SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 número40Liberalismo, conservadurismo y administración públicaLas candidaturas independientes en las elecciones de 2015 en México. Límites legales, éxitos electorales y participación ciudadana índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Tla-melaua

versión On-line ISSN 2594-0716versión impresa ISSN 1870-6916

Tla-melaua vol.10 no.40 Puebla sep. 2016

 

Artículos

Radiografía política del pensamiento universitario

Political Insight of University Thinking

Omar Antonio Ponce Carrillo* 

Lizett Pérez Castro** 

* Profesor investigador en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México. Correo electrónico: proyectohunabku@gmail.com

** Profesora investigadora en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México. Correo electrónico: proyectohunabku@gmail.com

Resumen

El presente análisis sociológico tuvo como antecedente primario la necesidad de explicitar los contenidos de dos materias de la Licenciatura en Ciencia Política: Estadística descriptiva y Estadística inferencial. Si la primera nos permite elaborar fotografías matemáticas de la realidad inmediata, la segunda nos faculta para extrapolar tales fotografías en el ámbito espacial. Este trabajo es un análisis sociológico del pensamiento político de la generación 2015 de la Licenciatura en Ciencia Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Palabras clave: Dominación; carisma; poder; estadística; sociología

Abstract

This sociological analysis had as its primary antecedent the need to explicitly state the contents of two subjects of the Bachelor’s Degree in Political Science: Descriptive Statistics and Inferential Statistics.

If the first one allows us to develop mathematic photographs of immediate reality, the second one empowers us to extrapolate such photographs in the special sphere. This work is a sociological analysis of the political thought of the 2015 generation of the Bachelor’s Degree in Political Science from the Autonomous University of Puebla (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, BUAP).

Keywords: Domination; Charisma; Power; Statistics; Sociology

Sumario:

1. Introducción / 2. Desarrollo / 3. Resumen preliminar / 4. Conclusión sociológica

1. Introducción

Este análisis sociológico tuvo como antecedente la necesidad de explicitar los contenidos de dos materias de la Licenciatura en Ciencia Política: Estadística descriptiva y Estadística inferencial. Si la primera nos permite elaborar fotografías matemáticas de la realidad inmediata, la segunda nos faculta para extrapolar tales fotografías al ámbito espacial.1

Este trabajo es un análisis sociológico del pensamiento político de la generación 2015 de la licenciatura en Ciencia Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. La intención es mapear estadísticamente la imaginación crítica del estudiante. Ésta fue previamente estimulada por medio de una serie de recursos audiovisuales relacionados con el ámbito político contemporáneo de México y el mundo.

Dicha información estadística nos permitió un análisis sociológico de la conciencia política del estudiante, de acuerdo con seis dimensiones generales: 1) intervención militar y su relación con el abuso de autoridad, 2) acción política y su relación con la justicia social, 3) administración política de los recursos naturales, 4) acción ciudadana como una intervención de seguridad pública, 5) corresponsabilidad social en el tema de la seguridad alimentaria, y 6) la cuestión de la imagen política en los medios de comunicación masivos.

2. Desarrollo

En primera instancia se realizó una serie de sondeos, por medio de la plataforma Blackboard, de acuerdo con la metodología del muestreo aleatorio simple (Mas). El primero de ellos (S0) nos permitió capturar cierta información general del estudiante, como la edad (VAR00001), el lugar de procedencia -municipio y estado- (VAR00004), el sexo (VAR00005), y su ocupación actual -estudio o trabajo- (VAR00007).

Los siguientes sondeos trabajaron exclusivamente con escalas de medición del 0 (rechazo absoluto) al 10 (consentimiento pleno), para interpretar numéricamente las respuestas dadas a las preguntas en cada caso formuladas.

El segundo sondeo (S1) se relacionó con la dimensión “intervención militar y su relación con el abuso de autoridad”, y tomó como punto de referencia la guerra del Líbano de 1982. Se le presentó al estudiante información general de dicho conflicto bélico,2 así como el documental ואלס עם באשיר (2008) de Ari Folman.3 A este respecto, se formularon dos preguntas: ¿en qué grado una acción terrorista justifica otra acción terrorista de igual o mayor magnitud? (VAR00002), y ¿cuál es el grado de responsabilidad de un Estado conforme a su actuar político, en las agresiones directas, o colaterales, contra la población civil? (VAR00003).

El tercer sondeo (S2) se relacionó con la dimensión de la “acción política y su relación con la justicia social”. Tomó como punto de partida la reciente captura del empresario Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, por parte del Estado mexicano. Se le presentó al estudiante la entrevista que le realizaron los actores Kate del Castillo y Sean Penn,4 así como la conferencia de prensa de la Secretaría de Gobernación sobre dicha captura.5

A este respecto, se formularon cuatro preguntas: ¿cómo calificarías la fortaleza del Estado mexicano? (VAR00001); ¿cómo calificarías el liderazgo político del presidente de la república mexicana, Enrique Peña Nieto? (VAR00002); ¿cómo calificarías el liderazgo político del empresario mexicano Joaquín Guzmán Loera? (VAR00003), y ¿en qué grado consideras que la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera fue un espectáculo montado por el Estado mexicano, para distraer la atención pública de otros acontecimientos de mayor relevancia como la reciente depreciación del peso mexicano? (VAR00004).

El cuarto sondeo (S3) se relacionó con la dimensión de la “administración política de los recursos naturales”. Se basó en la actual controversia política del uso del fracking en suelo norteamericano. Se le presentaron al estudiante los dos documentales de Josh Fox sobre dicho tema: (Gasland, 2010)6 y (Gasland, Part II, 2013).7 A este respecto, se formularon dos preguntas: ¿cuál es el grado de eficiencia de la administración pública respecto a los recursos naturales? (VAR00001), y ¿en qué grado la intervención ciudadana contrapesa a los intereses políticos del Estado en cuanto a los recursos naturales? (VAR00002).

El quinto sondeo (S4) se relacionó con la dimensión de la “acción ciudadana como una intervención de seguridad pública”. Se sustenta en el caso reciente de las autodefensas de Michoacán. Se le presentó al estudiante el documental Cartel Land (2015) de Matthew Heineman.8 A este respecto, se formularon tres preguntas: ¿cómo calificarías la legitimidad de la acción ciudadana de las autodefensas de Michoacán? (VAR00001); ¿en qué grado se ven afectadas la reputación y legitimidad de las autodefensas de Michoacán, por el comportamiento individual de sus líderes fundadores? (VAR00002), y ¿en qué grado se ha pervertido el objetivo original de seguridad social de las autodefensas de Michoacán por el negocio del narcotráfico? (VAR00003).

El sexto sondeo (S5) se relacionó con la dimensión de la “corresponsabilidad social en el tema de la seguridad alimentaria”. Tomó como punto de partida el creciente problema del impacto ambiental que ejerce la agricultura animal. Se le presentó al estudiante el documental Cowspiracy: The Sustainability Secret (2014) de Kip Andersen y Keegan Kuhr.9 A este respecto, se formularon dos preguntas: ¿qué calificación se merecen las políticas de las organizaciones ambientales en cuanto al impacto de la agricultura animal en el medio ambiente? (VAR00001), y ¿cuál es su percepción y aceptación del consumo de productos lácteos? (VAR00002).

El séptimo y último sondeo (S6) se relacionó con la dimensión de “la cuestión de la imagen política en los medios de comunicación masivos”. Se le presentó al estudiante el documental La dictadura perfecta (2014) de Luis Estrada.10 A este respecto, se formularon dos preguntas:¿cuál es el grado de congruencia entre la imagen del Estado mexicano que presentan los medios masivos de comunicación y su actuar real? (VAR00001) y ¿cuál es el grado de credibilidad del discurso político del Estado mexicano que se presenta en los medios masivos de comunicación? (VAR00002).

Como señalamos anteriormente, la plataforma Blackboard se utilizó para capturar los grados de respuesta de las preguntas en cada sondeo. Dichos datos se exportaron posteriormente desde dicha plataforma como archivos de Excel y, a su vez, fueron importados desde el programa SPSS para su interpretación estadística.

Se aplicaron los métodos tabulares de distribución de frecuencia para todos los datos, y de distribución de frecuencia acumulada para los datos cuantitativos. Los métodos gráficos de barras se generaron para los datos cualitativos, y el histograma y la ojiva para los datos cuantitativos. Asimismo, se obtuvieron medidas numéricas de localización (media, moda, y cuartiles) y de dispersión (varianza, desviación estándar y rango) para los datos cuantitativos. La estadística descriptiva completa se puede consultar en los anexos.

Se justificó la viabilidad de la inferencia estadística de nuestro análisis sociológico al computar en Excel las fórmulas correspondientes del Mas,11 para obtener tamaños de muestra confiables que nos permitieran aplicar nuestros sondeos a una población aproximada de doscientos estudiantes (generación 2015 de la licenciatura en Ciencia Política).

Es importante aclarar que debemos darles todo el crédito a los alumnos por el trabajo realizado. La parte más difícil de toda investigación sociológica es la construcción del objeto por investigar. En este caso, la imaginación sociológica de nuestros alumnos surgió de una complicidad académica entre los estudiantes y el maestro. Podemos entonces esperar de los alumnos total franqueza.

3. Resumen preliminar

El estudiante universitario (generación 2015) de la licenciatura en Ciencias Políticas ronda los 19 años (S0-VAR00001). La mitad de los estudiantes provienen de la ciudad de Puebla (S0-VAR00004), y la mitad son mujeres (S0-VAR00005). Tres cuartas partes de ellos solamente estudian, mientras la cuarta parte restante estudia y trabaja (S0-VAR00007).

Podemos dar un vistazo preliminar a la manera en que el estudiante piensa en términos políticos, si lo cuadramos en seis dimensiones generales. La primera de ellas alude a la relación entre política y agresión bélica. Nuestros estudiantes son del tipo pasivo, ya que la posibilidad de justificar una agresión bélica12 por venganza, ante una agresión bélica previa, promedia 4 (S1-VAR00002). Además, casi en su totalidad, hacen corresponsable al Estado en el actuar político, al agredir directa o colateralmente a la población civil (S1-VAR00003).

Este último juicio es mucho más unánime que el primero.13 La dependencia del estudiante ante una entidad paternal es aún fuerte. Pero, como se vio anteriormente, el estudiante difícilmente justifica una respuesta contundente ante las agresiones sufridas, por ejemplo, por parte de la ciudadanía.

La segunda dimensión tiene que ver con la percepción del Estado como un agente garante de la justicia social. A este respecto, nuestros estudiantes lo consideran ligeramente débil, ya que el promedio de la percepción de su fortaleza es 4.6 (S2-VAR00001). Si comparamos la percepción del liderazgo político de la cabeza del Estado político mexicano, Enrique Peña Nieto, con el liderazgo político del empresario mexicano Joaquín Guzmán Loera, el primero promedia 3.4 (S2-VAR00002), en contraste con el 6.9 (S2-VAR00003) que promedia el segundo. Por ende, se puede hablar de una crisis de autoridad de la figura carismática más importante de la política mexicana.

Por último, los estudiantes consideran casi por completo (con un promedio de 7.6) que el Estado mexicano gusta de distraer la atención de la ciudadanía, por ejemplo, de cuestiones económicas estratégicas. Esto por medio de una manipulación mediática a partir de situaciones prefabricadas (S2-VAR00004). Sin embargo, vale aclarar que dicha aseveración goza de la menor uniformidad, en comparación con los otros juicios de esta dimensión.14 La tercera dimensión tiene que ver con la percepción del Estado como el agente (primordialmente) responsable de la administración adecuada de los recursos naturales. Si nos situamos en el contexto internacional actual del uso del fracking en la extracción del gas natural, los estudiantes consideran que la administración pública del Estado en el ámbito de los recursos naturales es medianamente eficiente, con un promedio de 5.1 (S3-VAR00001). Además, consideran que la acción ciudadana contrapesa medianamente los intereses políticos del Estado en dicho rubro, con un promedio de 5.4 (S3-VAR00002). La cuarta dimensión tiene que ver con la percepción de corresponsabilidad que el Estado y la sociedad civil tienen en el tema de la seguridad pública. Si tomamos como trasfondo el caso reciente de las autodefensas de Michoacán, los estudiantes apenas aprueban la legitimidad de dicha acción ciudadana, con un promedio de 6.5 (S4-VAR00001).

No solamente consideran (con un promedio de 7.4) que la actuación particular de sus líderes afecta su reputación y legitimidad (S4-VAR00002), sino que a su vez perciben de forma acentuada (con un promedio de 7.8) que su objetivo original de seguridad social se pervirtió por el negocio del narcotráfico (S4-VAR00003). Por ende, en el ámbito de la seguridad pública, los alumnos siguen vacilando respecto a la aplicación efectiva y la justificación ideológica de la acción bélica; en este caso emanada de la sociedad civil.

La quinta dimensión tiene que ver con la percepción de corresponsabilidad social en el contexto de la seguridad alimentaria. Los estudiantes apenas reprueban la intervención política de las organizaciones ambientales en el impacto ambiental de la agricultura animal, con un promedio de 5.9 (S5-VAR00001). Sin embargo, aceptan y participan en gran medida (con un promedio de 6.7) del consumo de productos lácteos (S5-VAR00002). Sin embargo, vale aclarar que esta última percepción goza de mayor uniformidad que la primera.15

La sexta y última dimensión tiene que ver con la percepción de manipulación mediática de la imagen política del Estado mexicano. Los estudiantes suponen un alto grado de distorsión entre la realidad digital de la política mexicana y su actuar real. La percepción de congruencia entre ambos contextos es de 3.8 (S6-VAR00001). Por ende, el grado de credibilidad del discurso político del Estado mexicano que nos presentan los medios masivos de comunicación es relativamente bajo, al promediar 3.1 (S6-VAR00002).

4. Conclusión sociológica

Para el primer sondeo (intervención militar y su relación con el abuso de autoridad), nuestros estudiantes son más bien del tipo pasivo y con dependencia ante una entidad paternal aún fuerte. En el sondeo 2 (acción política y su relación con la justicia social) consideramos que la percepción de los estudiantes sobre el Estado como un agente garante de la justicia social es la de una entidad débil. Los estudiantes conciben que el Estado presenta una crisis de autoridad importante en el Poder Ejecutivo y que por ello se apoya en manipulaciones mediáticas para distraer la atención de la ciudadanía de asuntos sociales realmente importantes.

En el sondeo 3 (administración política de los recursos naturales), concluimos que los estudiantes consideran que la administración pública del estado, en el ámbito de los recursos naturales, es medianamente eficiente. Además, la acción ciudadana contrapesa medianamente los intereses políticos del estado en dicho rubro.

En el sondeo 4 (acción ciudadana como una intervención de seguridad pública), advertimos que los estudiantes apenas aprueban la legitimidad de una acción ciudadana como la de las autodefensas de Michoacán. En el ámbito de la seguridad pública, los alumnos siguen vacilando respecto a la aplicación efectiva y a la justificación ideológica de la acción bélica, en este caso emanada de la sociedad civil.

Para el sondeo 5 (corresponsabilidad social en el tema de la seguridad alimentaria), los estudiantes apenas reprueban la intervención política de las organizaciones ambientales en el ámbito del impacto ambiental de la agricultura animal. Sin embargo, aceptan y participan en gran medida del consumo de productos lácteos. Finalmente, para el sondeo 6 (la cuestión de la imagen política en los medios de comunicación masivos), en cuanto a la percepción de manipulación mediática de la imagen política del Estado mexicano, los estudiantes suponen un alto grado de distorsión entre la realidad digital de la política mexicana. Esto implica un grado relativamente bajo de credibilidad del discurso político del Estado mexicano, que se presenta en los medios masivos de comunicación.

El estudiante universitario de la licenciatura en Ciencia Política de nuestra universidad gusta de observar el fenómeno político. Esto lo coloca en una posición de privilegio intelectual. El fenómeno de la política es el fenómeno del poder. El poder es la posibilidad de hacer que otro individuo trabaje por ti. El estudiante de nuestra carrera defiende los privilegios de la clase burguesa por medio del embelesamiento, a través de la educación, de la dominación de ciertos hombres sobre los demás.

La dominación política toma un tono positivo cuando el sujeto que manda está dotado orgánicamente de “carisma”. El carisma es un grado de magnetismo espiritual que todo ser humano posee. Entraña un fenómeno de acercamiento y docilidad ante el superior. Por otro lado, la dominación política se torna negativa cuando el sujeto que manda pierde su carisma en la impersonalidad del cargo, que entonces lo domina.

Estudiar ciencia política entraña leerse a uno mismo como un ente político carismático tanto pasivo (que es atraído) como activo (que atrae). El estudiante de tal disciplina es, por tanto, el agente recursivo del conocimiento y la práctica política. Le fascina el poder, pero originalmente no lo entiende; sin embargo, debe eventualmente comprenderlo.

Ese es el objetivo central de este ejercicio: presentarle al estudiante universitario una lectura objetiva de su pensar político, por medio de una serie de categorías conceptuales de muy fácil aprehensión. Nuestro interés está puesto en su empoderamiento intelectual, a partir de la difusión y asimilación de recursos audiovisuales alusivos al fenómeno político, que fomenten una sociología política de la realidad mexicana y del mundo en general.

Podemos sintetizar la información anterior argumentando que el conocimiento del Estado entraña en primer término conocer qué piensa la gente de él. El Estado como tal no existe, es simplemente lo que la gente habla y sabe de él. Es decir, el Estado es un ente mental y no material (empírico). En la lectura de los ciudadanos jóvenes está la clave para entender la configuración del Estado mexicano del mañana.

El Estado del mañana exige ciudadanos que mayoritariamente no trabajen, que solamente se dediquen a cultivar una vida burguesa centrada en la creencia del estudio. Esto es bueno, ya que alimenta la clase intelectual mexicana, que también analizaba el músico mexicano ya fallecido Rodrigo González en la canción “Los intelectuales”. Sin embargo, es importante saber que la cuarta parte de nuestros estudiantes ya se ven en la necesidad o curiosidad de trabajar al mismo tiempo que estudian.

Además, El Estado del mañana pesará sobre hombres y mujeres dóciles, amaestrados por el sistema: pacíficos. Lo anterior es necesario en pos del desarrollo de la cultura burguesa, que es el crisol de la ideología de la intelectualidad; a la postre, es el axioma fundamental de la institución social de la educación pública. Cuando hablamos de sujetos pasivos y dóciles hablamos de seres aún muy dependientes de la figura paternal, de la autoridad, del que sostiene económicamente y ama en un sentido formativo y disciplinario. Sin embargo, a su buscan moldear una relación política basada no tanto en la agresión, sino más bien en la comunicación racional y consensuada. Rechazan la violencia aun cuando es merecida, y buscan sobre todo embellecer el ejercicio político de la dominación discursiva.

El problema está en que ven al Estado como un ente débil. Eso habla de su propia debilidad moral. La moral ya no se ubica en el espectro político, como idealmente debería de ser, sino que se mueve en ámbitos sociales muy dispares. El joven no admira (y difícilmente lo hace, como en los casos excepcionales de Andrés Manuel López Obrador y Lázaro Cárdenas del Río) a las figuras políticas. Admira más bien a actrices y músicos, a deportistas y a empresarios, a criminales y a artistas.

De ahí que el grupo de personas que vive enquistado en el sistema político mexicano cada vez tenga que hacer mayor esfuerzo para continuar la farsa social de su situación de clase privilegiada, a costa del trabajo de los demás (por medio de la imposición fiscal de “impuesto”). Eso los jóvenes lo tienen bien claro. La intelectualidad es la base de la conciencia de clase. Nuestros estudiantes saben que la clase política nos estructura económicamente en su beneficio de forma silenciosa (como un parásito intestinal), al mismo tiempo que nos tima mediáticamente con ideologías de miedo y seguridad, de contingencia y crisis ambiental. Es decir, fabrica criminales y héroes, y formaliza lo bueno y lo malo en un sentido colectivo.

El joven ciudadano es además un sujeto social que refleja un Estado poco responsable en la cuestión ambiental. Esto justifica de forma superficial su descuido práctico (que no sentimental ni romántico) por la naturaleza. El Estado no nos alimenta adecuadamente, ni le preocupa la seguridad alimentaria de la gente. Le preocupa más bien el estado de salud del negocio de la seguridad alimentaria. El problema está, como área de oportunidad, en el escepticismo medianamente generalizado de la efectividad última de la acción ciudadana en favor de sus intereses de clase, y en contra de los intereses egocéntricos del Estado. Debemos, sin embargo, reconocer que nuestros hábitos alimentarios carnívoros nos mantienen esclavizados a la industria actual, la cual está acabando con el planeta. Por otro lado, ha ido degradando paulatinamente la condición biológica de nuestra especie.

El joven reconoce las injusticias del Estado represor que personificamos. Sin embargo, se le enseña a temer, a no actuar, a ser pasivo. Lo anterior se refuerza por su percepción escéptica y algunas veces reprobatoria de fenómenos sociales como las autodefensas. No obstante, este movimiento se justifica a sí mismo en la búsqueda de una justicia social de la cual no se puede responsabilizar plenamente el Estado. Al Estado, como clase social privilegiada, no le interesa la gente, más allá de sus aportaciones económicas obligatorias. El Estado únicamente tiene conciencia del jodido en la medida en que éste le sirve y le conviene. Existe un profundo sentimiento de impotencia y debilidad ante la injusticia social. El gobernante y el administrador difícilmente se asumen como los garantes últimos de nuestros problemas; antes bien, tendemos a reconocer a la clase política como el responsable principal de los problemas colectivos. Por ende, el Estado se percibe como la delincuencia, el narcotráfico, el asesino y violador, el abusivo y el corrupto. Al mismo tiempo, éste busca aparejarse ideológicamente con la justicia y el orden, la transparencia y la humildad, la equidad y la solidaridad.

Por último, podemos decir que el ciudadano político joven está configurando un Estado holográfico que presenta una imagen distorsionada de su actuar real. Parece un demonio que cada vez luce mejor y con mayor definición en los medios masivos de comunicación. A la postre, tienen cada vez menos seguidores. La clase política mexicana se esfuerza cada vez más por verse mediáticamente bien: joven, sugerente, sexy, sana y divertida. Sin embargo, los jóvenes ya no se forman un imaginario simbólico unitario de la autoridad de dicha clase. Así ocurre desde que la radio, la televisión y los periódicos han dejado de ser las referencias obligadas del conocimiento e información públicos. Por lo tanto, el Estado aparece como lo que efectivamente es: una mentira, una farsa, un teatro social montado en favor de muy pocas personas.

El Estado mexicano está en crisis porque su imagen y actuar están en crisis, porque la gente desconfía de él y le obedece a regañadientes. El Estado actual es poco carismático. Se ha convertido en una función impersonal de la maquinaria económica que justifica estéticamente nuestra sociedad represora.

Referencias

Rolling Stone, Entrevista Completa El Chapo Guzman - Rolling Stone Joaquin El Chapo Guzmán. [Consulta: 22 de abril, 2016]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=-7gzl2ZI1kELinks ]

Gobierno de la República, Conferencia de Prensa Secretaria de Gobernación. [Consulta: 22 de abril, 2016]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=jeOVCrAsy0sLinks ]

Fox, Josh, Gasland, Estados Unidos, HBO Documentary Films & International WOW Company, 2010. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=yH3HxJXHO2ALinks ]

Fox, Josh, Gasland Part II, Estados Unidos, HBO Documentary Films & International WOW Company, 2013. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/0B5Png9GlOSBWSEVSczMtUnlYMTA/view?pref=2&pli=1Links ]

Heineman, Matthew, Cartel Land, Estados Unidos, The Documentary Group & Our Time Projects, 2015. Disponible en: https://onedrive.live.com/?authkey=!ADl9iB8yriZdSEg&cid=B1DFEDADCABA7C5A&id=B1DFEDADCABA7C5A!195&parId=root&o=OneUpLinks ]

Andersen, Kip & Kuhn, Keegan, Cowspiracy: The Sustainability Secret, Estados Unidos, Keegan Kuhn, 2014. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/0B5Png9GlOSBWYWdjN2pabVpzSXM/view?pref=2&pli=1Links ]

Estrada, Luis, La dictadura perfecta, México, Bandidos Films, 2014. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=PNowHoprcQQLinks ]

Anderson, Sweeney y Williams, David, Estadística para administración y economía, México, Cengage Learning, 2010. [ Links ]

1También temporal; sin embargo, en este estudio nos interesa exclusivamente la inferencia muestra- población.

2Guerra del Líbano de 1982, Wikipedia, La enciclopedia libre. [Consulta: 19 de marzo, 2016]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_L%C3%ADbano_de_1982

3Ari, Folman, ואלס עם באשיר, Israel & Alemania & Francia, Bridgit Folman Film Gang & Les Films d’Ici, & Razor Film Produktion, 2008. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/0B5Png9GlOS BWVVo0MzRSdUM2M2M/view?pref=2&pli=1

4Rolling Stone, Entrevista Completa El Chapo Guzman - Rolling Stone Joaquin El Chapo Guzmán. [Consulta: 22 de abril, 2016]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=-7gzl2ZI1kE

5Gobierno de la República, Conferencia de Prensa Secretaria de Gobernación. [Consulta: 22 de abril, 2016]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=jeOVCrAsy0s

6Fox, Josh, Gasland, Estados Unidos, HBO Documentary Films & International wow Company, 2010. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=yH3HxJXHO2A

7Fox, Josh, Gasland Part II, Estados Unidos, hbo Documentary Films & International wow Company, 2013. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/0B5Png9GlOSBWSEVSczMtUnlYMTA/view?pref=2&pli=1

8Heineman, Matthew, Cartel Land, Estados Unidos, The Documentary Group & Our Time Projects, 2015. Disponible en: https://onedrive.live.com/?authkey=!ADl9iB8yriZdSEg&cid=B1DFEDADCABA7C5A&id=B1DFEDADCABA7C5A!195&parId=root&o=OneUp

9Andersen, Kip & Kuhn, Keegan, Cowspiracy: The Sustainability Secret, Estados Unidos, Keegan Kuhn, 2014. Disponible en: https://drive.google.com/file/d/0B5Png9GlOSBWYWdjN2pabVpzSXM/view?pref=2&pli=1

10Estrada, Luis, La dictadura perfecta, México, Bandidos Films, 2014. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=PNowHoprcQQ

11Anderson, Sweeney y Williams, David, Estadística para administración y economía, México, Cengage Learning, 2010.

12Vale aclarar que en el sondeo original (S1) no utilizamos la noción de “bélico”, sino la de “terrorista”.

13Compárense al respecto las medidas de dispersión de ambas variables.

14Compárense al respecto las medidas de dispersión de las variables en cuestión.

15Compárense al respecto las medidas de dispersión de ambas variables.

Recibido: 10 de Enero de 2016; Aprobado: 11 de Febrero de 2016

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons