SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 número3Efecto de la aplicación de oxitocina en variables críticas sanguíneas de cerdas distócicasEfectos de interacción genotipo por ambiente para peso corporal a los 130 días en camarón blanco del Pacífico [Penaeus (Litopenaeus) vannamei] índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Veterinaria México

versión impresa ISSN 0301-5092

Vet. Méx vol.40 no.3 México jul./sep. 2009

 

Artículos científicos

 

Efecto del nivel de clorhidrato de ractopamina y proteína en la dieta sobre el desempeño productivo y rendimiento en canal de pavos comerciales

 

Effect of ractopamine hydrochloride and protein level in the diet on the performance and carcass yield of growing turkeys

 

Agustín Pool Ordóñez* Ronald Santos Ricalde** Melinda Carvajal Hernandez** Gonzalo Medrano Lizama* José Segura Correa**

 

* Instituto Tecnológico Agropecuario número 2, km 16.3, carretera Mérida–Motul, Apartado Postal 1493, CP 92002, Conkal, Yucatán, México.

** Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Autónoma de Yucatán, km 15.5, carretera Mérida–Xmatkuil, Apartado Postal 4–116, Itzimná, Mérida, Yucatán, México.

 

Correspondencia:
Ronald Santos Ricalde:
Tel. +52 (999) 9 42 32 00, Fax: +52 (999) 9 42 32 05,

correo electrónico: rsantos@uady.mx

 

Recibido el 7 de marzo de 2008
Aceptado el 24 de febrero de 2009

 

Abstract

The effect of ractopamine hydrochloride (0, 5 or 10 ppm) and protein (22% and 24%) in the diet on the productive performance and carcass yield of growing turkeys was evaluated. Seventy two male turkeys from the Nicholas–700 line of 14 weeks old were used. The turkeys were fed ad libitum with the experimental diets during 28 days. The turkeys assigned to the treatments with ractopamine (RAC) had higher daily gains of weight (0.139, 0.154 and 0.156 kg/day for 0, 5 and 10 ppm, respectively) and were 400 and 500 g heavier at the end of the experiment (12.9 and 13.0 kg for 5 and 10 ppm respectively) than the turkeys of treatment 0 ppm of RAC (12.5 kg). RAC increased significantly (P < 0.05) the weight of the thigh (0.748, 0.793 and 0.809 kg for 0, 5 and 10 ppm) and wing (P < 0.06; 0.593, 0.589 y 0.626 for 0, 5 and 10 ppm). There was no effect of protein treatment and RAC on breast yield (P > 0.05). The results obtained in this work indicated that the RAC increased the daily weight gain and the yield of the thigh and wing from a concentration of 5 ppm in the diet.

Key words: Turkey, Ractopamine Hydrochloride, Crude Protein.

 

Resumen

Se evaluó el efecto del nivel de clorhidrato de ractopamina (0, 5 o 10 ppm) y proteína (22% y 24%) en la dieta sobre el desempeño productivo y rendimiento en canal de pavos comerciales. Se utilizaron 72 pavos machos de la línea Nicholas–700 de 14 semanas de edad. Los pavos se alimentaron ad libitum con dietas experimentales durante 28 días. Se encontró que los pavos asignados a los tratamientos con clorhidrato de ractopamina (CLRP) tuvieron mayores ganancias diarias de peso (0.139, 0.154 y 0.156 kg/ día, para 0, 5 y 10 ppm, respectivamente) y ganaron entre 400 y 500 g más peso al final del experimento (12.9 y 13.0, para 5 y 10 ppm respectivamente) que los pavos del tratamiento 0 ppm de CLRP (12.5 kg). Se encontró que el CLRP incrementó significativamente, (P < 0.05) el peso del muslo (0.748, 0.793 y 0.809 para 0, 5 y 10 ppm) y del ala (P < 0.06; 0.593, 0.589 y 0.626 para 0, 5 y 10 ppm). No se observó ningún efecto del nivel de proteína y de CLRP sobre el rendimiento de pechuga (P > 0.05). Los resultados obtenidos en este trabajo indican que el CLRP puede incrementar la ganancia diaria de peso y el rendimiento del muslo y el ala, desde 5 ppm.

Palabras clave: Pavos, Clorhidrato de Ractopamina, Proteína Cruda.

 

Introducción

La cría y explotación de pavos es una de las actividades ganaderas con mayor tradición en México, ha tenido una tasa media de crecimiento anual entre 1994 y 2005 del orden de 6.4%, pasando de una producción de siete mil toneladas en 1994 a 13 840 toneladas en 2005. Este crecimiento indica la importancia del sector entre las especies avícolas que se crían en México.1

Aunque la meleagricultura constituye una actividad que se practica en todo el territorio nacional, en 2005 prácticamente 62% de la producción se obtuvo en cuatro entidades, destacan Yucatán, 17.6%; Chihuahua, 16.8%; Sonora, 16.6%; y Estado de México, 10.4%.1

A pesar del importante incremento en la producción de carne de pavo, diferentes factores han condicionado que la meleagricultura experimente escaso desarrollo, entre ellos una fuerte importación de carne de pavo, ya que la producción nacional representa sólo 15% del consumo nacional.1

Los costos de alimentación representan alrededor de 75% del total en la producción animal. En el sureste de México, aproximadamente 55% de los insumos en la dieta de los pavos son importados, lo que revela una fuerte dependencia y elevado costo de alimentación; por tanto, incrementar la productividad y la eficiencia es un desafío para la producción de pavos.

Una variedad de fármacos utilizados para aumentar el rendimiento productivo son los β–agonistas adrenérgicos, entre ellos la ractopamina. Actualmente, ésta se encuentra disponible en el plano comercial y es útil para incrementar el crecimiento muscular en cerdos.2,3 Sin embargo, se han realizado algunos trabajos donde se ha evaluado su efecto sobre el crecimiento de los pavos. Al respecto, Rodger et al.4 informan que dicho fármaco fue efectivo para incrementar la ganancia diaria de peso en pavos.

En otros trabajos se ha estudiado el tiempo medio de eliminación de la ractopamina en pavos. Smith et al.5 mencionan que se elimina casi 48% de la ractopamina en las primeras 16 horas a través de las deyecciones. Asimismo, Smith et al.6 informan que después de 24 horas, las heces de pavos jóvenes contenían 60.6% de la ractopamina suministrada oralmente. En otro estudio se observó que luego de siete días de recibir clorhidrato de ractopamina en diferentes concentraciones en la dieta (7.5, 22.5 o 30 ppm), no se encontraron residuos en la retina, córnea y humor acuoso del ojo de los pavos alimentados con 7.5 ppm.7

La información presentada muestra que se han realizado trabajos de investigación para estudiar el metabolismo y el tiempo medio de eliminación de la ractopamina en pavos; sin embargo, existen pocos estudios recientes acerca del comportamiento productivo.

Con base en la información anterior, el objetivo de este experimento consistió en evaluar el efecto del nivel de clorhidrato de ractopamina y proteína en la dieta sobre el desempeño productivo y rendimiento de canal en pavos comerciales.

 

Material y métodos

El trabajo experimental se realizó en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Yucatán, en dos periodos: el primero de abril a mayo y el segundo de junio a julio, ambos de 2007.

Se utilizaron seis dietas con dos niveles (22% y 24%) de proteína cruda (PC) y tres niveles (0, 5 y 10 ppm) de clorhidrato de ractopamina (CLRP)* en un experimento factorial 2 x 3. Todas las dietas experimentales se suministraron ad libitum como alimento comprimido durante cuatro semanas (Cuadro 1). Las dietas se elaboraron en una fábrica comercial de alimentos balanceados.

Se usaron 72 pavos machos de la línea Nicholas–700, de 14 semanas de edad. Treinta y seis pavos se sometieron a los tratamientos de mayo a julio (bloque I) y 36 de septiembre a noviembre (bloque II). La temperatura promedio en el primero fue de 28.7°C, con máxima de 35.7°C y mínima de 22.5°C. En el segundo la temperatura promedio registrada fue 26.6°C, con máxima de 33.3°C y mínima de 18.3°C. Los animales fueron alojados en las instalaciones una semana antes del inicio del experimento en cada bloque, tiempo en que las aves se adaptaron a aquéllas y al manejo de los operarios. En ese periodo, las aves consumieron el mismo alimento comercial utilizado en la granja de procedencia (con mínimo de 24% de proteína, 2.8% de grasa, 56.7% de extracto libre de nitrógeno y máximo de 12% de humedad, 4.5% de fibra y 10% de cenizas).

Las 36 aves en cada bloque fueron distribuidas en 18 corrales, donde se les asignó al azar una de las seis dietas experimentales. Se tuvieron dos aves por corral y tres repeticiones por tratamiento en cada bloque. Cada corral de 1 m2 y con piso de cemento estuvo cubierto con viruta de madera como cama y equipado con comedero de tolva y bebedero automático.

Durante el experimento las aves se sometieron a un régimen de luz natural. En la semana 14 se pesaron después de ser sometidas a un periodo de ayuno de 12 horas, luego se les suministró la dieta experimental.

A las 18 semanas de edad y previo ayuno de 12 horas, se registró el peso vivo de todas las aves y se calculó el consumo de alimento. Posteriormente se seleccionó en forma aleatoria un ave por corral para sacrificarla y realizarle evaluaciones de rendimiento de la canal.

El procedimiento de sacrificio de los animales consistió en aturdir a las aves con choque eléctrico, para luego seccionarles la vena yugular y provocar el desangrado. Después fueron escaldadas y desplumadas. Por último, fueron evisceradas manualmente, eliminando de la canal cuello, cabeza, patas y vísceras.

Se registró el peso de la canal caliente; de la mitad derecha de cada canal se pesó pechuga (sin piel ni hueso), muslo (con piel y hueso), pierna (con piel y hueso) y ala (con piel y hueso).

Con los pesos de las aves de cada corral se calculó el peso promedio–ave–corral. Se estimó el consumo promedio de alimento–ave–corral. La conversión alimentaria se calculó al dividir el consumo promedio de alimento–ave–corral entre el peso promedio–ave–corral.

El rendimiento de la canal se calculó como el porcentaje del peso de la canal con respecto del peso vivo. El rendimiento de cada uno de los cortes de la canal (pechuga sin hueso, pierna, ala y muslo) se calculó como el porcentaje del peso total de los cortes.

Los datos de las variables evaluadas se analizaron como un diseño de bloques al azar con arreglo factorial 2 x 3. Los factores considerados en el análisis fueron los dos niveles de proteína (22% y 24%) y los tres niveles de CLRP (0, 5 y 10 ppm). Para fines del análisis estadístico, cada corral se consideró como una unidad experimental y se tuvieron seis repeticiones por tratamiento. Se hicieron comparaciones entre medias cuando fue necesario con el método de mínima diferencia significativa. El análisis de varianza de los datos se realizó usando el programa estadístico STATGRAPHICS plus 4.1.8

 

Resultados

Se encontraron diferencias estadísticas entre tratamientos (P < 0.05) en el peso final y la ganancia diaria de peso (Cuadro 2). Se observó que los pavos asignados a los tratamientos con CLRP tuvieron ganancias diarias de peso más altas y terminaron con 400 y 500 g más de peso al final del experimento (P < 0.05) que los pavos del tratamiento 0 ppm de CLRP.

En el peso final de los pavos se observó interacción significativa (P < 0.07) entre el nivel de PC y el de CLRP. La interacción hallada muestra que los pavos alimentados con la dieta con 24% de PC tuvieron pesos similares al final de la prueba (12.8, 12.8 y 12.9 kg para 0, 5 y 10 ppm, respectivamente), mientras que en los que recibieron dieta con 22% de PC, el peso final aumentó al incluir CLRP en la dieta (12.1, 13.0 y 13.0 kg, para 0, 5 y 10 ppm, respectivamente). Los resultados indican que no fue necesario incrementar de 22% a 24% el nivel de proteína en la dieta para obtener efecto favorable del fármaco en pavos de 14 semanas.

No se registraron diferencias estadísticas entre tratamientos (P < 0.05) en las demás variables de comportamiento productivo evaluadas.

Se encontró que el CLRP incrementó el peso del muslo (P < 0.05) y del ala (P < 0.06). Lo mismo se observó cuando se evaluó el porcentaje del peso del muslo con respecto al peso de los cortes. Sin embargo, no ocurrió lo mismo con el ala (P > 0.05). No hubo efecto del nivel de PC y de CLRP sobre el rendimiento de pechuga (P > 0.05) (Cuadros 3 y 4).

 

Discusión

El incremento en la ganancia diaria de peso y el peso final de los pavos por el aumento de la concentración de CLRP en la dieta, coincide con el informe de Rodger et al.,4 quienes encontraron aumento en la ganancia diaria de peso conforme se incrementó el nivel de ractopamina en la dieta de 0 a 11 y 22 ppm. Aquí la ganancia diaria de peso se incrementó (P > 0.05) desde el nivel de 5 ppm de CLRP, lo que plantea la posibilidad de que en lo futuro la ractopamina sea viable en dietas para pavos.

Rodger et al.4 registraron también disminución en la conversión alimentaria por efecto del CLRP, a diferencia de lo encontrado aquí. Sin embargo, aquéllos usaron niveles superiores de CLRP (0, 11, 22 y 44 ppm) en comparación con los que se usaron en este trabajo (0, 5 y 10 ppm) y durante un periodo más prolongado (cinco semanas).

La interacción hallada aquí con respecto al incremento de la proteína cruda de la dieta de 22% a 24%, no coincide con los resultados de Rodger et al.,4 quienes registraron mayor respuesta del fármaco sobre la ganancia diaria de peso cuando incrementaron la PC de la dieta de 19% a 21% y 23%. Quizá lo anterior se deba a que los niveles de PC en este trabajo son similares a los niveles más altos de PC usados por Rodger et al.4

Contrario a lo registrado por Rodger et al.,9 en este trabajo no se encontró efecto (P < 0.05) del nivel de CLRP en la dieta sobre el rendimiento de la canal (77.4%, 77.6% y 78.6%, para 0, 5 y 10 ppm de CLRP, respectivamente). Sin embargo, aquéllos hallaron efecto sobre el rendimiento de la canal al suministrar 11 y 22 ppm de ractopamina en la dieta de pavos de 13 semanas de edad durante 35 días (79%, 80% y 80.1% para 0, 11 y 22 ppm, respectivamente).

Respecto de los resultados de Rodger et al.,9 aunque ellos obtuvieron incrementos en el rendimiento de la canal con el uso de CLRP, tal vez no justifiquen económicamente el uso de ractopamina a niveles superiores a 10 ppm.

El aumento en el peso del muslo y ala, y del muslo como porcentaje del total de los cortes, en los tratamientos con CLRP coinciden con el trabajo de Rodger et al.9 Sin embargo, la falta de respuesta del nivel de CLRP en la dieta, sobre el peso de la pechuga y de la pechuga como porcentaje de la canal, tampoco lo observaron Rodger et al.9 Estos resultados están asociados con la hipótesis de Shappell et al.,10 quienes plantean que en pavos la ractopamina quizá no trabaja directamente sobre los receptores β–adrenérgicos de las células musculares, sino que estimula cambios en el músculo a través de efectos extramusculares como aumento del flujo sanguíneo y la absorción de aminoácidos. Con base en esa hipótesis, se podría sugerir que el mayor efecto de la ractopamina sobre piernas y alas, se debe a que estas regiones musculares reciben más irrigación sanguínea, debido al ejercicio físico a que son sometidas.11

Los resultados indican que la ractopamina incrementa la ganancia diaria de peso y el peso de los muslos y las alas, con niveles más bajos de CLRP a los registrados por otros autores. Sin embargo, falta investigar para determinar en qué punto de la curva de crecimiento de los pavos es más conveniente empezar el uso ractopamina. Asimismo, partiendo de la hipótesis de que la ractopamina no actúa sobre los receptores β–adrenérgicos de las células musculares, tal vez pueda usarse por más tiempo que en los cerdos. En este contexto, es necesario evaluar el efecto de la ractopamina sobre la calidad de la carne y determinar el tiempo mínimo de retiro para evitar residuos en la canal.

 

Referencias

1. Sagarpa. Situación actual y perspectiva de la producción de carne de guajolote (pavo) en México. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Coordinación General de Ganadería. (Serie en línea: 5 sept 2006; citado: 24 enero 2008) Disponible en: URL:http:/www.sagarpa.gob.mx/ganadería/estudio/sitpavo06.pdf        [ Links ]

2. Mills SE, Kissel J, Bidwell CA, Smith DJ. Stereoselectivity of porcine {beta}–adrenergic receptors for ractopamine stereoisomers. J Anim Sci 2003;81: 122–129.        [ Links ]

3. Sumano LH, Ocampo CL, Gutiérrez OL. Clenbuterol y otros B –agonistas, ¿una opción para la producción pecuaria o un riesgo para la salud pública? Vet Méx 2002;32:137–159.        [ Links ]

4. Rodger H. Wellenreiter R, Tonkinson LV. Effect of ractopamine hydrochloride on growth performance of turkeys. Poult Sci 1990;69 Suppl 1:142.        [ Links ]

5. Smith DJ, Feil VJ, Huwe JK, Paulson GD. Metabolism and disposition of ractopamine hydrochloride by turkey poults. Drug Metabol Dispos 1993;21:624–633.        [ Links ]

6. Smith DJ, Feil VJ, Paulson GD. Identification of turkey biliary metabolites of ractopamine hydrochloride and the metabolism and distribution of synthetic (14C) ractopamine glucuronides in the turkey. Xenobiotica 2000;30:427–440.        [ Links ]

7. Smith DJ, Ehrenfried KM, Dalidowicz JD, Turberg MP. Binding of ractopamine HCl to ocular tissues of cattle and turkeys in vivo and to melanin in vitro. J Anim Sci 2002;80:2931–2941.        [ Links ]

8. Statistical Grpahis Corp. Statgraphics Plus for Windows 4.1, 1999.        [ Links ]

9. Rodger H. Wellenreiter R, Tonkinson LV. Effect of ractopamine hydrochloride on carcass parameters of turkeys. Poult Sci 1990;69 Suppl 1:142.        [ Links ]

10. Shappell NW, Feil VJ, Smith DJ, Larsen GL, McFarland DC. Response of C2C12 mouse and turkey skeletal muscle cells to the beta–adrenergic agonist ractopamine. J Anim Sci 2000;78:699–708.         [ Links ]

11. Veldkamp T, Ferket PR, Kwakkel RP, Nixey C, Noordhuizen JPTM. Interaction between ambient temperature and supplementation of synthetic amino acids on performance and carcass parameters in commercial male turkeys. Poult Sci 2000;79:1472–1477.        [ Links ]

 

Nota

* CLRP, Paylean®, Elanco Animal Health, Estados Unidos de América.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons