SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.81 issue1Intracardiac ultrasound-guided percutaneous mitral valvuloplastyMyocardial postconditioning: anesthetic considerations author indexsubject indexsearch form
Home Pagealphabetic serial listing  

Archivos de cardiología de México

Print version ISSN 1405-9940

Arch. Cardiol. Méx. vol.81 n.1 México Jan./Mar. 2011

 

Comunicaciones breves

 

Maniobra para rescate de stent atrapado en el árbol coronario

 

Rescue maneuver for entrapped stent in the coronary tree

 

Vicens Martí, Joan García–Picart, Jordi Balcells, Clarissa Cola, Panagiotis Kastanis, Manel Sabaté

 

Hospital de Sant Pau, Barcelona, Spain. Unidad de Hemodinámica. Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiaca.

 

Correspondencia:
Vicens Martí, Unidad de Hemodinámica.
Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiaca,
Hospital de Sant Pau. Av. Antoni M. Claret, 167.
08025–BARCELONA. España.
Teléfono: 034–93–556.58.50
FAX: 034–93–556–5852.
Correo electrónico: vmc18461b@hotmail.com

 

Recibido el 1 de julio de 2009;
Aceptado el 21 de diciembre de 2010.

 

Resumen

Describimos el caso de dos pacientes que durante la angioplastia los stents se desprendieron del balón sin expandir y quedaron atrapados en el árbol coronario. En un paciente el stent quedó enclavado en la curvatura de la arteria circunfleja y en el otro paciente en el tronco común distal. Los stents se extrajeron en el primer caso tras avanzar un balón de bajo perfil a través del stent y en el otro tras colocar otra guía exterior al stent y situar un balón distal. En ambos casos se hinchó el balón distal a los stents y se logró desenclavar al retirar el balón hacia el catéter guía y después todo el sistema.

Palabras clave: Stent; Angioplastia; Stent atrapado; Complicaciones; España.

 

Abstract

We describe two patients in whom stents dislodged from the unexpanded balloon during angioplasty and remained trapped in the coronary tree. In one patient the stent was located in the curvature of the circumflex artery and, in the other patient, it was detected in the distal left main artery. Retrieval of the undeployed stents was accomplished in the first case after advancing a low profile balloon through the stent and, in the second case, after placing a second guidewire exterior to the stent. In both cases, the balloon was inflated distally and the stents were dislodged after pulling the balloon back towards the guiding catheter and then withdrawing the whole system.

Keywords: Stent; Angioplasty; Entrapped stent; Complications; Spain.

 

Introducción

La pérdida del stent en el árbol coronario antes de su implantación es infrecuente. Cuando emboliza a la vasculatura arterial periférica de extremidades inferiores no suele asociarse a complicaciones. Sin embargo, cuando se desprende en el árbol arterial coronario el stent debe extraerse debido al riesgo de embolización y trombosis.1–3 Describimos la extracción percutánea de dos stent que quedaron atrapados en la arteria circunfleja proximal en un caso y en el tronco común distal en el otro. Asimismo, se revisan el empleo de otras técnicas publicadas en la literatura para la extracción de stents retenidos en el árbol coronario.

 

Caso clínico 1

Varón de 71 años con historia de diabetes mellitus tratada con hipoglucemiantes orales e hipercolesterolemia. El paciente presentaba angina de esfuerzo progresiva de un mes de evolución. El estudio de isquemia con SPECT con talio–201 al esfuerzo mostró hipoperfusión septoapical. La coronariografía evidenció enfermedad arteriosclerótica de tres vasos severa. Se decidió angioplastía por presentar enfermedad pulmonar obstructiva crónica severa. En un primer tiempo se dilató e implantaron dos stents medicados (Cypher Select Plus 2.5 mm por 33 mm y 3.0 mm por 23 mm, Cordis Corporation, Miami Lakes, Florida, USA) en la arteria descendente anterior proximal. En un segundo tiempo se implantaron otros dos stents medicados en la coronaria derecha (Cypher Select Plus 2,75x18 y 3,0x13 mm). Seguidamente se precedió a tratar las lesiones de arteria circunfleja (Figura 1 A). Se utilizó un catéter guía Amplatz de 7 Fr y se colocaron dos guías de 0.014" (Balance middle–weight guidewire, Abbot Vascular, Santa Clara, CA), a la primera y segunda oblicua marginal. Se procedió a dilatar con balón la segunda marginal con un balón 2.5 mm por 14 mm y se intentó avanzar un stent Cypher Select Plus 2.5 mm por 33 mm, sin lograr progresar de la curvatura de la arteria circunfleja proximal, que presentaba calcificación parietal (Figura 1 A). Se retiró el stent y se dilató el segmento de la arteria proximal con el mismo balón empleado previamente, logrando avanzar el stent e implantarlo en la segunda oblicua marginal. Seguidamente, se procedió a predilatar con balón la primera marginal y se intentó avanzar un stent Cypher Select Plus 2.5 mm por 28 mm sin lograr nuevamente avanzar más allá de la curvatura de la arteria circunfleja proximal. Al retirar el sistema se desprendió el stent del balón, quedando atrapado en la curvatura de la circunfleja proximal. El paciente no presentó dolor ni cambios eléctricos. Para desenclavar el stent, sobre la misma guía se avanzó un balón de bajo perfil 1.25 mm por 10 mm, se cruzó a través del stent y se hinchó a 18 atm distal al mismo. Se consiguió desenclavar el stent pero no se logró introducir el mismo dentro del catéter guía, por lo que se retiró todo el sistema hasta la arteria femoral. En el intento de introducir el stent dentro de la vaina de arteria femoral, se deslizó el balón dentro del mismo (Figura 1 B), se desprendió del balón y tras retirar todo el sistema el stent quedó libre en el torrente circulatorio, migrando a una rama de la arteria poplítea sin generar sintomatología clínica (Figura 1 C). Para finalizar el procedimiento, se recolocó el catéter guía, las guías y se dilató la primera marginal con balón y se implantó un stent Cypher 2.5 mm por 18 mm en la arteria circunfleja proximal con éxito (Figura 1 D). Al año de seguimiento, el paciente estaba asintomático.

 

Caso clínico 2

Varón de 77 años, con historia enfermedad pulmonar obstructiva crónica severa y de infarto de miocardio anterior hacía ocho años que ingreso por angina. El electrocardiograma mostró onda Q anterior y cambios isquémicos transitorios en cara inferior. La angiografía mostró oclusión de la arteria descendente anterior y una lesión severa en la arteria circunfleja distal dominante. Se utilizó un catéter guía XB Cordis de 6 Fr, se cruzó la lesión de la arteria circunfleja con una guía de 0.014". Se dilató con un balón de 2.5 mm por 5 mm, quedando una lesión residual de 25%. Se eligió un stent TriMaxx 3.0 mm por 18 mm (Abbott Vascular Devices, Redwood City, CA) para optimizar el resultado. Se avanzó el stent sobre la guía; sin embargo, al alcanzar la curvatura entre el tronco común y la arteria circunfleja, no se logró avanzar el stent, por lo que se decidió retirarlo. Durante ésta maniobra, el stent se desprendió del balón, quedando atrapado en el tronco común distal. El paciente no presentó angina ni cambios electrocardiográficos. Por temor a impactar el stent en el tronco común, para extraerlo en vez de avanzar un balón por dentro del mismo, como en el paciente previamente descrito, se avanzó un segunda guía de 0.014" (Balance middle weight guidewire) exterior y en paralelo al stent (Figura 2 B). Posteriormente se avanzó a través de ésta guía un balón de bajo perfil (1.25 mm por 10 mm) que se situó aproximadamente a 1.5 cm distal al stent (Figura 2 C) y se hinchó a 19 atm. Bajo control fluoroscópico se movilizó el balón hacia atrás hasta el borde distal del stent. Se consiguió desenclavarlo al retirar al mismo tiempo y lentamente todo el sistema, incluido las dos guías y el catéter guía de la aorta ascendente hasta la arteria femoral (Figura 2 D). Puesto que todo el sistema no pasó a través de la vaina femoral, se decidió retirar al mismo tiempo el sistema y la vaina. El stent quedó alojado en una rama de superficial de la arteria femoral sin presentar signos de isquemia de la extremidad. El cirujano vascular indicó la extracción quirúrgica que no fue exitosa. Al tercer mes del seguimiento, el paciente no presentó recurrencias de la angina pero falleció por una infección pulmonar.

 

Discusión

Diversos factores pueden favorecer la pérdida del stent. Se ha señalado la angulación del vaso, la existencia de un segmento tortuoso y la presencia de calcificación.1–4 En nuestros pacientes la calcificación, así como la relativa rigidez del modelo de stents utilizados en ambos casos probablemente contribuyeron al atrapamiento del stent.

Un stent no liberado y atrapado en el árbol coronario debe extraerse debido al riesgo de embolización distal, trombosis e infarto de miocardio. La tasa de éxito utilizando maniobras percutáneas oscila entre 71% y 86%.1,2 Se han utilizado diversas técnicas tales como los fórceps de biopsia miocárdica, dispositivos de protección distal, dispositivos en cesto y dispositivos en lazo.1–8 Estas técnicas son complejas y deben realizarse con precaución debido al riesgo de dañar la pared arterial. Recientemente, se ha descrito el atrapamiento de un stent en la arteria descendente anterior y tronco común, que se extrajo mediante un lazo.8 Sin embargo, durante la maniobra de extracción el catéter guía provocó disección del tronco común que se extendió a la arteria descendente anterior y circunfleja que ocasionó disminución drástica del flujo distal que se solucionó implantando dos stent, uno en la arteria circunfleja y otro en el tronco común. Durante las maniobras de extracción percutáneas existe riesgo de trombosis por lo que se ha sugerido que puede ser útil la administración de inhibidores de la glucoproteína IIb/IIIa plaquetaria.8

Otras maniobras percutáneas van dirigidas a conseguir un flujo coronario rápido mediante la compresión del stent atrapado contra la pared arterial mediante la implantación de otro stent o de un stent graft, siendo los resultados iniciales buenos.4,9 El intento de pasar un balón a través del stent puede favorecer la impactación y/o embolización del mismo. Esta técnica únicamente estaría indicada cuando se ha perdido la posición coaxial de la guía y no se puede extraer el stent. En nuestro primer paciente, avanzamos un balón de bajo perfil a través del stent, y en vez de implantar el stent, lo colocamos distal al stent, y una vez inflado el balón se retiró todo el sistema, logrando extraer el stent del árbol coronario.

Se han descrito pocos casos de técnicas utilizando dos guías. En tres de cuatro pacientes se logró extraer el stent atrapado utilizando giros repetidos de las guías dentro de la arteria mediante un torque seguido de la retirada de todo el sistema.10,11 En el segundo paciente que describimos, utilizamos dos guías, una de ellas externa al stent retenido, por la que se avanzó el balón. Se utilizó dicha maniobra por temor a que al cruzar el balón a través del stent provocará la impactación del mismo en el tronco común y dañará la pared arterial. De forma similar otros autores han utilizado dicha técnica con éxito en un stent retenido en un injerto venoso que ocasionó su oclusión y severos síntomas de isquemia miocárdica.12

La cirugía de bypass aortocoronario se ha indicado como primera opción terapéutica con buenos resultados, especialmente en casos complejos.13 Sin embargo, la cirugía después del fracaso de la extracción vía percutánea se asocia a una elevada mortalidad. En la serie de Eggebrecht y colaboradores, tres de veinte pacientes (15%) con stent embolizados precisaron cirugía emergente después de intentar la extracción percutánea, y los tres fallecieron.1

En los dos pacientes que describimos se logró desenclavar y extraer los stents del árbol coronario de forma rápida y con maniobras que no requieren la utilización de dispositivos complejos. Es importante remarcar, que bajo ninguna circunstancia se debe abandonar un stent en el árbol coronario debido al elevado riesgo de trombosis. Excepcionalmente, y siempre como última opción, se puede avanzar y embolizar el stent en una pequeña rama terminal.14

Una vez el stent se ha extraído vía percutánea del árbol coronario y cuando esta en la guía de angioplastia o libre en el territorio aortoileofemoral, cabe la posibilidad de intentar su extracción mediante la captura del stent con un lazo a través de la arteria femoral contralateral. Está técnica es difícil y no siempre es exitosa. En nuestros pacientes no se realizó porque al intentar pasar el stent por la vaina femoral se desprendió en ambos casos de la guía y una vez libre en torrente circulatorio, en el primer caso el stent embolizó en una rama superficial de la arteria femoral y en el segundo caso en una rama de la arteria poplítea. Aunque el stent quede retenido en la vasculatura periférica, ello habitualmente no se asocia a complicaciones clínicas.

 

Referencias

1. Eggebrecht H, Haude M, von Birgelen C, et al. Nonsurgical retrieval of embolized coronary stents. Catheter Cardiovasc Interv 200051:432–440.         [ Links ]

2. Nikolsky E, Gruberg L, Pechersky S, et al. Stent deployment failure: reasons, implications, and short– and long–term outcomes. Catheter Cardiovasc Interv 200;59: 324–328.         [ Links ]

3. Brilakis ES, Best PJ, Elesber AA, et al. Incidence, retrieval methods, and outcomes of stent loss during percutaneous coronary intervention: a large single–center experience. Catheter Cardiovasc Interv 2005;66: 333–340.         [ Links ]

4. Colkesen AY, Baltali M, Acil T, et al. Coronary and systemic stent embolization during percutaneous coronary interventions. A single center experience. Int Heart J 2007;48:129–136.         [ Links ]

5. Kim MH, Cha KS, Kim Js. Retrieval of disloged and disfigured transradially delivered coronary stent: Report of a case using forcep and anterograde brachial sheath insertion. Catheter Cardiovasc Interv 2001;52:489–491.         [ Links ]

6. Khattab, Geist, Toelg R, et al. The AngioGuard: a simplified snare? Int J Cardiocasc Intervent 2004;6:153–155.         [ Links ]

7. Eisenhauer AC, Piemonte TC, Gossman DE, et al. Extraction of fully deployed coronary stents. Cathet Cardiovasc Diagn 1996;38:393–401.         [ Links ]

8. Wani SP, Rha SW, Park JY. Entrapment of a drug–eluting stent in left anterior descending artery and left main artery leading to a life–threatening complication. J Invasive Cardiol 2010; 22:E90–92.         [ Links ]

9. Lotze U, Ferrari M, Dannberg G, et al. Unexpanded, irretrievable stent in the proximal right coronary artery: successful management with stent graft implantation. Catheter Cardiovasc Interv 1999;46:344–349.         [ Links ]

10. Wong PH. Retrieval of undeployed intracoronary Palmaz–Schatz stents. Cathet Cardiovasc Diagn 1995;35:218–223.         [ Links ]

11. Veldhuijzen FL, Bonnier HJ, Michels HR, et al. Retrieval of undeployed stents from the right coronary artery. Reported of two cases. Cathet Cardiovasc Diagn 1993;30:245–248.         [ Links ]

12. Rozenman Y, Burstein M, Hasin Y, et al. Retrieval of occluding unexpanded Palmaz–Schatz stent from a saphenous aorto–coronary vein graft. Cathet Cardiovasc Diagn 1995;34:159–161.         [ Links ]

13. Karthik S, Silverton P, Blaxill JA, et al. Successful outcome of emergency coronary artery bypass grafting and retrieval of entrapped stent, angioplasty balloon, and guidewire. Ann Thorac Surg 2005;79:1032–1034        [ Links ]

14. Goran Stankovic, Antonio Colombo. Stent Retrival. In: Cardiac Catheterization and Percutaneous Interventions. Kay P, Sabate M, Costa MA eds. London UK, Taylor & Francis, 2004; pp:361–368.         [ Links ]