SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número48Los volcanes de MéxicoAsociación Internacional de Geomorfólogos (AIG). Newsletter No. 19 (2/2002) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Investigaciones geográficas

versión On-line ISSN 2448-7279versión impresa ISSN 0188-4611

Invest. Geog  no.48 México ago. 2002

 

Reseñas

 

Asuad Sanén, N. E. (2001) Economía regional y urbana. Introducción a las teorías, técnicas y metodología básicas

 

Adrián Guillermo Aguilar

 

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Colegio de Puebla y Asociación de Ex Alumnos de la FE-UNAM, México, 403 p.

 

Instituto de Geografía, UNAM

 

En esencia, el libro está estructurado en dos grandes secciones. La primera abarca hasta el final del capítulo II e incluye un análisis de los principales enfoques teóricos dentro de la economía urbana regional; la segunda parte, que incluye el resto de los capítulos, está enfocada a la aplicación de técnicas de análisis urbano-regional.

Es precisamente esta integración de material teórico y metodológico, uno de los principales aportes de este trabajo. Otro aporte es el carácter didáctico del texto, puesto que explica de una manera sencilla conceptos y técnicas de economía regional y urbana. Al respecto, es de destacar la ausencia de libros sobre esta materia en nuestro país, lo cual pone en evidencia la importancia de este trabajo.

El capítulo I se dedica a presentar la importancia actual de la economía regional y del desarrollo urbano. Esta importancia se desarrolla a partir de varios subtemas, a través de los cuales gira el capítulo: a) la relación existente entre el proceso de globalización y la regionalización económica; b) la relación entre la competitividad y las regiones, señalando su contribución estratégica; c) se resalta la formación de megaregiones económicas supranacionales y las regiones sub-nacionales con sus impactos regionales y territoriales. Además, se enfatiza el resurgimiento de algunas economías locales y su capacidad de innovación tecnológica; d) la expansión de los servicios y el desarrollo urbano con énfasis en su impacto en los países en desarrollo. El desarrollo sin precedentes del sector servicios y la consolidación de una red de ciudades mundiales que se han convertido en los nodos de la economía mundial. Pero a la par de esa megaurbanización en las grandes ciudades, se destacan los problemas de empleo, vivienda y pobreza. En resumen, todos estos procesos le han dado actualidad a la economía regional y urbana.

El capítulo II se refiere a principales enfoques de la teoría económica regional y del desarrollo urbano, tanto tradicionales como las propuestas recientes. En general se plantea que el análisis regional pretende dar respuesta a preguntas como las siguientes: ¿por qué sólo algunas regiones y ciudades concentran la mayor parte de la actividad industrial y de los servicios modernos y sofisticados?; ¿cuál es el papel de esos espacios económicos en ese proceso de concentración económica y en la estructura y funcionamiento de la actividad económica general?; ¿cuáles son las explicaciones del desarrollo regional y urbano reciente?

La exposición de las teorías consta de tres vertientes: a) corresponde a los conceptos de espacio y región, teorías de la localización y aspectos básicos del desarrollo urbano. Encuentran conceptos como espacio y región absoluta y relativa, diferencias entre espacio y región, espacio económico o tipos de regionalizaciones; b) las teorías del crecimiento económico regional equilibrado o convergente, cuyo marco teórico es la teoría neoclásica, y las teorías del crecimiento económico regional desequilibrado; c) avances teóricos recientes en el campo de la economía regional. En este apartado destaca la discusión de los enfoques postfordistas del desarrollo regional, donde se señala que se basan en el paradigma de la especialización flexible y que por razones de exposición se dividen en dos grupos: las teorías de la especialización flexible; y las teorías del desarrollo endógeno.

Lo más importante del capítulo III es la propuesta de interpretación, objeto y campo de estudio de la economía regional. El autor define a la economía regional en los siguientes términos: es "la disciplina que estudia la actividad económica y su espacio. Su aplicación nacional implica el análisis del comportamiento de los agregados económicos, considerando su dimensión espacial. Es decir, en el funcionamiento económico se toman en cuenta las características sector-región y sector-localidad de la actividad económica, así como la estructura y funcionamiento espacial de la economía en un horizonte temporal".

Dentro de esta concepción, el autor hace hincapié en que hay que partir de una serie de principios económicos de la dimensión espacial de la economía, particularmente en lo que respecta a los requerimientos de espacio de la actividad económica y a su funcionamiento como sistema asimétrico. Cabe detenerse en estos principios: i) el espacio como sitio o lugar específico donde se lleva a cabo la actividad económica y las necesidades que hay que cubrir para el desempeño de tal actividad; ii) al espacio como distancia, que se refiere al desplazamiento de personas y mercancías y a los costos de transporte; iii) y el espacio como articulación y enlace que básicamente se refiere a la articulación e inserción de la actividad económica en los sistemas productivos y organizacionales espaciales; iv) el espacio como sistema asimétrico, el espacio se concibe como sistema, es decir, producto de la interacción de diversos elementos, dichas interrelaciones se establecen entre agentes económicos con diferentes dotaciones de recursos, información y tecnología, lo que propicia relaciones de tipo asimétrico.

El capítulo IV, "Propuesta de tipos de regiones y metodología", se dedica a un aspecto fundamental del desarrollo regional que es la delimitación de regiones. Este ejercicio no es una tarea fácil, ya que no existen metodologías satisfactorias. Por lo tanto, el capítulo se introduce al campo de las técnicas y metodologías que se pueden emplear para realizar estas tareas.

Para fines de distinguir los tipos de regiones, se establecen dos grupos principales: las regiones económicas y las no económicas. Las cuales se combinan con los tres tipos de regiones que tradicionalmente se han identificado: regiones homogéneas, nodales o funcionales, y regiones plan.

La segunda parte del capítulo ya incluye los primeros aspectos metodológicos para presentar la información económica y regional o espacial para regiones particulares, con una clara explicación de cómo hacerlo a partir de ejemplos concretos. A partir de algunas fórmulas se calcula, por ejemplo, cómo una región ha cambiado su participación económica a nivel nacional, o cómo ésta ha variado en el tiempo.

El quinto capítulo: "Técnicas y metodologías para la delimitación de regiones" entra de lleno a la utilización de técnicas para la delimitación de regiones. En este capítulo la información se presenta en dos partes: la primera corresponde a los análisis de homogeneidad en la regionalización económica y la segunda a la regionalización no económica. En la regionalización no económica homogénea se presentan técnicas y metodologías exclusivamente para delimitar regiones homogéneas; para la regionalización homogénea se usa la regionalización nodal mediante el análisis de flujos reales e hipotéticos, como el uso de modelos gravitacionales.

En el primer caso se usa, por ejemplo, el método de números índices simples y compuestos; métodos de análisis factorial. En el segundo caso, el análisis de flujos reales de tipo económico, político, social, y la aplicación del modelo gravitacional. Se presentan las matrices y croquis explicativos de cómo se entiende la interacción entre localidades.

Capítulo VI, "Composición de la estructura económica regional". Después de delimitar la región, el análisis requiere de cuantificar la riqueza regional, determinada por la dotación de recursos naturales, mano de obra y capital y su utilización productiva, lo que se refleja en la estructura económica.

Se utilizan técnicas como el índice de concentración que analiza el grado en que una característica física o actividad económica seleccionada está geográficamente concentrada o dispersa, siendo de mucha utilidad al comparar una región con otra; índice de disponibilidad de factores que indica la disponibilidad o distribución de un factor en particular como puede ser la infraestructura carretera, que al relacionarse con la población de un área, nos da un índice de accesibilidad; índices de evaluación del potencial, que permite hacer una evaluación cuantitativa del potencial de los recursos naturales.

Posteriormente se presenta una sección para el análisis de la estructura económica regional, en el cual se trata de conocer las transacciones económicas entre sectores y agentes económicos, es decir, las empresas, familias y gobierno en la región.

En el último capítulo, VII, "Análisis de la estructura económica regional", se presenta el estudio de las actividades económicas de la región como un todo, para comprender en su conjunto la estructura económica regional y su funcionamiento.

A este respecto se presentan técnicas, índices y metodología para el análisis de la estructura económica en las siguientes etapas:

a) Estructura y dinámica económica, que identifica el tipo de actividad económica del área en estudio, precisando sectores y subsectores que la integran, comparándola regionalmente y destacando sus diferencias.

b) Análisis de especialización, permite identificar las actividades económicas en que se especializan las áreas de la región (coeficiente de localización).

c) Análisis de diversificación y caracterización, se complementa con el de especialización; las características que se obtienen corresponden al peso y tamaño económicos de intensidad en el uso de capital y trabajo, grado de tecnificación, productividad del capital, etcétera.

d) Análisis de ventajas comparativas y competitivas, analiza estas ventajas y los factores que han incidido en su modificación. Por ejemplo, a partir de un índice de productividad o de un índice de intensidad en el uso de factores. También se propone el índice indirecto de ventajas comparativas, o la técnica de cambio y participación.

e) Análisis de empleo e ingreso, se complementa con la estructura de la ocupación y su relación con el ingreso y su distribución, así como con los niveles de pobreza y desigualdad regional.

f) Análisis del sistema de asentamientos humanos de la región, este análisis se aplica con dos propósitos básicos: i) el de identificar sus características y tamaño con la aplicación del índice de urbanización o el análisis de jerarquía urbana (índices rango-tamaño y de primacía urbana); ii) analizar sus funciones económicas y urbanas, a partir de, por ejemplo, el índice de Nelson (niveles de empleo por actividad económica) o índices de centralidad según concentración de funciones.

En resumen, este libro contiene una enorme riqueza en términos de referentes conceptuales y de técnicas para el análisis de la economía regional y urbana, y me parece que va a ser un referente fundamental para el estudio de la dimensión territorial de la actividad económica.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons