SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.5 número2Los roedores de Jalisco, México: clave de determinación índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Therya

versão On-line ISSN 2007-3364

Therya vol.5 no.2 La Paz Ago. 2014

http://dx.doi.org/10.12933/therya-14-220 

In Memoriam: Dra. Gloria Luz Portales Betancurt (1963-2014)

 

Yolanda Hortelano-Moncada1, Ena E. Mata-Zayas2, María del Carmen Uribe Arrazábal3, Fernando A. Cervantes1, John W. Laundre4, Alberto González Romero5, Jorge López Portillo Guzmán5, Irene Pisanty Baruch6, Consuelo Lorenzo7, Héctor Rángel8, Ariadna I. Marín Sánchez9, María Ventura Rosas Echeverría10, Xóchitl Aguilar Miguel11, María del Pilar Ramos Godínez12, Claudia Ballesteros-Barrera13, Ma. Teresa Espino Chávez14, Enrique Pérez Cárdenas12, Enrique Martínez Meyer1, Gerardo Sánchez-Rojas15, Jorge A. Portales16, Ma. Magdalena Portales16, y Fernando Juárez17

 

1 Departamento de Zoología, Instituto de Biología, UNAM. Tercer Circuito Ext. S/N. Junto a Jardín Botánico. Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán. Apdo. Postal 70-153. México D. F. E-mail: yolahm@ib.unam.mx (YHM), E-mail: fac@ib.unam.mx (FAC), E-mail: emm@ib.unam.mx (EMM).

2 Laboratorio de Ecología del Paisaje y Cambio Global. División Académica de Ciencias Biológicas. Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. Carretera Villahermosa-Cárdenas Km 0.5 S/N. Entronque a Bosque de Saloya. C.P. 86150. Villahermosa, Tabasco. E-mail: ena.mata@ujat.mx; ena.matazayas@gmail.com (EMZ).

3 Laboratorio de Biología de la Reproducción, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México, E-mail: mari3uribe3@gmail.com (MCUA).

4 Rice Creek Field Station, Department of Biological Science. SUNY-Oswego, Nueva York, 14048, EE.UU. E-mail: john.laundre@oswego.edu (JWL).

5 Instituto de Ecología (INECOL), A. C. Carretera Antigua a Coatepec km2.5 No. 351, Congregación El Haya. C. P. 91070 Xalapa, Veracruz, México E-mail: alberto.gonzalez@inecol.mx (AGR), jorge.lopez.portillo008@gmail.com (JLPG).

6 Departamento de Ecología y Recursos Naturales, Facultad de Ciencias .Universidad Nacional Autónoma de México, Circuito Exterior S/N, Delegación Coyoacán, C.P. 04510 Ciudad Universitaria, D. F. México. E-mail: ipisanty170@gmail.com (IPB).

7 Departamento de Ecología y Sistemática Terrestres, El Colegio de la Frontera Sur. Carretera Panamericana y Periférico Sur s/n, San Cristóbal de Las Casas 29290, Chiapas, México. E-mail: clorenzo@ecosur.mx (CL).

8 Dirección de Evaluación y Seguimiento, Subdirección de Planeación Operativa y Evaluación Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, CONANP. Camino al Ajusco No. 200, Col. Jardines en la Montaña, Delegación Tlalpan. México D.F. C.P. 14210. E-mail: hector.rangel@conanp.gob.mx (HR).

9 Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, Liga Periférico - Insurgentes Sur, Núm. 4903, Col. Parques del Pedregal, Delegación Tlalpan, 14010, México, D.F. E-mail: ariadna_marin_sanchez@hotmail.com (AIMS).

10 Escuela de Estudios Superiores Jojutla, Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Av. 18 de Marzo No. 617, C.P. 62 900, Jojutla, Morelos, México. E-mail: mvrosase@gmail.com (MVRE).

11 Universidad Autónoma del Estado de México. Paseo Universidad #100, Universitaria, 50130 Toluca de Lerdo, Estado de México, México, E-mail: sxaguilar@gmail.com (XAM).

12 Instituto Nacional de Cancerología. Av. San Fernando No. 22, Col. Sección XVI Delegación Tlalpan, C.P. 14080 México, D.F. E-mail: pilyrg@gmail.com (MPRG), epc_incan@yahoo.com.mx (EPC).

13 Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, División de Ciencias Biológicas y de la Salud, Departamento de Biología. Apartado Postal 55-535. C.P. 09340, México, D. F. México E-mail: bbc0711@gmail.com (CBB).

14 TEO, Consultoría Ambiental S. C. Retorno 801 Num. 34. Col. El Centinela. Del Coyoacán, C. P. 04450, México, D. F. E-mail: administrador@teoconsultoria.com.mx (MTEC).

15 Centro de Investigaciones Biológicas. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Carretera Pachuca-Tulancingo Km 4.5, Col. Carboneras. Mineral de la Reforma, Hidalgo 42184, México. E-mail: gerardo.sanchezrojas@gmail.com (GSR).

16 Datagard S.A. de C.V, Otomíes #38, Col. Obrera, Delegación, Cuauhtémoc México D F. C P 06800. E-mail: jportales@datagard.com.mx (JAP), nuria_amor@hotmail.com (MMP).

17 Facultad de Ciencias (Alumno), UNAM, Av. Universidad 3000, Circuito Exterior S/N,Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, D.F. ohgami_@hotmail.com (FJ).

 

 

 

Gloria Luz Portales Betancourt, nació en la Ciudad de México el 13 de abril de 1963. En 1982 inició la carrera de Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM, desde entonces, como muchos, se enamoró para siempre de su Alma Mater. En el año de 1989 se tituló con la tesis: "Contribución al estudio histológico del útero no preñado y de la placenta en tres etapas de la gestación de la cabra (Capra hircus), bajo la asesoría de la Dra María del Carmen Uribe Aranzábal, quien siempre fue un gran pilar, ejemplo y guía para Gloria.

Antes de continuar con sus estudios de posgrado, ocupó el puesto de Bióloga en el Laboratorio de Inmunohistoquímica en Patología del Instituto Nacional de Cancerología, de 1988 a 1995. También fue Ayudante de Investigador "B" en el Laboratorio de Biología de la Reproducción, del Departamento de Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM, de mayo 1989 a enero de 1998.

En 1995 inicia sus estudios de maestría en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, de la UNAM, esta vez con lagomorfos, grupo que sería su gran pasión hasta el último momento. Obtuvo el grado de Maestra en Producción Animal (en Reproducción Animal) en 1997, con el tema "Estudio histológico comparado del ovario y la vagina del conejo Sylvilagus floridanus y de las liebres Lepus callotis y Lepus flavigularis (Mammalia: Lagomorpha), bajo la asesoría de los doctores María del Carmen Uribe Aranzábal, Fernando A. Cervantes Reza y Javier de Jesús Valencia Méndez (Portales-Betancourt et al., 2010). Ese mismo año ingreso al Doctorado en Ciencias Biológicas en la Facultad de Ciencias de la UNAM, con el proyecto "Reproducción y abundancia de la liebre Lepus californicus en la Reserva de la Biosfera Mapimí, en el desierto Chihuahuense, México", obteniendo el grado en Marzo de 2006. Esta vez bajo la dirección de Fernando A. Cervantes, y con la asesoría de Lucina Hernández, ambos muy importantes en la vida académica y personal de Gloria. Como parte de su formación de doctorado, obtuvo una beca para realizar una estancia de investigación en la Estación Biológica de Doñana, (C.S.I.C.) en Sevilla, España, durante un año (enero a diciembre de 1998).

Si bien sus intereses de investigación tenían que ver principalmente con el conocimiento y conservación de los lagomorfos (Cervantes et al., 1999, 2006; Uribe y Portales-Betancourt, 1994; Hernández et al., 2011; Portales-Betancourt et al., 2012; Uribe et al., 1996), también incluían temas de ecología de poblaciones de mamíferos, biodiversidad, así como conservación y gestión de recursos naturales (Portales-Betancourt, 2007; Portales-Betancourt et al., 2009). Gloria realizó dos estancias postdoctorales en el Laboratorio de Recursos Naturales, UBIPRO: Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM, bajo la dirección del Dr. Oswaldo Téllez, con los proyectos, "Identificación de Sitios Prioritarios de Conservación de las especies de mamíferos en la Reserva de la Biosfera de Mapimí" (marzo de 2008 a febrero de 2009) y "Selección de Áreas Prioritarias de Conservación en el Desierto Chihuahuense" (marzo de 2009 a febrero de 2010).

Desde sus inicios como docente mostró siempre responsabilidad y entrega por lo que fue muy querida por sus alumnos. Impartió más de 20 cursos (de Histología, Botánica, Biología de la reproducción, Biodiversidad, Biología general, y Ecología y turismo alternativo) en las carreras de Biología, Ciencias de la Tierra y Geografía de la UNAM, de Biología en la Universidad Autónoma de México, y de Turismo en el ISEC. Mientras que a nivel Posgrado, Diplomados y Especialidades impartió 11 cursos. Asesoró dos tesis de maestría y fue sinodal en 14 comités de evaluación de tesis de Licenciatura y dos de Maestría.

Además de impartir clases, trabajo en CONABIO en la Dirección Técnica de Evaluación de Proyectos como analista de proyectos, de mayo a octubre del 2001. Posteriormente, ocupo el cargo de Subdirectora de Conservación de Hábitat de la Dirección General de Investigación de Ordenamiento Ecológico y Conservación de Ecosistemas en Instituto Nacional de Ecología (ahora INECC) de Noviembre de 2001 a diciembre de 2006, en donde trabajo bajo la dirección de Ariel Rojo y Eduardo Peters.

Presentó alrededor de 30 ponencias en diferentes foros nacionales e internacionales, y participó en al menos otras 17 por invitación, con temas principalmente relacionados con el conocimiento de los lagomorfos, así como conservación de recursos naturales. Además, participó en 8 seminarios nacionales e internacionales, relacionados con temas de mamíferos, biodiversidad, y prioridades de conservación. Publicó más de 18 trabajos, tanto en revistas nacionales e internacionales y capítulos de libros, que incluían trabajos de investigación básica, aplicada y de divulgación.

Fue miembro activo de la Asociación Mexicana para la Conservación y Estudio de los Lagomorfos, A. C. (AMCELA), de la cual fue presidenta durante marzo de 1999 a febrero de 2002. Siempre lo hizo, con mucha dedicación y compromiso, compartido con Fernando Cervantes, Jesús Martínez, José Bernal, Patricia Reyes, Héctor Rangel, Juan Pablo Ramírez, Mario Castañeda, Alejandro Velázquez, Julieta Vargas, Francisco Romero entre muchos otros.

Trabajo entusiastamente en la organización de 25 eventos. entre reuniones científicas, conferencias, talleres y cursos; ejemplo de ello es el Taller Internacional para la Conservación de los Lagomorfos Mexicanos en Peligro de Extinción, realizado en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, organizado por la Asociación Mexicana para la Conservación y Estudio de los Lagomorfos, A. C., y la Unión Internacional para la Conservación de la naturaleza, UICN-The World Conservation Union y el Conservation Breeding Specialist Group en enero de 1996. Así como el Primer Seminario Nacional sobre Tierras Silvestres, organizado por la Dirección de Conservación de los Ecosistemas, del INE en 2005. Fue invitada a formar parte de "Lagomorph Specialist Group" y la "Survival Species Commision" de la "International Union for the Conservation of Nature", de las cuales formó parte desde 1998. Además, fue miembro fundador del Subcomité Técnico Consultivo Nacional para la Conservación de los Lagomorfos Mexicanos, constituido en noviembre del 2000, en el Instituto Nacional de Ecología.

Participó activamente en actividades de divulgación científica, publicó cinco ensayos y trabajos relacionados con las liebres, historia natural de la Ciudad de México, recursos naturales, entre otros. Por su gran dedicación y disciplina, formo parte de 11 comités editoriales, entre los que destacan la revisión técnica de la traducción al español de la 11a y 12a edición de la obra Biología. La Unidad y la diversidad de la vida de Cecie Starr y Ralph Taggart. CENAGE age Learing Editores, S. A. de C. V., obra en la cual también participo (Portales-Betancourt, G. 2008a, 2008b): También revisó el libro "Historias del Pastizal: La liebre de Tehuantepec", editado por ECOSUR, CONABIO, OIKOS (Lorenzo et al. 2009).

En cada una de las etapas académicas, siempre se dio tiempo para realizar actividades deportivas, le gustaba nadar, andar en bicicleta, hacer yoga y caminata, le encantaba bailar, ir a conciertos, museos y viajar. También le gustaban los perros, disfruto hasta que pudo a Danna, su perrita. Tenía además la facilidad de hacer amistades en todos los lugares y fue una excepcional hija, hermana y tia.

Tristemente, después de casi dos años de dar una batalla ejemplar contra el cáncer, Gloria falleció en la Ciudad de México el 9 de agosto de 2014. A pesar de todos los pronósticos luchó con gran entereza, fortaleza y conciencia. Sin embargo, fue finalmente vencida, dejando a todos sus amigos y familiares con un profundo dolor en el corazón. Como homenaje a su trayectoria académica y en su recuerdo, se elaboró este escrito, en donde a pesar de la tristeza y premura de la convocatoria, la respuesta de sus colegas y amigos fue muy generosa. Prueba de ello son las notas que se presentan a continuación, que da cuenta no solo de la excelente bióloga que fue, sino también de una gran amiga, colega y mujer.

A mí querida Gloria: Tuve el enorme privilegio de compartir muchos momentos de la vida académica con Gloria. Fue mi alumna en Licenciatura, en la Facultad de Ciencias de la UNAM; le dirigí sus Tesis: Profesional y de Maestría; y participó varios años como ayudante de profesor en mi Laboratorio. En todas estas experiencias, el entusiasmo de Gloria para asumir el proyecto de trabajo, su gran sentido de responsabilidad, su delicadeza en el manejo técnico y su profundidad en el análisis teórico fueron siempre su actitud, siempre una excelente estudiante. Trabajó con todo ánimo y dedicación el análisis de la histología de vertebrados, en particular el estudio de los tejidos comprendidos en los órganos de los sistemas reproductores y sus procesos cambios durante las fases de reproducción. Entre esta temática se dedicó a analizar las formas de desarrollo de los mamíferos durante su fase de gestación y las relaciones que establecen los tejidos maternos y embrionarios. Realizó un análisis muy completo de la estructura microscópica de la placentación. A partir de esta perspectiva, posteriormente, integró su interés por el estudio de Lagomorfos y profundizó en particular en el sistema reproductor femenino de diversas especies y sus cambios cíclicos. Todos aquellos momentos de trabajo compartidos serán siempre un hermoso recuerdo, su calidad humana, tan digna y respetuosa, tan amable y cuidadosa, su gran sensibilidad al conocimiento y conservación de la naturaleza serán siempre estímulo y lección para seguir adelante. Mi querida Gloria, siempre estarás en mi corazón.

 

María del Carmen Uribe Aranzábal
(Facultad de Ciencias, UNAM)

Recuerdos de Gloria: Me es muy grato recordar a una persona como Gloria, es algo especial. No cabe duda que por sus características como individuo, como mujer y como profesionista todos guardamos un gran respeto y un bello recuerdo de ella.

Tuve la oportunidad de conocerla a principios de la década de 1990. En aquellos años nos reuníamos un grupo de personas interesadas en la conservación de fauna silvestre, particularmente interesados en el estudio y protección del conejo zacatuche (Romerolagus diazi). Era evidente en Gloria que su pensamiento conservacionista había sido positivamente influenciado por su interacción con algunos destacados colegas veterinarios. Uno de ellos, el Dr. Javier Valencia, quien inclusive había fungido como uno de sus asesores de tesis nivel licenciatura. Desde ese momento conocí la evidente preocupación de Gloria por el destino de especies animales mexicanas en riesgo de extinción. Inclusive, unos 10 años más tarde, en 1999, Gloria cosechó uno de sus frutos académicos producto de su participación en acciones de conservación y que fue convertirse en la dirigente máxima de la Asociación Mexicana para la Conservación y Estudio de los Lagomorfos, A. C., organización mexicana reconocida internacionalmente por su interés y trabajo a favor del estudio y conservación de los conejos y liebres silvestres de México. La conducción de esa organización le proporcionó a Gloria la amistad y reconocimiento personal y profesional de muchas personas, y desde luego también, la envidia sana de algunas que hubieran querido tener la capacidad que ella mostraba en ese momento.

Asimismo, hay que destacar la valiosa influencia que tuvo la Dra. María del Carmen Uribe en la formación académica de Gloria. La Dra. Uribe le heredó conocimiento y entusiasmo por los estudios histológicos de los animales. Vale la pena mencionar que posteriormente este enfoque le permitió a Gloria combinar información para trabajar en la histología de especies en riesgo de extinción como una línea de investigación original necesaria para contar con más información en la toma de decisiones en conservación.

Gloria fue una enamorada del aprendizaje de la biología de las liebres silvestres mexicanas, particularmente las especies amenazadas, por lo que se ella posteriormente se adhirió exitosamente a los esfuerzos de conservación de estos mamíferos privilegiando la utilización de técnicas histológicas con gran interés. Desde entonces conocí y aquilaté los principales atributos de Gloria como persona y como profesional de la biología.

Desde un poco antes de 1995 quedé gratamente impresionado por Gloria, pues tuvimos la oportunidad de efectuar trabajo de campo relacionado con su tesis de Maestría y pude reconocer en ella a la estudiante con mucho interés por su proyecto de investigación, muy activa y de una iniciativa admirable, cualidades que siempre mantuvo y que caracterizaron el inicio de su tesis de doctorado hasta la obtención del grado académico correspondiente en el año 2006. En relación a esto, recuerdo con agrado también la experiencia de Gloria en 1998 en el viejo continente como parte de su formación doctoral al llevar al cabo una estancia de investigación en Portugal y España. En esa ocasión Gloria demostró a su comité tutorial del doctorado su gran capacidad para planear, desarrollar y terminar una propuesta de trabajo académico. Ella estaba en pleno crecimiento intelectual.

Pero a la par de estas experiencias, fue muy satisfactorio también reconocer en ella al individuo que con orgullo y seguridad en sus decisiones siempre mostró su personalidad, esto es, a la mujer de gran fuerza moral, física, e intelectual. Era admirable que lo mismo ella podía transitar sola o acompañada por diversos caminos de su ambiente académico o de su vida personal, condición envidiable por algunas personas que la llegaban a conocer. Asimismo, ella destacaba por mostrar un carácter amable y siempre alegre que contagiaba al transmitir su estado de ánimo de manera honesta. Varias personas recordamos que durante faenas duras y difíciles del trabajo de campo, ella siempre era un aliciente para no perder la paciencia y el buen humor. Inclusive, era una persona que se acomodaba fácil y rápidamente a condiciones precarias de alojamiento y de disponibilidad de alimento apropiado para el equipo de trabajo.

Todas estas cualidades le permitieron a Gloria ir cultivando una buena amistad con la comunidad del Laboratorio de Mastozoología del Instituto de Biología, UNAM, lo mismo que una relación de trabajo exitosa y productiva con todos. Gracias a esto, nunca tuve la menor duda de que ella se estaba transformando en un profesionista que asimilaba conocimientos rápidamente y acumulaba experiencia notablemente, lo que se traducía en el exitoso avance de su formación académica. Ella gustaba de generar acciones y productos académicos en materia de conservación que involucraban a sectores del gobierno federal, como reuniones académicas y mesas de trabajo, entre otras, y que llamaban la atención proveniente de una estudiante de posgrado.

Gloria viajaba con el grupo de Mastozoología a todo lugar natural donde hubiera liebres o conejos. Esto permitió a muchas personas convivir con ella bajo diversas circunstancias en las salidas de campo. Por ello siempre resultará agradable recordar situaciones como la travesía desde tierra firme en la Península de Baja California a diversas islas con Gloria hecha un ovillo en un rincón del bote por su afición a dormir para no padecer el rigor de las travesías. Similarmente, resulta grato recordar a Gloria haciendo lo imposible por comer a diario un yogurt a las 3 a. m. en los lomeríos de Michoacán y Jalisco en búsqueda de liebres y conejos. Son vivencias inolvidables.

Su doctorado no fue menos admirable. Tuve la oportunidad de compartir con ella la aventura académica de diseñar y llevar al cabo un proyecto de investigación donde ella sería la responsable de su conclusión. Me sentía entusiasmado de presenciar que ella era una estudiante que estaba alcanzado una formación y maduración académicas pocas veces vista. Tengo el grato recuerdo de haber pasado con ella largos ratos de día y noche, algunos bajo días cálido secos y otros bajo lluvia torrencial en los terrenos de la Estación de la Reserva de la Biosfera de Mapimí, en Durango, disfrutando a las liebres, a los conejos y al desierto en su conjunto. Cuando pienso en Gloria y la recuerdo ahí parada en el salón de exámenes de posgrado, emocionada y triunfal, presenciando la lectura de la obtención de su grado de doctorado, mi corazón se llena de alegría y satisfacción de ver en ella las cualidades que son de inmenso valor para un estudiante de posgrado que desea culminar sus estudios y de una persona que desea abrirse paso por la vida. En todo momento, era claro que Gloria era una profesionista respetada y admirada.

Gloria ahora se ha adelantado en el camino, pero su recuerdo y sus obras materiales han dejado huella imborrable de su paso. Personas como ella impactan favorablemente nuestra sociedad y nuestras vidas, por eso la vamos a extrañar físicamente, pero la llevaremos en nuestra mente y corazón. Gracias Gloria por conocerte, aprender de ti y compartir experiencias de esta vida. Nos veremos de nuevo.

 

Fernando A. Cervantes
(Instituto de Biología, UNAM)

Conocí a Gloria en el desierto de Mapimí como estudiante de mi difunta esposa y compañera en la ciencia, Lucina Hernández. Gloria estaba trabajando en su doctorado con las liebres y la recuerdo como una investigadora entusiasta y capaz. Su amor por el trabajo, el desierto, y la vida era evidente y nos inspiró a todos. A lo largo de su breve carrera, Gloria esperaba trabajar en su campo elegido de la ciencia y sumar a nuestra comprensión del mundo natural de México. Yo sé que ella había esperado para si una larga y productiva carrera y se entristeció cuando supo de su enfermedad. Con la pérdida de la Gloria, México ha perdido otro científico prometedor y yo he perdido otra amiga. Ella será extrañada por todos.

 

John W. Laundre
(Department of Biological Science, SUNY-Oswego)

Gloria, fue una persona a la que quise mucho, a pesar de convivir mucho tiempo y de platicar por mucho rato, me doy cuenta que no la conocí mucho, pero especialmente guardo en mi memoria y siempre lo recordábamos, aquellas largas caminatas en el desierto Chihuahuense cazando liebres y conejos para su tesis. En esos parajes tan calmados, nos sentábamos a descansar a la hora del sol más caliente cuando ni las lagartijas se asomaban en la sombra de algún mezquite y platicábamos mucho, de todo, pero terminábamos arreglando el mundo porque ella fue una gran soñadora.

Platicábamos mucho también sobre la fauna sobre perros, un animal al que ambos admiramos mucho, en fin ahora que ya no está ella y que también se nos fue otra querida amiga Lucina Hernández, definitivamente Mapimí y México perdieron a dos grandes mujeres, descansen en paz Gloria que seguramente ya se encontró con su gran amiga Lucina y estarán arreglando el mundo como siempre. Las extraño mucho.

 

Alberto González-Romero
(Instituto de Ecología, A. C.)

Conocí a Gloria hace 18 años, cuando iniciábamos el grupo de estudios ecológicos a largo plazo de la Reserva de la Biósfera de Mapimí. Gloria se integró rápidamente con su tesis de doctorado por la UNAM dirigida por Lucina Hernández y Fernando Cervantes sobre los patrones reproductivos de Lepus californicus y su relación con la disponibilidad de biomasa vegetal, publicado en Therya en 2012. El amor de Gloria casi excesivo por sus sujetos de estudio lo coronó al presidir la Asociación Mexicana para la Conservación y Estudios de los Lagomorfos. Fue también una excelente compañera de campo, siempre colaborando con gusto y espíritu constructivo. Para los que trabajamos en Mapimí, la pérdida de Gloria es un golpe muy fuerte que se une al deceso hace menos de un año, también por cáncer, de nuestra querida Lucina Hernández y el de Adalberto "el Chuca" Herrera. Sin ellas y él, el desierto chihuahuense está, hoy por hoy, empobrecido.

 

Jorge López Portillo Guzmán
(Instituto de Ecología, A. C.)

Gloria Portales era una persona poco común. Era risueña como pocas, y su risa clara era contagiosa. Era también sumamente seria cuando de cosas serias se trataba. Caminaba, como pocas personas, por una tensa y delgada línea recta, como hacen quienes tienen a la integridad y a la rectitud como norma única de vida. Caminaba así, como equilibrista, natural y gozosamente, no sabía hacerlo de otra manera y siempre le sorprendía cuando alguien no lo hacía así. Gloria no conocía medias tintas, no entendía ni en el trabajo ni en los afectos el ni fú ni fá. Ella, que tanto sabía, no sabía decir "me vale". Gloria, con su pelo largo, con su guapura y con su belleza interna, no podía estar medio interesada, siempre tenía un interés apasionado que la llevaba desde a meterse en todos -sí, todos-los detalles de las liebres que tanto amó hasta a dejar el alma en su trabajo, ya fuera de gestión, de investigación o de docencia. Ella no dejaba de pensar en sus pasiones nunca, nunca las sentía como una carga, las percibía, al igual que a sus afectos, como la vida misma. Con su peculiar manera de pronunciar la "s", con su singular manera de reírse, con su alegría, con su entrega y, al final, con su ejemplar dignidad y entereza, hubiera dejado un camino de luz siempre, así su vida no se hubiera interrumpido tan prematuramente.

 

Irene Pisanty
(Facultad de Ciencias, UNAM)

Recuerdos de una gran compañera: Los recuerdos que tengo de Gloria son muy gratos, fue una mujer muy alegre, sonriente y dispuesta a ayudar en cualquier momento. Nos conocimos en el Instituto de Biología de la UNAM como estudiantes, cuando ella estaba trabajando en su tesis de maestría y yo en la de doctorado. Su amor por los lagomorfos nos unió y permitió que realizáramos juntas algunas salidas al campo a inicios de la década de los 90s a diferentes estados de la República Mexicana, para "corretear" a las liebres y los conejos. Le fascinaba la reproducción de estos animales y la histología comparada, de ahí que su tesis de maestría en ciencias tratara sobre la histología comparada de ovario y vagina de conejos y liebres. Fue una mujer muy activa académicamente, preocupada por la conservación de los lagomorfos, organizó exitosamente en 1996 el Taller Internacional para la Conservación de los Lagomorfos Mexicanos en Peligro de Extinción, realizado en la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, con apoyo internacional de la IUCN (International Union for the Conservation of Nature).

Aunque yo resido fuera de la ciudad de México desde 1997, y nuestras vidas tomaron caminos diferentes, siempre supe de ella a través de las actividades que llevaba a cabo, por ejemplo, fue muy importante su presencia en la Asociación Mexicana para la Conservación y Estudio de los Lagomorfos, A. C. (AMCELA), la cual dirigió exitosamente de 1999 a 2002. Siempre estuvo atenta y preocupada para que esta asociación funcionara lo mejor posible. En algún momento, mando hacer unos zacatuches de hule espuma y playeras con estampados de lagomorfos mexicanos para obtener fondos para la asociación y dar a conocer a un público general, a los lagomorfos mexicanos y su papel en el ecosistema. Posteriormente, tuve el honor de que Gloria, en 2009, llevara a cabo, a petición de la CONABIO, la revisión técnica del libro: Historias del Pastizal: La liebre de Tehuantepec, escrito por colegas y la que suscribe; sus comentarios nos ayudaron mucho para que la obra mejorara sustancialmente. Fue una excelente colaboradora en el 2012, cuando la invité como editora asociada, a participar en el fascículo especial de Therya sobre los lagomorfos mexicanos; estuvo siempre en contacto, abierta a las sugerencias y atenta a todos mis comunicados. Gracias querida Gloria por los momentos vividos a tu lado, tu recuerdo perdurará por siempre. Con mucho cariño.

 

Consuelo Lorenzo Monterrubio
(El Colegio de la Frontera Sur)

Estimada Gloria Luz, donde te encuentres sólo espero que estés bien, tranquila, en paz y armonía contigo misma. Te recuerdo en aquellos ayeres con AMCELA y todas las vicisitudes que pasamos con los compañeros y compañeras, con enojos y alegrías, con el arduo trabajo y en convivencias, en los que siempre mostrabas tu profesionalismo y tu alegría que a veces nos ocultabas, pero que personalmente sabía que siempre estabas ahí. Te agradezco los grandes momentos de acercamiento y de compartir vivencias, te extiendo una disculpa por los fallos que no pude enmendar y te mando un abrazo sincero doquiera que estés. Con cariño y siempre recordando los mejores momentos.

 

Héctor Rangel Cordero
(Comisión Nacional de Áreas Protegidas, SEMARNAT)

Conocer a Gloria Portales en la Colección de Mamíferos, fue el principio de un largo y maravilloso camino de andar entre gavetas, análisis de laboratorio y trabajo de campo, todo a partir del imponente desierto de la Reserva de la Biósfera de Mapimí. Siempre amable conmigo, receptiva y sobre todo abierta a compartir, enseñar, debatir, analizar y cuestionar todo a nuestro alrededor, parte enriquecedora de mi formación académica, pero también en asuntos de la vida cotidiana, en la recuperación compartida de ciclos que se cierran y nuevos por abrir. Amiga has sido una Luz importante en ese pedacito de historia compartida, has sido un ejemplo de lucha, de fortaleza y de nunca darse por vencido a pesar de la adversidad, por todo eso muchas gracias, has alcanzado la Gloria, hasta siempre.

 

Ariadna I. Marín Sánchez
(Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad)

Gloria, amiga, contigo aprendí y conocí la verdadera amistad ya que de ti siempre tuve apoyo incondicional, respeto y sobre todo mucho amor. Siempre me apoyaste en momentos difíciles. Fuiste para mí un ejemplo de guerrera, de mujer que convierte sus sueños en realidad, de lograr las metas que una se propone. Gracias amiga, por ser un ser humano excepcional, por enseñarme tantas y tantas cosas, por ser una gran maestra, por todo tu amor, pero sobre todo por coincidir conmigo en esta vida. Sabes fue un placer.

 

María Ventura Rosas Echeverría
(Universidad Autónoma del Estado de Morelos)

Gloria Luz, una luz para todos aquellos que eran sus amigos, era muy fácil para ella hacer amigos, compartía siempre todo lo que tenía, su tiempo "claro de una manera muy programada como era ella", pero se daba tiempo para estar con los amigos en momentos difíciles a veces nada agradables, los momentos importantes y divertidos.

Compartía su casa para estudiantes, que no vivían en el Distrito Federal, así como libros, artículos, conocimientos, dando conferencias casi siempre no remuneradas y a veces aunque se tuviera que desplazar a muchos kilómetros de distancia, no importando el gasto que esto representaba, el amor que tenía por su familia, amigos, compañeros, alumnos, siempre será recordado porque de muchas maneras lo expresó y lo sentimos de verdad, por eso y muchas cosas más, siempre recordare a mi gran amiga.

 

Xóchitl Aguilar Miguel
(Universidad Autónoma del Estado de México)

Para Glo: No sé cómo iniciar, pero les diré como le decía a mi querida amiga: no es que seas bonita por fuera lo que pasa es que eres tan bonita por dentro que se te sale por los poros y eso es lo que reflejas. Yo creo, que se notaba en sus ojos con esa luz interna tan especial que tenía y la hacía notar, en cualquier lugar en el que ella estuviera. Tengo tantas anécdotas y cosas buenas que contar, que no terminaría, pero quiero que sepan que siempre que salíamos juntas era muy divertido, desde ir a la cantina, contar chistes o ir a bailar. Recuerdo una fiesta de fin de año en el Salón Francés en el empezaron a tocar música y nadie bailaba hasta que uno de los doctores se levantó y dijo "bueno como nadie se anima yo inicio con la más bonita de la fiesta", nos reímos mucho, sacó a Glo a bailar, después de ellos todo mundo se animó y bailamos mucho, fue una fiesta muy divertida. Conociendo a Glo dice uno, vale la pena vivir la vida y conocer a alguien tan entregada en todo, porque todo lo hacía con gran pasión y conocimiento, recordémosla así como ella es, fue y será, bonita y alegre. Hasta el final conservo esa luz interna y cariño hacia las personas que la queríamos y que dijo "me voy feliz, he vivido lo que he querido, he viajado a donde he querido y he amado lo suficiente" (por cierto que uno de sus novios, un colombiano, era guapísimo). Se fue tranquila y en paz, con ella y con la vida.

 

Pilar Ramos
(Instituto Nacional de Cancerología)

Querida Gloria: Recuerdo que nos conocimos en el año de 1997, cuando yo buscaba asesor para ingresar a la Maestría y tuve la fortuna de llegar a la Colección Nacional de Mamíferos en el Instituto de Biología de la UNAM con el Dr. Fernando Cervantes. Iniciabas tus estudios de Doctorado y estabas a pocos meses de viajar a España para una estancia de investigación. Creo que desde el principio fue una amistad llena de complicidad.

No importaron ni la distancia ni el tiempo, podíamos pasar horas platicando en un café o llamadas telefónicas. Junto con Mary y Ena formamos nuestro grupo en el que compartimos muchos momentos felices, nos acompañamos en las tristezas, celebramos los logros obtenidos, nos apoyamos en nuestros tropiezos. La primera vez que vi cómo se preparaba un ejemplar de liebre fue a tu regreso de Mapimí, me sorprendía con cuanto amor y dedicación realizabas tu investigación con los lagomorfos. En tu examen doctoral me di cuenta de la importancia y el enorme aporte de tu investigación, de tu capacidad de integrar información de distintos tipo y escalas para resolver una pregunta.

Admiraba lo disciplinada, ordenada y metódica que eras, tus presentaciones para congresos o clases eran de antología, verdaderas maravillas de información e imágenes con animación. Junto con Vero Farías, impartimos el curso de actualización para la conservación de los mamíferos en el posgrado del Instituto de Biología, donde aprendí muchas cosas más de tí. Te ví alcanzar muchas metas profesionales en la CONABIO y en el INE, fuiste una docente muy admirada y apreciada en la Facultad de Ciencias de la UNAM, en tus estancias posdoctorales en la UBIPRO de la FES Iztacala, como siempre te apreciaron y te admiraron. Le tuviste un gran amor a tu querida perrita Danna. Me vienen a la mente tantos recuerdos y anécdotas, y hasta el último momento has sido un ejemplo a seguir, eres la persona más valiente, centrada y fuerte que he conocido. En estos últimos dos años mi admiración hacia ti creció enormemente, hasta el final has sido un ser hermoso tanto físicamente como en sentimientos. Te quiero mucho Gloria, siempre estarás presente en las personas que tuvimos el honor de compartir contigo parte de este viaje. Muchas gracias por haberte conocido.

 

Claudia Ballesteros Barrera
(Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa)

Era una persona muy deportista, responsable, organizada, alegre y motivante y sabía que decir en el momento indicado. Como sucedió el día de mi examen de maestría, justo antes del examen entre en crisis, y estando en el baño de mujeres, no hacia otra cosa que llorar de los nervios. En ese momento entro mi amiga, me dijo palabras alentadoras y me trasmitió la seguridad y confianza que necesitaba para salir al examen y hacer mi mejor papel.

 

Teresa Espino
(TEO, Consultoría ambiental, S. C.)

Dicen por ahí: "que cuando uno está muerto, uno no sabe que está muerto. Los demás si lo saben y ellos son los que sufren". Si es así, seguramente Gloria vive la eternidad con la misma pasión con la que vivió en éste lugar de destierro. Ahora nosotros tendremos que vivir sin su compañía, sin su alegría de vivir. Lidio por la vida de la misma forma en que la amo; con toda la fuerza y el mismo ímpetu de sus últimos momentos. El haber compartido con ella el mismo sendero, en tristezas como alegrías, en su desarrollo académico como desempeño profesional, y en su amistad ha sido un regalo que los que la conocimos sabemos aquilatar y también valoramos lo que hemos perdido.

 

Enrique Pérez Cárdenas
(Instituto Nacional de Cancerología)

Gloria y yo nos conocimos hace mucho tiempo, en el Holoceno temprano; ambos estudiantes en la Colección de Mamíferos del Instituto de Biología, UNAM. El primer recuerdo que tengo de ella, más allá del saludo cortés de todos los días, es en un congreso que no puedo recordar si fue en Monterrey o donde. La primera impresión que me dejó en esa breve convivencia fue la de una chica algo impertinente y muy caprichosa: se nos pegó a un grupo de unos cinco varones con intenciones secretas de visitar algún lugar de sana convivencia sólo para caballeros, y terminamos cenando vegetariano porque eso le apeteció a ella y después acompañándola a las puertas de su hotel, para de ahí retirarse cada quien al suyo. Lo cierto es que no me cayó muy bien. Años después, ya ambos como profesionistas, nos reencontramos también en el Instituto de Biología y forjamos una sólida amistad, nutrida con sincero afecto y empatía. Salimos juntos al campo una vez, platicábamos mucho cuando nos veíamos, la pasábamos bien juntos. Nunca le confesé mi primera impresión, pero sé que nos hubiéramos reído mucho. Mi último recuerdo de ella es el de uno de esos encuentros casuales en los pasillos del Instituto de Biología, antes de saber de su padecimiento, ella alegre, sonriente, optimista. Con ése me quedo.

 

Enrique Martínez Meyer
(Instituto de Biología, UNAM)

Tuve el placer de conocer a Gloria cuando ambos éramos estudiantes en la Colección de Mastozoología, en aquel viejo Instituto de Biología de la UNAM, a principio de los años 90's. Después ya para terminar la década nos volveríamos a encontrar en la Reserva de Mapimí haciendo el trabajo de campo de nuestras respectivas tesis de doctorado, ella como siempre con sus conejos y liebres, el grupo al que dedico mucho de sus esfuerzos como investigadora. Sin duda Gloria fue una mujer fuerte, independiente, trabajadora incansable desde siempre pues ella al mismo tiempo que trabajaba en un hospital, hacia su tesis y todavía se daba tiempo para promover una organización para el estudio de los lagomorfos (AMCELA). Fue una eficiente servidora pública en sus años en el desaparecido INE y una dedicada profesora con sus cursos de Biodiversidad en la Facultad de Ciencias, al que alguna vez me invito para dar una charla, donde pude ver el entusiasmo que ponía a que sus alumnos aprendieran. Sin duda es una gran pérdida que un ser humana con tanta luz se haya apagado tan pronto.

 

Gerardo Sánchez Rojas
(Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo)

Cuando Gloria estaba por terminar el CCH, un fin de semana estaba platicando con ella sobre que pensaba estudiar, le sugerí que estudiara Ingeniería en Sistemas o en Electrónica, que podría apoyarla con las materias, ya que yo estaba por terminar y trabajando en una empresa de computadoras. Le comentaba que era una de las carreras que en ese momento tenía un futuro muy promisorio; sin embargo ella me comentó que ya lo había decidido y que estudiaría Biología. ¿Biología?, ¿estas segura? A lo que contestó si,_seré una Bióloga muy feliz, aunque no llegue a ganar tanto como en una ingeniería. Me siento muy orgulloso, de lo tenaz y dedicada que era, no sólo amó la Biología y todo lo relacionado con ella, además disfrutó la docencia y la investigación.

Por su prematura partida, seguramente que dejó cuestiones inconclusas y que tenía muchos sueños más por cumplir. Sin embargo, sus sueños y metas iniciales los cumplió y con creces, después del Post-Doctorado seguro hubiera buscado más que estudiar o investigar y lo hubiera disfrutado como lo disfrutó siempre. Desgraciadamente esa parte del destino no está en nuestras manos, pero el tiempo que nos acompañó, disfrutó de la vida en todo lo que realizó y siempre se comprometió en lo que enfrentó; casi venció al Cáncer. Vivirá por siempre en el corazón y recuerdo de sus familiares y de quienes tuvieron la suerte de conocerla.

 

Jorge Alberto Portales Betancourt
(Datagard S.A. de C. V.)

Decidida a explorar y conocer nuevas dimensiones, mi hermana dejo este mundo para iniciar un nuevo viaje. Guerrera, líder, original, risueña, inteligente, alegre, así era.

Gloria vivirás siempre en mi corazón.

 

Malena Portales Betancourt

Sin duda alguna la profesora Gloria Portales ha sido una figura muy importante en mi formación profesional como geógrafo, ya que su saber y enseñanzas me demostraron que la biodiversidad es el resultado de una compleja historia geológica y de numerosos procesos biológicos y ecológicos, situación que la constituye como un elemento primordial para los biólogos y que, además es un campo que guarda una estrecha relación con la Geografía. Nos enseñó que la biodiversidad también presenta fuertes vínculos con la diversidad cultural de la sociedad, la cual genera importantes problemas que plantean grandes retos de estudio, análisis y solución.

 

Fernando Juárez
(estudiante de Geografía, UNAM)

 

Agradecimientos

Agradecemos infinitamente a sus hermanos Sergio, Malena y Jorge por darnos acceso a la información y material fotográfico de Gloria, gracias por su confianza. A todos los amigos que Gloria fue cosechando en su vida, gracias por dedicar un espacio de su tiempo para colaborar en este homenaje con un mensaje, escrito y/o fotos.

 

Literatura citada

Cervantes, F. A, J. P. Ramírez, A. Marín, y G. L. Portales. 1999. Allozyme variation of Cottontail rabbits (Sylvilagus) from Mexico. Z. Säugetierkunde 64:356-362.         [ Links ]

Cervantes, F. A., G. L. Portales, y F. J. Romero. 2006. Sylvilagus graysoni (J .A. Allen, 1877). Conejo de las Islas Marías. Pp. 845-846 en Los mamíferos silvestres de México (Ceballos, G., y G. Oliva, comps.). CONABIO y Fondo de Cultura Económica. Ciudad de México, México, D. F. 986p.         [ Links ]

Lorenzo, C., T. Rioja, y. Rico, y A. Carrillo. 2009. Historias del pastizal: la liebre de Tehuantepec. CONABIO, ECOSUR, OIKOS. Ciudad de México, México.         [ Links ]

Portales-Betancourt, G. L. 2006. Reproducción y Abundancia de la liebre Lepus californicus en la Reserva de la Biosfera Mapimí, en el Desierto Chihuahuense, México. Tesis de Doctorado. Facultad de Ciencias. Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad de México, México.         [ Links ]

Portales-Betancourt, G., L. Hernández, F. A. Cervantes, y J.W. Laundre. 2004. Reproduction of Black-tailed jackrabbits (Lagomorpha: Lepus californicus) in relation to environmental factors in the Chihuahuan Desert, México. The Southwestern Naturalist 49:359-366.         [ Links ]

Portales-Betancourt, G. L., F. A. Cervantes, y M. C. Uribe. 2010. Estudio histológico comparado del ovario de lagomorfos mexicanos (Sylvilagus y Lepus). Pp. 125–128 en 60 Años de la Colección Nacional de Mamíferos del Instituto de biología, UNAM. Aportaciones al Conocimiento y Conservación de los Mamíferos Mexicanos (Cervantes, F. A., Y. Hortelano M., y J. Vargas C.). Instituto de Biología. Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad de México, México        [ Links ]

Portales-Betancourt, G. L. 2007. Ecología de poblaciones y comunidades. en Donde habita la vida....un recorrido por la naturaleza. Documento Digital del Curso de divulgación científica. Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Publicación digital. Ciudad de México, México        [ Links ]

Portales-Betancourt, G. 2008a. Problemática ambiental. en Biología. La Unidad y la diversidad de la vida (Cecie Starr y Ralph Taggart). 11a Edición CENAGE Learing.         [ Links ].

Portales-Betancourt, G. 2008b. Ecosistemas mexicanos. La Biodiversidad y los países megadiversos. en Biología. La Unidad y la diversidad de la vida (Cecie Starr y Ralph Taggart). 11a Edición CENAGE Learing. Ciudad de México, México        [ Links ]

Portales-Betancourt, G., J. E. San-Román M. H. Benítez D., A. Cruz-Angón y R. Fernández-Borja. 2009. Capítulo II. La biodiversidad en el mundo y en México. Pp. 39-47 en Ceballos, G., R. List, G. Garduño, M. J. Muñozcano Quintanar, R. López Cano, E. Collado y J. E. San Román. Biodiversidad del Estado de México: Estudio de Estado. Gobierno del Estado de México y Comisión para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 527pp. ISBN 978-970-826-063-3.         [ Links ]

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons