SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número1Infestación masiva por Perulernaea gamitanae (Crustacea: Cyclopoida: Lernaeidae) en juveniles de gamitana, cultivados en la Amazonia peruanaMalformación compleja del sistema nervioso central similar a la de Arnold Chiari en un cabrito alpino francés índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Veterinaria México

versión impresa ISSN 0301-5092

Vet. Méx vol.42 no.1 México ene./mar. 2011

 

Artículo de revisión

 

Importancia de los linfocitos T γδ en la respuesta inmunitaria de los bovinos

 

Importance of γδ T lymphocytes in the bovine immune response

 

Carlos Ramón Bautista Garfas*

 

* Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Parasitología Veterinaria, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, Carretera Federal Cuernavaca–Cuautla núm. 8534, km. 11.5, 62550, Jiutepec, Morelos, México.

 

Recibido el 19 de abril de 2010
Aceptado el 10 de diciembre de 2010.

 

Abstract

The bovine γδ T lymphocytes conform a very important cell subset, not completely understood, which provides protective immune responses to the bovines. Their roles in non–specific and acquired immune responses of bovines are analyzed and discussed, including those of γδ T cells from other species.

Key words: bovine lymphocytes, immune response, γδ T lymphocytes.

 

Resumen

Los linfocitos T γδ de los bovinos constituyen una subpoblación de células T importante, no completamente comprendida, que lleva a cabo respuestas inmunitarias protectoras de dichos rumiantes. Se analiza y discute su papel, tanto en la respuesta inmunitaria no–específica como en la adquirida de los bovinos, incluyendo la de células T γδ de otras especies.

Palabras clave: linfocitos de bovino, respuesta inmunitaria, linfocitos T γδ.

 

Introducción

Los linfocitos T se originan de los progenitores linfoides en el tejido hematopoyético de la médula ósea y se diferencian en el timo (órgano linfoide primario). Las células T maduras después se dirigen a los órganos linfoides secundarios periféricos, incluyendo otro tejido linfoide (por ejemplo, los ganglios linfáticos, bazo y tejido linfoide asociado con mucosas –MALT, entre otros) que virtualmente cubren todo el cuerpo, y también a la circulación para conformar parte de los linfocitos recirculantes. Los bovinos, como otras especies de vertebrados, presentan dos subpoblaciones principales de linfocitos T: los que expresan el receptor de T (TCR) αβ para antígenos extraños y los que expresan el TCR γδ. Sin embargo, los bovinos tienen una proporción de linfocitos T γδ circulantes mucho más grande que la que se observa en otras especies.1 En este sentido, se ha sugerido, con base en la observación, que los porcentajes de linfocitos T γδ en sangre periférica varían tanto entre las distintas especies de vertebrados que éstas pueden ser clasificadas como "γδ alta" o "γδ baja".2 Entre las especies"γδ baja" se incluye a los humanos y ratones (2–5%)3, 4 y en las especies "γδ alta" se incluye a las gallinas (15%),5 cerdos (24%)6 y ganado bovino (20–40% y hasta 70% en neonatos)79 (Figura 1).

La concentración alta de células T ?d en rumiantes y cerdos se atribuye a la presencia de una subpoblación de células T ?d que expresa la molécula workshop cluster 1 (WC1) en rumiantes y el ortólogo en cerdos. WC1 y ortólogos han sido identificados solamente en artiodáctilos, incluyendo rumiantes, cerdos y camélidos.10, 11 La información disponible actualmente sugiere que ésta es una población única de células T ?d que ha evolucionado en artiodáctilos. La concentración de linfocitos T WC1– ?d identificada en rumiantes y cerdos es similar a la concentración observada en humanos y ratones.12, 13 El análisis de las células T ?d en gallinas no ha revelado una explicación de la alta concentración de las células T γδ. En este contexto, se ha demostrado que las células T ?d de ave son heterogéneas, tanto en las características del antígeno CD8, como en la localización tisular y sus características funcionales como la proliferación y la expresión de ARNm.14 Recientemente se caracterizaron anticuerpos de reacción cruzada para el estudio de las poblaciones de linfocitos T ?d en caballos y muchas especies de primates.15 Otras especies en las que se ha identificado linfocitos T ?d son borregos,16 cabras,17 perros,18 gatos,19 ratas,20 conejos21 y cuyes.22

Los linfocitos T ?d son los primeros linfocitos T que se desarrollan; se pueden encontrar en sitios de entrada al organismo (tejidos asociados con células epiteliales, tales como el intestino, la mucosa pulmonar y la piel), se acumulan durante la infamación y están involucrados en las respuestas inmunitarias contra un amplio espectro de agentes patógenos. Se ha indicado que en todas las especies de vertebrados estudiadas hasta la fecha, los linfocitos T γδ están presentes de manera abundante en los epitelios y que la mayoría de sus funciones se desconoce.23

¿Son los linfocitos T γδ el eslabón entre las respuestas inmunitarias innata y adquirida?

Se ha señalado que muchas de las respuestas de los linfocitos T γδ parecen estar dirigidas contra agentes patógenos como bacterias, virus y parásitos24 e incluso se ha sugerido que los linfocitos T γδ pudieran representar el primer paso en la evolución de la inmunidad adaptativa, reforzando la defensa gastrointestinal contra la invasión microbiana como resultado de un traumatismo incrementado por las lesiones e infecciones cuando los primeros peces hospederos desarrollaron una mandíbula.25 En este sentido, se ha observado que los linfocitos T γδ de bovino responden directamente a los patrones moleculares asociados con patógenos (PMAP) a través de la expresión de receptores para PMAP, por lo que se ha sugerido que los linfocitos T γδ desempeñan un papel relevante en la respuesta inmunitaria innata26 y se ha propuesto que actúan como eslabón entre las respuestas inmunitarias innata y adquirida.27–29 En los tejidos asociados con células epiteliales y sitios de infamación, las células del sistema inmunitario innato, tales como las células mieloides, células epiteliales, células dendríticas y algunas células T especializadas, incluyendo las células T γδ, pueden encontrar microbios invasores vía reconocimiento de PMAP. En las células T γδ, los PMAP, tales como preparaciones con lipopolisacárido crudo (LPS), inducen la expresión selectiva de algunas quimiocinas, como la proteína infamatoria de macrófago–1γδ (MIP–1γδ) y la MIP–1γδ.26 En el análisis global de expresión de genes, se ha observado que los linfocitos T γδ de bovino expresan transcritos para distintos receptores de PAMP, incluyendo receptores carroñeros (scavenger), como el CD36, receptores tipo Toll y CD11b, entre otros.29 Aunque recientemente se demostró la expresión de CD36 en linfocitos T γδ de bovino, se ha señalado, sin embargo, que la importancia de estos receptores en las respuestas a PMAP por dichas células, no ha sido suficientemente explorada.29 Se ha sugerido que la respuesta a PMAP induce una sensibilización de células T γδ que da por resultado una respuesta más vigorosa a vías de señalización de citocinas y antígeno. Los linfocitos T γδ activados por PMAP se definen por la regulación de un número selecto de citocinas, que incluyen MIP 1 alfa y MIP 1 beta, y por antígenos, como el receptor de superficie alfa de IL2 (IL–2R alpha) y CD69, en ausencia de un marcador prototípico de una célula T γδ activada, el IFN–γδ. Las células T γδ activadas por PMAP son más capaces de proliferar en respuesta a IL–2 o IL–15 en ausencia de antígeno. Asimismo, los PMAP como la endotoxina, el peptidoglicano y el beta–glucano son agentes efectivos para sensibilizar células T γδ, pero los más potentes agonistas antígeno–independiente, definidos hasta la fecha, son los taninos oligoméricos condensados producidos por algunas plantas.30 En este contexto, se ha demostrado que el genoma de los bovinos (Btau_3.1) contiene un repertorio grande y diverso de genes del receptor delta de las células T (TRD), cuando se compara con los genomas de las especies "T γδ baja", lo que sugiere que las células T γδ de bovino tienen un papel importante en la función inmunitaria, puesto que se podría predecir que dichas células se unen a una gran variedad de antígenos.31

Papel de los linfocitos T γδ de bovino en infecciones por agentes patógenos

En relación con el apartado anterior, se ha observado que los linfocitos T γδ actúan contra diversos agentes patógenos: virus, bacterias y parásitos. En el Cuadro 1 se presentan algunos de los patógenos que son reconocidos por los linfocitos T γδ de bovino.

Con respecto al estudio de agentes patógenos en bovinos y linfocitos T γδ, llama la atención el interés mostrado a las infecciones por micobacterias.27,36,37

Funciones de los linfocitos T γδ

El interés por conocer las funciones de los linfocitos T γδ, particularmente de rumiantes, ha estimulado la investigación en esta área en las últimas dos décadas, lo que ha dado por resultado un mayor conocimiento de las actividades biológicas de estos linfocitos, entre las que se incluyen la presentación de antígeno a otros linfocitos, inducción de células efectoras, memoria inmunitaria, modulación de la respuesta inmunitaria, producción de citocinas, reconocimiento de moléculas conservadas en patógenos y vigilancia inmunitaria en mucosas (Cuadro 2).

¿Es posible inducir respuestas inmunitarias protectoras a través de la activación de linfocitos T γδ?

Se ha indicado que en todas las especies estudiadas hasta la fecha, los linfocitos T γδ están presentes de manera abundante en epitelios, como son los de los tractos respiratorio,55 gastrointestinal,56,57 reproductivo58,59 y piel;9,23,60,61 asimismo, se ha señalado que muchas de las funciones de esta subpoblación de linfocitos T son todavía desconocidas.62–64

Manipulación de la respuesta inmunitaria a través de la activación de linfocitos T γδ

El interés por conocer de qué manera actúan las diferentes células que conforman el sistema inmunitario y de qué forma pueden ser estimuladas artificialmente, es la base para desarrollar vacunas o inmunoterapias para prevenir o controlar las distintas enfermedades que afectan al hombre y sus animales domésticos. En este contexto, se ha demostrado en distintos ensayos que la vacunación contra diferentes agentes patógenos es capaz de inducir linfocitos T γδ protectores. En el caso de los bovinos, se ha demostrado que los linfocitos T γδ de animales vacunados, pero no los de bovinos no–vacunados con un herpesvirus 1 (BHV1) vivo modificado, mostraron un aumento significativo en la expresión de CD25 cuando se incubaron in vitro con BHV1.65 Similarmente, se ha observado que la inmunización de bovinos con Cowdria ruminantium induce linfocitos T γδ con actividad protectora.35 En otra serie de experimentos se demostró que los linfocitos T WC1+ γδ protectores son generados en respuesta a la vacunación contra Leptospira borgpetersenii en bovinos66–68 y que la respuesta protectora está dirigida al útero, órgano blanco de la infección por Leptospira, lo que coincide con la observación de que los linfocitos T γδ representan la mayor población de linfocitos T en el útero de los rumiantes.58,59 Además, la inmunización de bovinos con la vacuna muerta de Leptospira induce una población de linfocitos T WC1+ γδ de memoria.68 Asimismo, se ha sugerido que en humanos vacunados con BCG (Bacilo Calmette–Guérin) de Mycobacterium bovis se desarrollan células T γδ de memoria, que dan reacción cruzada con antígenos presentes en los microorganismos del complejo Mycobacterium tuberculosis.46 En este orden, otros investigadores demostraron que los linfocitos T γδ de cerdos jóvenes son amplificados funcionalmente por la inmunización con la vacuna BCG de M. bovis, sugiriendo que dicha subpoblación celular desempeña un papel importante en la respuesta inmunitaria adquirida, generada por la vacunación con BCG.69 Asimismo, se ha demostrado que los linfocitos T γδ de humano sensibilizados y amplificados, vía células dendríticas infectadas con BCG, se manifiestan como una población de células citotóxicas de memoria que expresan una cantidad elevada de perforina, y que son eficientes matando monocitos infectados con micobacterias.70

En otro ensayo se demostró que la vacunación con la vacuna viva contra el virus de la viruela del canario en humanos, induce linfocitos T γδ que producen Interferon–γδ de manera incrementada, lo que sugiere que se pudiera amplificar una respuesta inmunitaria de memoria tipo 1.71 En este contexto, estudios llevados a cabo en ratones sugieren que linfocitos T γδ protectores constituyen una población inducida por la inmunización con esporozoitos irradiados de Plasmodium yoelii, que es capaz de disminuir la carga parasitaria pre–eritrocítica, lo que representaría una población efectora significativa que puede ser inducida por la vacunación.72

Por otro lado, se ha observado que la inmunidad tipo Th1 inducida por células dendríticas infectadas con BCG sobre células T CD4 vírgenes, fue incrementada por células T γδ activadas con fármacos como BrHpp (bromohydrin–pyrophosphate) o Zol (zoledronate), lo que sugiere que las drogas que activan a células T γδ podrían ser utilizadas para amplificar la inmunidad tipo Th1 inducida por BCG.73 Los linfocitos T γδ comparten funciones similares con las células dendríticas, como la captación y presentación de antígeno,74 y con otros linfocitos innatos, NK (asesinos naturales) y NK–T (T asesinos naturales), la actividad citotóxica y tumoricida, además de la estimulación de la maduración de células dendríticas.75,76 En este sentido, se ha sugerido la manipulación del sistema inmunitario a través de la estimulación de los linfocitos T γδ para amplificar la maduración de las células dendríticas por medio del uso de moléculas no peptídicas derivadas de diferentes microorganismos con el objeto de desarrollar nuevas vacunas o inmunoterapias.77,78

Con base en lo anterior, sería conveniente averiguar si la inmunidad protectora inespecífica conferida por la inoculación de Lactobacillus casei en ratones contra los parásitos Trichinella spiralis, en donde se observó un incremento en la producción de interferon–γδ79 y Babesia microt,80 depende, y en qué grado, de la estimulación de linfocitos T γδ. Asimismo, la observación de que al inocular L. casei dos días antes de la aplicación de la vacuna mixta contra babesiosis bovina, se incrementa la efectividad de la misma al desafío81 sugiere evaluar la participación de dicha población celular en la protección ya que se registró un incremento de la producción de interferon–γδ (determinado por PCR en tiempo real) en los grupos de animales tratados solamente con L. casei y con L. casei y la vacuna, en comparación con los grupos de bovinos testigo y solo tratados con la vacuna. En este contexto, se ha indicado que los linfocitos T γδ son productores de interferon–γδ.36,68

La información analizada indica que los linfocitos T γδ conforman una población de células T que desempeña diversas actividades como son la regulación de la respuesta inmunitaria, producción de citocinas, actividad citotóxica, presentación de antígeno, reconocimiento de patrones moleculares asociados con patógenos, memoria inmunitaria, entre otras y que interaccionan con otras células inmunitarias como las células dendríticas y los linfocitos NK y NK–T. En el caso del genoma bovino Btau_3.1, se ha demostrado la existencia de 13 miembros en la familia de genes WCI y es probable que su diversidad contribuya a las diferencias funcionales que se han observado entre las poblaciones de células T γδ.31 Sin embargo, todavía quedan por conocer muchas funciones y establecer con certeza cuál es su participación en la respuesta inmunitaria, con el objeto de diseñar nuevas vacunas e inmunoterapias para el control de enfermedades de los bovinos. Por ejemplo, una de las actividades que se han sugerido para los linfocitos T γδ de bovino, es su participación en la protección de edad contra la infección por Babesia spp,39 pero que no se ha demostrado experimentalmente, lo que tendría implicaciones importantes para el control de la babesiosis bovina.

En cuanto a la capacidad de los linfocitos T γδ de generar una gran variedad de receptores de antígeno82,83 se ha propuesto que estas células desempeñan un papel importante en una variedad de procesos homeostáticos de inmunidad innata y adaptativa84 y no–inmunitarios, así como en situaciones patológicas a través del reconocimiento de diferentes antígenos, control de infecciones y modulación del desarrollo de tumores.85 En este sentido, recientemente se demostró que los linfocitos T γδ de humano son capaces de inducir respuestas robustas de linfocitos efectores CD8+ Tγδ.86 Similarmente se ha demostrado que los linfocitos T γδ proporcionan un estímulo temprano esencial de IFN–γ que condiciona a las células dendríticas para una sensibilización eficiente de linfocitos T CD8+ y el pleno desarrollo de una respuesta protectora,87 lo que no solamente dilucida en parte el papel de los linfocitos T γδ y las células dendríticas en las interacciones entre las respuesta inmunitaria temprana y la respuesta inmunitaria adaptativa posterior, sino que también ayuda en el diseño de enfoques novedosos para el desarrollo de una vacuna eficiente contra tuberculosis —administrada vía mucosas— por medio de la manipulación de linfocitos T γδ.88

Con relación a lo anterior, en un estudio reciente se demostró que los eosinóflos de humano expresan un receptor γδTCR/CD3 con características similares al receptor γδTCR de los linfocitos T γδ. Los autores han propuesto que dicho receptor contribuye a las respuestas innatas contra micobacterias y tumores e incluso puede representar una interacción adicional entre células mieloides y células linfoides,89 hallazgo que esclarece un poco mas el funcionamiento de la compleja respuesta inmunitaria de los vertebrados.

 

Referencias

1. HEIN WR, MACKAY CR. Prominence of γδ T cells in the ruminant immune system. Immunol Today 1991;12:30–34.         [ Links ]

2. HAAS W, PEREIRA P, TONEGAWA S. γ/δ cells. Annu Rev Immunol 1993;11:637–685.         [ Links ]

3. GROH V, PORCELLI S, FABBI M, LANIER LL, PICKER LJ, ANDERSON T et al. Human lymphocytes bearing T cell receptor γ/δ are phenotypically diverse end evenly distributed throughout the lymphoid system J Exp Med 1989;169:1277–1294.         [ Links ]

4. GOODMAN T, LEFRANCOIS L. Expression of the γ/δ T–cell receptor on intestinal CD81 intraepithelial lymphocytes. Nature 1988;333:855—858.         [ Links ]

5. LAHTGI JM, CHEN CL, SOWDER JT, BUCY RP, COOPER MD. Characterization of the avian T cell receptor. Immunol Res 1988;7:303—317.         [ Links ]

6. TANG WR, SHIOYA N, EGUCHI T, EBATA T, MATSUI J, TAKENOUCHI H et al. Characterization of new monoclonal antibodies against porcine lymphocytes: Molecular characterization of clone 7G3, an antibody reactive with the constant region of the T–cell receptor γ/δ–chains. Vet Immunol Immunopathol 2005;103:113—127.         [ Links ]

7. MACKAY CR, HEIN WR. Analysis of γδ T cells in ruminants reveals further heterogeneity in γδ T–cell features and function among species. Res Immunol 1990;141:611—614.         [ Links ]

8. BURTON JL, KEHRLY ME Jr. Effects of dexamethasone on bovine circulating T lymphocyte populations. J Leuk Biol 1996;59:90–99.         [ Links ]

9. HEIN WR, DUDLER L. TCR γδ+ cells are prominent in normal bovine skin and express a diverse repertoire of antigen receptors. Immunology 1997;91:58–64.         [ Links ]

10. AHN JS, KONNO A, GEBE JA, ARUFFO A, HAMILTON MJ, PARTK YH et al. Scavenger receptor cysteine–rich domains 9 and 11 of WC1 are receptors for the WC1 counter receptor. J Leuk Biol 2002;72:382—390.         [ Links ]

11. DAVIS WC, HEIRMAN LR, HAMILTON MJ, PARISH SM, BARRINGTON GM, LOFTIS A et al. Flow cytometric analysis of an immunodeficiency disorder affecting juvenile llamas. Vet Immunol Immunopathol 2000;74:103—120.         [ Links ]

12. MACHUGH ND, MBURU JK, CAROL MJ, WYATT CR, ORDEN JA, DAVIS WC. Identification of two distinct subsets of bovine γδ T cells with unique cell surface phenotype and tissue distribution. Immunology 1997;92:340—345.         [ Links ]

13. DAVIS WC, HAMILTON MJ. Unique characteristics of the immune systems in ruminants and pigs. www.nadc.ars.usda.gov; 2003.         [ Links ]

14. PIEPER J, METHNER U, BERNDT A. Heterogeneity of avian γδ T cells. Vet Immunol Immunopathol 2008;124:241–252.         [ Links ]

15. CONRAD ML, DAVIS WC, KOOP BF. TCR and CD3 antibody cross–reactivity in 44 species. Cytometry Part A 2007;71A:925–933.         [ Links ]

16. WALKER ID, GLEW MD, O'KEEFFE MAO, METCALFE SA, CLEVERS HC, WIJNGAARD PLJ et al. A novel multi–gene family of sheep γδ T cells. Immunology 1994;83:517–523.         [ Links ]

17. ISMAIL HI, HASHIMOTO Y, KON Y, OHADA K, DAVIS WC, IWANAGA T. Lymphocyte subpopulations in the mammary gland of the goat. Vet Immunol Immunopathol. 1996;52:201–212.         [ Links ]

18. BORSKA P, FALDYNA M, BLATNY J, LEVA L, VEJROSTOVA M, DOUBEK J et al. Gamma/delta T–cell lymphoma in a dog. Can Vet J 2009;50:411–416.         [ Links ]

19. MOORE PF, WOO JC, VERNAU W, KOSTEN S, GRAHAM PS. Characterization of feline T cell receptor (TCRG) variable region genes for the molecular diagnosis of feline intestinal T cell lymphoma. Vet Immunol Immunopathol 2005;106:167–178.         [ Links ]

20. KUHNLEIN P, PARKS JH, HERRMANN T, EELBE A, HUNIG T. Identification and characterization of rat gamma/delta T lymphocytes in peripheral organs, small intestine, and skin with a monoclonal antibody to a constant determinant of the gamma/delta T cell receptor. J Immunol 1994;153:979–986.         [ Links ]

21. KIM CJ, ISONO T, TOMOYOSHI T, SETO A. Expression of T–cell receptor gamma/delta chain genes in a rabbit killer T–cell line. Immunogenetics 1994;39:418–422.         [ Links ]

22. XIONG X, MORITA CT, BUKOWSKI JF, BRENNER MB, DASCHER CC. Identification of guinea pig gammadelta T cells and characterization during pulmonary tuberculosis. Vet Immunol Immunopathol. 2004;102:33–44.         [ Links ]

23. VAN RHIJN I, RUTTEN VPMG, CHARLESTON B, SMITS M, VAN EDEN W, KOETS AP. Massive, sustained γδ T cell migration from the bovine skin in vivo. J Leuk Biol 2007;81:968–973.         [ Links ]

24. WALLACE M, LAKOVSKY M, CARDING SR. Gamma/ delta T lymphocytes in viral infections. J Leuk Biol 1995;58:277–283.         [ Links ]

25. MATSUNAGA T. Did the first adaptive immunity evolve in the gut of ancient jawed fish? Cytogent Cell Genet 1998;80:138–141.         [ Links ]

26. HEDGES JF, LUBICK KJ, JUTILA MA. γδ T cells respond directly to pathogen–associated molecular patterns. J Immunol 2005;174:6045–6053.         [ Links ]

27. POLLOCK JM, WELSH MD. The WC1+ γδ T–cell population in cattle: a possible role in resistance to intracellular infection. Vet Immunol Immunopathol 2002;89:105–114.         [ Links ]

28. BORN WK, REARDON CL, O'BRIEN RL. The function of γδ T–cells in innate immunity. Curr Opin Immunol 2006;18:31–38.         [ Links ]

29. LUBICK K, JUTILA MA. LTA recognition by bovine γδ T cells involves CD36. J Leuk Biol 2006;79:1268–1270.         [ Links ]

30. JUTILA MA, HOLDERNESS J, GRAFF JC, HEDGES JF. Antigen–independent priming: a transitional response of bovine gammadelta T–cells to infection. Anim Health Res Rev 2008;9:47–57.         [ Links ]

31. HERZIG CTA, LEFRANC MP, BALDWIN CL. Annotation and classification of the bovine T cell receptor delta genes. BMC Genomics 2010, 11:100 http://www.biomedcentral.com/1471–2164/11/100        [ Links ]

32. ENDSLEY JJ, RIDPATH JF, NEILL JD, SANDBULTE MR, Roth JA. Induction of T lymphocytes specific for bovine viral diarrhea virus in calves with maternal antibodies. Viral Immunol 2004;17:13–23.         [ Links ]

33. KNOWLES G, O'NEIL BW, CAMPO AM. Phenotypical characterization of lymphocytes infltrating regressing papillomas. J Virol 1996;70:8451–8458.         [ Links ]

34. LAHMERS KK, NORIMINE J, ABRAHAMSEN MS, PALMER GH, BROWN WC. The CD4+ T cell immunodominant Anaplasma marginale major surface protein 2 stimulates γδ T cell clones that express unique T cell receptors. J Leuk Biol 2005;77:199–208.         [ Links ]

35. MWANGI DM, MAHAN SM, NYANMJUI JK, TARACHA ELN, MCKEEVER DJ. Immunization of cattle by infection with Cowdria ruminantium elicits T lymphocytes that recognize autologous infected endothelial cells and monocytes. Infect Immun 1998;66:1855–1860        [ Links ]

36. VESOSKY B, TURNER OC, TURNER J, ORME IM. Gamma interferon production by bovine γδ T cells following stimulation with mycobacterial mycolylarabinogalactan peptidoglycan. Infect Immun 2004;72:4612–4618.         [ Links ]

37. KOETS A, RUTTEN V, HOEK A, VAN MIL F, MULLER K, BAKKER D, GRUYS E, VAN EDEN W. Progressive bovine paratuberculosis is associated with local loss of CD4+ T cells, increasing frequency of γδ T cells, and related changes in T–cell function. Infect Immun 2002;70:3856–3864.         [ Links ]

38. SOLTYS J, QUINN MT. Selective recruitment of T–cell subsets to the udder during Staphylococcal and Streptococcal mastitis: analysis of lymphocyte subsets and adhesion molecule expression. Infec Immun 1999;67:6293–6302.         [ Links ]

39. ZINTL A, GRAY JS, SKERRETT HE, MULCAHY G. Possible mechanisms underlaying age–related resistance to bovine babesiosis. Parasite Immunol 2005;27:115–120.         [ Links ]

40. COLLINS RA, SOPP P, GELDER KI, MORRISON WI, HOWARD CJ. Bovine g/D TcR+ lymphocytes are stimulated to proliferate by autologous Theileria annulata–infected cells in the presence of Interleukin–2. Scand J Immunol 1996:44:444–452.         [ Links ]

41. HAGBERG M. Immune cell responses to the cattle lungworm, Dictyocaulus viviparus. PhD thesis. Uppsala, Sweden:Swedish University of Agricultural Sciences, 2008.         [ Links ]

42. MCCOLLE DF, DOHERTY ML, BAIRD AW, DAVIES WC, MCGILL K, TORGERSON PR. T cell subset involvement in immune responses to Fasciola hepática infection in cattle. Parasite Immunol 1999;21:1–8.         [ Links ]

43. COLLINS RA, WERLING D, DUGGAN SE, BLAND AP, PARSONS KR, HOWARD CJ. y§ T cells present antigen to CD4+ olJIT cells. J Leuk Biol 1998;63:707–714.         [ Links ]

44. BRANDES M, WILLIMANN K, MOSER B. Professional antigen–presentation function by human y§ T cells. Science 2005;309:264–268.         [ Links ]

45. BRANDES M, WILLIMANN K, BIOLEY G, LEVY N, EEBERL M, LUO M et I. Cross–presenting human yS T cells induce robust CD8+ yS T cell responses. Proc Nati Acad Sci USA 2009;106:2307–2312.         [ Links ]

46. HOFT DF, BROWN RM, ROODMAN ST. Bacille Calmette–Guérin vaccination enhances human yS T cell responsiveness to Mycobateria suggestive of a memorylike phenotype. J Immunol 1998;161:1045–1054.         [ Links ]

47. HOEK A, RUTTEN VPMG, KOOL J, AARKESTEIJN GJA, BOUWSTRA RJ, VAN RHIJN I et al. Subpopulations of bovine WCl+yS T cells rather than CD4+CD25hishFoxp3+ T cells act as immune regulatory cells in vivo. Vet Res 2009;40:06 DOLÍ0.1051/vetres:2008044,         [ Links ]

48. PARK YH, YOO HS, YOON JW, YANG SJ, AN JS, DAVIS WC. Phenotypic and functional analysis of bovine yS lymphocytes. J Vet Sci 2000;1:39–48.         [ Links ]

49. BALDWIN CL, SATHIYASEELAN T, ROCCHI M, MCKEEVER D. Rapid changes occur in the percentage of circulating bovine WC1+ yS Thl cells. Res Vet Sci 2000;69:175–180.         [ Links ]

50. SHIBATA K, YAMADA H, HARA H, KISHIHARA K, YOSHIKAI Y ResidentyS T cells control early infltration of neutrophils after Escherichia coli infection via IL–17 production. J Immunol 2007;178:4466–4472.         [ Links ]

51. BLUMERMAN SL, HERZIG CTA, ROGERS AN, TELFER JC, BALDWIN CL. Differential TCR gene usage between WC1– and WC1+ ruminant yS T cell subpopulations including those responding to bacterial antigen. Immunogenetics 2006;58:680–692.         [ Links ]

52. MENGE C, DEAN–NYSTROM EA. Dexamethasone depletes yS T cells and alters the activation state and responsiveness of bovine peripheral blood lymphocyte subpopulations. J Dairy Sci 2008;91:2284–2298        [ Links ]

53. HEDGES JF, COCKRELL D, JACKIW L, MEISNNER N, JUTILA MA. Differential mRNA expression in circulating yS T lymphocyte subsets defines unique tissue–specific functions. J Leuk Biol 2003;73;306–314.         [ Links ]

54. SKINNER MA, PARLANE N, MACCARTHY A, Buddie BM, Cytotoxic T–cell responses to Mycobacterium bovis during experimental infection of cattle with bovine tuberculosis. Immunology 2003;110:234–241.         [ Links ]

55. BORN WK, LAHN M, TAKEDA K, KANEHIRP A, O'BRIEN, GELFRAND EW. Role of yS T cells in protecting normal airway function. Resp Res 2000;l:151–158.         [ Links ]

56. KAGNOFF ME Current concepts in mucosal immunity. III. Ontogeny and function of yS T cells in the intestine. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol 1998;274:455–458.         [ Links ]

57. CHEN Y, CHOIU K, FUCHS E, HAVRAN WL, BOISMENU R. Protection of the intestinal mucosa by intraepithelial γδ T cells. Proc Natl Acad Sci USA 2002;99:14338–14343.         [ Links ]

58. HANSEN PJ, LIU W. Immunological aspects of pregnancy: Concepts and speculations using the sheep as a model. Ann Reprod Sci 1996;42:483–493.         [ Links ]

59. MADDOX FA, DE VEER MJ, MEEUSEN EN. Gammadelta TCR+ cells of the pregnant ovine uterus express variable T cell receptors and contain granulysin. J Reprod Immunol 2010;84:52–56.         [ Links ]

60. GIRARDI M, OPPENHEIM DE, STEELE CR, LEWIS JM, GLUSAC E, FILLER R et al. Regulation of cutaneous malignancy by γδ T cells. Science 2001;294:605–609.         [ Links ]

61. JAMESON JM, SHARP LL, WITHERDEN DA, HAVRAN WL. Regulation of skin cell homeostasis by gamma delta T cells. Front Biosci. 2004;9:2640–2651.         [ Links ]

62. CHIEN Y, JORES R, CROWLEY MP Recognition by γ/δT cells. Ann Rev Immunol 1996;14:511–532.         [ Links ]

63. HAVRAN WL. The biology of γδ T cells: What is the relationship between γδ T cells and cancer? Will an increase number and/or function of γδ T cells result in lower cancer incidence? J Nutr 2005;135:2909S        [ Links ]

64. BERGSTRESSER PR, TAKASHIMA A, editors. Gamma–delta T cells. Chem Immunol 2001;79:1–142.         [ Links ]

65. QUADE MJ, ROTH JA. Antigen–specific in vitro activation of T–lymphocyte subsets of cattle immunized with a modifed live bovine hespesvirus 1 vaccine. Viral Immunol 1999;12:9–21.         [ Links ]

66. NAIMAN BM, ALT D, BOLIN CA, ZUERNER R, BALDWIN C. Protective killed Leptospira borgpetersenii vaccine induces potent Th1 immunity comprising responses by CD4 and ?d T lymphocytes. Infect Immun 2001;69:7550–7558.         [ Links ]

67. NAIMAN BM, BLUMERMAN S, ALT D, BOLIN CA, BROWN R, ZUERNER R et al. Evaluation of type 1 immune response in naïve and vaccinated animals following challenge with Leptospira borgpetersenii serovar Hardjo: involvement of WC1+γδ and CD4 T cells. Infect Immun 2002;70:6147–6157.         [ Links ]

68. BLUMERMAN SL, HERZIG CT, BALDWIN CL. WC1+ gammadelta T cell memory population is induced by killed bacterial vaccine Eur J Immunol 2007;37:1204–216.         [ Links ]

69. LEE J, CHOI K, OLIN MR, CHO SN, MOLITOR TW. γδ T cells in immunity induced by Mycobacterium bovis Bacillus Calmette–Guérin vaccination. Infect Immun 2004;72:1504–1511.         [ Links ]

70. MARTINO A, CASETTI R, SACCHI A, POCCIA F Central memory Vy9VS2 T lymphocytes primed and expanded by Bacillus Calmette–Guérin–infected dendritic cells kill mycobacterial–infected monocytes. J Immunol 2007;179:3057–3064.         [ Links ]

71. WORKU S, GORSE GJ, BELSHE RB, HOFT DF. Canary pox vaccines induce antigen–specific human γδ T cells capable of Interferon–y production. J Infect Dis 2001;184:525–532.         [ Links ]

72. MACKENNA KC, TSUJI M, SARZOTTI M, SACCI Jr. JB, WITNEY AA, AZAD AF. Gamma delta T cells are a component of early immunity against preerythrocytic malaria parasites. Infect Immun 2000;68:2224–2230.         [ Links ]

73. MARTINO A, CASETTI R, POCCIA F. Enhancement of BCG–induced Th1 immune response through Vgamma9Vdelta2 T cell activation with non–peptidic drugs. Vaccine 2007;25:1023–1029.         [ Links ]

74. RESCHNER A, HUBERT P, DELVENNE P, BONIVER J, JACOBS N. Innate lymphocyte and dendritic cell crosstalk: a key factor in the regulation of immune response. Clin Exp Immunol 2008;152:219–226.         [ Links ]

75. MUNZ C, STEINMAN RM, FUJII S. Dendritic cell maturation by innate lymphocytes: coordinated stimulation of innate and adaptive immunity. J Exp Med 2005;202:203–207.         [ Links ]

76. BOYSEN P, STORSET AK. Bovine natural killer cells. Vet Immunol Immunopathol 2009;130:163–177.         [ Links ]

77. MARTINO A, POCCIA F. Gamma delta T cells and dendritic cells:close partners and biological adjuvants for new therapies. Curr Mol Med 2007;7:658–673.         [ Links ]

78. CASETTI R, MARTINO A. The plasticity of gamma delta T cells: Innate immunity, antigen presentation and new immunotherapy. Cell Mol Immunol 2008;5:161–170.         [ Links ]

79. BAUTISTA–GARFIAS C., ORDUÑA M, IXTA O, MARTINEZ F, AGUILAR B, CORTES A. Enhancement of resistance in mice treated with Lactobacillus casei: Effect on Trichinella spiralis infection. Vet Parasitol 1999;80:251–260.         [ Links ]

80. BAUTISTA–GARFIAS CR, GOMEZ MB, AGUILAR BR, IXTA O, MARTINEZ F, MOSQUEDA J. The treatment of mice with Lactobacillus casei induces protection against Babesia microti infection. Parasitol Res 2005; 97:472–477.         [ Links ]

81. BAUTISTA CR, ALVAREZ JA, MOSQUEDA JJ, FALCON A, RAMOS JA, ROJAS C, FIGUEROA JV, KU M. Enhancement of the mexican bovine babesiosis vaccine efficacy by using Lactobacillus casei. Ann NY Acad Sci 2008; 1149:126–130.         [ Links ]

82. RAULET DH. The structure, function, and molecular genetics of the γ/δ T cell receptor. Ann Rev Immunol;1989, 7:175–297.         [ Links ]

83. CARDING SR, EGAN PJ. γδ T cells: functional plasticity and heterogeneity. Nat Rev Immunol;2002,2:336–345.         [ Links ]

84. MODLIN RL, SIELING PA. Now presenting: γδ T cells. Science; 2005, 309:252–253.         [ Links ]

85. CHIEN YH, BONNEVILLE M. Gamma delta T cell receptors. Cell Mol Life Sci ;2006, 63 :2089–2094.         [ Links ]

86. BRANDES M, WILLIMANN K, BIOLEY G, LEVY N, EBERL M, LUO M et al. Cross–presenting human gd T cells induce robust CD8+ ab T cell responses. PNAS; 2009, 106:2307–2312.         [ Links ]

87. CACCAMO N, SIRECI G, MERAVIGLIA S, DIELIU F, IVANYI J, SALERNO A. Gammadelta T cells condition dendritic cells in vivo for priming pulmonary CD8 T cell responses against Mycobacterium tuberculosis. Eur J Immunol; 2006, 36:2681–2690        [ Links ]

88. MARTINO A. Mycobacteria and innate cells: critical encounter for immunogenicity. J Biosci;2008, 33:137–144.         [ Links ]

89. LEGRAND F, DRISS V, WOERLY G, LOISEAU S, HERMANN E, FOURNIE JJ et al. A functional γδ/CD3 Complex distinct from γδT cells is expressed by human eosinophils. PLOS one; 2009, 4(6):e5926. Doi:10.1371/ journal.pone.0005926        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons