SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.31 número2Neurotoxicidad por ácido tranexámico en trasplante renal pediátrico: reporte de casoPaciente con hemofilia tipo A: sometido a drenaje de hematoma intraparenquimatoso: Manejo anestésico índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Anestesia en México

versão On-line ISSN 2448-8771versão impressa ISSN 1405-0056

Anest. Méx. vol.31 no.2 Ciudad de México Mai./Ago. 2019

 

Caso clínico

Lesión de vía aérea con videolaringoscopio (VividTrac): Reporte de un caso

Airway injury with video laryngoscope (VividTrac): Report of a case

JA Cortés-Lares1 

I Ortiz-Báez2 

CA López-Paz2 

A Vázquez-Lesso3 

IA Adame-Vega4 

1Médico residente de tercer año de la especialidad en Anestesiología. México.

2Médico adscrito del servicio de Anestesiología. México. cecilia.viaaerea@gmail.com

3Médico adscrito del servicio de Urgencias Médico-Quirúrgicas. México.

4Médico adscrito del servicio de Otorrinolaringología. Instituto Mexicano del Seguro Social. Unidad Médica de Alta Especialidad, Hospital de Especialidades T1, León, Guanajuato. México. Instituto Mexicano del Seguro Social. Hospital Regional No.1 Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro, Ciudad de México.

Resumen

Paciente femenino de 24 años de edad, programada para rinoseptumplastia. Se realiza inducción convencional e intubación al primer intento con videolaringoscopio de la marca comercial “vividTrac”. Al retirar dispositivo de cavidad oral, se percibe sangrado en pala y en retrofaringe, se informa al departamento de otorrinolaringología. Se revuelve lesión en pilar amigdalino sin abordaje quirúrgico. Conclusiones. Ningún dispositivo de vía aérea es inocuo. Es posible que la incidencia de lesiones en vía aérea sea superior a la estimada debido a la falta de reportes de casos.

Palabras clave: Videolaringoscopio; “vividtrac”; manejo de vía aérea; intubación

Abstract

A 24 year old female patient, scheduled for rhinoplasty. Conventional induction and intubation is performed at the first attempt with videolaryngoscope of the commercial brand "vividTrac". When removing the oral cavity device, bleeding is felt in the blade and in the retropharynx, the otolaryngology department is informed. A tonsillar pillar lesion is stirred without a surgical approach. Conclusion. No airway device is harmless. It is possible that the incidence of airway injuries is higher than estimated due to the lack of case reports.

Keywords: Videolaryngoscope; “vividtrac”; airway management; intubation

Introducción

El manejo de la vía aérea (VA) se encuentra en constante cambio e incesantes avances; el uso de videolaringoscopios (VL) ha alcanzado y se ha consolidado como un nuevo “estándar” en el manejo de vía aérea difícil (VAD) esperada y no esperada. Existen un sinnúmero de artículos acerca de ventajas, seguridad y eficacia que otorgan. Sin embargo, también pueden ocasionar lesiones y complicaciones por las características de cada uno de estos. Se expone un caso de lesión de pilar amigdalino con el uso de VL “vividtrac”.

Los (VL) se han convertido en una herramienta accesible y útil que facilita el manejo de la (VA) en múltiples pacientes, con o sin factores de riesgo. Existen múltiples reportes de sus ventajas sobre la laringoscopia convencional, menor estimulo doloroso, no necesidad de reposicionar la cabeza del paciente para alinear los ejes de la VA, mayor tasa éxito en personal pre-hospitalario y estudiantes, visualización de las estructuras anatómicas en una pantalla digital, entre otras 1,2,3,4.

Existen en la actualidad múltiples VL que ofrecen diferentes ventajas y desventajas entre ellos, sin embargo, poco se habla acerca de las dificultades, complicaciones o lesiones que puede ocasionar. Presencia de signo de Kovac, (el cual describe la visualización del anillo cricoides y/o membrana cricotiroidea a través de las cuerdas vocales durante la videolaringoscopia, indicando que la pala está en una posición inadecuada y puede existir dificultad para la intubación), lesiones en paladar blando o incluso perforaciones, dificultad para intubar por falta de entrenamiento y conocimiento del equipo. Se expone un caso clínico de lesión en pilar amigdalino secundario a uso del VL “vividtrac”.

Caso clínico

Femenino de 24 años de edad, sin antecedentes de enfermedades crónico degenerativas, alergias o cirugías. Presenta diagnóstico de deformidad externa de la nariz y desviación de tabique nasal, programada para rinoseptumplastía. Peso 55 kg, talla 1.62 cm. Signos vitales previos a cirugía, monitorización tipo I con presión arterial (PA) 110/65 mm Hg, frecuencia cardiaca (FC) 67 lpm, frecuencia respiratoria (FR) 14 rpm Saturación de oxigeno periférico (SpO2) 98%. Previa desnitrogenización. Inducción endovenosa con midazolam 2 mg, fentanilo 200 μg, rocuronio 30 mg, propofol 110 mg. Latencia de cinco minutos. Se realiza intubación utilizando VL “vividtrac” para adultos. Se realiza colocación de tubo orotraqueal, con diámetro interno de número siete a través de dispositivo realizando maniobra al primer intento. Sin embargo, al retirar dispositivo de cavidad oral, se observa sangre en extremo distal de la pala. Se informa al departamento de otorrinolaringología; se verifica sangrado siendo el cual no es profuso; una vez terminada la cirugía se coloca abrebocas tipo Mc Ivor, donde se valora lesión lineal de 1.5 cm aproximadamente en el pilar amigdalino derecho; sin afectación profunda, muscular o de alguna otra estructura; únicamente se aplica hemostasia bajo presión directa. (Imagen 1 y 2). Cirugía llevada a cabo satisfactoriamente, sangrado de 50 cc, se retira el tubo traqueal sin otro incidente o accidente. En evento post-quirúrgico, se evalúa paciente, la cual únicamente refiere dolor retrofaringeo de leve intensidad, Escala Numérica Análoga 3/10, sin presencia de sangrado, alteración en deglución o sangrado. Se otorga alta hospitalaria a las 24 horas.

Imagen 1: Lesión de pilar amigdalino derecho.  

Imagen 2: Imagen posterior a hemostasia de herida. 

Discusión

La era de los VL ha marcado una pauta en el manejo de la VAD anticipada y no anticipada; tal ha sido su impacto que desde el año 2015 se encuentran en las guías de la Sociedad de Vía Aérea Difícil (DAS, por sus siglas en inglés) [5], [6]. En diferentes estudios, el uso de VL ha demostrado mejoría en visualización, porcentaje de intubación al primer intento y disminución de intubaciones esofágicas. Son conocidas las bondades que ofrecen, sin embargo como todo equipo médico, es necesario el conocimiento y entrenamiento previo a la utilización de estos dispositivos, debido a que cada uno de estos presenta características particulares [7]. En el año 2016, Greer y colaboradores [8] realizaron una revisión de lesiones a nivel laríngeo por el uso de VL, donde encontraron únicamente 20 reportes de caso asociadas a estos dispositivos. Las lesiones son producidas por desconocimiento del equipo, la técnica utilizada, desconocimiento del signo de Kovac y por la visualización indirecta que ocasionan estos dispositivos, cada uno con sus propios “puntos ciegos”. Se estima que el porcentaje de lesión bajo laringoscopia convencional en pared laríngea puede ser de 0.015% comparado con el 0.234% de lesión con VL [8], [9]. La mayoría de las lesiones en cavidad oral y paladar, rara vez necesitan intervención quirúrgica, sin embargo es importante la detección de estas para evitar una complicación mayor [8]. No se encontró en la literatura otro caso de lesión de VA con el dispositivo “vividtrac”.

Conclusión

Ningún dispositivo de VA es inocuo. Es posible que la incidencia de lesiones en VA sea superior a la estimada debido a la falta de reportes. Es importante fomentar la cultura científica para dar a conocer la información y mejorar nuestros manejos.

Referencias

1. Michailidou M1, O´Keeffe T, Mosier JM, et al. A comparison of video laryngoscopy to direct laryngoscopy for the emergency intubation of trauma patients. World J Surg. 2015;39(3):782-788. [ Links ]

2. Gómez-Ríos MA, Gaitini L, Matter I, et al. Guidelines and algorithms for managing the difficult airway. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2018;65(1):41-48. [ Links ]

3. Jain D, Bala I, Gandhi K. Comparative effectiveness of McCoy laryngoscope and CMAC((r)) videolaryngoscope in simulated cervical spine injuries. J Anaesthesiol Clin Pharmacol. 2016;32(1):59-64. [ Links ]

4. Choo HJ, Kwon OY, Ko YG. Educational suitability of endotracheal intubation using a video-laryngoscope. orean J Med Educ. 2015;27(4):267-274. [ Links ]

5. Frerk C, Mitchell VS, McNarry AF, et al. Difficult Airway Society 2015 guidelines for management of unanticipated difficult intubation in adults. Br J Anaesth. 2015;115(6):827-848. [ Links ]

6. Goksu E, Kilic T, Yildiz G, et al. Comparison of the C-MAC video laryngoscope to the Macintosh laryngoscope for intubation of blunt trauma patients in the ED. Turk J Emerg Med. 2016;22;16(2):53-56. [ Links ]

7. Amundson AW, Weingarten TN. Traumatic GlideScope video laryngoscopy resulting in perforation of the soft palate. Can J Anesth 2013;60:210-211. [ Links ]

8. Greer D, Marshall KE, Bevans S, et al. Review of videolaryngoscopy pharyngeal wall injuries. Laryngoscope. 2017;127(2):349-353. [ Links ]

9. Pham Q, Lentner M, Hu A. Soft Palate Injuries During Orotracheal Intubation With the Videolaryngoscope. Ann Otol Rhinol Laryngol. 2017;126(2):132-137. [ Links ]

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons