SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.52 número3Análisis de la relación entre nuevas tecnologías y chino como segunda lengua: aplicaciones para teléfonos inteligentes y juegosJohn A. Marston, La antropología de las fronteras de Tailandia como espacios de flujo índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Estudios de Asia y África

versão On-line ISSN 2448-654Xversão impressa ISSN 0185-0164

Estud. Asia Áfr. vol.52 no.3 Ciudad de México Set./Dez. 2017

http://dx.doi.org/10.24201/eaa.v52i3.2218 

Artículo reseña

Gizli Emir (La orden secreta), de Melih Cevdet Anday: una novela profética con temas turcos y universales

Melih Cevdet Anday’s Gizli Emir (The Secret Order): A Prophetic Novel with Turkish and Universal Themes

Peter Brampton Koelle* 

* Investigador independiente, 324 Dartmouth Avenue Swarthmore, Pennsylvania 19081, U.S.A. peterbramptonkoelle@gmail.com

Resumen:

Este artículo examina la novela turca Gizli Emir (La orden secreta), de Melih Cevdet Anday, incluida entre las Novelas del 12 de Marzo, nombre con que se conoce a las obras escritas a raíz del golpe de Estado turco de esa fecha en el año 1971, y aunque fue publicada un año antes, resultó profética en su contexto sociopolítico. Este artículo hace patente cómo el autor pudo examinar la situación turca sin necesidad de mencionar a los personajes, los partidos políticos, e incluso los topónimos del país, y cómo empleó este recurso para crear un ambiente y un atractivo universales que no se limitan a la condición de la Turquía de aquel momento.

Palabras clave: Anday; literatura turca; novela; golpe de Estado

Abstract:

This article examines Melih Cevdet Anday’s novel Gizli Emir (The Secret Order), as a work which can be categorized under the rubric of the March Twelfth Novels, the novels written as a result of the Turkish coup d’État of 12 March, 1971. Published a year before the coup, it was a prophetic novel in its socio-political context. This article makes clear how the author was able to examine the Turkish situation without mentioning the political figures and parties by name, or even the toponyms of the country, and how he used this resource to create a more universal work and give it an appeal not limited to the situation of Turkey at that time.

Key words: Anday; Turkish literature; novel; coup d’État

Introducción

Melih Cevdet Anday1 publicó su novela Gizli Emir (La orden secreta)2 en 1970, el año anterior al golpe de Estado del 12 de marzo,3 el segundo en los veinte años transcurridos entre el primero, del 27 de mayo de 1960, y el tercero, del 12 de septiembre de 1980. No obstante, varios críticos la han clasificado con la etiqueta de Novela del 12 de Marzo (12 Mart Romanı), grupo de obras escritas a raíz del golpe de Estado de 1971.4 Como fue concebida antes del golpe, tiene un sentido profético y cierto tono expectante5 que capta bien el ambiente de esa época en Turquía. Aunque el fuerte sentido de comunidad entre Anday y sus lectores6 es suficiente para que éstos puedan entender su comentario sobre la condición turca, debido a la falta de referencias explícitas la novela presenta temas universales que hablan de los países del Tercer Mundo dentro y fuera de Oriente Medio. Es decir, Anday halló una manera de explorar preocupaciones generales a partir de una realidad específicamente local.

El título de la novela capta la esencia de la obra, la cual muestra a una sociedad paralizada que espera la llegada de una orden secreta de la que nadie sabe nada. Cada uno, empero, tiene fe en que les traerá, al individuo y a la sociedad, el bienestar necesario para poner fin a las plagas del desorden, la violencia y el caos que imperan a pesar de la omnipresencia de un aparato policial opresivo incapaz de acabar con las batallas cotidianas que laceran a la colectividad:

El silencio, como un enorme meteorito, se había asentado sobre la ciudad; la gente, asombrada, se miraba una a otra y todos caminaban en puntillas como si tuviesen miedo de despertar a un monstruo durmiente. Había una calma aparente, el sosiego que llega después de las crisis dolorosas. Una joven que se había parado en frente del muro de una iglesia, levantó la cabeza, se puso la mano izquierda en la frente y con un ojo cerrado miró al sol.7

Así empieza la novela, con los elementos clave de la obra: la parálisis política y social, la expectación y la esperanza, la falta de referencias explícitas de cualquier índole, la universalidad del tema y lo absurdo. No obstante lo anterior, al lector turco le quedó claro que la obra hablaba de la Turquía de entonces.

Expectación y esperanza

En 1970, aunque por motivos opuestos, las facciones de izquierda y de derecha esperaban el advenimiento de una intervención militar que pusiera fin a la condición político-social engendrada por el gobierno del Partido de la Justicia (Adalet Partisi), encabezado por el entonces primer ministro Süleyman Demirel y que había ganado las elecciones parlamentarias de 1965 y de 1969.8 La izquierda consideraba a Demirel un obstáculo para realizar las reformas y lograr el desarrollo socioeconómico augurado por el golpe de Estado en 1960, por el frente unido de las fuerzas armadas, los profesores, la burocracia y el Partido Republicano Popular (Cumhuriyet Halk Partisi) contra el gobierno del Partido Demócrata (PD, Demokrat Partisi), del entonces primer ministro Adnan Menderes. Veían en Demirel a un seguidor de Menderes. Además, el partido de aquél había propuesto su nombre para abogar por la amnistía (justicia) para los acusados, entre los cuales estaban Menderes y los líderes del PD en un proceso criminal del que resultaría su ahorcamiento, así como el del ministro de Finanzas, Hasan Polatkan, y el de Asuntos Exteriores, Fatim Rüştü Zorlu.9 El legado del golpe de Estado de 1960 fue la Constitución de 1961, la cual abrió el camino hacia una época de vibrante expresión política que no se había visto antes en Turquía.10

Un comité de profesores redactó la Constitución de 1961 y así convirtieron el golpe en una revolución.11 La Constitución llegó a ser la base para establecer una democracia pluralista, en la que los intereses de las minorías serían representados en un sistema de mecanismos de control y equilibrio de poderes que impediría que el Estado se hiciera rehén de una mayoría parlamentaria.12 En breve, la nueva Constitución proveyó un marco legal para realizar una revolución social y económica mediante el imperio de la ley: “Al formular la Constitución de 1961, tanto los militares como los intelectuales consideraban que su tarea primaria era la creación de un orden en que se garantizara el desarrollo”.13

La Constitución y su planteamiento engendraron la creencia de que el capital les permitiría al proletariado y a las fuerzas progresistas movilizarse, y de que las fuerzas militares serían fieles aliados de la reforma progresista. Durante el transcurso de la década de 1960, y hasta el 12 de marzo de 1971, muchos izquierdistas persiguieron el espejismo de la solidaridad con las fuerzas progresistas, en caso de que el sistema político se hiciera represivo y se cerrara a la reforma. Esta idea fija fue producto de un entendimiento equivocado del golpe de 1960 y del papel de las fuerzas armadas.14 Sin embargo, cuando la Confederación Revolucionaria de Sindicatos de Trabajadores (DİSK, Devrimci İşçi Sendikaları Konfederasyonu)15 llamó a los obreros a salir a las calles de Estambul para manifestarse en contra de un proyecto de ley que acosaría a los trabajadores y les impediría alistarse en sus filas,16 el 15 y 16 junio de 1970 se juntaron entre 70 000 y 100 000 obreros de entre 133 y 168 lugares de trabajo al grito de, entre otros: “¡Ejército y trabajadores de la mano!” (Ordu İşçi Elele!).17 Luego de la derrota en las urnas en 196918 y la necesidad de activismo extraparlamentario,19 muchos seguidores de la izquierda esperaban que un golpe proveniente de esa ala cumpliera las metas enunciadas por el golpe de 1960.20

Para el capital y el alto mando de las fuerzas armadas, las manifestaciones del 15 y 16 de junio probaron la necesidad de acabar con el gobierno de Menderes debido a su reticencia e incapacidad para poner en jaque a los grupos que habían recibido derechos políticos gracias a la Constitución de 1961.21 Las fuerzas armadas y el capital habían entablado una fuerte alianza basada en intereses mutuos.22 Los oficiales se integraron sólidamente a una economía en auge mediante la creación de la Asociación de Asistencia Mutua del Ejército (OYAK, Ordu Yardımlaşma Kurumu), a través de la cual las fuerzas armadas se constituyeron en una sociedad de cartera, y fueron tildadas por algunos comentaristas como el tercer sector de la economía.23 Como la meta de los militares y del capital era crear y mantener el orden, querían cambiar el ambiente que había permitido que las fuerzas otrora ilegales lo desafiaran. Además, al alto mando le pareció insoportable la amenaza a sus intereses arraigada en eslóganes como “¡Ejército y trabajadores de la mano!”.

No obstante, Demirel tenía dos razones para no acceder a sus exigencias. Como no quería ser un segundo Menderes, optó por esperar a ver qué pasaba en lugar de tomar medidas duras o ilegales que justificaran una revolución. Demirel se había comprometido a mantener un régimen parlamentario y era líder de un gobierno débil.24 Tanto para el alto mando como para el capital, Demirel era prescindible. Por ende, esperaban el golpe para salvarse.

La vaguedad y lo específico

En Gizli Emir, todo ocurre en una ciudad y en un país que no se nombran. Aunque la palabra Turquía (Türkiye)25 aparece una vez, es sólo en el contexto de una conversación entre uno de los personajes y un joven diputado del Parlamento del Reino Unido que pensaba que Turquía era miembro de la Comunidad Británica de Naciones.26 Después, si bien hay diversas referencias a la cultura occidental (la música occidental;27 un fallecido dramaturgo español -posiblemente García Lorca-;28 el periodo de los gángsters de América;29 Sherlock Holmes;30 Napoleón;31La escuela de las mujeres32 de Molière; el estudio de una lengua bantú;33 el señor Curie34 y Galileo;35 la Quinta sinfonía de Beethoven;36 un escultor, Nizam (Heykeltıraş Nizam), con una esposa sueca con quien pasaba ocho meses al año en Suecia;37 un personaje que habla nueve lenguas, ha viajado por el Tibet, las islas del océano Pacífico y el Alto Volta, y tiene una pareja negra y una china;38Macbeth39 y Percy Bysshe Shelley, entre otros),40 las únicas referencias explícitas, aunque efímeras, de algo que tenga que ver con Turquía son dos: la familia otomana de una princesa que es la verdadera esposa del mencionado personaje trotamundos,41 y que ese personaje le escribe a la princesa poemas en varias lenguas sin hallar la necesidad de traducirlos al turco.42 Para darle a la historia narrada un carácter más universal -como en El señor presidente,43 de Miguel Ángel Asturias, cuya primera escena transcurre a la sombra de la catedral de la capital de un país del que no se menciona su nombre-, la joven que aparece en la primera escena de Gizli Emir está de pie frente a una iglesia, pero no se hace alusión alguna al hecho de que sea una mezquita, aunque en aquella época los cristianos representaban menos de 1% de la población turca.44

Los personajes que tienen nombres identificables son turcos; no obstante, de acuerdo con las pautas de una novela no realista, con excepción de dos personajes principales, al resto el narrador los llama sólo por su nombre, al que antepone la etiqueta de su profesión, e.g., el escultor Nizam (Heykeltıraş Nizam), la pintora Ülkü (Ressam Ülkü) y el crítico Hulusi (Eleştirmen Hulusi).45 Al mismo tiempo, la única institución de orden público que aparece en la novela tiene el kafkiano nombre de Agencia Extraordinaria para el Establecimiento del Orden Público (AYOT, Asayişi Yerleştirme Olağanüstü Teşkilatı), y sus oficiales se distinguen no por sus nombres sino por sus títulos o por sus características físicas. A pesar del hiperpolitizado ambiente de Turquía, no hay mención de ningún partido político, solamente de tres grupos armados que aterrorizan la ciudad: los Búhos (Baykuşlar), los Cangrejos (Yengeçler) y los Gavilanes (Atmacalar). Sin embargo, el constante ambiente de violencia -cuyos sonidos de zona de guerra puntúan las conversaciones de los personajes- constituye un entorno muy conocido por el lector turco, a quien Anday dirigió su obra. El autor conocía, además, el mundillo de los personajes que recrea en su novela, con quienes se identificaba bien en el sentido de que sus vidas estaban apartadas de las de la mayoría de la población.

Los personajes son un grupo de intelectuales cuya manera de vivir es muy distinta a la de la abrumadora mayoría de la población turca en cuanto a profesiones, actividades, pasatiempos, intereses, bebida, ropa y, en particular, el contacto entre hombres y mujeres. En 1970, la tasa de analfabetismo en Turquía era de 29.7% entre los hombres y de 58.2% entre las mujeres.46 En especial en aquella época, después de las horas de trabajo era notable la ausencia de las mujeres en el espacio público y en los lugares de diversión. El sector social de los intelectuales surgió como producto de la república en su quinta década y sirvió como base a la llegada de la contraélite.47 Este enfoque social limitado es un elemento temático común en las llamadas Novelas del 12 de Marzo.48 En este caso, los personajes interactúan principalmente en tres sitios: la oficina de Kutsi (Başyazar Kutsi), el redactor de un periódico que no se nombra; el teatro del actor Bilâl (Aktör Bilâl) y el estudio y galería de arte de Nizam. Son artistas de las artes plásticas, un crítico, una escritora, un intérprete, un exministro de gobierno, el redactor de un periódico, un ingeniero, un poeta, un político, Bilâl y Nigâr, y la viuda del pintor Macit (Ressam Macit), cuya historia está presente a lo largo de la novela.49

El papel del individuo y el contacto con lo absurdo

Mientras tiene lugar una reunión entre el político Ahmet (Siyasetçi Ahmet), uno de los exministros de gobierno Fazlı (Geçmiş Bakan Fazlı), el doctor Amil (Doktor Amil), la escritora Şermin (Yazar Şermin), el ingeniero Fasih (Mühendis Fasih) y el redactor Kutsi, en su despacho del periódico donde esperan una orden secreta desde hace tres días, Nigâr está en la oficina del director de la AYOT para solicitar un puesto de prostituta en un burdel; tanto ella como su difunto esposo, Macit, y los arriba mencionados, son parte del mismo círculo de conocidos y colegas. El director de la AYOT los conoce a todos como sujetos de investigación. Lo absurdo se da en ambas situaciones. En el despacho de Kutsi se escenifica la trama de Esperando a Godot50 en un pequeño sector de la sociedad atrapado tanto en la espera como en la esperanza, a pesar de las pésimas consecuencias para la sociedad en general. En la otra oficina, el director de la AYOT, encargado de la seguridad civil, queda perplejo al escuchar a una hermosa mujer, de buena formación, solicitarle trabajo como meretriz. Esta conversación, de índole personal, se ve interrumpida en múltiples ocasiones por los sonidos del conflicto armado que sucede en la ciudad. Como en otras Novelas del 12 de Marzo posteriores, son las luchas y las relaciones interpersonales de un pequeño grupo las que conforman la trama cuyo fondo es un trauma sociopolítico.

El segundo centro de reunión del grupo de intelectuales es el taller y galería de Nizam, donde se congregan él y su esposa Kutlu, la pintora Ülkü, el crítico Hulusi, la escultora Gönül (Heykeltıraş Gönül), Ahmet, el decorador Muhsin (Dekoratör Muhsin), Fasih, el poeta Kadri (Ozan Kadri) y Bilâl. El sitio es terreno fértil para conflictos continuos con la AYOT y las bandas armadas -quizá con consentimiento de aquélla-, así como entre los asiduos al taller. El tercer punto de reunión, el teatro, tiene la misma función.

El taller se ve afectado por las razias de bandas armadas y las visitas y el acoso continuos de elementos de la AYOT, en los que recolectan información y cada vez son más eficaces. La colaboración entre las bandas armadas y el organismo de seguridad recuerda la novela Z,51 de Vasilis Vasilicós. Delante de las fuerzas del orden, las bandas armadas atacan y muelen a golpes al traductor Efdal (Mütercim Efdal), y los agentes no hacen nada para protegerlo.52 No obstante, algunos oficiales que confiesan tener un interés en el arte conversan con los artistas sobre las obras y el ambiente en general. Según uno de ellos, la palabra “extraordinaria” de Agencia Extraordinaria para el Establecimiento del Orden Público (la “O” de olağanüstü en AYOT) debería ser eliminada porque ya todo se ha vuelto normal. Pero no será eliminada porque al director no le gusta hacer cambios, y quitar la “O” sería como jalar la hebra y luego no poder parar la madeja.53 En una entrevista en su despacho, el director de la AYOT expresa su deber de controlar el arte y las exposiciones. La manera que tiene de defender la producción artística y las exposiciones de Nizam, argumenta, consiste en controlarlas por los medios que él considere necesarios.54

En cuanto a la represión y los ataques de las bandas, los intelectuales se pierden en interminables conflictos internos que dejan heridas y rencor. De hecho, gastan más energía en esos combates que en resistir a las fuerzas externas. Los enfrentamientos entre los miembros del grupo reflejan las disputas lacerantes entre las facciones de la izquierda de aquella época, cuyas peleas más fuertes se intensificarían en los años siguientes. Anday y sus lectores conocían bien las fracturas resultantes del congreso del Partido de los Trabajadores de Turquía (TİP, Türk İşçi Partisi) de 1968, el cual se caracterizó por las acusaciones, las injurias y los vilipendios que se hicieron unos a otros.55 En la novela, el combate consiste en discusiones acaloradas y acusaciones que provocan que los artistas-intelectuales lleguen a los golpes. Queriendo separar a los contrincantes, Ahmet y Bilâl, Kutsi recibe un fuerte codazo en la barbilla. En una riña anterior, Nizam había exclamado: “¡Nos devoramos uno a uno!”.56 Gönül responde que, como los atacantes externos quieren imponer un modo único de pensar, el grupo de artistas debería considerar sus diferencias de opinión como su fortaleza. En una de las descripciones de las masas de afuera se lee: “[u]n coro callado, un coro que comenzaría a cantar quién sabe qué parte de una canción a muchas voces a la señal de un director esperado y que no aparece”.57

La AYOT comunica sus instrucciones por los altavoces colocados en toda la ciudad. Este detalle hace pensar en una antiutopía. Sin embargo, ese elemento se enlaza con lo absurdo y el humor macabro.58 Los comunicados pueden ser fulminantes, como: “Hasta nuevo aviso, queda prohibido leer en la ciudad”,59 que recuerdan el Fahrenheit 451,60 de Ray Bradbury; hay otros que son obvios: “¡Protéjanse de las balas!”;61 y otros más son anuncios anodinos y cómicos para los parroquianos de un bar: “Mesa número nueve, su tiempo ha concluido”, y “El director general de la AYOT espera que se diviertan”.62 A pesar del poder proyectado por el organismo de seguridad, los límites de sus competencias parecen ridículos.

Cada vez que se entra en el cuartel general, se ingresa en el mundillo de El castillo63 de Franz Kafka y en el de Aziz Nesin,64 y se recorren sus pasillos en un frecuente e inexplicable subir y bajar de escaleras y encuentros con un sinfín de burócratas sin nombre, e incluso con uno dormido. El que interroga a Bilâl luego de que un chofer lo llevara ahí por orden del director, es un gordo que eructa mucho y cuya barriga choca frecuentemente con la mesa. Luego de sondearlo y reprenderlo con aspereza, conduce a Bilâl por un tramo de escaleras y un largo pasillo hasta una puerta, donde lo deja para que entre solo en el despacho del director. El lugar está lleno de archivadores que cubren las paredes hasta el techo, además de una mesa y una cama, encima de la cual yace el director. Un olor a vómito emana de varios recipientes. El director culpa a Bilâl de su enfermedad por no haberle entregado la solicitud para representar una obra y lo acusa de sublevación.65 Bilâl replica que sí lo hizo, y que vio la solicitud en la mano de un burócrata al que le faltaba el dedo medio de la mano izquierda. La respuesta enoja más al enfermo y malhumorado director, que convierte esa réplica y las siguientes en un interrogatorio más largo. Cuando Bilâl está por despedirse, el director le pide que apague las luces del despacho para dormirse de nuevo.

Las interacciones entre los protagonistas están motivadas no sólo por la crisis social, también hay asuntos personales entre ellos. Aunque el difunto esposo de Nigâr, Macit, murió de un infarto, ella, en un acto de penitencia por considerarse culpable de su muerte, se dirige al director, aunque el médico le haya dicho que ella no tuvo nada que ver con el fallecimiento. Está desesperada porque había entablado una relación romántica con Bilâl, y hallaba su condición insostenible. Una noche, durante una riña con Macit, que ya estaba muy débil, lo sacudió y amenazó con mostrarle a Nizam la correspondencia romántica que él mantenía con Kutlu, la mujer de Nizam.

Kutlu, a quien le faltaba el amor y el cariño en su matrimonio con Nizam, los halló con el sensible y tierno Macit, a quien Nigâr había acusado de no tomar decisiones sobre nada. Pero Nigâr no le guarda rencor a Kutlu: “Para odiarte, habría sido necesario que yo lo amara”.66

  • -¿Sabes? -dijo-, soy una asesina. Yo maté a Macit.

  • A Kutlu le vino a la mente la posibilidad de que Nigâr hubiera enloquecido.

  • -Sí -dijo Nigâr-, lo maté. A tu amante, a tu protegido, al hombre que habías creado.67

El mismo tono absurdo se percibe antes de este encuentro, cuando se habla de la madre de Nigâr, quien vive con 30 o 40 gatos.

Aunque el texto concluye, la novela no tiene un cierre, no tiene desenlace. La necesidad de esperar ha llegado a ser un mantra, al punto de que Bilâl dice: “Si aguardo, soy”.68 Nizam continúa creyendo que la llegada de la orden secreta mejorará su vida con Kutlu, quien finalmente se separa de él, como casi todos los demás, que siguen considerando la orden como una panacea. Sin embargo, las últimas palabras de la novela auguran un porvenir poco prometedor: “Kutlu, detrás de él [Nizam], empezó a decir: ‘Tu orden secreta…’, y estaba por hacer una pregunta cuando un bostezo le impidió terminar la frase”.69

Conclusión

A pesar de haber sido publicada un año antes del golpe de Estado, Gizli Emir inaugura, tanto por su tema como por su estilo, el grupo de obras denominadas Novelas del 12 de Marzo. En particular, el dilatado examen del papel de los individuos en las filas de la contraélite urbana y politizada es una de las características principales de esta corriente literaria surgida de la tensión política y la derrota que llevaron al encarcelamiento y el exilio interno de muchos de sus escritores. En el caso de Gizli Emir, el tema es el modo de actuar de la contraélite en el ambiente social que produjo el golpe de Estado del 12 de marzo de 1971, actuación acotada por un estilo literario que destaca los estrechos límites del espacio, el tiempo y los personajes. Lo mismo sucede, por ejemplo, en otras dos novelas de la corriente del 12 de Marzo: en Bir Düğün Gecesi (La noche de bodas),70 de Adalet Ağaoğlu, se narra una fiesta y las percepciones de los invitados; y en Büyük Gözaltı (La gran encarcelación),71 de Çetin Altan, se refieren los pensamientos de un prisionero en su celda. Anday, como sus colegas, impuso tales límites para enfatizar el desarrollo de las percepciones de sus personajes y su discurso interno. Las pautas que Anday estableció les sirvieron a los autores de las siguientes Novelas del 12 de Marzo en el periodo posterior al golpe, cuando se desveló una aguda necesidad de autocrítica. La izquierda se había equivocado al pensar que el golpe sería la manera más eficaz de deshacerse del gobierno de Demirel para llevar a cabo las reformas y lograr el desarrollo socioeconómico prometido por la Constitución de 1961.72 Sus partidarios se sorprendieron grandemente cuando los militares comenzaron a encarcelarlos tres semanas después, durante la Operación Almádena.73

En Gizli Emir está implícito el contexto turco de entonces, a pesar de la falta de referencias manifiestas a Turquía y a los actores y los sucesos del ambiente político. Allí, lo no escrito y los roces con la comedia macabra y la antiutopía sirven para advertir sobre los peligros políticos y sociales latentes a partir de la exploración de una sociedad bajo represión política y económica que carece de estructuras gubernamentales confiables. Por ello la obra es universal.

Bibliografía

Ağaoğlu, Adalet, Bir Düğün Gecesi, Estambul, Remzi Kitabevi, 1984. [ Links ]

Ahmad, Feroz, The Turkish Experiment in Democracy 1950-1975, Boulder, Westview Press, 1977. [ Links ]

Akbal, Oktay, Cumhuriyet, 15 de octubre de 1969. [ Links ]

Alıver, Ahmet, “Cultural Memory of the 1970s’ Turkish Political History. The Question of State-Sanctioned Torture and Imprisonment in the March 12th Novel ‘Yaralısın’”, Turkish Studies. International Periodical for the Languages, Literature and History of Turkish or Turkic, vol. 8, núm. 4, primavera de 2013, pp. 81-102. [ Links ]

Altan, Çetin, Büyük Gözaltı, Ankara, Bilgi Basımevi, 1972. [ Links ]

Altındağ Belediyesi-The Municipality of Altındağ, “Altındağ’da Okumayazma Bilmeyen Kadın Kalmayacak-No Illiterate Woman Will Be Left Behind in Altındağ”, s.f. [<http://www.altindag.bel.tr/dosyalar/hanimlar_pdf/okuma.pdf>, consultado en diciembre de 2015.] [ Links ]

Anday, Melih Cevdet, Gizli Emir, Estambul, Everest Yayınları, 2011. [ Links ]

Arcayürek, Cüneyt, Demirel Dönemi: 12 Mart Darbesi 1965-1971, Ankara-Estambul, Remzi Kitabevi, 1984. [ Links ]

Aslan, Mustafa, “Mustafa Aslan’ın Melih Cevdet Anday Yazıları: Gizli Emir”, OkulBil TV, 9 de noviembre de 2011. [< [http://okulbiltv.com/mustafa-aslanin-melih-cevdet-anday-yazilarigizli-emir.htm >, consultado en diciembre de 2015.] [ Links ]

Asturİas, Miguel Ángel, El señor presidente, Madrid, Cátedra, 1997. [ Links ]

Aybar, Mehmet Ali, TİP Tarihi I, Estambul, BDS Yayınları, 1988. [ Links ]

Barchard, David, “The Intellectual Background to Radical Protest in Turkey”, en William Hale (ed.), Aspects of Modern Turkey, Londres, Bowker, 1976, pp. 26-37. [ Links ]

Barkey, Henri, “Crises of Turkish Political Economy: 1960-1980”, en Ahmet Ömür Evin (ed.), Modern Turkey Continuity and Change, Opladen, Leske y Bundrich, 1984, pp. 47-63. [ Links ]

Batur, Muhsin, Üç Dönemin Perde Arkası: Anılar ve Görüşler, Estambul, Milliyet Yayınları, 1985. [ Links ]

Beckett, Samuel, En attendant Godot, París, Éditions de Minuit, 1952. [ Links ]

Beckett, Samuel, Esperando a Godot, tr. Ana María Moix, Barcelona, Tusquets, 2001. [ Links ]

Belge, Murat, “12 Mart Romanları”, en Belge, Edebiyat Üstünde Yazılar, Estambul, İletişim Yayınları, 2006, pp. 98-117. [ Links ]

Bradbury, Ray, Fahrenheit 451, Nueva York, Simon & Schuster, 1993. [ Links ]

Bradbury, Ray, Fahrenheit 451, tr. Francisco Abelenda, Barcelona, Planeta, 2010. [ Links ]

Castellanos C., Juan Carlos, “Guadalupe Flores Liera traduce alespañol la novela griega ‘Z’”, Metaglossia: The Translation World, 28 de julio de 2015. [< [http://www.scoop.it/t/translation-world /p/4048711704 >, consultado en mayo de 2017.] [ Links ]

Cem, İsmail, 12 Mart Tarih Açısından, Estambul, Cem Yayınları, 1980. [ Links ]

Center for the Study of Global Christianity, Christianity in Its Global Context 1970-2020. Society, Religion, and Mission, South Hamilton, Center for the Study of Global Christianity, 2013. [< [http://www.gordonconwell.edu/ockenga/research/documents/2ChristianityinitsGlobalContext.pdf >, consultado en marzo de 2016.] [ Links ]

Çevİkdoğan, Mustafa, “Bir Millet Emir Bekliyor!”, Yeni Şafak, 21 de octubre de 2011. [< [http://www.yenisafak.com/kitap/bir-millet-emir-bekliyor-344662 >, consultado en mayo de 2016.] [ Links ]

“Constitution of Turkey”, tr. Sadık Balkan, Kemal Karpat y Ahmet E. Uysal, Middle East Journal, vol. 16, núm. 1, 1962, pp. 15-38. [ Links ]

Cumhuriyet, 17 junio de 1970; 13-15 marzo de 1971; 25 abril de 1971. [ Links ]

Descartes, René, Discours de la méthode, París, GF-Flammarion, 1966. [ Links ]

Descartes, René, Discurso del método, tr. Eduardo de Bello Reguera, Madrid, Tecnos, 2003. [ Links ]

Frey, Frederick, “Patterns of Elite Politics in Turkey”, en George Lenczowsli (ed.), Political Elites in the Middle East, Washington, American Enterprise for Public Research, 1975, pp. 41-82. [ Links ]

Frey, Frederick, The Turkish Political Elite, Cambridge, MIT Press, 1965. [ Links ]

García Lorca, Federico, “Canción del jinete”, tr. Melih Cevdet Anday y Sabahattin Eyuboğlu, s.f. [< [http://www.siir.gen.tr/siir/f/federico_garcia_lorca/atlinin_turkusu.htm >, consultado en diciembre de 2015.] [ Links ]

Kaçamak, Sibel, “Gizli Emir-Melih Cevdet Anday”, Kunegond’un Penceresinden, 15 Ocak Cuma 2010 (15 de enero de 2010). [< [https://qunegond.wordpress.com/ >, consultado en diciembre de 2015.] [ Links ]

Kafka, Franz, Das Schloss, Fráncfort del Meno, S. Fischer, 1982. [ Links ]

Kafka, Franz, El castillo, tr. Miguel Sáenz, Barcelona, Debolsillo, 2010. [ Links ]

Karpat, Kemal, “The Turkish Left”, The Journal of Contemporary History, vol. 1, núm. 2, 1966, pp. 169-186. [ Links ]

Karpat, Kemal, “Turkish Democracy at an Impasse: Ideology, Party Politics, and the Third Military Intervention”, International Journal of Turkish Studies, vol. 2, núm. 1, 1983, pp. 1-43. [ Links ]

Keyder, Çağlar, “The Political Economy of the Turkish Democracy”, New Left Review, núm. 115, mayo-junio de 1979, pp. 3-44. [ Links ]

Kızılarslan, Yeliz, “27 Darbesi Kronologisi ve Yassıada Duruşmaları”, Bianet, 27 mayo de 2008. [< [http://bianet.org/bianet/bianet/107229-27-mayis-darbesi-kronolojisi-ve-yassiada-durusmalari >, consultado en mayo de 2017.] [ Links ]

Koelle, Peter Brampton, “The March Twelfth Novel: A Literary Response to the 12 March Coup d’État in Turkey”, tesis de doctorado en estudios del Medio Oriente y Asia, Universidad de Pensilvania, 1995. [ Links ]

Koelle, Peter Brampton, “The Rehabilitation of Adnan Menderes”, Journal of South Asian and Middle Eastern Studies, vol. 36, núm. 1, otoño de 2012, pp. 85-98. [ Links ]

Koelle, Peter Brampton, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, Journal of South Asian and Middle Eastern Studies, vol. 24, núm. 1, otoño de 2000, pp. 38-56. [ Links ]

Kurdakul, Şükran, Şairler ve Yazarlar Sözlüğü, Estambul, Yaylacık Matbaası, 1985. [ Links ]

Landau, Jacob, Radical Politics in Turkey, Leiden, Brill, 1974. [ Links ]

Molıère, La escuela de las mujeres, tr. José Marchena, Palencia, Simancas Ediciones, 2009. [ Links ]

Molıère, L’École des femmes, París, Éditions Gallimard, 2001. [ Links ]

Nacİ, Fethi, 100 Soruda: Türkiye’de Roman ve Toplumsal Değişme, Estambul, Gerçek Yayınevi, 1981. [ Links ]

Necatİgİl, Behcet, Edebiyatımızda İsimler Sözlüğü, Estambul, Varlık Yayınları, 1995. [ Links ]

Öz, Erdal, Yaralısın, Estambul, Can Yayınları, 1983. [ Links ]

Parıltı, Abidin, “Melih Cevdet’in Antiütopyası”, Radikal, 4 junio de 2015. [ Links ]

Pevsner, Lucille W., Turkey’s Political Crisis, Washington, Center for Strategic and International Studies, 1984. [ Links ]

Prince, Gerard Joseph, Narratology: The Form and Foundation of Narrative, Berlín, Mouton, 1982. [ Links ]

Sayılgan, Aclan, Türkiye’deki Sol Hareketler, 3a ed., Estambul, Otağ Yayınları, 1976. [ Links ]

Selçuk, İlhan, Cumhuriyet, 18 de marzo de 1971. [ Links ]

Sever, Çiğdem, “Geçmişle Hesaplaşmaya Bir Örnek: 12 MartRomanları”, Atılım Üniversitesi Elektronik Bülten Ankara, núm. 23, 17 de junio de 2011. [< [http://e-bulten.library.atilim.edu.tr/sayilar/2011-06/makale.html >, consultado en mayo de2017.] [ Links ]

Soysal, Sevgi, Şafak, Estambul-Ankara, Bilgi Yayınları, 1980. [ Links ]

Soysal, Sevgi, Yıldırım Bölge Kadınlar Koğuşu, Estambul-Ankara, Bilgi Yayınları, 1979. [ Links ]

Sülker, Kemal, Cumhuriyet, 17 junio de 1970. [ Links ]

Turan, İlter, “The Evolution of Political Culture in Turkey”, en Ahmet Ömür Evin (ed.), Modern Turkey Continuity and Change, Opladen, Leske-Budrich, 1984, pp. 84-112. [ Links ]

Türkeş, A. Ömer, “Romanda 12 Mart Suretleri ve ’68 Kuşağı”, Bi-rikim Dergisi, núm. 132, abril de 2000. [< [http://www.birikimdergisi.com/birikim-yazi/3278/romanda-12-mart-suretleri-ve-68-kusagi#.WSIoHmeGPIU >, consultado en mayo de 2017.] [ Links ]

“Türkiye’nin Cumhuriyeti Anayasası” [Constitución de la República de Turquía], Türk Anayasa Hukuku Sitesi, 1961. [< [http://www.anayasa.gen.tr/1961ay.htm >, consultado en mayo de 2017.] [ Links ]

Vasilocós, Vasilis, Z, Atenas, Sinora, 1996. [ Links ]

Velİ, Orhan, Bütün Şiirleri, Estambul, Can Yayınları, 1984. [ Links ]

Weıker, Walter W., The Turkish Revolution 1960-1961, Washington, Brookings Institute, 1963. [ Links ]

Zamiátin, Evgueni Ivánovich, , Nueva York, Izdatelstvo imeni Chekhova, 1952. [ Links ]

Zamiátin, Evgueni Ivánovich, Nosotros, tr. Alfredo Hermosillo y Valeria Artemyeva, Madrid, Cátedra, 2011. [ Links ]

Zürcher, Erik Jan, Turkey: A Modern History, Londres, I. B. Tauris, 1993. [ Links ]

1Melih Cevdet Anday (1915-2002) fue novelista, ensayista, dramaturgo, traductor y poeta. En particular, como poeta es conocido, junto con Oktay Rifat y Orhan Veli, por ser uno de los fundadores del “movimiento de lo extraño” (Garip Hareketi) de la poesía turca. Para más información, véase Behcet Necatigil, Edebiyatımızda İsimler Sözlüğü, Estambul, Varlık Yayınları, 1995, pp. 39-40; Şükran Kurdakul, Şairler ve Yazarlar Sözlüğü, Estambul, Yaylacık Matbaası, 1985, pp. 38-39; Orhan Veli, “Garip”, y “Garip İçin”, en Veli, Bütün Şiirleri, Estambul, Can Yayınları, 1984, pp. 183-194, 179-181.

2Melih Cavdet Anday, Gizli Emir, Estambul, Everest Yayınları, 2011. Véase Mustafa Aslan, “Mustafa Aslan’ın Melih Cevdet Anday Yazıları: Gizli Emir”, OkulBil TV, 9 de noviembre de 2011; Fethi Naci, 100 Soruda: Türkiye’de Roman ve Toplumsal Değişme, Estambul, Gerçek Yayınevi, 1981, pp. 411-416; Mustafa Çevikdoğan, “Bir Millet Emir Bekliyor!”, Yeni Şafak, 21 de octubre de 2011; Abidin Parıltı, “Melih Cevdet’in Antiütopyası”, Radikal, 4 de junio de 2015. Por esta novela, Anday fue galardonado con el Premio de Novela de la Radio y la Televisión Turca (Türk Radyo ve Televizyonu Roman Ödülü).

3Véase Cüneyt Arcayürek, Demirel Dönemi: 12 Mart Darbesi 1965-1971, Ankara-Estambul, Remzi Kitabevi, 1984; İsmail Cem, 12 Mart Tarih Açısından, Estambul, Cem Yayınları, 1980; Peter Brampton Koelle, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, Journal of South Asian and Middle Eastern Studies, vol. 24, núm. 1, otoño de 2000, pp. 38-56.

4Véase Ahmet Aliver, “Cultural Memory of the 1970s’ Turkish Political History. The Question of State-Sanctioned Torture and Imprisonment in the March 12th Novel ‘Yaralısın’”, Turkish Studies-International Periodical for the Languages, Literature and History of Turkish or Turkic, vol . 8, núm. 4, primavera de 2013, pp. 81-102; Murat Belge, “12 Mart Romanları”, en Belge, Edebiyat Üstünde Yazılar, Estambul, İletişim Yayınları, 2006, pp. 98-117; Peter Brampton Koelle, “The March Twelfth Novel: A Literary Response to the 12 March Coup d’État in Turkey”, tesis de doctorado en estudios del Medio Oriente y Asia, Universidad de Pensilvania, 1995; Naci, 100 Soruda…, op. cit., pp. 403-451; Çiğdem Sever, “Geçmişle Hesaplaşmaya Bir Örnek: 12 Mart Romanları”, Atılım Üniversitesi Elektronik Bülten Ankara, núm. 23, 17 de junio de 2011; A . Ömer Türkeş, “Romanda 12 Mart Suretleri ve ’68 Kuşağı”, Birikim Dergisi, núm. 132, abril de 2000.

5Parıltı, “Melih Cevdet’in Antiütopyası”…, op. cit.; Sibel Kaçamak, “Gizli Emir-Melih Cevdet Anday”, Kunegond’un Penceresinden, 15 Ocak Cuma 2010 (15 de enero de 2010).

6Véase Koelle, “The March Twelfth Novel”, op. cit., p. 93, y Gerard Joseph Prince, Narratology: The Form and Foundation of Narrative, Berlín, Mouton, 1982, p. 43.

7Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 1.

8Véase Arcayürek, Demirel Dönemi…, op. cit.; Feroz Ahmad, The Turkish Experiment in Democracy 1950-1975, Boulder, Westview Press, 1977.

9Véase Yeliz Kızılarslan, “27 Mayis Darbesi Kronolojisi ve Yassıada Duruşmaları”, Bianet, 27 de mayo de 2008; Walter W. Weiker, The Turkish Revolution 1960-1961, Washington, Brookings Institute, 1963, pp. 25-47.

10Lucille W. Pevsner, Turkey’s Political Crisis, Washington, Center for Strategic and International Studies, 1984, p. 31. Para el texto de la Constitución, véase <http://www.anayasa.gen.tr/1961ay.htm>, consultado en diciembre de 2015. Para una traducción en inglés de la Constitución, véase “Constitution of Turkey”, tr. Sadık Balkan, Kemal Karpat y Ahmet E. Uysal, Middle East Journal, vol. 16, núm. 1, 1962, pp. 15-38.

11Pevsner, Turkey’s Political Crisis, op. cit., p. 31.

12Ibid., p. 32.

13David Barchard, “The Intellectual Background to Radical Protest in Turkey”, en William Hale (ed.), Aspects of Modern Turkey, Londres, Bowker, 1976, p. 27.

14Véase Peter Brampton Koelle, “The Rehabilitation of Adnan Menderes”, Journal of South Asian and Middle Eastern Studies, vol. 36, núm. 1, otoño de 2012, pp. 94-97; Erik Jan Zürcher, Turkey: A Modern History, Londres, I. B. Tauris, 1993, pp. 254-256.

15DİSK pudo articular una posición militante, movilizar a la creciente clase trabajadora de una manera que nunca se había visto antes. Cem, 12 Mart Tarih Açısından…, op. cit., p. 366. De hecho, “[N]o el salario que pagaba el dueño, sino la propiedad misma era tema de discusión”. Henri Barkey, “Crises of Turkish Political Economy: 1960-1980”, en Ahmet Ömür Evin (ed.), Modern Turkey Continuity and Change, Opladen, Leske y Bundrich, 1984, p. 54.

16El proyecto de ley requería que los obreros que quisieran unirse a uno u otro sindicato acudiesen a un notario e hicieran una declaración formal de su solicitud para dejar el actual y cambiarse a otro. Kemal Sülker [secretario general de DİSK], Cumhuriyet, 17 de junio de 1970; Cem, 12 Mart Tarih Açısından…, op. cit., p. 337.

17Cumhuriyet, 17 de junio de 1970. Véase también Barkey, “Crises of Turkish Political Economy: 1960-1980”, op. cit., p. 54; Cem, 12 Mart Tarih Açısından…, op. cit., pp. 337-338.

18El escritor y columnista Oktay Akbal caracterizó las elecciones como “una caza de votos”. Cumhuriyet, 15 de octubre de 1969.

19Para un examen de la teoría de la oposición extraparlamentaria (parlamento dışı muhalefeti) de Çetin Altan, véase Jacob Landau, Radical Politics in Turkey, Leiden, Brill, 1974, p. 39.

20Koelle, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, op. cit., pp. 48-49.

21Arcayürek mantiene que Demirel era un comprometido demócrata liberal. Kemal Karpat contó que a Demirel le sorprendió saber que los soldados de la Guardia Nacional estaban apostados en el campus de la Universidad de Wisconsin. Karpat, “Turkish Democracy at an Impasse: Ideology, Party Politics and the Third Military Intervention”, International Journal of Turkish Studies, vol. 2, núm. 1, 1981, p. 14, nota 13. Para una opinión más equilibrada, véase Ahmad, The Turkish Experiment in Democracy 1950-1975, op. cit., pp. 190-191; Mehmet Ali Aybar, TİP Tarihi I, Estambul, BDS Yayınları, 1988, pp. 218-226, 241-246; Koelle, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, op. cit., p. 45.

22Esta alianza sirve de base a Bir Düğün Gecesi (Una noche de boda), de las Novelas del 12 de Marzo, de Adalet Ağaoğlu. Véase Ağaoğlu, Bir Düğün Gecesi, Estambul, Remzi Kitabevi, 1984.

23Ahmad, The Turkish Experiment in Democracy 1950-1975, op. cit., pp. 280-291; Çağlar Keyder, “The Political Economy of the Turkish Democracy”, New Left Review, núm. 115, mayo-junio de 1979, p. 27.

24Muhsin Batur, Üç Dönemin Perde Arkası: Anılar ve Görüşler, Estambul, Milliyet Yayınları, 1985, pp. 182-183.

25Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 31.

26Idem.

27Ibid., p. 12.

28Ibid., p. 13. Es probable que sea una referencia a Federico García Lorca, ya que Melih Cevdet Anday y Sabahattin Eyuboğlu hicieron una traducción al turco de “Canción del jinete” (Atlının Türküsü).

29Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 83.

30Ibid., p. 93.

31Ibid., p. 99.

32Ibid., p. 100. Molière, L’École des femmes, París, Éditions Gallimard, 2001. Para una traducción en castellano, véase Molière, La escuela de las mujeres, tr. José Marchena, Palencia, Simancas Ediciones, 2009.

33Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 106.

34Ibid., p. 108.

35Ibid., p. 109.

36Ibid., p. 112.

37Ibid., p. 113.

38Ibid., p. 116.

39Ibid., p. 182.

40Ibid., p. 183.

41Ibid., p. 116.

42Ibid., p. 117.

43Miguel Ángel Asturias, El señor presidente, Madrid, Cátedra, 1997.

44Center for the Study of Global Christianity, Christianity in Its Global Context 1970-2020. Society, Religion, and Mission, South Hamilton, Center for the Study of Global Christianity, 2013, p. 42.

45En la primera antiutopía, Nosotros, los personajes llevan el prefijo de una letra y un número; las mujeres con los números pares y los hombres con los impares. Véase Evgueni Ivánovich Zamiátin, , Nueva York, Izdatelstvo imeni Chekhova, 1952. Para una traducción en castellano, véase Nosotros, tr. Alfredo Hermosillo y Valeria Artemyeva, Madrid, Cátedra, 2011.

46Altındağ Belediyesi-The Muninicipality of Altındağ, “Altındağ’da Okuma yazma Bilmeyen Kadın Kalmayacak-No Illiterate Woman Will Be Left behind in Altındağ”, s.f.

47Para información general sobre las élites, véase Frederick Frey, “Patterns of Elite Politics in Turkey”, en George Lenczowsli (ed.), Political Elites in the Middle East, Washington, American Enterprise for Public Research, 1975, pp. 41-82; Frederick Frey, The Turkish Political Elite, Cambridge, MIT Press, 1965; İlter Turan, “The Evolution of Political Culture in Turkey”, en Ahmet Ömür Evin (ed.), Modern Turkey: Continuity and Change, Opladen, Leske-Budrich, 1984, pp. 84-112. Para información sobre las contraélites o las élites alternativas, véase Kemal Karpat, “The Turkish Left”, The Journal of Contemporary History, vol. 1, núm. 2, 1966, p. 169; Frey, The Turkish Political Elite, op. cit., pp. 345, 391.

48Véase supra nota 4.

49Kaçamak, “Gizli Emir-Melih Cevdet Anday”, op. cit.

50Samuel Beckett, En attendant Godot, París, Éditions de Minuit, 1952. Para una traducción en castellano, véase Esperando a Godot, tr. Ana María Moix, Barcelona, Tusquets, 2001.

51Vasilis Vasilicós, Z, Atenas, Sinora, 1996. Guadalupe Flores Liera acaba de terminar una traducción directa del griego al castellano de dicha obra de Vasilis Vasilicós. Juan Carlos Castellanos C., “Guadalupe Flores Liera traduce al español la novela griega Z”, Metaglossia: The Translation World, 28 de julio de 2015. Esta obra de Vasilicós se basa en el asesinato político del diputado parlamentario Grigoris Lambrakis en Salónica en 1963. La novela se publicó en 1967 y la película se produjo en 1969, dirigida por Costa-Gavras con guión de Jorge Semprún.

52Anday, Gizli Emir, op. cit., pp. 10-11.

53Ibid., p. 66.

54Ibid., p. 83.

55Aclan Sayılgan, Türkiye’deki Sol Hareketler, 3a ed., Estambul, Otağ Yayınları, 1976, pp. 492-493, 496. Dos obras de la corriente de la Novela del 12 de Marzo, ambas de Sevgi Soysal: Yıldırım Bölge Kadınlar Koğuşu (El bloque femenino de la cárcel del distrito de Yıldırım) [Estambul-Ankara, Bilgi Yayınları, 1979] y Şafak (Amanecer) [Estambul-Ankara, Bilgi Yayınları, 1980] captan bien los conflictos entre un grupo de prisioneras izquierdistas encarceladas en la Operación Almádena (Balyoz Harekâtı) después del golpe del 12 marzo de 1971. Véase Cumhuriyet, 25 abril, 1971; Koelle, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, op. cit., pp. 53-54.

56Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 75.

57Ibid., p. 91. En la Novela del 12 de Marzo de Erdal Öz, Yaralısın [Estás lastimado], Estambul, Can Yayınları, 1983, todos los prisioneros no políticos de la cárcel llevan solamente el nombre de “Nuri”.

58Aslan, “Mustafa Aslan’ın Melih Cevdet Anday Yazıları: Gizli Emir”, op. cit.; Kaçamak, “Gizli Emir-Melih Cevdet Anday”, op. cit.

59Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 124.

60Ray Bradbury, Fahrenheit 451, Nueva York, Simon & Schuster, 1993. Para una traducción en castellano, véase Ray Bradbury, Fahrenheit 451, tr. Francisco Abelenda, Barcelona, Grupo Planeta, 2010.

61Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 92.

62Ibid., p. 192.

63Franz Kafka, Das Schloss, Fráncfort del Meno, S. Fischer, 1982. Para una traducción en castellano, véase Franz Kafka, El castillo, tr. Miguel Sáenz, Barcelona, Debolsillo, 2010.

64Aziz Nesin (1915-1995), cuentista, novelista, dramaturgo, ensayista y activista político, es una de las figuras más destacadas de las letras turcas del siglo XX. Es conocido en particular por sus obras de sátira. Véase Necatigil, Edebiyatımızda İsimler Sözlüğü, op. cit., pp. 243-245; Kurdakul, Şairler ve Yazarlar Sözlüğü, op. cit., pp. 451-453.

65Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 224.

66Ibid., p. 147.

67Ibid., p. 145.

68Ibid., p. 188. Para el lector turco, la frase “Düşünüyorsam, ben varım” significa más o menos lo mismo que la célebre locución “Düşünüyorum, öylese varım” (Je pense, donc je suis. Pienso, luego existo) de René Descartes (Discours de la méthode, París, GF-Flammarion, 1966, p. 60. Para una traducción en castellano, véase Descartes, Discurso del método, tr. Eduardo de Bello Reguera, Madrid, Tecnos, 2003).

69Anday, Gizli Emir, op. cit., p. 262.

70Ağaoğlu, Bir Düğün Gecesi, op. cit.

71Çetin Altan, Büyük Gözaltı, Ankara, Bilgi Basımevi, 1972.

72Véase Ahmad, The Turkish Experiment in Democracy 1950-1975, op. cit., p. 288; Koelle, “The Inevitability of the 1971 Turkish Military Intervention”, op. cit., p. 53; İlhan Selçuk, Cumhuriyet, 18 marzo, 1971; Cumhuriyet, 13-15 de marzo de 1971.

73Véase supra nota 55.

Recibido: 06 de Mayo de 2016; Aprobado: 27 de Febrero de 2017

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons