SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 número62Predicciones demográficas, migración y teoría de transición: una perspectiva del mercado de trabajoHomicidios de adolescentes en México, 1979-2005: evolución y variaciones sociogeográficas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Papeles de población

versión impresa ISSN 1405-7425

Pap. poblac vol.15 no.62 Toluca oct./dic. 2009

 

Descripción de la dinámica poblacional en la zona costera mexicana durante el periodo 2000–2005

 

Description of the demographic dynamics in the Mexican coastal zone in the 2000–2005 period

 

Isaac Azuz–Adeath y Evelia Rivera–Arriaga

 

Centro de Enseñanza Técnica y Superior.Correo electrónico: iazuz@ens.cetys.mx

Universidad Autónoma de Campeche. Correo electrónico: eveliarivera@gmail.com

 

Resumen

La población de la costa mexicana y sus patrones de crecimiento producen modificaciones sobre los espacios marinos y costeros, las cuales deben ser consideradas en los procesos de planeación y gestión del litoral. El objetivo de este trabajo fue describir la dinámica poblacional reciente (2000–2005) de los municipios que conforman la zona costera mexicana. En dicho periodo, 23 por ciento del crecimiento nacional se dio en los 27 municipios más dinámicos de la zona costera (1.3 millones) y ocho por ciento del crecimiento poblacional de los estados con litoral se originó en los 16 municipios con apertura al mar con mayores tasas de crecimiento, en dónde en el año 2005 vivían 8.7 millones de personas, lo cual implica presiones focalizadas muy fuertes sobre estas áreas del territorio nacional.

Palabras clave: zona costera, municipios costeros, población, dinámica poblacional.

 

Abstract

The population of the Mexican coastal zone and its growth patterns produce important modifications in the marine and coastal zones and said changes need to be considered in their management. In this paper we describe the population dynamics (2000–2005) of the Mexican coastal municipalities. During that period 23 percent of the national population growth was associated with the population increase of the 27 faster–growing municipalities (1.3 million) and the 38 percent of the coastal states population growth was originated in 16 open–sea municipalities with the faster population growth rate. In these municipalities in 2005, 8.7 million people lived, which means heavy pressure on said Mexican areas.

Key words: coastal zone, coastal municipalities, population, population dynamics.

 

Dinámica poblacional y gestión costera

La gestión marina y costera busca establecer políticas, estrategias y acciones que permitan incrementar la calidad de vida de los pobladores por medio de la armonización del desarrollo económico con la preservación del ambiente y la mejora en la gobernabilidad de estas regiones, con el objetivo final de conseguir el desarrollo sustentable.

La población total de los municipios costeros y sus patrones de crecimiento producen importantes presiones sobre las zonas marinas y costera por las necesidades que generan y que deben ser satisfechas, por ejemplo, energía, agua, alimentos, infraestructura, servicios, espacios para el desarrollo urbano, agrícola, acuícola y ganadero, y zonas de recreación y esparcimiento.

Los asentamientos humanos y las actividades productivas que se dan en estas zonas generan residuos (sólidos y líquidos), basura y contaminantes tóxicos, producidos tanto por fuentes lejanas como locales, los cuales se pueden transmitir por la atmósfera, el agua, el suelo y el subsuelo.

De igual forma, los núcleos urbanos modifican el paisaje mediante los cambios de uso del suelo; producen alteraciones en los ecosistemas, por ejemplo, pérdida de biodiversidad y en los flujos y ciclos naturales, como los sedimentarios, de nutrientes e hidrológicos, y en los servicios ambientales que éstos proveen a la sociedad, entre los cuales se puede mencionar la protección ante fenómenos meteorológicos extremos, zonas de anidación de especies, filtros naturales, etcétera.

Adicionalmente, el crecimiento demográfico no planificado en las zonas costeras, y su consecuente expansión urbana, trae consigo un incremento en los niveles de riesgo y vulnerabilidad ante fenómenos naturales, como sistemas tropicales, temblores, deslizamientos de tierra, lluvias torrenciales e inundaciones, tsunamis y erosión costera debida a las modificaciones en el transporte sedimentario. Las poblaciones costeras están expuestas a todos estos fenómenos, los cuales pueden acentuarse como resultado del cambio climático.

Diferentes autores estiman que entre 50 y 60 por ciento de la población mundial vive en las zonas costeras y se espera que para el año 2025 dicho valor ascienda hasta 75 por ciento (Hinrichsen, 1998: 7; Lindeboom, 2002: 49). Esta población ya ha producido y generará intensos efectos asociados a múltiples factores en extensas áreas de las zonas costeras mundiales (Valiela, 2006), y a su vez estarán expuestas a diversos niveles de riesgo, particularmente aquellos asentamientos que se ubiquen en zonas bajas. Estimaciones recientes indican que aproximadamente 600 millones de personas en el mundo viven en zonas bajas (McGranahan et al., 2007:22).

Dinámica poblacional de la zona costera

En 2003, en Estados Unidos, 153 millones de personas (53 por ciento de su población) vivía en municipios costeros (Crossett et al., 2004: 1), mientras que en la Unión Europea dicho número era cercano a 70 millones de personas (EUROSION, 2004).

De las 32 entidades federativas que conforman la república mexicana, 17 tienen apertura al mar y ocupan una superficie continental total de 1 095 084 km2, lo cual representa aproximadamente 56 por ciento del territorio nacional. Para estos estados se reportó en 2005 una población total de 47 194 599 habitantes (46 por ciento del total nacional), algunos modelos estiman que para 2030 aumentará hasta cerca de 58 millones (Azuz y Rivera, 2007: 209).

El estudio de la dinámica poblacional en las zonas costeras del país ha sido abordado por diversos autores. En el año 1993 se presentó un análisis para el periodo 1970–1990 del crecimiento demográfico de 461 municipios, definidos a partir de una propuesta de regionalización costera que incluía a aquéllos que estuvieran a menos de 100 km del litoral y que se ubicaran en elevaciones menores de 500 m (Cabrera, 1993: 30). En ese periodo, 27 por ciento del crecimiento poblacional nacional se dio en los municipios considerados en dicha propuesta, los cuales ocupaban una superficie de 640 000 km2, equivalente a casi 60 por ciento del territorio nacional.

Para el periodo 1900–1995, un trabajo centrado en el crecimiento de las localidades urbanas costeras (definidas en el estudio como aquéllas que se ubican entre el nivel del mar y la cota de 200 m de altitud), estableció que en el año 1900, en nueve ciudades vivían 167 mil habitantes, que para el año 1995 el número de ciudades se había incrementado a 175, en las cuales habitaban más de 12 millones de personas y que 71.8 por ciento de esta población urbana se concentraba en ciudades con más de 100 mil habitantes (Gutiérrez y González, 1999: 125).

En el año 2000, Juárez presenta un análisis de la asimilación económica de la región costera de México con datos de 1995. A partir de una definición de zona costera constituida por 161 municipios, Juárez establece que la población urbana total de la región costera ascendía a 8.9 millones de personas, distribuida en 85 ciudades (Juárez, 2000: 175). En dicho trabajo la población urbana se define como aquellos lugares con poblaciones mayores de 15 000 habitantes.

En un estudio sobre la discontinuidad microrregional de las costas mexicanas, Juárez (2001), a partir del análisis de 161 municipios costeros, determina que la población creció ahí de 12.2 millones de habitantes en 1990 a 14 millones en 1995. El análisis conjunto de la densidad de población y de carreteras permite a la autora establecer siete tipos diferentes de regiones y caracterizar a los municipios costeros considerados en una clasificación "humano–regional" (Juárez, 2001: 147–156).

Además de un análisis socioeconómico y ambiental de la evolución histórica de la zona costera mexicana, León presenta en 2004 una clasificación de las ciudades costeras en función de sus actividades económicas predominantes y una caracterización de 161 municipios costeros a partir de los índices de marginación presentados por el Consejo Nacional de Población en 1995 (León, 2004: 12–14).

En el contexto de la regulación ambiental de los asentamientos humanos de las costas de México, Gabriel–Morales y Pérez–Damián (2006) analizan los patrones de crecimiento poblacional de los municipios costeros durante el periodo 1950–2000. En dicho estudio se propone una regionalización de la zona costera en la cual se consideraron un total de 447 municipios, tanto con apertura directa al mar como los adyacentes en la porción continental.

En dicho trabajo se identifican 153 municipios adyacentes a la línea de costa con 35 709 localidades y una población total de 14.7 millones de habitantes. Los autores muestran que desde 1950 el incremento porcentual de la población de los municipios costeros ha sido mayor que el de los municipios del interior. Para la regionalización propuesta, los autores indican que la población total en las zonas costeras mexicanas para el año 2000 fue de 22.8 millones de habitantes (Gabriel–Morales y Pérez–Damián. 2006: 53–67). El cuadro 1 resume la información generada por diversos estudios sobre el particular.

Definición del espacio territorial de análisis

En este trabajo, como una primera aproximación al conocimiento de la zona costera mexicana, se identificaron y consideraron exclusivamente aquellos municipios adyacentes al litoral. Posteriormente se incorporaron una serie de municipios interiores que tenían influencia marina.

Los 156 municipios que tienen apertura directa al mar considerados en este estudio constituyen aproximadamente 21 por ciento de la superficie del país. En el año 2005, la población total de los 156 municipios considerados fue cercana a los 16 millones de habitantes, lo que representó 34 por ciento de la población de los 17 estados costeros y 15 por ciento de los habitantes del país.

Este hecho representa un área de oportunidad para la correcta planeación del desarrollo en las regiones costeras y marinas de México.

Con el fin de realizar de manera estructurada la gestión de estas regiones, en el año 2006 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat, 2006), publicó la Política Ambiental Nacional para el Desarrollo Sustentable de Océanos y Costas (PANDSOC).

En la PANDSOC, la definición de la porción continental de la zona costera incluye 150 municipios con apertura al mar (influencia marina alta) y 113 adyacentes a éstos con influencia marina alta–media (Semarnat, 2006: 17). El Índice de Influencia Costera Municipal (IICM) se calculó a partir del uso de cinco criterios, con sus correspondientes reglas de decisión: a) cercanía a la línea de costa; b) porcentaje de la superficie municipal por arriba de la cota de 200 m sobre el nivel del mar; c) porcentaje de la superficie municipal con subcuencas costeras; d) existencia de planicies costeras y e) presencia de cinco tipos de vegetación costera (Semarnat, 2006: 81–86).

Para armonizar y articular los esfuerzos de las instancias de la administración pública federal, en 2008 se creó, por instrucciones presidenciales, la Comisión Intersecretarial para el Manejo Sustentable de Mares y Costas (Cimares) con el objetivo de definir la Política Nacional de Mares y Costas de México.

Utilizando el sistema Infomex del Gobierno Federal, se solicitó el número y nombre de los municipios definidos en la PANDSOC con influencia marina alta y alta–media (porción continental de la zona costera mexicana), los resultados se muestran en el cuadro 2.

En este trabajo se identificaron y analizaron 156 municipios con apertura directa al mar y 109 adyacentes, considerados con influencia marina alta–media, dando un total de 265 municipios para la zona costera mexicana (ver anexo 1).

La discrepancia entre los municipios de la zona costera establecidos en la PANDSOC (263) y los definidos en este estudio (265) puede deberse a varias causas, entre las que se deben mencionar: creación de nuevos municipios durante el periodo de análisis (por ejemplo, San Rafael, en Veracruz, y Marquelia y Juchitán, en Guerrero), la pérdida del acceso al mar de algunos municipios por cambios en sus límites (como Martínez de la Torre, en Veracruz), los criterios para establecer el nivel de influencia marina de los municipios, consideraciones sobre la colindancia de los municipios con cuerpos de agua conectados con el mar y diferencias en la información cartográfica presentada por instancias federales y estatales.

El objetivo de este estudio es contribuir con el conocimiento de la dinámica poblacional de la zona costera mexicana (municipios con apertura al mar y adyacentes con influencia marina alta–media), a partir de la revisión y análisis de diferentes variables sociodemográficas registradas durante el periodo 2000–2005. El trabajo se centra en el porcentaje más alto de municipios que presentaron la mayor población total en el año 2005 y los que tuvieron las tasas de crecimiento relativo y absoluto mayores en el periodo 2000–2005. En los apartados siguientes se presenta la metodología seguida, los resultados obtenidos y las conclusiones que se derivan de la información analizada.

 

Metodología

A partir de la identificación de 156 municipios costeros con apertura al mar, con base en la información de los mapas municipales del Instituto Nacional de Estadísticas, Geografía e Informática (INEGI) y con apoyo de los presentados en la Enciclopedia de los Municipios de México (Segob), y de la información generada por el II Conteo de Población y Vivienda 2005, se realizó un análisis percentilar con los datos de la población total de cada municipio.

En algunos casos donde existía inconsistencia respecto a los límites municipales y su acceso al mar en las fuentes antes mencionadas se recurrió a la información proporcionada por las páginas oficiales de los gobiernos estatales correspondientes (e.g. Tizimín, en Yucatán).

Para considerar de manera integral la zona costera mexicana, se incluyeron aquellos municipios con influencia marina alta–media definidos en la PANDSOC.

Se analizaron a detalle exclusivamente aquellos municipios que por su cantidad de población se habían ubicado en los niveles percentilares más altos (10 por ciento superior).

Respecto al cambio poblacional, se realizó un procedimiento similar a partir del crecimiento poblacional, tanto absoluto como relativo (respecto al año 2000), experimentado durante el periodo 2000–2005. La información para el año 2000 se obtuvo de los resultados del XII Censo General de Población y Vivienda (INEGI). De igual forma, en este caso, se estudió solamente a 10 por ciento de los municipios con mayores tasas de cambio positivas del periodo.

La información sobre la marginación de los municipios de la zona costera empleada fue la proporcionada por el Consejo Nacional de Población (Conapo, 2005).

 

Resultados

Población en los estados costeros

Los 17 estados de la república mexicana que tienen frente litoral representan 56 por ciento del territorio continental nacional y tuvieron una población de 47 344 698 habitantes en el año 2005 (46 por ciento de la población de México). Veracruz fue uno de los tres estados mexicanos que mayor población tuvieron en el año de referencia, mientras que Baja California Sur, Colima y Campeche fueron los menos poblados del país.

Durante el periodo 2000 a 2005, la población de dichos estados aumentó en 2.7 millones de personas.

Michoacán, Oaxaca, Jalisco y Chiapas son los estados cuya superficie territorial ocupada por municipios con apertura al mar es menor. En el otro extremo, Baja California Sur, Baja California y Quintana Roo presentan la mayor superficie estatal ocupada por municipios con litoral, fluctuando entre 88 y 100 por ciento de cobertura.

Cuadro 3

 

Población en los municipios con apertura al mar

En este estudio se identificaron 156 municipios con apertura al litoral, los cuales representan 21.3 por ciento de la superficie continental del país. En dichos municipios se registraron 15 942 551 habitantes en el año 2005, lo cual representó 15.4 por ciento de la población nacional y 33.7 por ciento de los estados costeros.

Entre los años 2000 y 2005, la población de los municipios con apertura al litoral se incrementó en 1 099 855 habitantes, lo cual representó 41 por ciento del crecimiento reportado en los estados costeros.

Si se considera que el número de municipios con apertura al mar de los estados costeros representa solamente 10 por ciento de los municipios totales de dichos estados, se hace evidente la fuerte dinámica de crecimiento experimentada en la franja territorial definida por estos municipios.

Esta dinámica de crecimiento no es uniforme ni entre estados costeros ni entre municipios con apertura al mar.

Por ejemplo, durante el periodo 2000–2005, se registró disminución de la población en 70 de los 156 municipios. En estados como Michoacán, Guerrero y Nayarit, la población de los municipios costeros tuvo un balance negativo (decrecimiento), mientras que en Baja California, Campeche y Quintana Roo, todos los municipios costeros aumentaron su población.

Cuando se analiza de forma más detallada el comportamiento de estos municipios se hace evidente que el crecimiento poblacional en ellos se da de manera irregular y focalizada en unos cuantos centros poblacionales. El cuadro 4 muestra la información general de 10 por ciento de los municipios con apertura al mar que mayor población presentaron en 2005.

Se debe resaltar que aproximadamente la mitad de la población total de los municipios con apertura al mar (8.6 millones) se registró en los 16 más poblados, y en ellos, 7.4 millones se asentaron en 40 localidades urbanas (mayores de 10 000 habitantes). Esto significa que 16 por ciento de la población total de los estados costeros se asienta exclusivamente en 40 localidades urbanas de los 16 municipios más poblados que tienen apertura al mar.

El 12 por ciento de todos los municipios con apertura al mar, tienen una población total menor de 10 000 habitantes (esto es, municipios rurales) y en 25 por ciento de los municipios con apertura al mar habitan más de 90 000 personas.

Crecimiento poblacional absoluto (2000–2005)

Durante el periodo 2000–2005, México incrementó su población en 5.7 millones de personas, 18 por ciento de dicho incremento ocurrió en 16 municipios con apertura al mar (10 por ciento de los que mayores tasas reportaron). Los municipios que mayores incrementos absolutos registraron fueron: Tijuana, en Baja California; Benito Juárez, en Quintana Roo, y Hermosillo, en Sonora.

En promedio, la tasa de crecimiento media anual en los 16 municipios fue de 3.8 por ciento, lo cual representa casi el doble de la observada a nivel nacional (dos por ciento). Se registraron valores extremos en los municipios de Solidaridad, en Quintana Roo (14.2 por ciento), y Los Cabos, en Baja California Sur (8.1 por ciento).

La distribución por litoral de este crecimiento se dio de la siguiente manera: 10 municipios con apertura al mar del litoral del Pacífico registraron un crecimiento poblacional de 645 034 personas, mientras que en el litoral del Golfo de México y Mar Caribe, seis municipios experimentaron un crecimiento de 386 820 habitantes.

Desde el punto de vista de la planeación, merecen especial atención los municipios de Tijuana, Mexicali y Ensenada, en Baja California; Culiacán, Mazatlán y Ahome, en Sinaloa; Hermosillo, en Sonora; Benito Juárez, en Quintana Roo; Veracruz, en Veracruz, y Matamoros, en Tamaulipas, pues además de estar en el grupo de los que mayor población total reportaron en el año 2005, forman parte de los 16 municipios con apertura al litoral que mayor crecimiento poblacional absoluto mostraron durante el periodo 2000–2005.

Los municipios con apertura al mar que registraron las mayores disminuciones de población (tasas de crecimiento negativas) en el periodo de análisis fueron: Azoyú, en Guerrero; Papantla, en Veracruz, y Santiago Ixcuintla, en Nayarit, todos ellos con disminuciones mayores a 10 000 personas. En el caso de Azoyú, se explica por su fragmentación en dos municipios nuevos.

El cuadro 5 muestra la información general de 10 por ciento de los municipios con apertura al mar que mayor crecimiento poblacional absoluto presentaron durante el periodo 2000–2005.

En este punto resulta importante resaltar el hecho de que en la mayoría de los municipios con apertura al litoral más poblados y con mayores tasas de crecimiento poblacional absolutas (periodo 2000–2005), el grado de marginación es "muy bajo".

Los municipios que ofrecen las mejores condiciones de vida tienden a atraer una mayor población. En todos estos municipios, los flujos migratorios internos son importantes y pueden ser monitoreados cuando éstos se dan de un estado a otro (INEGI, 2000), pero también se intuye que la migración intermunicipal desempeña un papel importante en la dinámica poblacional.

Un ejemplo claro sería el estado de Nayarit, en donde el número de personas que salieron de cuatro de sus cinco municipios con apertura al mar (–23 970), corresponde casi exactamente al número de personas en las que aumentó la población de Bahía de Banderas (23 931), durante el periodo de análisis.

Crecimiento poblacional relativo (2000–2005)

En los municipios con apertura al mar se observan tasas de crecimiento poblacional relativo superiores a 15 por ciento para el periodo 2000–2005, presentándose valores extremos como el del municipio de Solidaridad, en Quintana Roo, de 112.6 por ciento.

Los municipios considerados en este grupo tuvieron una población total en 2005 de 3.2 millones de personas y sobresalen los municipios de Benito Juárez, en Quintana Roo, y Tijuana, en Baja California, los cuales además de formar parte del grupo de los municipios más poblados y con mayores tasas de crecimiento absoluto contribuyeron con cerca de dos millones de habitantes.

Por otra parte, en este rubro se incorporan municipios de carácter rural del estado de Oaxaca con grados de marginación altos, pero con tasas de crecimiento relativas elevadas.

En todos los casos, la tasa de crecimiento media anual de los municipios considerados fue superior a la nacional. El cuadro 6 muestra la información relevante de este grupo de municipios con apertura al mar.

 

Población total en la zona costera mexicana

La población total de la zona costera mexicana en el año 2005 fue de 20 346 955 habitantes, tomando en consideración los municipios con apertura al litoral y los que presentan influencia marina alta–media. El litoral del Golfo de México y Mar Caribe contribuyó con 45.2 por ciento de ese total, y el Pacífico y Mar de Cortés participaron con una mayor proporción: 54.8 por ciento. En los municipios con apertura al litoral se asienta 78.4 por ciento de dicha población (15.9 millones).

En los 27 municipios de la zona costera mexicana que mayor población registraron en el año 2005, habitaban cerca de 12 millones de personas, aproximadamente 11.5 por ciento de la población total nacional y 25.2 por ciento de la población total de los estados costeros (ver gráfica 1).

De esos 27 municipios, solamente cuatro no fueron clasificados como con apertura directa al mar: Mérida, en Yucatán; Centro, en Tabasco; Tampico, en Tamaulipas, y Poza Rica, en Veracruz.

En el cuadro 7 se presenta el listado de los municipios considerados en este análisis (aquéllos que se ubicaron en 10 por ciento de los más poblados en el 2005).

Crecimiento poblacional absoluto (2000–2005)

Durante el periodo 2000–2005, la zona costera mexicana experimentó un crecimiento poblacional absoluto de 1 319 873 pobladores, esto representa casi 23 por ciento del crecimiento del país y aproximadamente 49 por ciento de los estados costeros.

De los 265 municipios considerados como zona costera en este estudio, 151 presentaron crecimiento poblacional, uno mantuvo su población y 113 reportaron crecimientos negativos (disminución de la población durante el periodo de estudio), pues 193 244 personas abandonaron el municipio de la zona costera en el cual habitaban.

De los 27 municipios que mayor crecimiento absoluto registraron, solamente tres no presentan apertura al litoral: Mérida, en Yucatán; Centro, en Tabasco, y Poza Rica, en Veracruz (cuadro 8).

Al integrar toda la información se observa que 16 municipios de cinco estados del país (Baja California, Quintana Roo, Sonora, Sinaloa y Veracruz) contribuyeron con el incremento global de la población costera con un poco más de 900 000 personas (véase la gráfica 2).

Crecimiento poblacional relativo (2000–2005)

A nivel nacional, el crecimiento poblacional relativo durante el periodo 2000–2005 fue de 5.6 por ciento. Los 27 municipios de la zona costera que mayores crecimientos relativos experimentaron en el periodo de estudio tuvieron porcentajes mayores al nacional, oscilando entre 11.5 por ciento en Ensenada, Baja California, y 112.7 por ciento en Solidaridad, Quintana Roo. Esto significa que, en esos 27 municipios costeros, los que menores incrementos presentaron tuvieron magnitudes casi del doble de los del país en su conjunto.

En la gráfica 2 se presenta a escala y de manera esquemática, el crecimiento poblacional relativo de cada municipio, de acuerdo con la población registrada en los años 2000 y 2005 de manera estandarizada.

 

Niveles de marginación en la zona costera mexicana

Como se indicó al inicio de este documento, uno de los objetivos de la gestión marina y costera es mejorar las condiciones de vida de los pobladores de estas regiones.

En un intento por establecer el estado que guarda sobre el particular la zona costera mexicana, se revisaron los niveles y grados de marginación determinados por el Consejo Nacional de Población en el año 2005.

Para determinar el índice y grado de marginación de los municipios, Conapo emplea valores de 10 variables sociodemográficas: población total, población analfabeta y sin primaria, ocupantes en viviendas sin drenaje, energía eléctrica o agua entubada, niveles de hacinamiento, viviendas con piso de tierra, población en localidades menores de 5 000 habitantes y personal ocupado que recibe menos de dos salarios mínimos mensuales de ingreso.

Como se observa en los cuadros 4 y 5, los grados de marginación de los municipios con apertura al litoral más poblados y los que mayor crecimiento poblacional absoluto registraron durante el periodo 20002005, fueron mayoritariamente "muy bajos".

Gráfica 3

Sin tratar de explicar las causas de la marginación y su relación con los municipios de la zona costera, los cuadros 9 y 10 presentan el grado de marginación reportado en los municipios de la zona costera para ambos litorales de país en el año 2005. Los renglones en blanco representan los municipios con apertura directa al mar y los sombreados corresponden a municipios con influencia marina alta–media.

Para toda la zona costera mexicana, 112 municipios (42 por ciento) presentan grados de marginación altos o muy altos, siendo exactamente la mitad de ellos con apertura al mar. Con niveles de marginación bajos o muy bajos se presentan 84 municipios (32 por ciento), de los cuales 70 presentan conexión directa con el litoral.

 

Conclusiones

En este estudio se consideró que la zona costera mexicana está compuesta por 265 municipios, de los cuales 156 tenían apertura al litoral y 109 presentaban influencia marina alta–media, de acuerdo con los criterios establecidos en la Política Ambiental Nacional para el Desarrollo Sustentable de Océanos y Costas de México (PANDSOC).

Con las adecuaciones planteadas en este estudio, el marco de referencia de clasificación territorial propuesto en la PANDSOC para la zona costera mexicana deberá ser adoptado de manera general en futuros estudios.

A partir de esta definición, la población total registrada en la zona costera mexicana en el año 2005 fue de 20 346 955 habitantes.

En el litoral del Golfo de México y Mar Caribe se asentaron 9 189 244 pobladores en 142 municipios, y en las costas del Pacífico y Mar de Cortés se registraron 11 157 711 habitantes en los restantes 123 municipios.

En los municipios que tienen apertura al litoral vivían en el año de referencia 15 942 551 habitantes, de los cuales 10 596 296 corresponden al litoral de Pacífico y Mar de Cortés (92 municipios) y 5 346 255 al Golfo de México y Mar Caribe (64 municipios).

En 10 por ciento de los municipios costeros más poblados se asentaban 11 951 969 pobladores, lo cual representa más de la mitad de la población total de la zona costera mexicana. Los 16 municipios con apertura al mar más poblados, concentraban 8 680 842 personas y en 40 localidades urbanas (mayores de 10 000 personas) de dichos municipios vivían aproximadamente 86 por ciento del total.

Esta focalización de las poblaciones urbanas en las zonas costeras del país y el volumen de pobladores que en ellas se asientan plantean serios retos de gestión por las necesidades que estos grupos humanos generan y deben ser satisfechas, pero también por las alteraciones en el medio ambiente marino y costero que crean.

La población total de México creció en el periodo 2000–2005 en 5 799 976 habitantes, a la zona costera corresponde aproximadamente 23 por ciento de dicho valor.

El crecimiento poblacional durante el periodo 2000–2005 experimentado en la zona costera mexicana fue de 688 563 habitantes en el litoral del Océano Pacífico y Golfo de California y de 635 530 en el Golfo de México y Mar Caribe.

De este crecimiento (1 324 093 pobladores), más de 90 por ciento se dio exclusivamente en aquéllos 27 municipios que registraron los mayores incrementos poblacionales.

En los 16 municipios con apertura al mar con mayor crecimiento poblacional se registró un aumento de población aproximado de un millón de habitantes en el periodo de análisis. En seis de dichos municipios la actividad turística es predominante (Benito Juárez y Solidaridad, en Quintana Roo; Los Cabos, en Baja California Sur; Puerto Vallarta, en Jalisco; Bahía de Banderas, en Nayarit, y Mazatlán, en Sinaloa), mientras que en los restantes las actividades industrial, portuaria y comercial resultan relevantes (véase cuadro 5).

Más de 100 municipios de la zona costera vieron reducida su población en el periodo 2000–2005.

Los municipios costeros de estados como Guerrero, Michoacán y Nayarit vivieron una reducción neta de su población. Particularmente Michoacán experimentó una disminución en todos sus municipios.

La búsqueda de mejores condiciones de vida, aunada a la creación de fuentes de trabajo —la mayoría de las veces temporales— produce importantes migraciones intermunicipales, las cuales deberán ser estudiadas de manera sistemática.

Situaciones de crisis como las que vive actualmente el país ponen en riesgo la viabilidad económica de municipios completos que dependen para su sobrevivencia de una sola actividad económica, y si éstos son los más poblados de la zona costera o los que presentan mayores tasas de crecimiento poblacional, es de esperarse una considerable disminución de la calidad de vida de sus pobladores.

Los datos mostrados en este trabajo ponen de manifiesto la urgente necesidad de establecer instrumentos eficientes y efectivos de planificación y ordenación territorial en el ámbito regional y municipal, con el fin de que las altas concentraciones poblacionales que experimentan algunos municipios de la zona costera mexicana sigan permitiendo mejorar la calidad de vida de sus pobladores y preservar al mismo tiempo, la integralidad de las funciones ambientales de estos espacios territoriales.

La focalización del crecimiento poblacional en la zona costera mexicana plantea importantes retos de gestión, graves problemas de vulnerabilidad y riesgo, pero también brinda un área de oportunidad para el desarrollo futuro del país.

Las regionalizaciones propuestas en estudios anteriores (véase el cuadro 1), dificultan una comparación directa con los resultados de este estudio.

 

Bibliografía

AZUZ, I. y E. RIVERA, 2007, "Estimación del crecimiento poblacional para los estados costeros de México", en Papeles de Población, enero–marzo, núm. 51, Universidad Autónoma del Estado de México, Toluca.         [ Links ]

CABRERA, G., 1993, "Zas regiones costeras. Crecimiento y potencial demográfico", en DemoS, 6, El Colegio de México, México.         [ Links ]

CONAPO, 2005, Base de datos del índice de marginación municipal 2005, Consejo Nacional de Población, en www.conapo.gob.mx.         [ Links ]

CROSSETT, A.M., T. J. CULLITON, P.C. WILLEY and T. R. GOODSPEDD, 2004, Population trends along the coastal United States: 1980–2008, National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).         [ Links ]

SEGOB, s/f, Enciclopedia de los municipios de México, Secretaría de Gobernación, en www.e–local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC_Enciclopedia.         [ Links ]

EUROSION, 2004, Living with coastal erosion in Europe: sediment and space for sustainability, Part I– Mayor findings and Policy Recommendations on the EUROSION Projec, Directorate General Environment, European Commission.         [ Links ]

GABRIEL–MORALES, J. y J. L. PÉREZ–DAMIAN, 2006, "Crecimiento poblacional e instrumentos para la regulación ambiental de los asentamientos humanos en los municipios costeros de México", en Gaceta Ecológica, núm. 79, Instituto Nacional de Ecología, México.         [ Links ]

GUTIÉRREZ, M. T. y J. GONZÁLEZ, 1999, "Las costas mexicanas y su crecimiento urbano", en Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía núm. 40, UNAM, México.         [ Links ]

HINRICHSEN, D., 1998, Coastal waters of the world. Trends, threats, and strategies. Island Press, Washington, D.C.         [ Links ]

INEGI, 2000, XII Censo General de Población y Vivienda, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. [http://www.inegi.org.mx]         [ Links ].

JUÁREZ, M. C., 2000, "Los niveles de asimilación económica de la región costera de México", en Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía núm. 43, UNAM, México.         [ Links ]

JUÁREZ, M. C., 2001, "Discontinuidad microrregional de las costas mexicanas", en Investigaciones Geográficas, Boletín del Instituto de Geografía núm. 44, UNAM, México.         [ Links ]

LEÓN, C., 2004, "Piezas de un rompecabezas: Dimensión socioeconómica de las costas de México", en E. RIVERA, G. VILLALOBOS, I. AZUZ y F. ROSADO (eds.), El manejo costero en México, EPOMEX–CETYS–Universidad de Quintana Roo–SEMARNAT, México.         [ Links ]

LINDEBOOM, H., 2002, "The Coastal zone: an ecosystem under pressure", cap. 3 en FIELD et al. (eds.). Oceans 2020. Science, trends, and the challenge of sustainability, Island Press, Washington, D. C.         [ Links ]

MCGRANAHAN, D., D. BALK and B. ANDERSON, 2007, "The rising tide: assessing the risk of climate change and human settlements in low elevation coastal zones", Environment & Urbanization, vol. 19, núm. 1, april.         [ Links ]

SEMARNAT, 2006, Política ambiental nacional para el desarrollo sustentable de océanos y costas de México. Estrategias para su conservación y uso sustentable. PANDSOC, Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semanart), México.         [ Links ]

VALIELA, I., 2006, Global coastal change, Blackwell Publishing, Oxford.         [ Links ]

 

Información sobre autores

Isaac Andrés Azuz Adeath. Doctor en Ciencias del Mar por la Universidad Politécnica de Cataluña, Barcelona. Profesor investigador de tiempo completo en el Centro de Enseñanza Técnica y Superior CETYS–Universidad (Campus Ensenada). Coordinador Académico de la Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Sistema CETYS–Universidad. Publicaciones recientes: 2008, Infraestructura y desarrollo sustentable. Una visión centrada en la zona costera, Ed., Energía Costa Azul–Gobierno del Estado de Baja California–CETYS; en coautoría con E. Rivera, 2007, "Estimación del crecimiento poblacional para los estados costeros de México", en Papeles de Población, núm. 51, Universidad Autónoma del Estado de México y 2004, "Escalas espaciales y temporales del manejo costero", en E. Rivera Arriaga, G. J. Villalobos, I. Azuz–Adeath y F. Rosado May, El manejo costero en México, UAC–SEMARNAT, CETYS–Universidad, UAQROO.

Evelia Rivera Arriaga. Doctora en Política Marina por la Universidad de Delaware en Estados Unidos. Profesora investigadora en el Centro de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México de la Universidad Autónoma de Campeche. Coordinadora del Área de Manejo Costero. Publicaciones recientes: en colaboración con I. Azuz, P. Muñoz, 2006, La participación pública y la política ambiental nacional para el desarrollo sustentable de océanos y costas de México. Acciones exitosas de los Consejos Consultivos para el Desarrollo Sustentable, 1er. Coloquio Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo. Ciudad de México, noviembre; 2006, Public policies for the coastal–marine zone of México: proposal, International Conference on Coastal Ecosystems. Campeche, junio; 006, "Agenda 21 local: puntos de partida", en Gaceta de la UAC, año XV, núm. 85.