SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 número22Grecia, Europa, Syriza y Podemos. La necesidad de un debateEl imperio de las transnacionales índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Ola financiera

versión On-line ISSN 1870-1442

Ola financ vol.8 no.22 México sep./dic. 2015

 

Reseña

Democracia y Soberanía en la propuesta de Podemos

Carlos J. Saavedra González

Disputar la democracia. Política para tiempos de crisis. Iglesias, Pablo. 2014. Ed. AKAL, España:

Este libro aparece precisamente en el contexto del enorme crecimiento de organizaciones sociales, potenciado por la profunda crisis financiera y económica de Europa, y España en particular. Un breve prólogo de Alexis Tsipras sitúa y resume el desafío político de la sociedad europea: derrotar el miedo, luchar por la justicia, la dignidad y la vida.

Sin embargo, el verano griego mostró que profundizar la democracia y derrotar la austeridad, requiere algo más que la claridad programática, la unidad de todas las fuerzas políticas, la acción constante y la lucha de masas. (p.6) En palabras de Tsipras, "...dar la vuelta a la economía y ponerla al servicio de la sociedad y las necesidades humanas..." (p.7) requiere construir una fuerza más fuerte que "los mercados", romper la austeridad y defender la democracia, arrebatar la legitimidad a las fuerzas económicas que anteponen la ganancia a la vida.

Pablo Iglesias decide publicar este libro, inicialmente elaborado con objetivos académicos, no solamente como profesor universitario sino también como líder en el ascenso vertiginoso de Podemos. La lectura de diferentes episodios de la historia mundial y de España está dirigida a entender los momentos de disputa por la democracia y su papel en la transformación política y social.

La reciente crisis en la zona euro y sus consecuencias sociales se tradujeron en un rechazo por parte de la población hacia las políticas aplicadas por la Troika (FMI, BCE y CE) y los gobiernos. Podemos, surge como un partido que va en esa misma línea al fundarse formalmente en enero de 2014. Para mayo del mismo año logra 5 escaños en el Parlamento Europeo. Uno de los eurodiputados de ese partido, Pablo Iglesias, se refiere al proyecto europeo como una parte más de la "gran contrarrevolución protagonizada por el partido de Wall Street".

Sin duda, la idea detrás de esta afirmación es que los problemas de la distribución del ingreso y de la desigualdad, no se toman en cuenta en la política económica debido a que hoy en día ésta se dirige hacia los ciudadanos en general, ignorando la división clasista que se da en el seno de la sociedad. A partir de su concepción sociológica coincidente con las ideas de Gramsci (al menos es lo que afirma) concibe la contradicción que en la realidad se da entre la burguesía y el proletariado. En las actuales condiciones son las principales élites financieras quienes a través del poder que ejercen, obligan a aplicar políticas de corte neoliberal a los países de la eurozona.

El libro expone las dificultades a las que se enfrenta Podemos para construir una mayoría social. Estas dificultades constituyen la coerción de los aparatos ideológicos del Estado y la violencia que ejerce para mantener su hegemonía. Frente a esto, propone la organización de la sociedad: los desempleados, las familias endeudadas y con bajos salarios, los pobres, etc. Como una estrategia semejante al juego de ajedrez renunciando a otra que sería la del boxeo, es decir, la del enfrentamiento violento y así beneficiar a la mayoría de la población.

Cuestiona las bases de la democracia actual y afirma que no son suficientes en términos de soberanía y derechos sociales y, por el contrario, beneficia a las minorías a partir de un entramado jurídico y legal. Por lo tanto, propone modificar estas bases y socializar el poder, es decir, "destruir la relación asimétrica entre las clases y remover así las bases materiales de la desigualdad.", pero advierte del peligro de que un partido del proletariado se convierta, finalmente, en una dictadura de las élites de ese partido. Por lo tanto para Podemos es todo un reto lograr una transformación si no hay una mayoría representativa que permita modificar las bases del proyecto europeo con el fin de socializar el poder.

La obra se encuentra dividida en cuatro partes: la primera, "Política. El pesimismo de la inteligencia y el optimismo de la voluntad". Segunda, "Historia. El futuro tiene un corazón antiguo". Tercera, "Crisis. La economía es política" y cuarta, "Régimen. El poder y la casta". En la primera parte hace una reflexión sobre lo que es la política entendida desde la perspectiva del poder, esto se refiere a cómo se encuentran configuradas las instituciones políticas y a través de ello, de qué manera se expresa el bienestar social. Así como de la lucha por el poder y la manera en que se manifiesta a través del Estado. Con esto se refiere al control hegemónico de las clases dominantes desde la perspectiva Gramsciana, a partir de la cual no solamente se manifiesta en los mecanismos coercitivos o económicos, sino que además lo hace por medio de la educación, la religión y los medios de comunicación.

La segunda parte del libro presenta algunos pasajes históricos de España y la disputa por la democracia. Este recuento histórico se puede resumir cómo la confrontación entre las fuerzas que han luchado por la transformación progresiva de España y las que se han resistido al cambio. En la actualidad, los diferentes movimientos y protestas sociales dan cuenta de que el enfrentamiento con los grupos hegemónicos no ha sido una cuestión fácil y representa el enorme reto de un partido como Podemos que inicia con una minoría representativa, pero que con el paso del tiempo se ha abierto camino en la contienda electoral. Es sin duda, una tarea difícil que requiere de la participación de muchos grupos que busquen los mismos objetivos. En este contexto, el autor expresa su apoyo a Syriza y al exprimer ministro, Alexis Tsipras, por su inconformidad ante las políticas de austeridad impuestas a los países del sur de Europa.

En la tercera parte, el autor hace alusión al consenso que lograron los grupos hegemónicos del mundo sobre las políticas económicas de antes, durante y después de la crisis, las que han sido promovidas por el "partido de Wall Street". En Europa éste tiene su aliado en el partido al que pertenece Ángela Merkel y a través del cual se logró implantar el Tratado de Maastricht, los criterios de convergencia y el Pacto de Estabilidad. Los cuales continúan defendiendo los intereses de los grupos hegemónicos, incluso, el autor hace alusión al multimillonario Warren Buffet quien dijo que "la lucha de clases sigue existiendo, pero la mía va ganando", dando cuenta de que la misma disputa por la democracia es una lucha entre clases sociales.

En la cuarta parte se examinan algunos aspectos de la crisis del régimen político español, a través de los partidos tradicionales: el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), así como de la monarquía. Por otro lado, da cuenta de las prácticas de corrupción de funcionarios del gobierno en complicidad con las instituciones financieras. Por ejemplo, hace la siguiente mención: "La vinculación de los sectores público y privado en concesiones y privatizaciones, las redes de empresas que financian partidos y colocan militantes en altos cargos es la realidad cotidiana de la política de nuestro país". Incluso también destaca el caso griego: la colusión entre Goldman Sachs y el gobierno de Lucas Papademos para maquillar los datos de la deuda griega, en lo que participó Mario Draghi quien actualmente es presidente del BCE y en aquel entonces alto ejecutivo de la misma institución financiera.

A lo largo del libro el autor deja en claro que la lucha por la democracia del pueblo español es defender los intereses de la clase trabajadora y recuperar parte de la soberanía perdida ante la incorporación de ese país en la zona del euro. Sin embargo, reconoce que no es una tarea sencilla debido a los intereses alemanes en controlar la política de los países de la eurozona, principalmente los del sur a través de la deuda soberana, llevándolos a recortes fiscales que aumentan el número de desocupados y deterioran los niveles de consumo e inversión. Mientras Francia, busca recuperar terreno político frente a Alemania, los intereses de Estados Unidos consisten en hacer que se cumplan las políticas impulsadas por el gobierno alemán.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons