (Fig. 2A); de forma ovalada, su tamaño promedio fue de 27.5 cm de largo, 24 cm de ancho y 12 cm de altura (Fig. 2B). Los nidos poseían dos entradas, la principal (6-7 cm) con dirección norte y la secundaria (3-5 cm) con dirección sur. Los nidos estaban construidos con material vegetal según la siguiente disposición: el contorno recubierto con pequeñas ramas de Miconia salicifolia, de 16-28 cm de longitud que cubrían al nido, además cortezas de P. incana de 6–8 cm y musgos. Los materiales del interior del nido fueron cortezas picadas de P. incana de tamaño menor a 5 mm y trozos de paja (Calamagrostis intermedia).

La distancia recorrida del sitio de liberación hasta el nido fue 86 m para el macho y 10 m para la hembra, de los cuales el 85 y 100% de recorrido respectivamente lo hicieron por los árboles. Se encontró también una cría en el nido de la hembra, la cual estaba cubierta de un fino y pequeño pelo, los ojos estaban cerrados, la longitud total fue de 80 mm.

Tres nidos de Thomasomys paramorum fueron encontrados a partir del seguimiento de nueve bobinas, que corresponden a dos hembras y un macho. Los individuos presentaron en promedio las siguientes medidas: Cabeza y cuerpo 90 mm; largo de la cola 120 mm; largo de la pata 29 mm; largo de la oreja 18 mm; peso 25 g. Los nidos tenían las siguientes características y medidas promedio: forma alargada (macho) y circular (hembras), 16.6 cm de longitud, 11 cm ancho, alto 6.6 cm (Tabla. 1). Todos los nidos tenían dos entradas, la principal (2-2.5 cm) con dirección norte y la secundaria (1.2-1.8 cm) con dirección sur. Un nido (macho), se encontró a 65 m del sitio de captura, bajo las raíces de Gynoxys sodiroi, el segundo nido (hembra) estaba ubicado a 160 m del sitio de captura, bajo las raíces de Lachemilla orbiculata. El tercer nido (hembra), fue hallado en un frailejón (Espeletia pycnophyllia), a 45 m del sitio de captura, entre hojas verdes y secas (Fig. 3 A-B) a 1.5 m de altura.

Los nidos estaban construidos en su totalidad por material vegetal. Aquellos hallados bajo la superficie fueron elaborados con cortezas de Polylepis incana y Calamagristis intermedia; en los dos nidos, la cámara interna estaba forrada de diminutas, finas y picadas cortezas de P. incana. Para la construcción del tercer nido el material utilizado en su totalidad fueron hojas masticadas de frailejón (Espeletia pycnophyllia). En enero del 2010, el nido de un macho registró una cría (bien desarrollada), con los ojos abiertos y con pelo; su longitud total fue de 110 mm.

Se observo que Thomasomys aureus construye nidos en lo alto de árboles, cerca a cuerpos de agua; comportamientos similares reportan Morzillo et al. (2003), donde las hembras del ratón dorado Ochrotomys nuttalli habitan nidos construidos en los árboles y los machos aquellos construidos en el suelo; Meyer et al. (2005), reportan que la ardilla planeadora (Glaucomys sabrinus) construye nidos en los árboles de la conífera Abies magnifica, cerca de hábitats riparios; Faus y Vericad (1981), dan a conocer que la rata negra Rattus rattus puede construir nidos en lo alto de árboles de Cítricos; y, Moraes-Junior y Chiarello (2005), reportan que la raposa Micoureus dimerarae se refugia en nidos construidos en los peciolos de las palmas (Astrocaryum aculeatissimum), en lianas y en huecos de árboles a 4.6 y 10.6 m de altura sobre el suelo. Nuestros resultados sugieren que T. aureus es una especie arborícola con un comportamiento especialista.

Los nidos de Thomasomys paramorum se encontraron bajo y sobre la superficie del suelo, siempre cerca a cuerpos de agua; algunos autores dan a conocer sitios de anidación de roedores similares a T. paramorum. Briani et al. (2001) menciona que la rata Nectomys scuamipes construye nidos en troncos caídos y Oryzomys intermedius bajo o dentro de troncos caídos y dentro de raíces aéreas de palmas, siempre cerca de cuerpos de agua; Udrizar-Sauthier et al. (2010) reportan los nidos de Oryzomys sp. e Hylochilus brasiliensis en sitios elevados a pocos centímetros de la superficie del agua.

Las entradas a los nidos estudiados presentaron siempre la misma dirección, norte-sur, es posible que estas especies adoptaran este comportamiento para que los rayos del sol no los delaten ante sus depredadores y protegerse del viento.

En un nido de T. paramorum (macho) se encontró una cría, sugiriendo que la especie vive en grupos sociales, este comportamiento es conocido también en Rattus rattus, (Faus y Vericad 1981) y en Microcavia australis (Ebensperger et al. 2006), donde los nidos albergaban de 1-4 hembras reproductivas y dos machos reproductores.

 

Agradecimientos

A Carlos Cerón del Herbario QAP de la Universidad Central del Ecuador por su colaboración con la identificación de las muestras botánicas. Víctor Pacheco del Museo de Historia Natural de la Universidad Mayor de San Marcos Lima-Perú; Luís Albuja de la Escuela Politécnica Nacional Quito-Ecuador y dos revisores anónimos aportaron valiosos comentarios y sugerencias al manuscrito. Por los fondos otorgados gradecemos a Wiancko Charitable Foundation y a la Pacific Lutheran University.

 

Referencias

Albuja, L. 2011. Lista de mamíferos actuales del Ecuador. Escuela Politécnica Nacional. Quito. http://bibdigital.epn.edu.ec/bitstream/15000/3843/4/icbio_listaMamiferos.pdf.         [ Links ]

Albuja, L., A. Almendáriz, R. Barriga, F. Cáceres, L. Montalvo y J. Román. En Prensa. Fauna de Vertebrados del Ecuador. Escuela Politécnica Nacional. Quito, Ecuador.         [ Links ]

Barnett, A. A. 1999. Small mammals of the Cajas Plateau, southern Ecuador: ecology and natural history. Bulletin of the Florida Museum of Natural History 42:161-217.         [ Links ]

Boonstra, R., and I. T. M. Craine. 1986. Natal nest location and small mammal tracking with a spool and line technique. Canadian Journal of Zoology 64:1034-1036.         [ Links ]

Briani, D. C., Vieira, E.M., y M. V. Vieira. 2001. Nests and nesting sites of Brazilian forest rodents (Nectomys squamipes and Oryzomys intermedius) as revealed by a spooland-line device. Acta Theriologica 46:331–334.         [ Links ]

Cooper, D. S., y C. M. Francis. 1998. Nest predation in a Malaysian lowland rain forest. Biological Conservation 85:199–202.         [ Links ]

Ebensperger, L. A., P. Taraborelli, S. M. Giannoni, M. J. Hurtado, C. León, y F. Bozinovic. 2006. Nest and space use in a Highland population of the southern mountain (Microcavia australis). Journal of Mammalogy 87:834-840.         [ Links ]

Faus, F. V., y J. R. Vericad. 1981. Sobre nidos aéreos de rata negra Rattus rattus (Linnaeus, 1758), en el naranjal Sagutino (Valencia). Mediterránea 5:67-96.         [ Links ]

Hamilton, W. J. 1982. Baboon sleeping site preferences and relationships to primate grouping patterns. American Journal of Primatology 3:41-53.         [ Links ]

Kolbe, J. J., y F. J. Janzen. 2002. Impact of nest-site selection on nest success and nest temperature in natural and disturbed habitats. Ecology 83:269–281.         [ Links ]

Meyer, M. D., K. A. Douglas, and N. P. Malcolm. 2005. Nest trees of Northern flying squirrels in the Sierra Nevada. Journal of Mammalogy 86:275-280.         [ Links ]

Miles, M. A., A. A. Sousa, and M. M. Povoa. 1981. Mammal tracking and nest location in Brazilian forest with an improved spool-and-line device. Journal Zoology 195:331-337.         [ Links ]

Moraes-Junior, E. A., y A. G. Chiarello. 2005. Sleeping sites of woolly mouse opossum Micoureus demerarae (Thomas) (Didelphimorphia, Didelphidae) in the Atlantic Forest of south-eastern Brazil. Revista Brasileira de Zoologia 22:839-843.         [ Links ]

Morzillo, A. T., G. A. Feldhamer y M. C. Nicholson. 2003. Home range and nest use of the golden mouse (Ochrotomys nuttalli) in Southern Illinois. Journal of Mammalogy 84:553-560.         [ Links ]

Sikes, R. S., W. L. Gannon, The Animal Care and Use Committee of the American Society of Mammalogists. 2011. Guidelines of the American Society of Mammalogists for the use of wild mammals in research. Journal of Mammalogy 92:235-253.         [ Links ]

Tarifa, T., y E. Yensen. 2001. Mamíferos de los Bosques de Polylepis de Bolivia. Revista Boliviana de Ecologia 9:29- 44.         [ Links ]

Udrizar-Sauthier, W. O., A. M. Abba y D. E. Udrizar-Sauthier. 2010. Nests of Oligoryzomys sp. and Holochilus brasiliensis (Rodentia, Cricetidae) in eastern Entre Ríos Province, Argentina. Mastozoologia Neotropical 17:207-211.         [ Links ]

Voss, R. 2003. A New species of Thomasomys (Rodentia: Muridae) from Eastern Ecuador, with remarks on Mammalian Diversity and Biogeography in the Cordillera Oriental. American Museum Novitates 3421:1-47.         [ Links ]

Wooley, P. A. 1989. Nest location by spool-and-line tracking of dasyurid marsupials in New Guinea. Journal Zoology 218:689-700.         [ Links ]

 

Notas

Editor asociado: William Z. Lidicker, Jr.

Diseño gráfico editorial: Gerardo Hernández.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License