SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.17 número42¿Justicia versus legalidad?: la ley que legitima al poder índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Andamios

versión impresa ISSN 1870-0063

Andamios vol.17 no.42 México ene./abr. 2020  Epub 29-Ago-2020

https://doi.org/10.29092/uacm.v17i42.752 

Reseñas

Diagnostico moral a una sociedad líquida

Juan David Almeyda Sarmiento

Zygmunt, B., Donskis, L., Maldad líquida. Vivir sin alternativas. Bogotá: 2019.


El presente libro es una continuación de un trabajo ya empezado con anterioridad por parte de ambos autores. En Ceguera moral, publicada en el 2015, ambos pensadores pusieron sobre la mesa la crisis moral que traía consigo la actual época de acelerado poscapitalismo líquido. Para estos autores, el trabajo alrededor del mundo moderno se había reducido a pensar cómo el ser humano había reducido sus relaciones públicas y privadas a un cálculo de consumo y rentabilidad. El ejercicio llevado a cabo dio como resultado que la humanidad se encontraba en un estado catatónico donde el mundo que lo circundaba se había vuelto superfluo, todo ser fuera del sujeto líquido moderno carecía de valor y si lo poseía era únicamente debido a su futura capacidad de producirme beneficio.

De modo, que los cabos sueltos que quedaron dieron como resultado la presente extensión de lo ya expuesto con anterioridad por parte de estos autores. En un trabajo riguroso y metódico, ambos pensadores ponen en el ojo de su escrutinio el problema del mal en el mundo líquido moderno. Así, partiendo de una delimitación de las cualidades propias de los líquidos, la imposibilidad de conservar su forma y el carácter de un constante in statu nascendi que jamás se vuelve una forma fija, los autores proponen una cartografía de las fuentes del mal que fluyen hoy día en la sociedad globalizada, esa misma que se compone de elementos tales como el desorden, la desregulación, la atomización, la fragmentación y una cada vez más marcada y latente individualización.

Este es un ejercicio de diagnóstico, como la mayoría de los trabajos de Bauman, que propone una mirada desde el interior a ese mundo que cada vez carece más de propiedades que lo hagan habitable. Es un llamado al escepticismo y a la acción responsable con el mundo, además, busca desenmascarar los nuevos regímenes totalitarios que se alzan en el globo. Este nuevo tipo de mal es expuesto como parte de las fuerzas blandas que existen en el mundo actual, distinto en sobremanera a las fuerzas duras que existieron en la antigua sociedad sólida, lo cual dota a esta maldad de nuevas cualidades que le permiten existir. El mal licuado es una nueva cara de la sociedad líquida moderna donde ya no se necesita coerción sino tentación.

Estructurado a modo de conversación, método ya utilizado con anterioridad en otras obras, se pretende construir una dialéctica que complemente recíprocamente los postulados expuesto entre ambos autores. El libro no se debe ver como un debate entre autores, sino como una investigación conjunta que pretende retomar lo dicho por ambos pensadores para poder ir navegando por los ríos de la sociedad líquida moderna. Si bien es cierto que el dominio temático está de manos de Bauman, puesto que Donskis es un visitante que se ciñe al lenguaje y pensamiento baumiano, ambos autores están a la altura de la propuesta que ponen frente al lector. En ningún momento se siente asimetría en el conocimiento entre ambos. Donskis sigue sin ningún problema lo dicho por Bauman y tiene la capacidad de ampliar, en múltiples ocasiones, la teoría del autor polaco.

Si bien es cierto que existen muchos lugares comunes, puesto que existen otras obras de Bauman que poseen un bagaje teórico más profundo en lo que respecta al análisis del mundo actual desde su teoría de lo líquido y donde varias de las tesis expuestas en este trabajo ya son revisadas con detenimiento, lo que da merito a este trabajo es el ejercicio siempre necesario de pensar el contexto actual con la rigurosidad que lo amerita.

Es una reflexión que proyecta lo que es el cierre de su filosofía, que propiamente se encuentra expuesta en Retropía, obra póstuma del 2017, y que permite tomar nota de las formas nuevas de entender las relaciones humanas en un mundo cada vez más carente de humanidad. El presente estudio que ambos autores despliegan tiene la potencialidad de despertar a los seres humanos del aletargamiento en que el mundo líquido los ha colocado. Estos pensadores quieren hacer una estocada a ese adormilamiento en que se sume poco a poco el mundo, quiere ser una herramienta para develar los nuevos discursos radicales que dominan la política y la manera de interactuar los unos con los otros.

La doctrina TINA (del inglés: there is no alternative) es el enemigo que encarna el mal líquido. Un elemento que configura las reglas de juego del mundo líquido moderno y que es la reducción a un ser reaccionario y carente de empatía por los otros. La maldad líquida encuentra su conjugación en todo aquello que nazca de la doctrina TINA, además, este nuevo tipo de mal licuado:

Como todos los fluidos, tiene la asombrosa capacidad de fluir rodeando obstáculos que surgen o se encuentran en su camino. Como hacen otros líquidos, este mal empapa las barreras a su paso, las humedece, va calando en ellas, y, muy a menudo, las erosiona y las disuelve, absorbiendo esa solución en su propia sustancia para agrandarse y potenciarse a sí mismo. (…) tras haber impregnado el tejido de la vida cotidiana y haberlo empapado a fondo, el mal- cuando (o sí) lo detectamos-hace que todos los otros modos de vida alternativos se nos antojen inverosímiles, irreales incluso; un veneno letal se nos presenta engañosamente como un antídoto salvador contra las propias adversidades de la vida (Bauman y Donskis, 2019, p. 11).

En suma, es un ejercicio que debe ser tenido en cuenta por su pertinencia para el presente. Esta obra es un trabajo investigativo que no deja de ser atractivo para poder pensar cómo estamos entendiendo las relaciones entre los seres humanos ahora que el mundo cada vez parece tener menos alternativas. No ha de entenderse este libro como fatalista, esta obra apunta a develar las máscaras que nos rodean para propender a la responsabilidad, en todo sentido, con el mundo. Pretende poner al lector en un escepticismo de los sistemas políticos con los que relaciona y con los cuales no puede evitar entrar en contacto, por lo que su lectura se vuelve fundamental para reflexionar sobre las formas que va tomando la realidad líquida en la que vivimos.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons