SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.84 número4Dilema diagnóstico: masa intracardiaca en una paciente con síndrome de BehçetSíndrome de Andersen-Tawil: una revisión del diagnóstico genético y clínico con énfasis en sus manifestaciones cardíacas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Archivos de cardiología de México

versión On-line ISSN 1665-1731versión impresa ISSN 1405-9940

Arch. Cardiol. Méx. vol.84 no.4 Ciudad de México oct./dic. 2014

http://dx.doi.org/10.1016/j.acmx.2014.04.003 

Imagen en cardiología

 

Joven hipertenso con insuficiencia aórtica por válvula aórtica anatómicamente cuatricúspide

 

Young men with high blood pressure and aortic regurgitation: Anatomically quadricuspid aortic valve

 

María Thiscal López Lluvaa,*, María Ángeles Pérez Martínezb, Manuel Marina Breysseª, Natalia Pinilla Echeverriª, Jesús Piqueras Floresª

 

a Servicio de Cardiología, Hospital General Universitario de Ciudad Real, Ciudad Real, España.

b Servicio de Cardiología-Unidad de Imagen, Hospital General Universitario de Ciudad Real, Ciudad Real, España.

 

* Autor para correspondencia:
C/ Obispo Rafael Torija s/n, 13005
Ciudad Real. Ciudad Real, España.
Correo electrónico: mtl.lluva@gmail.com (M.T. López Lluva).

 

Recibido el 28 de enero de 2014
Aceptado el 2 de abril de 2014

 

Las imágenes corresponden al ecocardiograma transesofágico de un varón de 22 años de edad, estudiado por hipertensión arterial esencial. Muestran una válvula aórtica cuatricúspide (fig. 1) con fusión de los 2 velos derechos por un rafe, que simulan funcionalmente un velo no coronario normal y por ende, una válvula aórtica tricúspide (fig. 2). Se observa asimismo una insuficiencia aórtica leve central (fig. 3). Las dimensiones de la raíz aórtica, aorta ascendente y aorta torácica se encuentran dentro del rango de la normalidad.

La malformación valvular aórtica más frecuente es la válvula bicúspide. La válvula aórtica cuatricúspide es una anomalía cardiaca congénita rara, con una incidencia estimada del 0.003-0.043% de las cardiopatías congénitas. Balington la describió por primera vez en 1862 en el curso de una autopsia. Desde entonces, se han descrito 200 casos en la literatura, con una discreta prevalencia en varones. La mayoría se diagnostican en edad adulta, tras estudio ecocardiográfico. En ocasiones, como en el caso que presentamos, se necesita un ecocardiograma transesofágico que aporte más detalle al estudio anatómico valvular. La clasificación de Hurwitz y Roberts1 incluye 7 tipos diferentes según el tamaño de las valvas. La que mostramos corresponde al tipo D: una cúspide grande, 2 cúspides de tamaño intermedio, y una cúspide pequeña. En la mayoría de los casos se trata de válvulas funcionalmente anómalas. Se ha reportado que hasta un 75% de los pacientes presentan insuficiencia aórtica.

Además, dado que se trata de una enfermedad de la conectiva, se asocia con frecuencia a otras anomalías tales como ectasia de la aorta, dilatación progresiva de la aorta ascendente, estenosis aortica, etc.2. Por ello cobra especial importancia el seguimiento estrecho de estos pacientes con el objetivo de evitar potenciales complicaciones.

 

Financiación

No se recibió patrocinio de ningún tipo para llevar a cabo este artíuculo.

 

Conflicto de interés

Los autores declaran no tener ningún conflicto de interés.

 

Bibliografía

1. L.E. Hurwitz, W.C. Roberts. Quadricuspid semilunar valve. Am J Cardiol. 1973;31:623-6.         [ Links ]

2. S. Gouveia, J.D. Martins, G. Costa. Quadricuspid aortic valve--10-year case series and literature review. Rev Port Cardiol. 2011;30:849-54.         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons