SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 issue3Comparativo de instituciones mexicanas por producción científica author indexsubject indexsearch form
Home Pagealphabetic serial listing  

Revista fitotecnia mexicana

Print version ISSN 0187-7380

Rev. fitotec. mex vol.34 no.3 Chapingo July/Sept. 2011

 

In Memorian

 

Dr. Pedro Reyes Castañeda †

Fallecido el 28 de julio del 2011, en Xalapa, Veracruz, a la edad de 88 años

 

M. C. César A. Reyes Méndez

 

Investigador titular del Programa de Maíz del INIFAP–Campo Experimental Río Bravo, autor de siete variedades sintéticas e híbridas de maíz para el noreste de México, Socio vitalicio de la SOMEFI, hijo y discípulo del Dr. Pedro Reyes Castañeda.

 

DR. PEDRO REYES CASTAÑEDA,
UN MEXICANO EJEMPLAR QUE DEDICÓ SU VIDA PROFESIONAL A LA FORMACIÓN DE RECURSOS HUMANOS DE ALTO NIVEL EN AGRONOMÍA Y AL MEJORAMIENTO GENÉTICO DEL MAÍZ

 

La prolífica y destacada actividad profesional del Dr. Pedro Reyes Castañeda puede dividirse en dos etapas.

En la primera etapa, de 1949 a 1961, se dedicó a la investigación agrícola, en particular al fitomejoramiento del maíz, primero en la Oficina de Estudios Especiales (OEE) y después en el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) adscrito al Campo Experimental Cotaxtla. En este periodo tuvo una participación decisiva en la creación de los primeros híbridos mexicanos para el trópico húmedo, Rocamex H–501, H–502, H–503 y H–507, entre los que sobresalen los dos últimos cuya siembra comercial se extendió por más de 30 años en 13 estados del sur y pacífico de México, con rendimientos de hasta 4.0 t ha–1 para así triplicar los rendimientos de los maíces criollos en la década de los 1950's. También participó en la formación de las variedades V–520, V–520C y Papaloapan I, que sirvieron para el desarrollo de nuevas variedades sintéticas e híbridos, algunas de ellas en uso actual. En este mismo periodo supervisó la capacitación de nuevos investigadores del INIA, entre ellos José Molina Galán, Fidel Márquez Sánchez y Joaquín Ortiz Cereceres (†).

La segunda etapa de su vida profesional inició en 1961 al incorporarse como Profesor–Investigador en la Escuela de Agricultura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde desarrolló actividades académicas durante 30 años. En esta institución impartió seis cursos a nivel licenciatura y dos a nivel de posgrado. Dirigió o asesoró 260 tesis de licenciatura y 30 tesis de maestría, tanto del ITESM como de la Universidad Autónoma Chapingo, la Universidad Autónoma Agraria 'Antonio Narro' y del Colegio de Postgraduados. Fue Director del Departamento de Agronomía y de la carrera de Ingeniero Agrónomo Parasitólogo del ITESM, institución que en 1989 le otorgó la distinción de Profesor Emérito. Además formó ocho variedades sintéticas e híbridos de maíz, entre las que sobresalen NL–VS 1 y NL–VS 2, las cuales puso a disposición de los agricultores de la región subtropical semiárida del noreste de México.

En su más de 40 años de actividad profesional generó 80 publicaciones científicas, técnicas y divulgativas. Publicó seis libros, Bioestadística Aplicada, Diseño de Experimentos Aplicados, Historia de la Agricultura, Fitogenética Básica y Aplicada, El Maíz y su Cultivo, e Introducción a la Agronomía, algunos de los cuales sirven de texto en universidades del país y de Centroamérica. Entre las distinciones más relevantes que recibió destacan: Doctor Honoris Causa por el Colegio de Postgraduados (1997), Premio Luis Elizondo (1980), Premio Banamex (1981), Premio Rómulo Garza en cuatro ocasiones, Reconocimiento del Congreso del Estado de Nuevo León, y Miembro distinguido (1994) de la SOMEFI, sociedad en la que formó parte de su comité directivo en dos ocasiones.

Su actividad académica trascendió más allá de las fronteras de México, al haber transmitido su experiencia, conocimientos y valores éticos a cientos de jóvenes procedentes de Latinoamérica y del Caribe.