SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.41 número4Algunos factores fisiológicos y nutricionales que afectan la incidencia de diarreas posdestete en lechonesInforme de un caso de doble tracto de salida del ventrículo derecho e hipoplasia del ventrículo izquierdo en un perro índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Veterinaria México

versión impresa ISSN 0301-5092

Vet. Méx vol.41 no.4 México oct./dic. 2010

 

Notas de investigación

 

Demostración inmunohistoquímica de Mycoplasma bovis en lesiones neumónicas crónicas en ganado en corral de engorda

 

Immunohistochemical demonstration of Mycoplasma bovis in chronic lung lesions in feedlot cattle

 

Rafael Ramírez Romero* Bernabé Chavarría Martínez** Alicia Magdalena Nevárez Garza* Luis Edgar Rodríguez Tovar* César Dávila Martínez* Gustavo Hernández Vidal* Jesús Jaime Hernández Escareño*** Alfonso López Mayagoitia†

 

* Cuerpo Académico de Patobiología y Medicina Preventiva, Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Autónoma de Nuevo León, Calle Fco. Villa s/n, Ex–Hacienda El Canadá, General Escobedo, 66050, Nuevo León, Monterrey, México, Tel.: (81) 13 40 43 93.

** Intervet Schering–Plough Animal Health, Intervet México, S.A. de C.V., Paseo de los Frailes 22, Parque Industrial, Santiago Tianguistenco, 52600, Estado de México, México, Tel.: (527) 1 31 35 03 33.

*** Medicina Preventiva, Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Autónoma de Nuevo León, Calle Fco. Villa s/n Ex–Hacienda El Canadá, General Escobedo, 66050, Nuevo León, Monterrey, México, Tel.: (81) 13 40 43 93.

Department of Pathology and Microbiology, Atlantic Veterinary College, University of Prince Edward Island, 550 University Ave. Charlottetown, PEI, Canada C1A 4P3, Tel.: (902) 5 66 09 43.

 

Correspondencia:
Alfonso López Mayagoitia,
Correo electrónico: lopez@upei.ca

 

Recibido el 4 de marzo de 2010
Aceptado el 20 de septiembre de 2010.

 

Abstract

Bovine feedlots are intensive production systems of significant importance in México, United States of America and Canadá. Respiratory diseases are the single most important cause of morbidity and mortality in feedlot cattle. Herein, the gross and microscopic findings in the lungs of cattle with unusually persistent pneumonia unresponsive to aggressive antibiotic treatment in feedlots localized in General Escobedo, Nuevo Leon; Morelia, Michoacan; Mexicali, Baja California, and Culiacan, Sinaloa, Mexico are described. Eight chronic suppurative bronchopneumonia cases with multifocal areas of casseous necrosis were selected. Microscopically, these lesions were bronchocentric and characterized by foci of necrosis surrounded by a pyogranulomatous reaction. Immunohistochemical studies revealed positive reaction to Mycoplasma bovis in all cases. Gross and microscopic lesions associated with M. bovis pneumonia have a conspicuous pattern. This is the first report of M. bovis causing pneumonia in feedlot cattle in Mexico.

Key words: Mycoplasma Bovis, Chronic pneumonias, Feedlot cattle.

 

Resumen

El corral de engorda es un sistema de producción intensivo de gran importancia en la ganadería de carne en México, Canadá y Estados Unidos de América. Estudios epidemiológicos indican que las enfermedades respiratorias de los bovinos son el principal problema en corrales de engorda. En este trabajo se describen las lesiones macroscópicas y microscópicas en pulmones de ganado de carne con severa neumonía crónica, a pesar de haber recibido tratamiento con antibióticos en más de tres ocasiones. Se realizaron estudios post mortem de ganado en corrales de engorda localizados en General Escobedo, Nuevo León; Morelia, Michoacán; Mexicali, Baja California y Culiacán, Sinaloa, todos en México. Se seleccionaron ocho casos crónicos de bronconeumonía supurativa con múltiples focos nodulares de exudado necrótico–caseoso. Estos focos necróticos estaban microscópicamente centrados en bronquios y bronquiolos y sus bordes estaban claramente limitados por una reacción piogranulomatosa. Los estudios de inmunohistoquímica demostraron positividad a Mycoplasma bovis en todos los casos. Las lesiones neumónicas macro y microscópicas asociadas con M. bovis tienen un patrón conspicuo. Este es el primer informe de M. bovis en neumonías en ganado de corral de engorda en México.

Palabras clave: Mycoplasma bovis, Neumonías crónicas, Ganado en corral de engorda.

 

Introducción

Durante 2009 se realizaron varios estudios post mortem, histopatología y otros estudios complementarios de casos considerados representativos de problemas neumónicos en diferentes corrales de engorda en México. Estos corrales se localizan en Mexicali, Baja California; Culiacán, Sinaloa; General Escobedo, Nuevo León y Morelia, Michoacán. La población bovina en estos corrales oscila entre 20 000 y 40 000 animales. El manejo es convencional con aplicación rutinaria de inmunógenos contra diferentes enfermedades clostridiales (Clostridium chauvoei, C. septicum, C. perfringens, tipos C y D con toxoides, C. sordellii, C. novyi, C. haemolyticum) y respiratorias virales (rinotraqueítis infecciosa bovina [IBR], parainfluenza–3 [PI3], diarrea viral bovina [BVD], virus respiratorio sincicial bovino [BRSV]).

La morbilidad y mortalidad por problemas respiratorios en estos corrales aumentaron de manera considerable, y se observaron cuadros respiratorios diferentes a los de años anteriores. Los animales no respondían a tratamientos con antibióticos que habían sido utilizados regularmente para controlar cuadros respiratorios, a pesar de repetirse el tratamiento con el mismo o diferente antibiótico, por lo menos en dos ocasiones más. Finalmente, los animales terminaban en una condición deplorable y eran desechados. Asimismo, cuando se aplicaba terapia masiva a lotes completos de reciente ingreso (metafilaxia), el número de animales que requerían tratamientos adicionales era mayor que en años anteriores. Se seleccionaron ocho animales afectados para aplicarles eutanasia y realizar necropsias e histopatología. Los animales eran machos y hembras de entre nueve y 14 meses de edad.

El diagnóstico post mortem fue de bronconeumonía necrótica y purulenta con pleuritis y bronquiectasia, severa y crónica, con extensiones de 50% a 80% del parénquima pulmonar afectado. El exudado en bronquios afectados era de apariencia caseosa. Otros hallazgos importantes incluyeron pleuritis y grandes abscesos, como resultado de lesiones necróticas secuestradas. Cuatro animales presentaron también peritonitis fibrino–purulenta, y en dos casos se confirmó artritis supurativa. En otro caso diferente, observado en Tamuín, San Luis Potosí, se apreció neumonía intersticial y también se recolectó tejido pulmonar. Vale señalar que el manejo en este corral es similar a los mencionados anteriormente. Sin embargo, en este caso los animales se mantuvieron en una pradera artificial hasta alcanzar un peso adecuado (340 kg) para su ingreso al corral de engorda.

Las muestras de pulmón se recolectaron en solución de formalina amortiguada al 10% y se procesaron convencionalmente para teñirse con H&E y PAS.1 No se realizaron otros estudios. En el Cuadro 1 se presenta un resumen de los hallazgos más relevantes.

Microscópicamente, las lesiones se caracterizaron por exudación abundante de neutrófilos y macrófagos hacia los espacios bronco–alveolares. Una lesión muy conspicua fue la presencia de focos hipereosinofílicos de necrosis, de 1–50 mm (Figuras 1 y 2). Éstos se presentaron típicamente en los bronquios y bronquiolos y, en algunos casos, la lesión se extendía hasta los alvéolos. El centro de esta lesión lo constituían numerosos gránulos amorfos notablemente hipereosinofílicos, mientras que la periferia o pared de la lesión estaba constituida por tejido conectivo infiltrado por neutrófilos, macrófagos y linfocitos (Figura 2). No se observaron células gigantes o multinucleares en estas lesiones. Los bronquios menos afectados por lesiones necrosupurativas mostraron condromalacia y fibrosis peribronquial temprana. Los bronquios más severamente afectados aparecieron distendidos, con las paredes destruidas por el proceso inflamatorio y sus luces estaban repletas de gránulos hiperesinofílicos y neutrófilos (Figura 3). Esta última lesión era consistente con bronquiectasia. El diagnóstico histopatológico fue bronconeumonía supurativa, con bronquitis y bronquiolitis necrosupurativa, crónica, y fibroplasia intersticial, pleural e interlobulillar, severa y crónica. La lesión neumónica considerada a la necropsia como neumonía intersticial apareció microscópicamente como edema alveolar y zonas de atelectasia.

Debido a que las lesiones microscópicas se consideraron típicas de neumonía por M. bovis, se seleccionaron los bloques de parafina que contenían los focos hipereosinofílicos de necrosis, y se enviaron para inmunohistoquímica.* Estos bloques se desparafinaron y se procesaron empleando anticuerpos monoclonales de M. bovis marcados con avidina–biotina y el cromógeno diaminobenzidina.2–4

Las pruebas de inmunohistoquímica resultaron positivas, y confirmaron la presencia de M. bovis en las áreas de necrosis en los ocho pulmones afectados por bronconeumonía crónica (Figura 4). Esta positividad se localizaba principalmente en los márgenes de las lesiones necróticas y en menor grado en el centro de la lesión (Figura 4). En algunos casos, la inmunorreactividad se extendía a pleura y a los límites perilobulillares. La lesión considerada neumonía intersticial resultó negativa a M. bovis. En el Cuadro 1 se muestra una relación de los resultados.

Actualmente, en el sistema de corral de engorda en Estados Unidos de América y en Canadá, existe mayor tendencia a observar cursos más prolongados en los cuadros respiratorios y lesiones neumónicas con curso subagudo a crónico.5,6 Esta situación contrasta con lo observado en el ganado hace aproximadamente 20 años,6 cuando Mannheimia haemolytica era responsable del severo daño pulmonar después de infección viral o durante condiciones predisponentes que alteraban los mecanismos de defensa del pulmón y facilitaban la colonización de bronquiolos y alveolos.7–9 Ahora M. bovis es la bacteria aislada con mayor frecuencia en los estudios sobre muerte causada por enfermedad respiratoria crónica en el corral de engorda.5,6,9,10

En contraste con M. hameolytica, que sólo causa neumonía en bovinos, M. bovis puede también causar artritis3,11,12 y otitis en becerros,13 y complicaciones como miocarditis en asociación con Histophilus somni.14 También se han notificado lesiones neumónicas similares en el bisonte americano en corral de engorda15 y en venados confinados.16

Las lesiones macroscópicas y microscópicas causadas por M. bovis son muy características y suficientes para realizar un diagnóstico tentativo de micoplasmosis pulmonar. Microscópicamente, las lesiones de M. bovis difieren considerablemente de las causadas por M. haemolytica. Esta última bacteria causa necrosis coagulativa de márgenes muy irregulares, rodeada de las típicas células de avena y los bordes de las lesiones se extienden a lobulillos contiguos. En este contexto, la necrosis por M. bovis tiene apariencia caseosa a la necropsia y microscópicamente las lesiones se caracterizan por centrarse en bronquios y bronquiolos, y por la presencia de diminutos gránulos hipereosinofílicos rodeados por tejido de granulación.17 La cronicidad de la lesión por M. bovis se manifiesta también por bronquitis y bronquiolitis crónica, bronquiolitis obliterante y proliferación localizada de neumocitos tipo 2. Este conjunto de lesiones microscópicas se describen con frecuencia en patología pulmonar humana bajo el nombre de "bronquiolitis obliterante con neumonía organizada".18

En México, al igual que en otros países, se informa de M. bovis como causa de mastitis,19 problemas reproductivos20 y recientemente como causa de neumonía y otitis.21,22 No obstante, la presencia intralesional de M. bovis en áreas necrosupurativas de pulmones de ganado bovino con bronconeumonía crónica no había sido demostrada.

Experimentalmente, la inoculación inicial de M. bovis seguida de M. haemolytica provoca lesiones neumónicas severas.23 También se ha sugerido que M. bovis perpetúa las lesiones iniciadas por M. haemolytica.12 Es probable que la mayor severidad de esta infección dual no simultánea explique en parte los cuadros neumónicos más graves y prolongados de enfermedad respiratoria en corrales de engorda.

Se ha señalado ya la participación de BVD como factor predisponente de la severidad y cronicidad de la bronconeumonía supurativa,23,24 aunque existen opiniones que no la confirman.11,12 En México se ha demostrado la participación de los virus IBR, PI3 y BRS como causa de neumonías en corral de engorda,25 y pese a que se presume la participación de BVD, ésta no se ha demostrado in situ.

Además de los datos clínicos y los hallazgos macroscópicos que se presentan en este informe, las lesiones histopatológicas confirman que, de manera constante, las bronconeumonías crónicas con patrón bronquiolar, caracterizadas por focos coalescentes de necrosis caseosa con reacción piogranulomatosa adyacente, se asocian con M. bovis.4 Sólo en casos donde se observe la lesión clásica aguda de necrosis coagulativa bordeada por neutrófilos necróticos arremolinados y trombosis de linfáticos perilobulillares, podría atribuirse a M. haemolytica.8 Empero, si esta lesión neumónica muestra una evolución de subaguda a crónica, deberá atribuirse además a M. bovis.4

A pesar del enorme desarrollo científico y tecnológico en las áreas de farmacología e inmunología, los componentes bacterianos del síndrome respiratorio en bovinos en corral de engorda son todavía un problema sin resolver en Norteamérica.9,17 En muchos casos las neumonías se deben a errores o falta de procedimientos en el manejo preventivo y las medidas de control.8 El surgimiento de M. bovis como patógeno pulmonar también podría estar relacionado con fallas en manejo y prevención,8,9 por lo que en México también deben corregirse estas fallas.

Este informe confirma por primera vez, con técnicas de histoquímica, la participación de M. bovis en lesiones pulmonares exudativas crónicas en corrales de engorda en México. Estudios posteriores podrán establecer la participación de otros agentes, particularmente virales, en la patogenia de M. bovis y en la evolución crónica de las lesiones neumónicas. Incluso, se sugiere que las estrategias consideradas actualmente para controlar el síndrome respiratorio en bovinos contemplen también la terapia o, en su caso, la metafilaxia con antibióticos de probada acción para controlar la infección con M. bovis.

 

Agradecimientos

El trabajo se realizó, en parte, con apoyo del Programa de Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Autónoma de Nuevo León, 2009; Intervet Schering–Plough Animal Health, Intervet México, S.A. de C.V. también apoyó el desarrollo de los trabajos de campo.

 

Referencias

1. BANCOROFT JD, STEVENS A. Theory and Practice of Histological Techniques. New York, NY: Churchill Livingstone, 1996.         [ Links ]

2. ADEGBOYE DS, RASBERRY U, HALBUR PG, ANDREWS JJ, ROSENBUSCH RF. Monoclonal antibody–based immunohistochemical technique for the detection of Mycoplasma bovis in formalin–fixed, paraffin–embedded calf lung tissues. J Vet Diagn Invest 1995; 7:261–265.         [ Links ]

3. ADEGBOYE DS, HALBUR PG, CAVANAUGH DL, WERDIN RE, CHRISTOPHER CL, CHASE CCL et al. Immunohistochemical and pathological study of Mycoplasma bovis–associated lung abscesses in calves. J Vet Diagn Invest 1995; 7:333–337.         [ Links ]

4. KHODAKARAM–TAFTI A, LOPEZ A. Immunohistopathological findings in the lungs of calves naturally infected with Mycoplasma bovis. J Vet Med A 2004; 51:10–14.         [ Links ]

5. BOOKER CW, ABUTARBUSH SM, MORLEY PS, KEE JIM G, PITTMAN TJ, SCHUNICHT OC et al. Microbiological and histopathological findings in cases of fatal bovine respiratory disease of feedlot cattle in western Canada. Can Vet J 2008; 49:473–481.         [ Links ]

6. FULTON RW, BLOOD KS, PANCIERA RJ, PAYTON ME, RIDPATH JF, CONFER AW et al. Lung pathology and infectious agents in fatal feedlot pneumonias and relationship with mortality, disease onset, and treatments. J Vet Diagn Invest 2009; 21:464–477.         [ Links ]

7. JARAMILLO–ARANGO CJ, TRIGO TAVERA FJ, SUÁREZ–GÜEMES F. Mannheimiosis bovina: etiología, prevención y control. Vet Méx 2009; 40:293–314.         [ Links ]

8. CONFER AW. Update on bacterial pathogenesis in BRD. Anim Health Res Rev 2009; 10:145–148.         [ Links ]

9. GRIFFIN D. Bovine pasteurellosis and other bacterial infections of the respiratory tract. Vet Clin North Am Food Anim Pract 2010; 26:57–71.         [ Links ]

10. GAGEA MI, BATEMAN KG, VAN DREUMEL T, MCEWEN BJ, CARMAN S, ARCHAMBAULT M et al. Diseases and pathogens associated with mortality in Ontario beef feedlots. J Vet Diagn Invest 2006; 18:18–28.         [ Links ]

11. GAGEA MI, BATEMAN KG, SHANAHAN RA, VAN DREUMEL T, MCEWEN BJ, CARMAN S et al. Naturally occurring Mycoplasma bovis–associated pneumonia and polyarthritis in feedlot beef calves. J Vet Diagn Invest 2006; 18:29–40.         [ Links ]

12. KRYSAK DE. Chronic pneumonia and polyarthritis syndrome in a feedlot calf. Can Vet J 2006; 47:1019–1021.         [ Links ]

13. LAMM CG, MUNSON L, THURMOND MC, BARR BC, GEORGE LW. Mycoplasma otitis in California calves. J Vet Diagn Invest 2004; 16:397–402.         [ Links ]

14. HAINES DM, MOLINE KM, SARGENT RA, CAMPBELL JR, MYERS DJ, DOIG PA. Immunohistochemical study of Hemophilus somnus, Mycoplasma bovis, Mannheimia hemolytica, and bovine viral diarrhea virus in death losses due to myocarditis in feedlot cattle. Can Vet J 2004; 45:231–234.         [ Links ]

15. DYER N, HANSEN–LARDY L, KROGH D, SCHAAN L, SCHAMBER E. An outbreak of chronic pneumonia and polyarthritis syndrome caused by Mycoplasma bovis in feedlot bison (Bison bison). J Vet Diagn Invest 2008; 20:369–371.         [ Links ]

16. DYER NW, KROGH DF, SCHAAN LP. Pulmonary mycoplasmosis in farmed white–tailed Deer (Odocoileus virginianus). J Wild Dis 2004; 40:366–370.         [ Links ]

17. LOPEZ A. Respiratory System. In: MCGAVIN MD, ZACHARY JF, editors. Pathologic Basis of Veterinary Disease. Philadelphia, PA: Elsevier, 2007:463–558.         [ Links ]

18. CORRIN B, NICHOLSON AG. Pathology of the Lungs, 2nd ed. New York, NY: Churchill Livingstone, 2006.         [ Links ]

19. INFANTE F, INFANTE FJR, FLORES–GUTIERREZ GH. Improved immunobinding test using monoclonal antibodies for detection of Mycoplasma bovis in milk. Can J Vet Res 2002; 66:282–284.         [ Links ]

20. FLORES–GUTIERREZ GH, INFANTE F, SALINAS–MELENDEZ JA, THOMAS CB, ESTRADA–BELLMANN PC, BRIONES–EMCINIA F. Development of an immunobinding assay with monoclonal antibodies to diagnose Mycoplasma bovis in semen. Vet Res Comm 2004; 28:681–686.         [ Links ]

21. JARAMILLO ML, AGUILAR RF, SALAS TE. Aislamiento de Mycoplasma bovis de neumonías de becerros. Memorias XIII Congreso Nacional de Buiatría, 1987; 328–331.         [ Links ]

22. DELGADO GR. Neumonía y otitis en becerros Holstein asociadas a infección por Mycoplasms bovis. Memorias XIX Congreso Nacional de Patología Veterinaria, 2010: 306–315.         [ Links ]

23. GOURLAY RN, HOUGHTON SB. Experimental pneumonia in conventionally reared and gnotobiotic calves by dual infection with Mycoplasma bovis and Pasteurella haemolytica. Res Vet Sci 1985; 38: 377–382.         [ Links ]

24. SHAHRIAR FM, CLARK EG, JANZEN E, WEST K, WOBESER G. Coinfection with bovine viral diarrhea virus and Mycoplasma bovis in feedlot cattle with chronic pneumonia. Can Vet J 2002; 43:863–868.         [ Links ]

25. JUÁREZ BARRANCO F, TRIGO TAVERA FJ, CHÁVEZ GRIS G, VARGAS GARCÍA R. Identificación de agentes virales por inmunohistoquímica en enfermedades respiratorias de bovinos en corral de engorda. Vet Méx 2003, 34:1–12.         [ Links ]

 

Nota

*Prairie Diagnostic Services en Saskatton, Saskatchewan, Canadá.