SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número2¿Quién está obligado a determinar la existencia de mala praxis?Sobre el “Tórax batiente” índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Cirujano general

versión impresa ISSN 1405-0099

Cir. gen vol.40 no.2 México abr./jun. 2018

 

Cartas al Editor

De meriendas y editores

About afternoon snacks and editors

José Luis Sandoval Gutiérrez1  * 

1 Neumólogo-Intensivista, Doctorado en Investigación Médica, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosío Villegas”. Ciudad De México, México.

La Dra. Escamillla Ortiz1 presenta un editorial sobre la dificultad de los editores en el manejo de una revista científica, tema que ya se ha comentado en otros artículos.2-4 Refiero al diccionario de la lengua española, que describe dicha confusión como una merienda de negros.

Es importante señalar que una revista académica-científica con alcance latinoamericano, y con el uso de internet en prácticamente todo el mundo, debe ser cuidadosa con los títulos para evitar ofender susceptibilidades.

Es acorde leer lo que un portal denominado Hispanoteca señala:5

«Esto es una merienda de negros pertenece hoy a ese grupo de frases que, según los libros de estilo, no deben utilizarse por resultar ofensivas para un colectivo. Tales son: le hizo una judiada, le engañó como a un chino, esto es una gitanería, etcétera.»

El Diccionario de la Real Academia (22a edición, 2001) registra las dos expresiones coloquiales merienda de negros «confusión y desorden en que nadie se entiende » y boda de negros «función en que hay mucha bulla, confusión, grita y algazara». El primer diccionario académico (1780) registra hacer merienda de negros «confundir y enmarañar algún negocio o dependencia, a fin de alzarse con el útil, perjudicando a los que debían tener parte en él». El diccionario académico de 1837 continúa con esta definición e incluso acentúa el sentido negativo: «meter a barato una cosa, quedándose con ella aquéllos que la manejan y traen entre manos». El diccionario académico de 1899 da una definición menos negativa y elimina las connotaciones «confundir para aprovecharse de algo» y establece una definición que perdurará en todos los diccionarios académicos hasta 1984: merienda de negros «confusión y desorden en que nadie se entiende». Esta definición aparece en todas las ediciones hasta 1984 acompañada de un añadido: merienda de negros «confusión y desorden en que nadie se entiende. Reparto caprichoso o desaprensivo». A partir de 1989, todos los diccionarios académicos repiten la definición abreviada: «confusión y desorden en que nadie se entiende» y eliminan «reparto caprichoso o desaprensivo».

Le deseo a la Dra. Escamilla el mejor de los éxitos en esta nueva aventura académica.

Referencias bibliográficas

1. Escamilla OA. “Merienda de negros”, quiénes son autores. Cir Gen. 2017; 39: 201-202. [ Links ]

2. Espinosa-Larrañaga F. La calidad de una publicación científica es resultado de esfuerzos y atributos. Gac Med Mex. 2017; 153: 293-296. [ Links ]

3. Castañón A. El mito del editor y otros ensayos. México. Miguel Ángel Porrúa. 1993. [ Links ]

4. Sandoval GJ. El mito del editor. Gac Med Mex. 2018; 154: 222. [ Links ]

5. ¿Me podría decir, por favor, de dónde viene la expresión esto es una merienda de negros? [Accesado 25 de junio de 2018] Disponible en: http://hispanoteca.eu/Foro-preguntas/ARCHIVO-Foro/Merienda%20de%20negros.htmLinks ]

Recibido: 11 de Julio de 2018; Aprobado: 16 de Julio de 2018

*Autor para correspondencia: Dr. José Luis Sandoval Gutiérrez. E-mail: sandovalgutierrez@gmail.com.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons