SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número33Contribuciones del conocimiento tradicional a la sustentabilidad: los Sabios-Educadores del “Parque Ejidal Ecoturístico Totolapan”, MéxicoPercepción de los prestadores de servicios dentro de Áreas Naturales Protegidas sobre la eficacia de las políticas ambientales ahí implementadas y su impacto sobre el bienestar de la comunidad. Caso: Cabo Pulmo, B. C. S. México índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


El periplo sustentable

versión On-line ISSN 1870-9036

El periplo sustentable  no.33 Toluca jul./dic. 2017

 

Artículos

Las valoraciones y significados sociales en la renovación del territorio turístico: el caso de Necochea, Argentina

Valuations and Social Meanings In The Renovation Of The Tourist Territory: The Case of Necochea, Argentina

María José López* 

* Magister en Desarrollo Turístico Sustentable/ Licenciada en Turismo / Integrante del grupo de investigación de Economía Ecológica del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina. Correspondencia: mjlmdq@yahoo.com.ar.

Resumen

Necochea se propuso realizar una renovación turística; en este proceso los espacios materiales se transforman para reorganizar y cualificar el espacio físico-funcional, pero también se deben considerar los espacios simbólicos asociados a los significados, valores y expectativas que residentes y turistas tienen respecto al territorio. El objetivo es examinar las ponderaciones sociales del destino para capitalizarlas en transformaciones efectivas. Para ello, desde un enfoque cualitativo, se abordan las valoraciones de los residentes y turistas del territorio en su perspectiva: funcional y simbólica. Respecto a los residentes, el diagnóstico realizado para el Plan Estratégico de Turismo Sustentable y una encuesta aplicada a los participantes revelaron las claves funcionales y simbólicas para la renovación. En cuanto a los turistas, el análisis de la encuesta 2014 realizada por el ENTUR reveló los aspectos funcionales y simbólicos valorados positiva y negativamente. En los residentes el imaginario tiene una orientación cognitiva asociada a atributos tangibles; existe un fuerte apego, las expectativas turísticas son favorables, la calidad ambiental es un atributo significativo y demandan una cultura turística y ambiental. En los turistas, las imágenes se refieren a la naturaleza y tienen un contenido simbólico, donde lo vivencial y sus beneficios sensoriales es un eje central.

Palabras claves: Renovación turística; Necochea; valoraciones sociales; espacio simbólico-espacio funcional

Abstract

Necochea was proposed a tourist renewal. In this process the material spaces are transformed to reorganize and qualify the physical-functional space, but should also consider the symbolic spaces associated with meanings, values and expectations that residents and tourists have for the territory. The aim is to examine the social weights destination to capitalize on effective transformations. To do this, from a qualitative approach, valuations of residents and tourists from the territory are addressed in perspective: functional and symbolic. Regarding residents, the diagnosis made for the Strategic Plan for Sustainable Tourism and a survey of participants revealed the functional and symbolic keys to renewal. As for tourists, the analysis of the survey conducted by the ENTUR 2014 revealed the functional and symbolic aspects positively and negatively valued. In the imaginary residents have a cognitive orientation associated with tangible attributes; there is a strong attachment, tourist expectations are favorable, environmental quality is a significant attribute and demand a tourism and environmental culture. In the tourists, the images relate to nature and have a symbolic content where experiential and sensory benefits is a central axis.

Keywords: Tourist renewal; Necochea; social valoration; symbolic space-functional space

Introducción

La gestión turística del Partido de Necochea, ubicado en la Provincia de Buenos Aires de la República Argentina, a través del Ente de Turismo se ha propuesto emprender un proceso de renovación turística para adaptarse al nuevo escenario turístico y responder a los desafíos actuales de la competitividad y sostenibilidad.

A tal fin, se elaboró el Plan Estratégico de Turismo Sustentable Necochea 2013-2023, como instrumento de planificación participativo permitió identificar y consensuar con los interesados en el turismo los objetivos y lineamiento de acción estratégica a seguir, para la reorientación de sector turístico hacia un desarrollo turístico sustentable y reposicionamiento competitivo del destino.

Se entiende que para que este proceso de renovación sea efectivo, el destino se debe intervenir desde una doble perspectiva: la transformación física material del espacio turístico y la transformación intangible vinculada al plano subjetivo. Es decir, los espacios materiales y los objetos turísticos se deben transforman a los fines de reorganizar y cualificar el espacio físico-funcional, pero también se deben considerar los espacios simbólicos de los territorios asociados a los significados, valores y expectativas que residentes y turistas tienen respecto al espacio material y conllevan a la apropiación e identidad de ese territorio.

De hecho, un destino turístico es el resultado de las relaciones que se dan entre los procesos sociales, históricos, los intereses de los actores involucrados en la práctica, el espacio material (atributos geográficos y construidos del lugar) y los imaginarios e identidades confeccionados tanto por los turistas como por la comunidad local (Almirón, 2004).

Por lo cual, las políticas e intervenciones territoriales llevadas a cabo para el reposicionamiento del destino inciden en la identidad local y turística. Sin embargo, estos aspectos socioculturales suelen quedar fuera de la planificación y gestión de este tipo de actuaciones a pesar de que el desafío central es diseñar un proyecto turístico integral de identificación colectiva, en el cual las transformaciones procuren que el vínculo entre el territorio y los paisajes no sean despojados de sus valores patrimoniales, simbólicos, en definitiva, de su identidad.

En este camino, el trabajo se plantea como objetivo examinar las diferentes ponderaciones sociales al espacio material y simbólico del destino para capitalizarlas en las dinámicas y procesos efectivos de renovación de Necochea. Para ello, desde un enfoque cualitativo, se pretende abordar el objeto de estudio a partir de la mirada propia de los sujetos protagonistas, residentes y turistas, respecto al espacio turístico material-funcional y espacio turístico inmaterial-simbólico de Necochea.

Específicamente, respecto a la dimensión material-funcional del territorio turístico, el análisis del diagnóstico participativo obtenido del Plan permitió identificar las cuestiones físicas-funcionales consideradas relevantes por los actores interesados en el turismo respecto de cada eje de trabajo del Plan (Producto turístico, Relación turista-residente, Medio Ambiente y Marketing). En relación con los turistas, las preguntas de la encuesta 2014 realizada por el ENTUR sobre los niveles de satisfacción de los servicios turísticos, de los atractivos turísticos y de otras condiciones turísticas del destino revelaron el grado de satisfacción y las valoraciones positivas y negativas asociadas a los aspectos evaluados del destino.

Respecto a la dimensión inmaterial-simbólica para conocer aspectos asociados a la identidad local, de la encuesta aplicada a los residentes que participaron en el plan se analizaron las siguientes preguntas: el significado asignado a vivir en Necochea, las expectativas sobre el turismo, los adjetivos o atributos asociados al lugar y las opciones de productos turísticos. Para la identidad turística, se examinaron tres preguntas de la encuesta del ENTUR que permitieron analizar los aspectos identitarios que son exteriorizables para la construcción de la imagen turística del destino. Estas son: atributos o adjetivos que identifiquen a Necochea, zonas preferidas del destino y motivos de visita.

El análisis y sistematización de los datos propicio la comprensión de las claves funcionales y simbólicas del proceso de renovación turística para desarrollar las políticas e intervenciones, con el fin de crear, mantener, mejorar y actualizar el destino turístico acorde a los constructos socioculturales claves del destino.

En este sentido, los constructos territoriales considerados relevantes por los residentes son que: el contenido del imaginario del lugar tiene una orientación cognitiva asociada a la valoración de atributos tangibles; existe un fuerte apego con el lugar, se reconoce que la estructura urbana no es propicia para generar un escenario con calidad urbana y estética, las expectativas turísticas son favorables y se asocian a los beneficios económicos y al potencial para contribuir al dinamismo local, la calidad ambiental es un atributo significativo para la singularización y reposicionamiento del destino y reconocen la necesidad de generar una cultura turística y ambiental, así como de ordenar, regular y gestionar los espacios naturales. El desarrollo del turismo de naturaleza y el afianzamiento del turismo aventura representan las opciones principales para diversificar la oferta turística del destino.

De las valoraciones realizadas por los turistas se deriva que los constructos territoriales claves son que: en nivel general la satisfacción hacia el destino positivo, con una inclinación negativa hacia los aspectos de la limpieza; las imágenes que identifican al lugar refieren a la naturaleza, asimismo el contenido de dichas imágenes reflejan construcciones simbólicas hechas a partir de la experiencia e interacción de los turistas con el destino, por lo cual lo vivencial y sus beneficios sensoriales es uno de los ejes más fuertes del posicionamiento; existe lealtad afectiva y actitudinal con el destino relativo al sentimiento de agrado y satisfacción y el hábito vacacional de veranear en Necochea. Se observan tres segmentos de turistas: el conservacionista que elige el destino por costumbre, el familiar que concurre en busca de un ambiente tranquilo para descansar y compartir con la familia y los amigos, y el hedonista vivencial que valora y busca experiencias multisensoriales en el destino.

El planteo tiene una importancia marcada porque implica pensar el territorio desde una visión política y social, comprendiendo las expresiones valorativas del territorio y permitiendo evaluar las posibilidades y consecuencias que tienen sobre los significados socioculturales las actuaciones y trasformaciones, y viceversa.

Marco de conceptualización

La madurez alcanzada por muchos de destinos turísticos tradicionales de sol y playa ha generado la pérdida de rentabilidad empresarial y social con notables consecuencias en el plano territorial y ambiental. Situación que, sumado a los cambios acontecidos en el mercado turístico y las nuevas demandas sociales, plantea la necesidad de adaptarse al nuevo escenario turístico y reorientarse hacia la reinvención mediante políticas de renovación, reestructuración y recualificación (Ivars, 2003), por medio de una planificación integral y participativa que responda a los desafíos actúales de adaptar la oferta a las nuevas tendencias de la forma más competitiva posible y bajo criterios de sostenibilidad.

Por tanto, la renovación de los destinos turísticos consolidados es una necesidad ampliamente reconocida para lograr el reposicionamiento competitivo. El proceso de renovación implica la definición e implementación de intervenciones territoriales, a diferentes escalas espaciales, sobre contenidos y cuestiones que atañen y definen al entorno territorial general y funcional de los destinos turísticos. Por lo cual, el análisis no puede limitarse a una dimensión sectorial-turística exclusivamente, debido a que las vías de trabajo más operativas se debieran afrontar desde una perspectiva integral, que de acuerdo con el paradigma de la sostenibilidad, concedan especial importancia a la perspectiva de los agentes sociales, tanto desde el punto de vista de la identificación de las necesidades y prioridades de renovación como de los aspectos simbólicos asociados.

Si bien, la renovación del destino puede tener varios grados de intensidad y efectividad, según su planteamiento y transformación operada. El desafío es, desde un enfoque integral de desarrollo sustentable, superar la dimensión unidireccional de la ordenación del territorio y la innovación sectorial, tratando de construir vínculos a mercados dinámicos, concibiendo la competitividad en su carácter sistémico y al territorio como un espacio con identidad y con un proyecto de desarrollo integral y concertado socialmente (Schejtman y Berdegué, 2004).

El territorio es producto de las relaciones entre actores y sus prácticas sociales vinculadas con valores y sentidos de pertenencia e identidad (Massey, 2009), por lo cual, la población y su sistema de valores constituyen la parte activa del territorio en el proceso de dinamización y en la puesta en valor del territorio. De hecho, cada lugar ha sido significado, construido y modificado en el transcurso del tiempo por los diferentes actores sociales (Oslender, 2002), todo ello en contextos socioculturales y políticos concretos.

En este sentido, se entiende que la dimensión territorial del espacio turístico caracteriza a una formación socio-espacial-temporal compuesta por dos tipos de espacios: el material o físico y el inmaterial o simbólico, es decir, que la actividad turística no es sólo una actividad económica sino que además es un hecho social estructurado y estructurador de significados. El proceso de desarrollo de un destino turístico conlleva una clara acción simbólica que se traduce en una transformación del territorio. En cualquier territorio existen bienes que en principio no están relacionados con el sistema turístico, no obstante pueden transformarse en recursos turísticos mediante su funcionalización. Esta transformación implica, en primer lugar, una selección y adecuación interesada en función de los diferentes actores que intervienen en el proceso orientada a una tipología concreta de turistas y, en segundo lugar, un proceso de simbolización de los bienes seleccionados en el que se significan o resignifican sus atributos culturales, generándose así una imagen del destino (Santana, 2009).

De hecho, el destino turístico es el resultado de las relaciones que se dan entre los procesos sociales, históricos, los intereses de los actores involucrados en la práctica, el espacio material (atributos geográficos y físicos del lugar), y los imaginarios turísticos y las identidades construidas tanto por los turistas como por la comunidad local (Almiron, 2004).

Estos imaginarios turísticos forman parte de una representación conformada por un conjunto de imágenes, creencias y valoraciones del lugar turístico construidas y representadas socialmente, que les permiten reconocer los procesos de cambio, valorar el lugar y sus cualidades reales o imaginadas, apreciar los problemas y las consecuencias no deseadas, así como distinguir la otredad.

Los mismos se constituyen a través de la interpretación tanto racional como emocional de los sujetos y es consecuencia de la incorporación de dos dimensiones interrelacionadas: las evaluaciones perceptuales/cognitivas, que hacen referencia a las creencias, los conocimientos sobre los atributos del destino y las evaluaciones afectivas, representadas por los sentimientos hacia el destino (Andrade Suárez, 2012).

El imaginario y las prácticas sociales permiten establecer los mecanismos de identidad y pertenencia, que además de la alteridad también reproducen la diferenciación y la distinción. De esta manera, el lugar es cargado subjetivamente de significaciones y de sentimientos (Nieto, 1998).

Se entiende por identidad territorial al conjunto de significados y sentidos que se establecen y comparten entre los miembros de un grupo dado, sobre la base de un territorio específico a partir del cual los individuos pueden establecer vínculos emocionales y de pertenencia y se diferencian de los otros lugares (Valera y Pol, 1994; Benedetto, 2011).

Es decir, que el material fundamental a partir del cual se alimentan las identidades, son los significados en la conjunción espacio-tiempo. Estos significados actúan como principios generadores y organizadores de prácticas y representaciones, y permiten a los individuos orientarse en su espacio social y adoptar prácticas que están en acuerdo con su pertenencia social. Hace posible para el individuo la elaboración de estrategias anticipativas más o menos inconscientes, así como esquemas de percepción, de pensamiento y de acción (Cernadas et al., 2004: 124).

En ese sentido, los espacios turísticos no son sólo un medio físico y material, sino también son un espacio representado. El espacio material hace referencia al espacio físico-funcional constituido por atributos físicos y construidos del lugar para su aptitud y aprovechamiento turístico; mientras que el espacio simbólico hace referencia al plano subjetivo vinculado a la atribución de significados, valoraciones y expectativas que la sociedad carga en el espacio material dando lugar a la apropiación de ese territorio (Bertoncello, 2002).

Por consiguiente, el espacio turístico es valorizado, intervenido y consumido por turistas y residentes a partir de un escenario significado, sentido y vivido por los actores. Esto incorpora lógicas de apropiación en la construcción social del espacio que condicionan las transformaciones de un territorio concebido. Por lo cual, la planificación de un territorio no debe olvidar el sentir de las personas, debido a que la visión subjetiva constituye un aporte esencial para la renovación como diagnostico útil y de apoyo a los gestores en la toma de decisiones (Millan Escriche, 2012).

En este marco, se considera que en los procesos de renovación turística se generan cambios que inciden, por un lado, en el espacio material que se transforman a los fines de reorganizar y cualificar el destino. Y por otro, en el espacio simbólico asociado a los imaginarios e identidades construidas del destino en función de los significados y valoraciones sociales.

Por consiguiente, una política de renovación turística debe concebirse como un proyecto concertado que responda a las nuevas necesidades de la demanda y también a las lógicas locales de apropiación material y simbólica del territorio. Es decir, que debe preguntarse cómo y de qué manera las intervenciones turísticas influyen en las particularidades locales y alteran las relaciones entre la identidad, el significado social y el paisaje territorial.

Sin embargo, en general los aspectos socioculturales asociados a las valoraciones sociales que constituyen la parte activa del territorio en el proceso de renovación y en la puesta en valor del mismo suelen quedar fuera de la planificación y gestión turística.

En síntesis, la comprensión de las valoraciones sociales asociadas al territorio turístico material y simbólico como fuente de información para resignificar y renovar el destino puede contribuir al fortalecimiento de la identidad y el sentido de pertenecía, la conservación del patrimonio y la sustentabilidad ambiental. Por lo cual, la identificación y comprensión de los significados, expectativas, motivaciones, preferencias y atributos locales valorados se vinculan a la noción de sustentabilidad sociocultural para el desarrollo turístico sustentable.

Asimismo, el posicionamiento competitivo del destino turístico exige conocer la adecuación entre los recursos, significados y expectativas locales, y las valoraciones y preferencias de los turistas. Debido a que es la identidad territorial la que da sustento y consistencia a las políticas de innovación local y diferenciación turística.

Presentación del área de estudio: Necochea

Necochea es un destino turístico tradicional de Sol y Playa del litoral Bonaerense de la República Argentina. Específicamente, el municipio de Necochea se ubica en el sudeste de la provincia de Buenos Aires. La cabecera del partido es la ciudad homónima de Necochea que se emplaza al margen derecho de la desembocadura del río Quequén sobre la costa atlántica del partido y, junto con la ciudad de Quequén, ubicada sobre el otro margen del río, conforman un sólo aglomerado urbano. La superficie del partido es de 4.791,57 km² y el interior está integrado además por las localidades de Juan N. Fernández, La Dulce, Claraz y Santa marina fuertemente vinculadas con la producción agrícola (Figura1).

Fuente: Merlotto et al. (2012).

Figura 1 Plano y ubicación Partido de Necochea 

El turismo, luego del puerto y el campo, representa una actividad económica tradicional del partido. La promoción del desarrollo del turismo asociado a sus extensas playas desde mediados del siglo XX permitió que la ciudad se constituyera en un destacado centro turístico de sol y playa a nivel nacional. Sin embargo, a partir de la década de 1990, la actividad turística en Necochea comenzó a perder proyección nacional, a recibir turistas principalmente de demanda regional y asimismo fue evidenciando un deterioro material y simbólico de sus espacios turísticos tradicionales, y su consiguiente pérdida de rentabilidad y competitividad turística.

No obstante, las condiciones negativas que impulsan la estacionalidad del modelo y el deterioro del escenario turístico, se advierte la potencialidad de la creación de nuevos espacios o actividades capaces de diversificar y reposicionar el destino; asociado al río Quequén, el puerto, la Reserva Natural Arroyo Zabala y el parque Miguel Lillo.

En este contexto, la voluntad política en torno al desarrollo y/o mejora del turismo quedó reflejada, en principio, en una serie de políticas para la mejora del espacio urbano y natural, como el Plan Urbano Ambiental (2007) y el Plan Integral Costero (2010) y a fines del 2010 con la creación del Ente Necochea de Turismo (ENTUR) que tenía como fin el reconocimiento del turismo como factor de desarrollo del partido. Entre sus objetivos se asume el compromiso de propiciar las transformaciones territoriales requeridas en pos de activar la competitividad y de reposicionar a Necochea en el mercado turístico nacional, en forma conjunta entre sector público y privado, y articulada con políticas municipales ya vigentes.

Y, finalmente, en la realización del Plan Estratégico de Turismo Sustentable de Necochea 2013-2023 que representa un proyecto de reconversión turística que impulsó el Ente Necochea de Turismo y que realizó el Grupo de Económica Ecológica de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de Mar del Plata en el marco de un convenio de colaboración entre el Municipio del Partido de Necochea y la Universidad Nacional de Mar del Plata. El propósito del Plan fue establecer un espacio multisectorial y participativo para facilitar la puesta en común de las diferentes opiniones, valoraciones y buscar formas de mejorar turísticamente el territorio, integradas en una visión colectiva consensuada y de largo plazo del turismo en el Partido para establecer estrategias para la mejora y reposicionamiento del destino (Bertoni et al., 2014).

Estrategia Metodológica

Para abordar la problemática de la renovación de los destinos maduros se debe considerar las cuestiones materiales y funcionales de la forma de estructurar el espacio y producto turístico y las cuestiones inmateriales y simbólicas que inciden en la representación y apropiación del mismo. Por ello, es conveniente analizar las valoraciones y las expectativas sociales para seleccionar los constructos territoriales claves para el planteamiento de políticas efectivas de renovación. En este camino, el trabajo se plantea como objetivo examinar las diferentes ponderaciones asociadas al espacio material y simbólico del destino para capitalizarlas en las dinámicas y procesos de renovación de Necochea.

Para ello, desde un enfoque cualitativo, se abordan las valoraciones sociales de los turistas y residentes del territorio turístico de Necochea desde una doble perspectiva: espacio turístico material-funcional y del espacio turístico inmaterial-simbólico. Las fuentes de información utilizadas para el análisis de las ponderaciones sociales son:

En relación con los residentes la información proviene de dos fuentes: del diagnóstico participativo obtenido para la elaboración del Plan Estratégico de Turismo Sustentable de Necochea 2013-2023 y de un cuestionario diseñado y aplicado a 61 actores interesados en la actividad turística que participaron en la elaboración del Plan. Cabe aclarar que el Ente Municipal de Turismo fue el encargado de seleccionar, contactar y convocar a más de 150 vecinos vinculados directa e indirectamente con el sector turístico. De los cuales participaron 70 actores representantes de diferentes sectores del sector público y privado, y también algunos integrantes de organizaciones de la sociedad civil. Todos participaron voluntariamente y manifestaron su interés en la política turística.

En relación con los turistas la información analizada proviene del estudio de demanda real de la temporada 2014 realizado por el Ente Necochea de Turismo a través de la aplicación de 1624 encuestas a turistas que visitaron en destino.

Específicamente, para el análisis de las valoraciones sociales de residentes y turistas asociadas a la dimensión material-funcional e inmaterial-simbólica del destino se contemplan los siguientes aspectos (Cuadro1).

Cuadro1 Dimensiones y variables de análisis 

Ponderación Actores Fuente Aspectos analizados
1) Respecto a la dimensión material-funcional Residentes Plan Cuestiones relevantes para la renovación en relación con: Producto turístico, Relación turista residente, Ambiente y Marketing.
Turistas Estudio Demanda Grado de Satisfacción respecto a: los servicios turísticos, atractivos turísticos, atención al turista, limpieza y relación precio-calidad.
2) Respecto a la dimensión inmaterial-simbólica Residentes Cuestionario Significado de vivir en Necochea, Expectativas para el turismo, Atributos o adjetivos asociados a Necochea Jerarquización de las opciones de desarrollo turístico
Turistas Estudio Demanda Atributos o adjetivos asociados a Necochea Zonas preferidas Motivos de visita

Fuente: Elaboración propia.

Respecto a dimensión material-funcional del territorio turístico

En relación con los residentes, la información proveniente de la elaboración del Plan Estratégico de Turismo Sustentable se basó en una metodología de taller desarrollada durante cinco encuentros de trabajo participativo que contó con la presencia de más de setenta actores interesados en la actividad turística del Partido. Su realización permitió establecer objetivos generales y específicos, líneas de acción, identificando prioridades y recomendaciones para la acción que se trabajaron en cuatro ejes: 1) el eje Producto turístico, que centró sus valoraciones en el reordenamiento y recualificación del entorno urbano y la diversificación de la oferta turística 2) el eje Relación turista-residente, que se focalizó en generar un cultura turística y ambiental en la comunidad 3) el eje Medio Ambiente, que se enfocó en la conservación de los recursos y la gestión turística ambiental y 4) el eje Marketing, que se concentró en la necesidad del reposicionamiento e innovación en la comercialización. En este sentido, el análisis del diagnóstico consensuado permitió identificar las cuestiones físicas-funcionales del destino, consideradas relevantes por los residentes para la renovación.

En relación con los turistas, el bloque de preguntas de la encuesta aplicada por el ENTUR destinado a indagar los niveles de satisfacción de los turistas (4 Muy Bueno; 3 Bueno; 2 Regular; 1 Malo) respecto a: Servicios turísticos (gastronomía, alojamiento y recreación); atractivos turísticos (playa, parque y río) y atención al turista, limpieza de la ciudad y relación precio-calidad. Información que reveló el grado de satisfacción y las valoraciones positivas y negativas asociadas a los aspectos evaluados del destino.

Respecto a dimensión inmaterial-simbólica del territorio turístico

Para la identidad local de la información generada en la encuesta a los residentes que participaron en la realización del Plan se analizaron las siguientes preguntas:

  • ¿Qué significa para usted vivir en Necochea? Para comprender los contenidos valorativos asociados a la pertenecía territorial y categorizar los significados atribuidos a Necochea.

  • ¿Qué expectativas tiene del turismo? A los fines de relevar las expectativas turísticas e identificar y jerarquizar los intereses locales que debieran asociarse a las políticas e intervenciones planteadas.

  • Mencione un adjetivo o atributo que describa a Necochea. Con el objetivo de reconocer los componentes referenciales e identitarios atribuidos a Necochea.

  • ¿En su opinión cuáles serían otras opciones de desarrollo de productos turísticos para Necochea? Indique su respuesta en orden de importancia. Siendo las opciones posibles: turismo de naturaleza, turismo de aventura, turismo religioso, turismo rural y turismo cultural. Para establecer el grado de consenso y jerarquizar las opciones de desarrollo de productos turísticos según la opinión de los residentes.

Para la identidad turística, se analizaron tres preguntas de la información obtenida de la encuesta del ENTUR que permitieron analizar los aspectos identitarios que son exteriorizables para la construcción de la imagen turística del destino. Estas son:

  • Mencione una palabra o adjetivo que identifique a Necochea. Para reconocer los atributos u adjetivos conformadores de la imagen percibida del destino por los turistas reales.

  • Distinga las tres zonas que más le gustaron de la ciudad. Para relevar y jerarquizar los espacios turísticos recreativos preferidos por los turistas.

  • ¿Por qué razón especial eligió Necochea para sus vacaciones? Respuesta única en función de las siguientes opciones: le gusta la ciudad; descanso y tranquilidad; disfrutar de la playa como espacio de relajación; disfrutar de la playa como espacio de actividad; búsqueda de contacto con la naturaleza; asistir a eventos; practicar deportes; conocer el lugar; por costumbre; razones familiares o de amistad u otro (especificar...). Con la intención de comprender y categorizar el componente valorativo asociado al motivo de la visita turística y el sentido que le otorgan.

Análisis de datos

El análisis y sistematización de los datos permitió identificar las claves funcionales y simbólicas del proceso de renovación turística.

Ponderaciones de la dimensión material-funcional del territorio turístico

a) En cuanto a la comunidad local el análisis y sistematización de la información generada y consensuada en cada comisión de trabajo del Plan permitió conocer las opiniones de los residentes e identificar las cuestiones funcionales del destino relevantes para la renovación ambiental de Necochea. Estas se vinculan a los siguientes grupos temáticos:

√ La comisión de Producto centró sus ponderaciones funcionales del destino turístico en dos cuestiones principalmente, a saber: el entorno urbano y el producto turístico.

  • Las cuestiones asociadas al entorno urbano se pueden agrupar en dos: por un lado, las referidas a la mejora de la infraestructura (principalmente de acceso y circulación interna al destino) y el equipamiento urbano (destacándose la señalización urbana y turística) y, por otro lado, las vinculadas al uso y la calidad estética de los espacios públicos verdes y urbanos.

  • Respecto a los productos turísticos de Necochea los residentes se plantearon como objetivos la creación, desarrollo y consolidación de productos turísticos recreativos a los fines de diversificar en tiempo y espacio la oferta turística recreativa y singularizar el destino. Y, asimismo, la cualificación y especialización del equipamiento turístico, principalmente de la hotelería y recreación.

En síntesis, la idea central es por un lado, rehabilitar la funcionalidad y mejorar la calidad estética urbana reconociendo que el entorno urbano es un espacio turístico central y, por otro lado, desestacionalizar y singularizar el destino a través de diversificar en tiempo y espacio la oferta recreativa y cualificar los servicios turísticos.

√ La comisión de Relación Turista Residente basó sus ponderaciones en dos aspectos a saber: escenario territorial seguro y cultura turística.

  • Escenario territorial seguro: mejorando las condiciones de acceso y movilidad, y garantizando la seguridad física y ambiental de los turistas.

  • La cultura turística se asocia a generar, por un lado, en los residentes una cultura receptiva a los fines de generar buen trato a los turistas. Y por otro lado, en los prestadores de servicios turísticos sensibilizar y capacitar en la atención e información turística.

La idea central de la comisión es que la calidad de las experiencias turísticas depende del escenario donde se desarrolla, por lo cual el destino deberá ofrecer al turista y a la propia población un escenario amigable, seguro y confiable que propicie un marco social y ambiental para enriquecer las vivencias y crear valor añadido al destino.

√ El grupo de trabajo de Medio Ambiente planteó como cuestiones relevantes de la agenda turística local, los siguientes aspectos: gestión turística-ambiental, ordenamiento de usos públicos y educación ambiental.

  • La gestión turística-ambiental se refiere a la integración de los aspectos ambientales a la gestión turística en pos de mejorar la calidad ambiental y la conservación de los recursos.

  • La necesidad de regular, ordenar y controlar los usos de los espacios públicos bajo criterios de sustentabilidad.

  • La educación ambiental incorporando a la agenda pública, a través de medios formales e informales, la información y sensibilización ambiental.

En líneas generales se plantea la fuerte relación de la actividad turística con el ambiente, remarcando por un lado que la calidad ambiental representa un factor central en la calidad de vida y en la calidad de la experiencia recreativa, por lo cual hay que conservarla y, por otro lado, que el uso recreativo de los espacios públicos genera impactos que deben gestionarse integralmente. Finalmente, la educación ambiental representa una estrategia central para sensibilizar y promover comportamientos sustentables.

√ La comisión de Marketing estableció como temas importantes para el desarrollo turístico del municipio, los siguientes aspectos: paisaje territorial, imagen de marca y comunicación y promoción del destino.

  • Respecto al paisaje territorial se plantea la necesidad de un embellecimiento estético de las fachadas comerciales, del frente costero y del espacio público en general para mejorar la calidad del paisaje urbano-turístico.

  • Diseñar una imagen de marca que identifique y diferencie al destino en el mercado turístico nacional.

  • En cuanto a la comunicación y promoción se sugiere realizar innovaciones en las formas y canales de comunicación y promoción para penetrar en nuevos segmentos de demanda.

En síntesis, la comisión se planteaba mejorar el paisaje visual del territorio turístico e incrementar la notoriedad del destino en función de sus argumentos diferenciales para reposicionarse en el mercado nacional a través de mejores mecanismos de comercialización.

b) En relación con los turistas, el bloque de preguntas de la encuesta aplicada por el ENTUR destinada a indagar los niveles de satisfacción de los turistas (4 Muy Bueno; 3 Bueno; 2 Regular; 1 Malo) respecto a: Servicios turísticos (gastronomía, alojamiento y recreación); atractivos turísticos (playa, parque y río) y atención al turista, limpieza de la ciudad y relación precio-calidad, reveló el grado de satisfacción y las valoraciones positivas y negativas asociadas a los aspectos evaluados del destino, que se detallan en el Cuadro 2:

Cuadro 2 Percepción de los turistas 

Grado de satisfacción
Muy Bueno % Bueno % Regular % Malo % Ns/nc %
Servicio de alojamiento 35,7 34,9 5 0,7 23,7
Gastronomía 28,8 44,2 5,5 1,1 20,3
Servicios recreativos 26 56 16 1 1
Atención recibida 32,9 52,7 5,8 1,7 6,8
Relación precio-calidad 9 65,9 23,6 1,5 0,2
Limpieza 20,9 43,8 21,6 11,6 2
Playas 32,4 46,9 13,9 3,9 2,9
Parque Miguel Lillo 16,3 34 11,3 3,7 34,7
Río Quequén 5,6 15,4 3,3 2,4 73,3

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Ente Necochea de Turismo.

Respecto a los servicios turísticos principales de alojamiento y gastronomía la percepción es de muy buena (35,7%) a buena (34,9%) en alojamiento y de buena (44,2%) a muy buena (28,8%) en gastronomía. Asimismo se infiere que el porcentaje de respuestas obtenidas en la categoría “no sabe no contesta”, respeto a alojamiento (23,7%) y a gastronomía (20,3 %) se refieren a aquellos que tienen vivienda propia en el destino.

Los servicios recreativos ofrecidos en el destino son valorados mayoritariamente como buenos (56%) a muy buenos (26%).

La atención recibida en la ciudad es de buena (52,7%) a muy buena (32,9%) esto hace referencia a la satisfacción de los turistas con el trato que reciben por parte de los prestadores de servicios turísticos y comunidad en general.

La relación calidad-precio si bien es considerara mayoritariamente como buena (65,9%) en segundo lugar se ubica la opción regular (23,6%).

Respecto a la limpieza general de la ciudad las percepciones son más variadas, si bien, mayoritariamente son de buena (43,8%) a muy buena (20,9%) también las condiciones de limpieza del lugar se percibe como regular (21,6%) a mala (11,6%).

Finalmente, respecto a los recursos turísticos principales el nivel de satisfacción de los turistas con respecto a las playas es principalmente de bueno (46,9%) a muy bueno (32,4%). También en el parque Miguel Lillo la calidad percibida es de buena a (34%) a muy buena (16,3%) y se observa que la mayoría no conoce el lugar (34,7%). En el río Quequén, el 73,3% no conoce el lugar y del resto la percepción es de buena (15,4%) a muy buena (5,6%).

En general, el nivel de percepción de los turistas es de bueno a muy bueno, por lo cual se encuentra en un nivel de satisfacción aceptable aunque mejorable. En la limpieza del destino se observan los niveles más bajos de satisfacción de la experiencia turística. Respecto a los espacios turísticos recreativos de Necochea se estima que el río al poseer poco desarrollo turístico y difusión es un lugar no tan consumido por los turistas, por lo cual tiene un alto porcentaje de respuesta en la categoría “no sabe no contesta”.

Respecto a las ponderaciones de la dimensión simbólica del territorio turístico

El análisis y la sistematización de los datos permitieron conocer los contenidos valorativos de la identidad local y turística de Necochea para asociarlos y capitalizarlos en las estrategias de renovación turística del destino.

a) Respecto a la identidad local

Los significados de vivir en Necochea reconocidos colectivamente por los residentes se asocian a: aspectos afectivos (37,8%), condiciones del entorno de vida (37,8%) y aspectos territoriales (24,39%).

Las cuestiones afectivas (37,8%) se refieren a aquellos significados que se vinculan con las interacciones emotivas-afectivas con el lugar de vida y que evidencian un fuerte apego a Necochea como se refleja en las siguientes expresiones: “mi lugar en el mundo, no lo cambiaría por nada”; “amo Necochea”; “lo mejor que me pudo pasar”, entre otras.

Las condiciones del entorno de vida (37,8%) se relacionan con los significados asociados a atributos del lugar, referidos especialmente a la tranquilidad del lugar (24,39%) y la posibilidad de contacto con la naturaleza (13,41%). Ambas cuestiones representan condiciones valoradas para el desarrollo de una vida familiar y saludable.

Los significados asociados a aspectos territoriales (24,39%) representan evaluaciones de los residentes sobre el partido. En un sentido negativo sobre la falta de dinamismo local (12,2%) o la involución de la localidad, lo que representa una demanda de gestión más activa en pos de revitalizar el desarrollo local. Y en un sentido positivo y asociado a la función turística a la potencialidad de los espacios naturales (12, 2%) de Necochea para fortalecer el desarrollo del turístico en el destino.

En general se observa un sentimiento de agrado de vivir en Necochea vinculado al sentimiento de afecto y pertenencia con el lugar de vida y a la posibilidad de estar en contacto con la naturaleza y vivir en un entorno tranquilo. Las cuestiones de desagrado se vinculan con la quietud del lugar asociada a la falta de dinamismo y desarrollo local. Además, se remarca el potencial de los espacios naturales para promover la renovación turística del destino y contribuir a la activación de la localidad.

Las expectativas de los residentes de Necochea para el turismo son: económicas (41,82%), sociales (27,27%), valorativas (20%) y de calidad integral (10,91).

Respecto al carácter económico (41,82%) se ubican aquellas expectativas que relacionan a la visión del desarrollo del turismo como factor de crecimiento económico y fuente de empleo (23,64%) y, además, a las expectativas de romper con la estacionalidad (18,18%) en el destino asociadas a poder diversificar en el tiempo la oferta turística para que haya turismo todo el año.

Las expectativas asociadas al carácter social (27,27%) se refieren a dos cuestiones a saber: por un lado cuestiones a interiorizar en la comunidad asociadas a la concientización, involucramiento y trabajo en conjunto de los actores locales (14,55%) vinculados a la actividad turística y, por otro lado, cuestiones a exteriorizar relacionadas al reconocimiento y revalorización del destino a los fines de reposicionarse en el mercado turístico nacional (12,73%).

Las expectativas valorativas (20%) aluden a evaluaciones subjetivas sobre las expectativas para el desarrollo del turismo. De éstas el 81,82% de las expectativas valorativas son positivas y altas como “muchas, muy buenas, las mejores, entre otras” y el 18,18% son expectativas relativas y medias como “pocas y de término medio”.

Por último, las expectativas referidas a la calidad integral (10,91%) apuntan a generar un producto y destino turístico que procure una experiencia turística de calidad a los fines de satisfacer a los turistas y lograr la recurrencia al destino.

El relevamiento e identificación de las expectativas para el desarrollo del turismo por parte de los actores locales permite reconocer y jerarquizar las prioridades sentidas para el futuro de la actividad que debieran vincularse con las transformaciones territoriales. En este sentido, los resultados permiten detectar que las expectativas son positivas y se vinculan mayoritariamente a mejorar las repercusiones económicas del turismo en la comunidad, y además, a fomentar el desarrollo de capital social local para contribuir al desarrollo sustentable de la actividad y cualificar al destino para mejorar la competitividad y reposicionarlo en el mercado turístico nacional.

Los atributos identificados como referenciales de Necochea por los residentes son: atributos ambientales (67,74%), atributos de condiciones locales (20,97%) y atributos de interacción (11,29%).

Los atributos ambientales (67,74%) son los más apropiados por los residentes y refieren principalmente a cuestiones naturales (59,68%) como la presencia de espacios verdes y sus bellos paisajes y a las playas extensas de Necochea. Y también consideran la tranquilidad del lugar (8,06%) como calidad ambiental percibida del entorno de vida.

Los atributos de condiciones locales se vinculan, en primer lugar, a valoraciones negativas de los aspectos urbanísticos (14,52%) asociadas al estancamiento de la localidad y reflejadas en la falta de mantenimiento y dinamismo en la ciudad y, en segundo lugar, a cuestiones referidas a aspectos turísticos (6,45%) del partido relativas a la atractividad y aptitud turística del destino.

Por último, los atributos de interacción (11,29%) se refieren por un lado, a las interacciones afectivas con el lugar (6,45%) asociados a evaluaciones emotivas con el lugar de vida como “una maravilla”, “un paraíso” o “amor” y, por otro lado, a interacciones sociales (4,84%) referidas a la solidaridad y amabilidad de la gente que vive en Necochea.

La identificación de los atributos que se valorizan y asumen como propios permite revelar y reconocer las condiciones locales identitarias. En este sentido, los atributos que han sido simbolizados de un modo especial por los residentes se vinculan a la naturaleza y tranquilidad del lugar, asociados también al valor productivo para el desarrollo turístico. En contraposición los adjetivos negativos se asocian a trasformaciones urbanas acontecidas en los últimos años asociadas al abandono.

Las opciones de desarrollo de productos turísticos para diversificar y complementar la oferta turística de Sol y Playa según la opinión de los encuestados son por orden de importancia:

En primer lugar, el turismo de naturaleza (62,71%) asociado a la presencia del río Quequén y a la Reserva Natural de Uso Múltiple Arroyo Zabala. Se entiende que la incorporación y activación de estos espacios naturales infravalorados a la oferta turística, aprovechando las diversas oportunidades recreativas que pueden desarrollarse en ellos es estratégica para la diversificación y singularización de la oferta turística de Necochea. En segundo lugar, el turismo aventura (38,98%) representa la opción turística a potenciarse y consolidarse en Necochea. En tercer lugar, el turismo cultural (28,81%) vinculado por un lado, al desarrollo de una agenda anual de actividades culturales y fiestas tradicionales y, por otro lado, a la revalorización y potenciación del entorno urbano como escenario turístico; apoyado en el desarrollo de la gastronomía local. En general, el turismo cultural es una opción para reforzar y complementar la oferta turística, contribuyendo a romper con la estacionalidad y mejorar la calidad de la experiencia turística en el destino.

El desarrollo de estos productos turísticos permitirían diversificar en tiempo y espacio la oferta turística recreativa, complementar la oferta turística tradicional de sol y playa, atraer a nuevos segmentos de demanda, promover la integración territorial y desestacionalizar la afluencia turística.

En líneas generales, las respuestas analizadas permiten detectar cómo el discurso de la población se materializa a través de ciertos elementos comunes que caracterizan a Necochea, como son: la naturaleza, el sentido de pertenencia al lugar, el abandono urbano y el potencial del turismo. Dentro de los cuales se destaca, la valoración positiva de los entornos naturales que se basa en: la tranquilidad, la calidad paisajística del entorno, los beneficios ambientales favorables para la calidad de vida y el valor turístico productivo de estos entornos.

b) Respecto a la identidad turística

Los atributos identificados por los turistas que visitaron Necochea se asocian: a condiciones subjetivas (72,03%), atributos físicos (16,5%) y condiciones del entorno local (11,47%) (Cuadro 3).

Cuadro 3 Atributos asociados al destino 

Condiciones subjetivas 72,03 %
Beneficios de la experiencia 77,72
Afectivos 22,28
Atributos físicos 16,50 %
Naturales 56,12
Geográficos 40,53
Atractivos turísticos 3,35
Condiciones del entorno local 11,47%
Sociales 86,05
De desagrado 9,97
De agrado 3,99

Fuente: Elaboración propia.

Los atributos asociados a condiciones subjetivas (72,03%) representan los más significativos y contienen en primer lugar aquellos relativos a los beneficios psicológicos que otorga la experiencia turística (77,72%) asociados a sensaciones, emociones, estados mentales gratificantes y hedonísticos. En segundo lugar, a aspectos afectivos (22,28%) referidos a evaluaciones emotivas y estéticas de los turistas hacia el destino.

Entre los atributos físicos (16,50%) se ubican, en primer lugar, los recursos naturales y paisajísticos del destino (94,69%), como son la playa como recurso turístico principal y los médanos, la diversidad y lo natural como entorno paisajístico. Luego los aspectos geográficas (40,53%) asociados a la escala espacial local amplia y a cuestiones climáticas, principalmente el viento y el mar frío. Y por último, atractivos turísticos complementarios (3,35%) como son el casino, el barco y el camping que son componentes de la oferta turística del destino.

Los atributos relativos a condiciones del entorno local (11,47%) se refieren principalmente a aspectos vinculados al ambiente social (86,05%) del destino, como ser un lugar con una atmosfera familiar y donde reciben un trato amable y hospitalario. Además, se refieren a cuestiones de desagrado (9,97%) de la localidad como la suciedad, la falta de cuidado y que se observa como quedada en el tiempo y a cuestiones de agrado (3,99%) como ser una ciudad limpia y segura.

Los adjetivos o atributos utilizados para describir Necochea permiten conocer el territorio percibido por los turistas. Asimismo, estos rasgos distintivos seleccionados y valorizados por los turistas funcionan como símbolos que configuran el imaginario turístico. En este sentido, los resultados permiten inferir que el componente principal de la imagen posee importantes implicaciones sensoriales hedonísticas y afectivas simbólicas.

Los lugares preferidos, por los turistas, del destino son: la playa (75,9%); los espacios verdes (11,5%), los espacios urbanos comerciales (7,2%) y el puerto (2%).

La playa (75,9%) representa el recurso convocante al destino y en concordancia se ubica significativamente como el lugar preferido por los turistas, quienes enuncian la playa en general (70,85%) o quienes mencionan Quequén (2,8%) o las Grutas (2,3%) en referencia a zonas puntuales de playas con perfiles particulares.

Los espacios verdes (11,5%) de Necochea representan el segundo tipo de lugares preferidos por los turistas donde se destaca principalmente el Parque Miguel Lillo (10,2%) y luego el Río Quequén (1,3%).

En tercer lugar, se encuentran los espacios urbanos comerciales (7,2%) como son el centro tradicional (3,2%), la peatonal (3,1%) y la villa balnearia (0,9%), representada por la parte comercial turística aledaña a la zona urbana de balnearios.

Por último, el puerto (2%) representa el cuarto tipo de espacio preferido por los turistas sea como lugar de pesca tradicional de Necochea o como observación de lobos marinos y paisaje cultural.

Los motivos de visita de los turistas a Necochea son en orden de importancia: afectivos (27,4%); descanso y relax (23,5%); tradición (23,4%); conocer nuevos lugares (10,5); recreativos (0.9%), vinculares (8,1%); contacto con la naturaleza (0,7%) y valorativos comparativos (5,5%) (Cuadro 4).

Cuadro 4 Motivos de elección del destino 

Motivo de elección %
Afectivo 27,4
Le gusta la ciudad 27,4
Descanso y Relax 23,5
Descanso/tranquilidad 16,1
Disfrutar de la playa como espacio de relajación 7,4
Tradición 23,4
Costumbre 23,4
Conocimiento 10,5
Conocer el lugar 9,1
Recomendación 1,4
Recreativos 0,9
Practicar deportes 0,3
Asistir a eventos 0,2
Disfrutar de la playa como espacio de actividad 0,4
Vinculares 8,1
Razones familiares o de amistad 8,1
De conveniencia 5,5
Vivienda propia 2,1
Cercanía 2
Destino económico 0,6
Destino familiar 0,8
Contacto con la naturaleza 0,7
Búsqueda de contacto con la naturaleza 0,7

Fuente: Elaboración propia.

La principal motivación para visitar el destino es simbólica afectiva (27,4%), los turistas plantean una cuestión de agrado con el lugar, expresando que el motivo de elección del destino es porque “les gusta la ciudad”.

El segundo motivo de visita es para el descanso y el relax (24,5%) relacionado con la búsqueda de un espacio y de un tiempo de disfrute alejado de las tensiones de la vida cotidiana y en un entorno tranquilo.

El tercer motivo es por tradición (23,4%), los turistas expresan que es costumbre vacacionar en Necochea. La razón de visita estaría determinada por el hábito de ir al destino.

El cuarto motivo es por conocimiento de un nuevo lugar (10,5%) sea por recomendación o curiosidad eligieron Necochea con la razón de descubrir un nuevo destino vacacional.

La quinta razón de visita es recreativa (0,9%), asociada al interés de practicar deportes, asistir a eventos programados o buscar entretenimiento a través de actividades recreativas en general.

El sexto motivo es por razones vinculares (8,1%), el viaje representa una oportunidad para compartir tiempo e interactuar con personas cercanas de su entorno social, fundamentalmente familia y amigos.

El séptimo lugar, se ubican los motivos de conveniencia (5,5%) que representan facilidades y preferencias comparativas de los turistas en relación con otros destinos como son las motivaciones asociadas a cercanía del destino al lugar de residencia, una buena relación precio-calidad, un entorno familiar y la vivienda propia.

Finalmente, en último lugar, se encuentra la razón de visita asociada al contacto con la naturaleza (0,7%), motivo que puede vincularse a un deseo de evasión.

La decisión de visitar un destino en particular, está determinada entre otras, por la variable motivación, por lo cual el conocimiento de lo que busca el turista cuando visita el destino contribuye a conocer cuáles son las razones del por qué o para qué se produce una visita.

La motivación constituye un parámetro fundamental en la formación de expectativas y beneficios o ventajas buscadas por las personas cuando deciden realizan un viaje, lo que a su vez influye en la percepción de los productos y las experiencias. En este sentido, las respuestas obtenidas permiten inferir que los porqués se refieren básicamente a cuestiones de apego afectivo con el destino y para el descanso y el relax en un entorno tranquilo.

A modo de síntesis, respecto a las valoraciones de los residentes se infiere que:

  • El proceso de apropiación del territorio transcurre por medio de las prácticas e interacciones subjetivas cargadas de lazos o vínculos de emociones y sentimientos positivos que han generado un fuerte apego con el lugar de vida.

  • La comunidad tiene expectativas favorables hacia el turismo. Los residentes reconocen y valoran los beneficios económicos generados por el turismo y su potencial para contribuir al desarrollo y dinamismo local.

  • Desde una perspectiva espacial turística conviven dos imágenes de Necochea: una natural y una urbana. El espacio natural debe conservarse y ordenar y reglamentar sus usos en pos de la calidad ambiental y el espacio urbano debe refuncionalizarse en pos de la calidad del hábitat de vida y de la experiencia turística.

  • Asimismo, se reconoce el valor estético y ecológico del paisaje urbano y se lo considera un elemento relevante de la calidad del destino.

  • Los espacios naturales poseen una relevancia y significado predominante para la configuración de la identidad de la comunidad local y se aprecia el potencial turístico de los recursos naturales. Especialmente, el desarrollo del turismo de naturaleza y el afianzamiento del turismo aventura representan las opciones principales para diversificar y diferenciar la oferta turística de destino.

  • Se entiende que la calidad ambiental es un atributo significativo para la singularización del destino y reconocen la necesidad de generar en la comunidad una cultura turística y ambiental.

  • La imagen del destino debe ser actualizada con base en factores de especificidad territorial que contribuyan a su revitalización y reposicionamiento en el mercado nacional por medio de estrategias de comercialización innovadoras.

  • El contenido del imaginario del lugar tiene una orientación cognitiva asociada a la valoración de atributos tangibles del destino.

De las valoraciones realizada por los turistas se deriva que:

  • A nivel general la satisfacción hacia el destino es positiva. Las valoraciones más variadas con una inclinación negativa son respectos a aspectos de la limpieza del destino. Respecto a los atractivos turísticos, se observa que en el recurso convocante, la playa, la satisfacción es de buena a muy buena, pero que en el parque y el río las valoraciones son más dispersas con un porcentaje significativo de “no sabe no contesta”, especialmente en el río. Por lo que se puede inferir que no representa un espacio apropiado por los turistas.

  • Las imágenes que identifican al lugar y que están en la memoria colectiva se refieren a la naturaleza del lugar.

  • Los contenidos de la imagen asociada al destino reflejan construcciones simbólicas hechas a partir de la experiencia e interacción de los turistas con el destino. Lo vivencial y sus beneficios sensoriales es uno de los ejes más fuertes del posicionamiento, lo cual debe tenerse en cuenta a la hora de desarrollar estrategias de comunicación.

  • Se infiere una lealtad afectiva y actitudinal con el destino relativa al sentimiento de agrado y satisfacción con las experiencias turísticas en el lugar y el hábito vacacional de veranear en Necochea.

  • Se puede inferir la existencia de tres segmentos de turistas: los conservacionistas que eligen el destino por costumbre, los familiares para quienes buscan un ambiente tranquilo y familiar para descansar y relajarse con la familia y amigos y los hedonísticos vivenciales quienes valoran y buscan experiencias multisensoriales en el destino.

Comentarios finales

La identidad territorial da sustento y consistencia a las políticas de innovación local y diferenciación turística, incidiendo decisivamente en procesos de reactivación social, patrimonial y económica del destino.

En este sentido, el planteo del trabajo tiene una importancia marcada porque implica pensar el territorio desde una visión política y social, comprendiendo las expresiones valorativas del territorio y permitiendo evaluar las posibilidades y consecuencias que tienen sobre los significados y expectativas, las actuaciones y transformaciones en el territorio.

Los resultados del trabajo dan cuenta de la forma de valorar, pensar, organizar y usar el entorno resultando un ingrediente importante para pensar un proceso auténtico de renovación, tendiente a recrear lazos significativos para la apropiación del entorno.

El conocimiento generado de las valoraciones de la comunidad local y los turistas es un valor añadido de la dimensión local del territorio que puede evolucionar hacia la reactivación patrimonial y el cuidado ambiental, el reforzamiento de la identidad local y turística y el sentido de pertenencia de la comunidad local.

Es fundamental en cualquier proceso de intervención dirigido a la renovación ambiental y reposicionamiento turísticos comprender el carácter simbólico del territorio.

En Necochea la naturaleza se constituye en un recurso fundamental para la población y los turistas en tanto que se configura como un elemento identitario y como un atractivo principal para la visita y experiencia turística. Por lo cual, la singularidad del destino basada en la naturaleza como contenido diferencial del producto turístico de sol y playa de Necochea está efectivamente enraizada en la cultura local.

En este sentido, los paisajes naturales de Necochea representan al mismo tiempo una realidad material para la diversificación turística y la integración territorial y una realidad cultural-simbólica, para el reforzamiento de la identidad local y el reposicionamiento diferencial del territorio. Situación que demanda la gestión de los paisajes, la ordenación del uso y la protección de su valor patrimonial.

El imaginario de los residentes se vincula a atributos tangibles asociados más al apego a la dimensión física natural del territorio, por lo cual los factores de satisfacción residencial se vinculan directamente a la atractividad paisajística del entorno natural como asimismo a la calidad estética y la funcionalidad del entorno urbano. En cambio, el imaginario de los turistas está compuesto principalmente por atributos intangibles relacionados a la dimensión simbólica y afectiva, por lo cual el factor de atractividad y satisfacción turística central está dado por las vivencias turísticas recreativas en el destino. Sin dudas, la estrategia de reposicionamiento debe revalorizar el papel del ambiente y el escenario vivencial-emocional como factores claves de la imagen turística de Necochea.

El desafío es diseñar un proyecto turístico integral de identificación colectiva, en el cual las transformaciones procuren que el vínculo entre el territorio y los paisajes no sean despojados de sus valores patrimoniales, simbólicos, en definitiva, de su identidad local y turística. En este sentido, se entiende que la información analizada revela el apoyo de la comunidad al desarrollo turístico, y los vínculos y expectativas de los residentes y turistas con el territorio, lo que representa un insumo significativo para fortalecer la sustentabilidad, identidad y competitividad del destino.

Referencias

Almirón, A. V. (2004). Turismo y espacio. Aportes para otra geografía del turismo. GEOUSP: espaço e tempo, 16, 166-180. [ Links ]

Andrade Suárez, M. J. (2012). La interpretación de la realidad del destino por arte de los turistas: evaluaciones cognitivas y afectivas. PASOS, Revista de Turismo y patrimonio cultural, 10(5), 477-494. [ Links ]

Benedetto, A. (2011). Las identidades territoriales y su incumbencia en el ecodesarrrollo local. Revista Lider, 19(13), 183-199. [ Links ]

Bertoncello, R. (2002). Turismo y territorio. Otras prácticas, otras miradas. Aportes y transferencias, 6(2), 29-50. [ Links ]

Bertoni, M., López, M. J. y Testa J. (2014). Plan Estratégico de Turismo Sustentable Necochea 2013-2023. Documento Técnico de Trabajo. Universidad Nacional de Mar del Plata, Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Grupo de Investigación Economía Ecológica. [ Links ]

Cernadas, B. M. N. y Bustos, C. R. (2004). La cultura en cuestión: Estudios interdisciplinarios del sudoeste bonaerense. Bahía Blanca: EdiUNS, Universidad Nacional del Sur. [ Links ]

Ivars Baidal, J.A. (2003). Planificación turística de los espacios regionales en España. Madrid: Síntesis. [ Links ]

Massey, D. (2009). Concepts of space and power in theory and in political practice. Documentsd' Anàlisis Geogràfica, (55), 15-26. [ Links ]

Merlotto, A., Piccolo, M., y Bértola, G. (2012). Crecimiento urbano y cambios del uso/cobertura del suelo en las ciudades de Necochea y Quequén, Buenos Aires, Argentina. Revista de geografía Norte Grande, 53, 159-176. [ Links ]

Millán Escriche, M. (2012). Percepción de la Planificación y Gestión de los Espacios Turísticos Litorales de la Región de Murcia. El Periplo Sustentable, 22, 37-70. [ Links ]

Nieto, R. (1998). Lo imaginario como articulador de los órdenes laboral y urbano. Alteridades, 8(15), 121-129. [ Links ]

Oslender, U. (2002). Espacio, lugar y movimientos sociales: hacia una espacialidad de resistencias. Scripta Nova. Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, 6(115), 1-15. [ Links ]

Santana T. (2009). Antropología do turismo. Analogías, encontros e relacoes. Aleph: São Paulo. [ Links ]

Schejtman, A. y Berdegué, J. (2004). Desarrollo Territorial Rural, Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP). Debates y Temas Rurales, 1,1-54. [ Links ]

Valera S. y Pol E. (1994). El concepto de identidad social urbana: una aproximación entre la psicología social y la psicología ambiental. Anuario de Psicología, 62, 5-24. [ Links ]

Zapiain Aizpuru, T. (2011). Reflexiones identitarias en el territorio contemporáneo. La construcción colectiva de Lugar. Caso de Estudio de la Vega de Granada. Cuadernos Geográficos, 48 (2001-1), 79-108 [ Links ]

Recibido: 31 de Agosto de 2016; Aprobado: 20 de Abril de 2017

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons