SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.52 número4Optimización de las condiciones de secado de plátano (Musa spp., Grupo AAA, cv. Luvhele y Mabonde) en horno con la metodología de superficie de respuestaRendimiento de grano y sus componentes, y densidad de raíces en arroz bajo riego y secano índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Agrociencia

versión On-line ISSN 2521-9766versión impresa ISSN 1405-3195

Agrociencia vol.52 no.4 México may./jun. 2018

 

Fauna Silvestre

Registros adicionales de mamíferos silvestres en el área de aprovechamiento forestal: Los Ocotones Chiapas, México

Eduardo E. Espinoza-Medinilla1 

Erik J. Torres-Romero2  3  * 

L. Antonio Tarango-Arámbula2 

1 Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Libramiento Norte Poniente s/n, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 29039, México. (eduardo.espinoza@unicach.mx)

2 Postgrado en Innovación en Manejo de Recursos Naturales, Colegio de Postgraduados Campus San Luis Potosí, Iturbide 73, Salinas de Hidalgo, San Luis Potosí, 78600, México. (ejtr23@hotmail.com), (ltarango@colpos.mx)

3 Research Unit of Biodiversity (UO/CSIC/PA), Oviedo University, 33600 Mieres, Spain

Resumen

El aprovechamiento forestal es una actividad antrópica que afecta directamente la presencia de plantas y animales. Los Ocotones es una zona de aprovechamiento forestal, ubicada a 36 km de Cintalapa, Chiapas, México. En esta zona se promueve el manejo forestal con vegetación nativa y se propicia el mantenimiento de la cobertura. El objetivo de este estudio fue actualizar la información y documentar la presencia de mamíferos silvestres en el área de aprovechamiento forestal “Los Ocotones” (LOSOCO). Durante 2010 y 2011 se colocaron 15 cámaras-trampa (nueve estaciones sencillas con una cámara-trampa y tres estaciones con dos cámaras-trampa), separadas entre 500 y 1000 m, en los caminos utilizados para extraer la madera y en las zonas de rodales en los que no se practicaba aprovechamiento forestal del bosque de pino-encino de LOSOCO. El esfuerzo de muestreo total fue de 5,850 d por trampa, con registros adicionales de las siguientes especies de mamíferos silvestres en la unidad de aprovechamiento forestal: Canis latrans, Eira barbara, Galictis vittata, Leopardus pardalis, Leopardus wiedii, Panthera onca, Puma concolor, Puma yagouaroundi, y Tapirus baidii. Siete de ellas están incluidas en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en alguna categoría de riesgo. Las cámaras permitieron actualizar la información de mamíferos terrestres. Por sus condiciones, la unidad de manejo LOSOCO alberga especies de mamíferos terrestres prioritarias para su conservación en la región.

Palabras clave: cámaras trampa; corredor biológico; carnívoros; especies en peligro; herbívoro

Introducción

El conocimiento de la distribución histórica y actual de cada especie es valioso para determinar los factores bióticos y abióticos que han afectado su distribución geográfica en el espacio y tiempo, específicamente en las especies con menor tolerancia a la presión humana, y vulnerables al impacto de los humanos (Prugh et al., 2008; Torres-Romero y Olalla-Tárraga, 2014). Algunas especies silvestres de mamíferos son más susceptibles que otras a las presiones antrópicas (i.e. densidad de población humana, pérdida y fragmentación de hábitat), lo que frecuentemente se manifiesta como aislamiento poblacional y en ocasiones llegan a la extinción local o global del taxón (Cardillo et al., 2005; Prugh et al. 2008; Olalla-Tárraga et al., 2015).

Las especies de mamíferos terrestres con comportamientos oportunistas y generalistas pueden habitar ambientes (i.e. bosques de pino, bosques tropicales hasta desiertos y matorrales) y hábitats diversos modificados por el hombre (i.e. áreas de cultivos, de ganadería, zonas urbanas y suburbanas). Estas especies son tolerantes, se adaptan fácilmente a las perturbaciones humanas y poseen plasticidad ambiental sobresaliente (Hidalgo-Mihart et al., 2004; Valenzuela-Galván, 2005).

El estado de Chiapas, México, se caracteriza por su gran biodiversidad de mamíferos ya que alberga a 205 especies terrestres (Naranjo et al., 2005). Este estado enfrenta cambios significativos en la modificación del paisaje por la pérdida y fragmentación de sus coberturas forestales, lo que ocasiona hábitats diversos y áreas con grado diferencial de perturbación. Una actividad antrópica es el aprovechamiento forestal, que puede afectar directamente la presencia de vertebrados terrestres, como los mamíferos silvestres; aunque, algunos de ellos pueden ser tolerantes y coexistir con esta actividad, pero otros tienden a desaparecer. Sin embargo, en el estado de Chiapas existen predios privados como “Los Ocotones” que promueven el manejo forestal con vegetación nativa y así mantener la cobertura arbórea alta, y conservar áreas amplias de bosque, para mantener conexión con otros remanentes de vegetación de importancia biológica y ecológica (i.e. Reserva de la Biosfera “El Ocote” y La Reserva de la Biosfera “La Sepultura”). Por lo anterior, es pertinente documentar si las zonas con manejo forestal activo (i.e. Los Ocotones) pueden considerarse áreas para registrar a especies de mamíferos terrestres de importancia para la conservación y que puedan conectar otras áreas naturales protegidas de la región. En Los Ocotones se aprovechan aproximadamente 10 mil m3 al año de madera (Gómez-Jiménez, 20114), esta tasa de aprovechamiento puede tener impacto diferencial negativo en la flora y la fauna silvestres de la región.

Por lo anterior, el conocimiento de la presencia de vertebrados terrestres en áreas con algún grado de perturbación humana permitirá diseñar estrategias de conservación de las especies en ambientes fragmentados por actividades antrópicas. Los Ocotones cuenta con registros de huellas y avistamientos de mamíferos silvestres reportados por los trabajadores y el propietario del predio. Por lo anterior, el objetivo de este estudio fue actualizar la información y confirmar la presencia de especies adicionales de mamíferos silvestres en la unidad de aprovechamiento forestal Los Ocotones, donde se aprovecha la madera y se conducen proyectos de manejo para la conservación de la vida silvestre.

Materiales y Métodos

Área de estudio

Los Ocotones (16° 38' 59" N y 93° 47' 59" O) ocupa 2400 ha, está a 36 km de Cintalapa, Chiapas, y a 50 km al SE de la Reserva de la Biosfera La Sepultura y al NE de la Reserva El Ocote (Figura 1). El área es parte de un gran macizo de vegetación, que se considera en buen estado de conservación, conocido también como Selva Zoque. Esta incluye a sierras como la Sierra Atravesada en Oaxaca y la Sierra Madre de Chiapas, también con áreas de vegetación bien conservadas en México (Lira-Torres et al., 2012). Además, los Ocotones está certificada por la organización Rainforest Alliance por su manejo forestal sostenible. El clima es cálido-húmedo con una temperatura anual de 18 a 22 °C, mayo es el mes más cálido con 18 °C y la precipitación anual varía de 1000 a 1800 mm (Arriaga et al., 2000). La altitud promedio oscila entre 1,000 y 1,220 msnm (INEGI, 2005). La vegetación en el predio es diversa, pero predominan el bosque de pino-encino, el bosque de encino-pino y el bosque tropical subcaducifolio (Rzedowski, 1978); de ellos, el bosque de pino es el que más se aprovecha.

Figura 1 Áreas naturales protegidas y Ubicación de la unidad de manejo forestal: Los Ocotones, Chiapas, México. 

Cámaras trampa

El monitoreo de la fauna lo implementaron la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas y el propietario del predio. El estudio se realizó entre febrero y septiembre de 2010 y de septiembre a marzo de 2011. Los mamíferos terrestres se documentaron fotográficamente con el método de cámaras-trampa digitales, tipo Cuddeback® (Expert 3.0; Mpx) y Moultrie® (D40 4.0; Mpx). Las cámaras trampa se programaron para tomar fotografías en el día y la noche, con un minuto de retraso entre cada evento fotográfico. Los equipos fotográficos se ubicaron y calibraron a entre a y 50 cm del suelo y 5 m entre el ocular y el punto de calibración. Las estaciones de monitoreo fueron 12 y las cámaras 15, tres estaciones tuvieron dos cámaras (cámara-trampa-doble) y nueve estaciones con solo una. Entre cada tres estaciones sencillas se instaló una estación doble separadas entre 500 a 1000 m. Las cámaras se instalaron a lo largo de los caminos usados para extraer la madera y en las áreas de rodales en los que no se practica aprovechamiento forestal, para disminuir la probabilidad de robo del equipo y obtener fotografías nulas por la actividad humana. La información de las cámaras se extrajo cada tres semanas. Las cámaras se rotaron cada dos meses hasta cubrir el área total del predio. Este procedimiento se realizó en los dos periodos de muestreo (2010 y 2011). Al final de cada periodo se cuantificaron las fotografías, identificaron las especies de mamíferos terrestres y verificó si las especies estuvieran o no incluidas en alguna norma de conservación nacional o internacional (NOM-059-SEMARNAT, 2010; CITES, 2015; UICN, 2015). La identificación de las especies se basó en el conocimiento de los investigadores responsables del proyecto y comparación con registros fotográficos en guías sobre mamíferos silvestres de México (Ramírez-Pulido et al., 1986).

Resultados y Discusión

El esfuerzo de muestreo totalizó 5,850 d por trampa y 516 fotografías. De ellas, 42 correspondieron al registro adicional de nueve especies de mamíferos terrestres, que no se habían confirmado en la unidad de manejo “Los Ocotones”. Estos incluyeron a jaguar (Panthera onca), tapir (Tapirus bairdii), grisón (Galictis vittata), viejo de monte o cabeza de viejo (Eira barbara), ocelote (Leopardus pardalis), tigrillo (Leopardus wiedii), leoncillo (Puma yagouaroundi), puma (Puma concolor) y coyote (Canis latrans) (Cuadro 1, Figura 2 y 3). Esos registros fotográficos se recopilaron en un bosque de pino-encino entre 1000 y 1200 m de altitud. Además, las cámaras-trampa registraron otras especies de mamíferos terrestres, que ya se habían identificado y confirmado, mediante huellas y avistamientos, por los trabajadores y el propietario del predio (Cuadro 1).

Cuadro 1 Mamíferos terrestres registrados mediante cámaras-trampa en Los Ocotones, Chiapas, México, y su estado de conservación, de acuerdo al Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES, 2015), Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, 2015) y Norma Oficial Mexicana NOM-059- SEMARNAT-2010. El tipo de registro indica: registro nuevo mediante cámaras trampa y confirmación por trabajadores y propietario del predio. 

Especie Frecuencia IUCN NOM-059 CITES Tipo de registro
Galictis vittata 1 Preocupación menor Amenazada III Nuevo
Canis latrans 2 Preocupación menor No Incluida Nuevo
Eira barbara 2 Preocupación menor Peligro de Extinción III Nuevo
Puma yaguaroundi 2 Preocupación menor Amenazada I Nuevo
Tapirus bairdii 2 En peligro Peligro de Extinción I Nuevo
Leopardus wiedii 4 Casi amenazado Peligro de Extinción I Nuevo
Panthera onca 7 Casi amenazado Peligro de Extinción I Nuevo
Leopardus pardalis 7 Preocupación menor Peligro de Extinción I Nuevo
Mephitis macroura 10 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Conepatus leuconotus 14 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Puma concolor 15 Preocupación menor No Incluida II Nuevo
Didelphis virginiana 19 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Didelphis marsupialis 22 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Cuniculus paca 24 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Dasypus novemcinctus 28 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Mazama americana 30 Preocupación menor No incluida Confirmado
Procyon lotor 30 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Nasua narica 55 Preocupación menor No Incluida III Confirmado
Pecari tajacu 67 Preocupación menor No Incluida II Confirmado
Urocyon cinereoargenteus 85 Preocupación menor No Incluida Confirmado
Odocoileus virginianus 90 Preocupación menor No Incluida III Confirmado

Figura 2 Imágenes de felinos silvestres en el área de aprovechamiento forestal “Los Ocotones”, Chiapas, México, obtenidas con cámaras-trampa. A) tigrillo (Leopardus wiedii), B) puma (Puma concolor), C) leoncillo (Puma yagouaroundi), D) ocelote (Leopardus pardalis), y E) jaguar (Panthera onca). 

Figura 3 Imágenes de mamíferos terrestres en el área de aprovechamiento forestal “Los Ocotones”, Chiapas, México, obtenidas con cámaras-trampa. A) coyote (Canis latrans), B) tapir (Tapirus bairdii), C) cabeza de viejo o viejo de monte (Eira barbara) y D) grisón (Galictis vittata). 

Las cámaras-trampa son una herramienta no invasiva y eficiente para registrar animales nocturnos, elusivos y de visualización difícil (Torres-Romero et al., 2017). Con las cámaras también se obtiene información de aspectos ecológicos, biológicos y conductuales de las especies (Maffei et al., 2002). En este estudio, las cámaras permitieron confirmar la presencia de nueve especies de mamíferos, de las que siete están en la categoría de riesgo, como en peligro de extinción o amenazadas (NOM-059-SEMARNAT, 2010).

Aunque los efectos de la actividad humana en la biodiversidad (i.e. reducción paulatina del área de distribución, caza y tráfico ilegal, fragmentación y perdida de hábitat) son perceptibles en niveles temporales y espaciales (Cardillo et al. 2005; Torres-Romero y Olalla-Tárraga, 2014 y 2015), este estudio aportó los primeros registros fotográficos que evidencian la presencia de nueve especies de mamíferos silvestres en Los Ocotones. Por lo tanto, a pesar de que esta es un área pequeña sujeta a presiones antrópicas de aprovechamiento forestal, aún es adecuada para la permanencia de especies con diferentes requerimientos espaciales. Además, el área puede considerarse como un corredor biológico conectando con otras selvas con interés estatal, como la Reserva de la Biosfera el Ocote y la Sepultura en Chiapas, los Chimalapas en Oaxaca, y la región del Uxpanapa en Veracruz, reconocidas por su importancia para la conservación de la biodiversidad regional.

Por lo tanto, la conservación de corredores biológicos, como Los Ocotones es esencial para mantener la conectividad entre los extremos y evitar el aislamiento poblacional de las especies (Grigione et al., 2009; Álvarez-Icaza, 2013). Así, destacamos:

  • 1) La presencia del tapir, jaguar, ocelote, leoncillo, tigrillo, grisón y viejo de monte, todos mamíferos catalogados en riesgo, por lo que su cacería está prohibida en México. Su presencia ofrece oportunidades de manejo y conservación de las especies y de su hábitat. Mediante esfuerzos conjuntos entre el propietario del predio y del gobierno mexicano, Los Ocotones podría considerarse corredor biológico que conecta los remanentes de vegetación y contribuye a la conservación de las especies (Grigione et al., 2009).

  • 2) La presencia de coyote, una especie con capacidad para tolerar niveles altos de perturbación humana, y su expansión geográfica probablemente ha ocurrido por la modificación de su hábitat natural (Sosa-Escalante et al., 1997; Hidalgo-Mihart et al., 2004). Es probable que durante la transición y modificación de la vegetación original de Los Ocotones, hace más de 16 años, la dispersión del coyote se favoreció del norte al sur de México (Sosa-Escalante et al., 1997; Hidalgo-Mihart et al., 2013; Peña-Mondragón et al., 2014). Los sitios con hábitat original, o mejor conservado, podrían funcionar como barreras geográficas que eviten la dispersión de especies plásticas, que se adaptan fácilmente a la modificación de su hábitat.

  • 3) La relevancia de mantener corredores biológicos, como Los Ocotones, que pueden ser refugio o hábitat de paso de vertebrados (Grigione et al., 2009) y desarrollar programas de manejo entre áreas naturales protegidas, áreas privadas, unidades de manejo ambiental y unidades de manejo forestal que favorezcan y garanticen la conservación de especies prioritarias señaladas por las políticas públicas ambientales (SEMARNAT, 2010).

La presencia de especies, como Galictis vittata, Leopardus pardalis, Leopardus wiedii, Panthera onca, Puma yagouaroundi, Eira barbara y Tapirus bairdii con algún grado de protección de conservación declarado por el gobierno mexicano, registradas en la unidad de manejo Los Ocotones, confirma que la coexistencia entre humanos y estos mamíferos es posible. Por ello, podrían realizarse estudios más detallados, en espacio y tiempo, para evaluar el impacto de las prácticas de manejo forestal en las dinámicas poblacionales, principalmente de las especies que están calificadas con algún grado de riesgo en México.

Conclusiones

El uso de cámaras trampa permitió actualizar la información de especies de mamíferos terrestres que se visualizan difícilmente y confirmar la presencia de especies prioritarias en Los Ocotones. Los registros fotográficos son evidencia de que en esta unidad de manejo deben realizarse esfuerzos para conservar las especies reportadas en este estudio y otros vertebrados terrestres que pudiera albergar la unidad.

Agradecimientos

Agradecemos al editor asociado y a dos revisores anónimos por sus comentarios constructivos al manuscrito. Agradecer el apoyo al personal de “Los Ocotones”, en especial a Rogelio y Mauro por la ayuda en la recolecta de información. Se agradece al Señor Ariel Gómez Jiménez propietario de “Los Ocotones” por las facilidades otorgadas para el desarrollo de la investigación.

Literatura Citada

Álvarez-Icaza, P. 2013. Corredor biológico mesoamericano en México. CONABIO. Biodiversitas 110: 1-5. [ Links ]

Arriaga, L., J. M. Espinoza, C. Aguilar, E. Martínez, L. Gómez, y E. Loa. (Coord.). 2000. Regiones terrestres prioritarias de México. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México, D.F. pp: 605. [ Links ]

Cardillo, M., G. M. Mace, K. E. Jones, J. Bielby, O. R. P. Bininda-Emonds, W. Sechrest, C. D. L. Orme, and A. Purvis. 2005. Multiple causes of high extinction risk in large mammal species. Science 309: 1239-1241. [ Links ]

Convención Sobre el Comercio Internacional De Especies Amenazadas De Fauna y Flora Silvestres (CITES). 2015. Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Apéndices I, II y III en vigor a partir del 24 de julio de 2010. http://www.cites.org/ . Consulta: marzo de 2015. [ Links ]

Grigione, M. M., K. Menke, C. López-González, R. List, A, Banda, J. Carrera, R. Carrera, A. J. Giordano, J. Morrison, M. Sternberg, R. Thomas, and B. Van Pelt. 2009. Identifying potential conservation areas for felids in the USA and Mexico: integrating reliable knowledge across an international border. Oryx 43: 78-86. [ Links ]

Hidalgo-Mihart, M. G., L. Cantú-Salazar, A. González-Romero, and C. A. López-González. 2004. Historical and present distribution of coyote (Canis latrans) in Mexico and Central America. J. Biogeogr. 31: 2025-2038. [ Links ]

Hidalgo-Mihart, M. G., F. M. Contreras-Moreno, L. A. Pérez-Solano, y C. Hernández-Lara. 2013. Primeros registros de coyote (Canis latrans) en Campeche, México. Rev. Mex. Biodivers. 84: 1012-1017. [ Links ]

INEGI (INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA, GEOGRAFÍA E INFORMÁTICA). 2005. Prontuario de información geográfica municipal de los Estados Unidos Mexicanos. Cintalapa, México. [ Links ]

International Union for Conservation of Nature (UICN). 2015. The IUCN red list of threatened species. Versión 2014.3. http://www.iucnredlist.org . (Consulta: enero 2015). [ Links ]

Lira-Torres, I., C. Galindo, y M. Briones-Salas. 2012. Mamíferos de la Selva Zoque: riqueza, uso y conservación. Rev. Biol. Trop. 60: 781-797. [ Links ]

Maffei, L., E. Cúellar, y A. Noss. 2002. Uso de trampas cámara para la evaluación de mamíferos en el ecotono Chaco-Chiquitanía. Rev. Bol. Ecol. Cons. 11: 55-65. [ Links ]

Naranjo, E.J., C. Lorenzo, y A. Horváth. 2005. La diversidad de mamíferos en Chiapas. In: González-Espinosa, M., N. Ramírez-Marcial, y L. Ruiz-Montoya (eds), Diversidad Biológica en Chiapas. Plaza y Valdés, México, D.F. pp: 221-263. [ Links ]

Olalla-Tárraga M. Á., E. J. Torres-Romero, T. Ferreira Amado, and P. A. Martínez. 2015. Phylogenetic path analysis reveals the importance of niche- related biological traits on geographic range size in mammals. Glob. Change Biol. 21: 3194-3196. [ Links ]

Peña-Mondragón, J. L., A. Castillo Álvarez, and J. Benítez-Malvido. 2014. First record of coyote (Canis latrans) in the region of the Lacandona area, Chiapas, Mexico. Acta Zool. Mex. 30: 696-700. [ Links ]

Prugh, L. R., K. E. Hodges, A. R. E. Sinclaer, and J. S. Brashares. 2008. Effect of habitat area and isolation on fragmented animal populations. Proc. Natl. Acad. Sci. 105: 20770-20775. [ Links ]

Rzedowski, J. 1978. La Vegetación de México. Edit. Limusa. Ciudad de México, México. 432 p. [ Links ]

Ramírez-Pulido, J., J. M. C. Britton, A. Perdomo, y A. Castro- Campillo. 1986. Guía de los Mamíferos de México. Referencias hasta 1983. Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, México, D. F, 720 p. [ Links ]

SEMARNAT. 2010. Norma Oficial Mexicana NOM-059- SEMARNAT-2010, Protección ambiental - Especies nativas de México de flora y fauna silvestres - Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio - Lista de especies en riesgo. Diario Oficial de la Federación. 30 de diciembre de 2010, Segunda Sección. CD de México. [ Links ]

Sosa-Escalante, X., S. Hernández, A. Segovia, and V. Sánchez-Cordero. 1997. First record of the coyote, Canis latrans (Carnivora: Canidae) in the Yucatán Peninsula, Mexico. Southwest. Nat. 42: 494-495. [ Links ]

Torres-Romero, E. J., y M. Á. Olalla-Tárraga. 2014. Impacto humano y riqueza de vertebrados terrestres: una revisión a diferentes escalas macroecólogicas. Ecosistemas 23: 13-20. [ Links ]

Torres-Romero, E. J., and M. Á Olalla-Tárraga. 2015. Untangling human and environmental effects on geographical gradients of mammal species richness: a global and regional evaluation. J. Anim. Ecol. 84: 851-860. [ Links ]

Torres-Romero, E. J., E. Espinoza-Medinilla, M. Lazcano-Barrero, and L. Maffei. 2017. Ecology and conservation of ocelot (Leopardus pardalis) in Northern Quintana Roo, Mexico. Therya 8: 11-18. [ Links ]

Valenzuela-Galván, D. 2005. Tejón, Coatí. Nasua narica (Linnaeus, 1766). Los mamíferos silvestres de México. Ceballos, G., y G. Oliva (eds). Fondo de Cultura Económica. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. México. pp: 411-413. [ Links ]

4Gómez-Jiménez, A. Propietario del Conjunto Predial Los Ocotones, Cintalapa, Chiapas.

Recibido: Noviembre de 2016; Aprobado: Mayo de 2017

* Autor responsable: ejtr23@hotmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons