SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número4Plasma rico en plaquetas alogénico activado sobre injertos de piel en pacientes con quemaduras grado III índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Cirujano general

versão impressa ISSN 1405-0099

Cir. gen vol.40 no.4 México Out./Dez. 2018

 

Editorial

Las palabras clave en el manuscrito

Keywords in the manuscript

Abilene Cirenia Escamilla Ortiz1 

1 Editora, Revista Cirujano General. Asociación Mexicana de Cirugía General. Ciudad de México, México.

He notado que los autores no saben elegir las palabras clave, incluso llegan a poner palabras cuyo significado se desconoce, o que no están en los diccionarios.

Las palabras clave, llamadas también descriptores, sirven para la indexación, visibilidad y consulta en las distintas bases de datos para buscar más información sobre el tema que trata un artículo y ayuda a elaborar el índice por tema.

Por ello, hay herramientas como el MeSH que pertenece a la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM), que apareció en 1963 en su versión impresa, y actualmente se puede consultar vía electrónica (https://meshb.nlm.nih.gov/search). Esta base contiene los términos, frases o encabezados que se usarán como palabras clave en un manuscrito.1,2

Estos descriptores también son llamados tesauros, término que proviene de la palabra latina thesaurus, del griego θησαυρός (thesaurós), que significa tesoro o repositorio. En la medicina, en el año 1954, la NLM publicó bajo el título de Lista de encabezados una lista de autoridades, y no fue hasta 1960 cuando el Index Medicus apareció como encabezado en materia médica o MeSH.1-3 En 1969, el Index Medicus propuso que se incluyeran las palabras clave en los manuscritos con el fin de apoyar a los bibliotecarios y finalmente a editores y autores. Desde hace algunos años, los requisitos uniformes para la publicación de escritos médicos han incluido la sección de palabras clave que tienen el mismo fin que en el Index Medicus.4 Se recomienda que las palabras clave sean entre tres y 10.3

El MeSH está en idioma inglés; por eso, la Biblioteca Regional de Medicina (BIREME) generó en 1987 el catálogo DeCS (Descriptores en Ciencias de la Salud) que incluye además los idiomas español, portugués e inglés. También puede consultarse la Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud (LILACS) con 32 años de existencia que ayuda a la visibilidad y calidad de la información.4

A los autores les recomiendo que utilicen estas herramientas o acudan con el bibliotecario de su hospital, universidad o escuela para que los apoye en la obtención de estas palabras clave.

Referencias bibliográficas

1. https://www.nlm.nih.gov/mesh/ [Consultado 30 diciembre 2018] [ Links ]

2. Villanueva LI. La importancia de las palabras clave. Rev Mex Ortop Trauma. 2001; 15: 169-170. [ Links ]

3. Tous MG, Mattar S. Las claves de las palabras clave en los artículos científicos. Rev MVZ Córdoba. 2012; 17: 2955-2956. [ Links ]

4. Villanueva LI. Para qué sirven las palabras clave. Acta Ortop Mex. 2014; 28: 211. [ Links ]

*Correspondencia: Dra. Abilene C. Escamilla Ortiz. E-mail: amcg@amcg.org.mx

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons