SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número127Briofitas del Parque Nacional Macarao, VenezuelaAnálisis morfométrico de las especies simpátridas del complejo Crassiphycus corneus-C. usneoides (Gracilariaceae, Rhodophyta) en las costas mexicanas del Golfo de México y Mar Caribe. índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Acta botánica mexicana

versão On-line ISSN 2448-7589versão impressa ISSN 0187-7151

Act. Bot. Mex  no.127 Pátzcuaro  2020  Epub 30-Maio-2020

http://dx.doi.org/10.21829/abm127.2020.1594 

Artículos de investigación

Algas epífitas en Padina durvillei y P.crispata (Dyctiotaceae, Phaeophyceae) en el Pacífico tropical mexicano

Epiphytic algae in Padina durvillei and P.crispata (Dyctiotaceae, Phaeophyceae) in the Mexican tropical Pacific

Javier Emiliano Álvarez-Álvarez1 
http://orcid.org/0000-0002-9794-5363

Nataly Quiroz-González2  3 
http://orcid.org/0000-0001-5582-980X

Diana Laura Rodríguez-Muñoz1 
http://orcid.org/0000-0002-4005-7170

Luis Gabriel Aguilar-Estrada1  2 
http://orcid.org/0000-0001-5752-1497

1Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Ciencias, Av. Universidad 3000, Circuito Exterior s.n., Delegación Coyoacán, 04510 Ciudad Universitaria, Cd. Mx., México.

2Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, Programa de posgrado, Av. Universidad 3000, Circuito Exterior s.n., Delegación Coyoacán, 04510 Ciudad Universitaria, Cd. Mx., México.

Resumen:

Antecedentes y Objetivos:

En México el conocimiento de epifitismo en ambientes marinos se ha enfocado en las comunidades de pastos, mientras que para las algas únicamente se cuenta con cuatro estudios, dos para el Pacífico norte de México y dos para Veracruz. Debido a la escasez de información, el presente trabajo es una contribución importante al conocimiento del epifitismo en dos especies de Padina de amplia distribución en las costas del Pacífico tropical mexicano.

Métodos:

Se llevaron a cabo dos periodos de muestreo en cuatro localidades de Nayarit. El material recolectado fue preservado en formaldehído a 4%. Se realizaron las determinaciones de Padina durvillei y P. crispata, a partir de observaciones de los talos epífitos, realizando y analizando cortes al microscopio estereoscópico y óptico. La identificación se realizó utilizando literatura especializada. Para corroborar la determinación y conocer la distribución de las especies, se llevó a cabo la revisión bibliográfica de trabajos ficológicos sobre las costas del Pacifico tropical mexicano.

Resultados clave:

En total se identificaron 71 especies epífitas de Padina crispata y P. durvillei, distribuidos en 51 géneros, 35 familias, 22 órdenes y cuatro phyla. El orden con mayor número de especies registradas fue Ceramiales con 17, seguido de Corallinales con 14, mientras que las familias mejor representadas fueron Corallinaceae y Ceramiaceae con 11 y nueve especies respectivamente. Se encontraron por primera vez ocho especies para Nayarit, de las cuales Acrochaetium barbadense es un nuevo registro para el Pacifico tropical mexicano. La mayor riqueza de especies epífitas (58, 80.5%) se presentó en Padina durvillei.

Conclusiones:

Se destaca la importancia de Padina durvillei y P. crispata como basibiontes para diferentes grupos de algas, así como el valor que éstas presentan en el conocimiento de la biodiversidad.

Palabras clave: algas pardas; biodiversidad; epibiosis; ficoflora; intermareal

Abstract:

Background and Aims:

In Mexico, knowledge of epiphytism in marine environments has focused on pasture communities, while for algae there are only four studies, two for the North Pacific of Mexico and two more for Veracruz. Due to the lack of information, the present work intends to contribute to the knowledge of the epiphytism presented in two species of Padina of wide distribution along the coasts of the Mexican tropical Pacific.

Methods:

Two sampling periods were carried out in four locations in Nayarit. The collected material was preserved in 4% formalin. Thallus determinations of Padina crispata and P. durvillei were made, observations of the epiphyte thallus were carried out and cuts were observed with stereoscopic and optical microscopes. The identification was carried out with specialized literature. In addition, a bibliographic review was made with works about the coasts of the Mexican tropical Pacific.

Key results:

In total 71 epiphytic species of Padina crispata and P. durvillei were identified, distributed in 51 genera, 35 families, 22 orders and four phyla. The order with the highest number of recorded species was Ceramiales with 17 species, followed by Corallinales with 14, while the best represented families were Corallinaceae and Ceramiaceae with 11 and nine species, respectively. Eight species were found for the first time in Nayarit, of which Acrochaetium barbadense is a new record for the Mexican tropical Pacific. The greatest richness of epiphytic species occurred in Padina durvillei (58, 80.5 %).

Conclusions:

The importance of Padina durvillei and P. crispata as basibionts for different groups of algae is highlighted, as well as the value they present in the knowledge of biodiversity.

Key words: biodiversity; brown algae; epibiosis; intertidal; phycoflora

Introducción

El epifitismo es una forma de vida que consiste en la interacción entre dos o más organismos que emplean como sustrato para vivir a un vegetal (Borowitzka y Lethbridge, 1989). Se trata de una estrategia común adoptada para evitar competencia por espacio o por luz y es permanente o sólo por una etapa del ciclo de vida. En las macroalgas depende en gran medida de las características del hospedero como su tamaño, defensas químicas, así como características de la historia de vida del epibionte (Williams y Seed, 1992).

Al organismo que es tomado como sustrato se le llama basibionte, los conjuntos epibióticos rara vez son especie-específicos; por el contrario, numerosos organismos sésiles pueden vivir como simbionte, como epífito, o ambos simultáneamente (Harder, 2009).

Las algas epífitas a pesar de su pequeño tamaño contribuyen a la producción primaria, suponen un aumento de biomasa para los herbívoros y en muchas ocasiones pueden representar un número importante en términos de riqueza de especies para un sitio, teniendo gran importancia en el estudio de la estructura de las comunidades bentónicas (Morales-Ayala y Viera-Rodríguez, 1989). Las algas pardas representan el sustrato vegetal más utilizado por los organismos epífitos, gracias a su talla y amplias frondas, particularmente en ambientes templados y subtropicales (Ortuño y Riosmena, 2007).

El género Padina Adanson posee una amplia distribución en climas tropicales (León-Álvarez et al., 2007).Particularmente P. durvillei Bory y P. crispata Thivy son dos especies comunes en el Pacifico tropical mexicano que frecuentemente forman relaciones de epifitismo. Sin embargo, a pesar de su abundancia y presencia en los trabajos florísticos para esta región, son muy pocos donde se les ha señalado como basibionte (Mateo-Cid y Mendoza-González, 1992; Ortuño y Riosmena, 2007; Mendoza-González et al. 2011; Mateo-Cid y Mendoza-González, 2012).

En México los estudios enfocados al conocimiento de esta interacción se han llevado a cabo en las comunidades de pastos marinos, mientras que para las algas únicamente se cuenta con el trabajo de Ortuño y Riosmena (2007) para las costas de Baja California con Padina concrescens Thivy, el de Mateo-Cid et al. (2014) quienes determinaron las especies epífitas de Sargassum sinicola Setchell & N.L. Gardner en las islas Magdalena y Margarita en Baja California Sur, así como los de Ramírez-Rodríguez et al. (2011) y Galicia-García (2017) quienes trabajaron con las algas epífitas de Veracruz, siendo este último un estudio exclusivo sobre rodófitas.

Debido a la escasez de información, el presente trabajo pretende contribuir al conocimiento del epifitismo en dos especies de Padina de amplia distribución y abundancia en las costas del Pacífico tropical mexicano.

Materiales y Métodos

Área de muestreo

Nayarit cuenta con un litoral de 289 km, lo que representa 4% del litoral total del Pacífico. Se localiza en la región centro-occidental del Pacífico tropical de México. Presenta acantilados, así como litorales rocosos y playas arenosas limitadas por zonas rocosas (Mateo-Cid y Mendoza-González, 1992).

El área de estudio abarca cuatro localidades, dos en la parte norte del litoral (San Blas, 21°31'59''N, 105°17'12''O y Las Islitas, 21°30'46''N y 105°14'59''O) y dos al sur (Sayulita, 20°35'42''N, 105°14'27''O y Cruz de Huanacaxtle 20°45'05''N, 105°22'31''O) (Fig.1).

Figura 1: Área de estudio en Nayarit, México. 

Muestreo

Se llevaron a cabo dos muestreos en las cuatro localidades de estudio (Fig. 1), durante los meses de marzo y mayo de 2018. La recolección de muestras de macroalgas se realizó de forma manual; el material recolectado se preservó en formaldehido a 4% y se transportó al laboratorio de Ficología (Biodiversidad Marina) de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México. Las muestras de Padina fueron identificadas a nivel específico mediante literatura especializada para algas pardas del Pacífico (Ávila-Ortiz y Pedroche, 2005). Una vez determinadas se revisaron bajo el microscopio estereoscópico (Nikon C-LEDS, Tokio, Japón) y óptico (OLYMPUS-CX23, Tokio, Japón) y se procedió a localizar a los organismos epífitos con los que se realizaron preparaciones de talos completos o cortes para poder llevar a cabo la identificación taxonómica. Se identificaron las especies de macroalgas epífitas con base en sus características morfológicas y literatura especializada para el Océano Pacífico como: Taylor (1945), Dawson (1953a, 1954, 1961a, 1963), Abbott y Hollenberg (1976), Abbott (1999) y Rodríguez et al. (2008). El arreglo sistemático de los géneros se realizó con base en Algaebase (Guiry y Guiry, 2019). Se determinó el grupo morfofuncional al cual pertenecen las algas epífitas de Padina, empleando la clasificación de Steneck y Dethier (1994), así como el tipo de estructura de fijación al basibionte, mediante la consulta de literatura ficológica especializada (Abbott y Hollenberg, 1976; Abbott, 1999). Se compararon los resultados obtenidos del análisis del material recolectado, con los registros de especies de algas descritas como epífitas de Padina crispata y P. durvillae, documentadas en la literatura para macroalgas de Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas y así realizar un análisis de la diversidad en la zona de estudio lo más completo posible (Mateo-Cid y Mendoza-González, 1991, 1992, 1998; Mendoza-González et al., 2011). La determinación de las partes donde se ubicaron las algas epífitas se realizó siguiendo los criterios de Montañés et al. (2003), en base y superficie (en este trabajo se les denominó frondas).

Resultados

En total se reportan 71 especies epífitas de Padina crispata y P. durvillei, distribuidas en 51 géneros, 34 familias, 22 órdenes y cuatro Phyla (Cuadro 1). Del total de especies, 49 se registraron por primera vez como epífitos de Padina en México (Fig. 2).

Cuadro 1: Algas epífitas registradas en Padina durvillei Bory y P. crispata Thivy en Nayarit, México. * Nuevo registro para Nayarit; ▲Nuevo registro para el Pacífico tropical mexicano. ● especie registrada en P. durvillei; □ especie registrada en P. crispata; ◊ epífito de ambas especies de Padina. Estudios con datos de epifitismo en P. durvillei y P. crispata, 1: Mateo-Cid y Mendoza-González, 1991; 2: Mateo-Cid y Mendoza-González, 1992; 3: Mateo-Cid y Mendoza-González, 1998; 4: Mateo-Cid y Mendoza-González et al., 2012; 5: Este estudio. GMF: grupo morfofuncional (Steneck y Dethier, 1994), M: microscópico; F: filamento; FC: filamento corticado; FO: folioso; FOC: folioso corticado; CA: coralina articulada; C: costra; ND: no disponible. EF: estructura de fijación, DB: disco basal; CB: célula basal; R: rizoides; ND: no disponible. ZT: zona del talo donde se ubicaron; B: base; FR: frondas; ND: no disponible. 

Taxones Nayarit Colima Guerrero Oaxaca Referencias GMF EF ZT
RHODOPHYTA
Bangiales
Bangiaceae
Bangia fuscopurpurea (Dillwyn) Lyngbye 5 F DB B, FR
Erythropeltales
Erythrotrichiaceae
Erythrotrichia carnea (Dillwyn) C.Agardh 5 F CB B, FR
Erythrotrichia carnea f. irregularis Zhang &Li 5 F CB B, FR
Erythrotrichia porphyroides N.L. Gardner 2 F CB ND
Porphyrostromium pulvinatum (N.L. Gardner) J.A. West & Zuccarello* 5 F CB B, FR
Sahlingia subintegra Kornmann 5 F CB FR
Acrochaetiales
Achrocaetiaceae
Acrochaetium barbadense (Vickers) Børgesen *▲ 5 F R B, FR
A. pacificum Kylin 4 F R ND
Stylonematales
Stylonemataceae
Stylonema alsidii (Zanardini) K.M.Drew 2,5 F CB B, FR
Ceramiales
Ceramiaceae
Antithamnion dendroidreum G.M. Smith & Hollenberg 5 F R B, FR
Antithamnionella breviramosa (E.Y. Dawson) Wollaston 2 F CB ND
Centroceras clavulatum (C. Agardh) Montagne 5 F R FR
Ceramium affine Setchell & N.L. Gardner 2 F R ND
C. caudatum Setchell & N.L.Gardner 4 F R ND
C. hamatispinum E.Y. Dawson 2 F R ND
C. monacanthum C. Agardh 2 F R ND
Rhodomelaceae
Chondria repens Børgesen 4 FC R ND
Herposiphonia secunda (C. Agardh) Ambronn 2 F R ND
Laurencia hancockii E.Y. Dawson 5 FC DB B
Polysiphonia nathanielii Hollenberg* 5 FC R B, FR
Tayloriella dictyurus Kylin 5 F R B, FR
Spyridiaceae
Spyridia filamentosa (Wulfen) Harvey 5 F R B, FR
Wrangeliaceae
Anotrichium tenue Nägeli 1 F R ND
Pleonosporium mexicanum E.Y. Dawson 5 F DB B, FR
Griffithsia pacifica Kylin* 5 F R B, FR
Colaconematales
Colaconemataceae
Colaconema coccineum (K.M. Drew) P.M. Gabrielson* 5 F R B, FR
C. daviesii Stegenga 2 F R ND
Corallinales
Corallinaceae
Amphiroa beauvoisii J.V. Lamouroux 5 CA DB B
A. misakiensis Yendo 5 CA DB B
A. valonioides Yendo 5 CA DB B
Crusticorallina muricata (Foslie) P.M. Gabrielson, Martone, K.R. Hind & C.P. Jensen 5 C DB B
Jania adhaerens J.V. Lamouroux 1, 5 CA DB B
J. capillacea Harvey 5 CA DB B
J. verrucosa J.V. Lamouroux 5 CA DB B
J. pacifica Areschoug 5 CA DB B
J. tenella var. zacae E.Y. Dawson 2 CA DB ND
J. subpinnata E.Y. Dawson* 5 CA DB B
Lithophyllaceae
Titanoderma pustulatum Nägeli 1, 4 C ND ND
Hydrolithaceae
Pneophyllum fragile Kützing 5 C ND FR
P. nicholsii Silva & P.M. Gabrielson 2 C ND ND
Gelidiales
Gelidiaceae
Gelidium microdentatum E.Y. Dawson 5 FC R B
G. pusillum (Stackhouse) Le Jolis 5 FC R B
Pterocladiella caloglossoides Santelices 5 FC R B
Gigartinales
Cystocloniaceae
Hypnea pannosa J. Agardh 5 FC DB B
H. spinella (C.Agardh) Kützing 1, 5 FC DB B
Halymeniales
Halymeniaceae
Grateloupia filicina (J.V. Lamouroux) C. Agardh 5 FC DB B
Rhodymeniales
Champiaceae
Champia parvula (C. Agardh) Harvey 5 FC R B
CHLOROPHYTA
Bryopsidales
Bryopsidaceae
Bryopsis pennata J.V. Lamouroux 5 F R B, FR
Bryopsis duplex De Notaris 5 F R B, FR
Caulerpaceae
Caulerpa chemnitzia Lamouroux 5 F R B, FR
Codiaceae
Codium isabelae W.R. Taylor 5 F R B
Derbesiaceae
Derbesia marina (Lyngbye) Solier 2, 5 F R B, FR
Cladophorales
Boodlaceae
Phyllodictyon robustum (Setchell & N.L.Gardner) Leliaert & Wysor 5 F R B, FR
Cladophoraceae
Rhizoclonium riparium Harvey 5 F R B, FR
Cladophora serícea Kützing 5 F R B, FR
Ulotrichales
Ulotrichaceae
Ulothrix flacca (Dillwyn) Thuret* 5 F R B, FR
Ulvales
Ulvaceae
Ulva flexuosa Wulfen 5 FO DB B
U. intestinalis Linneo 5 FO DB B
Ochrophyta - Phaeophyceae
Dictyotales
Dictyotaceae
Dictyota dichotoma J.V. Lamouroux 5 FOC DB B
Ectocarpales
Acinetosporaceae
Feldmannia mitchelliae Kim 4 F R ND
Chordariaceae
Hecatonema streblonematoides Loiseaux 2, 5 F R B
Myrionema strangulans Greville* 4, 5 C R FR
Ectocarpaceae
Ectocarpus siliculosus (Dillwyn) Lyngbye 5 F R B, FR
Scytothamnales
Asteronemataceae
Asteronema breviarticulatum (J. Agardh) Ouriques & Bouzon 5 F R B, FR
Sphacelariales
Sphacelariaceae
Sphacelaria rigidula Kützing 2, 5 F R B, FR
Cyanobacteria
Chroococcales
Entophysalidaceae
Entophysalis conferta (Kützing) Drouet & Daily 3 M ND ND
Nostocales
Scytonemataceae
Scytonematopsis crustacea (Thuret ex Bornet & Flahault) Koválik & Komárek 5, 3 M ND FR
Oscilatoriales
Oscilatoriaceae
Lyngbya majuscula Harvey ex Gomont 5 M ND FR
Blennothrix lyngbyacea Anagnostidis & Komárek 5 M ND FR
Microcoleaceae
Microcoleus lyngbyaceus Kützing ex Forti 2 M ND ND

Figura 2: Talos epífitos en Padina crispata Thivy y P. durvillei Bory. A. talo de P. crispata con algas epífitas; B. talo de P. durvillei con algas epífitas; C. talo de Erythrotrichia carnea (Dillwyn) J. Agardh; D. Porphyrostromium pulvinatum (N.L. Gardner) J.A. West & Zuccarello; E. Stylonema alsidii (Zanardini) K.M. Drew; F. Acrochaetium barbadense (Vickers) Børgesen; G. A. pacificum Kylin; H. Centroceras clavulatum (C. Agardh) Montagne; I. Pleonosporium mexicanum E.Y. Dawson; J. Spyridia filamentosa (Wulfen) Harvey; K. Griffithsia pacifica Kylin; L. Jania adhaerens J.V. Lamouroux; M. Codium isabelae W.R. Taylor; N. Derbesia marina (Lyngbye) Solier; O. Myrionema strangulans Greville. 

Respecto al inventario de especies para cada división, se registraron 48 especies de Rhodophyta, 11 de Chlorophyta, siete de Ochrophyta-Phaeophyceae, y cinco de Cyanobacteria. El orden con mayor número de especies registradas fue Ceramiales con 17 especies, seguido de Corallinales con 13, mientras que las familias mejor representadas fueron Corallinaceae y Ceramiaceae con once y nueve especies, respectivamente. Se reportan ocho especies por primera vez para Nayarit: Porphyrostromium pulvinatum (N.L. Gardner) J.A. West & Zuccarello in Zuccarello, Acrochaetium barbadense (Vickers) Børgesen, Polysiphonia nathanielii Hollenberg, Griffithsia pacifica Kylin, Jania subpinnata E.Y. Dawson, Colaconema coccineum (K.M. Drew) P.W.Gabrielson, Widdowson & Lindstrom, Ulothrix flacca Thuret y Myrionema strangulans Greville, de las cuales Acrochaetium barbadense también es un nuevo registro para el Pacifico tropical mexicano.

La mayor riqueza de especies epífitas se presentó en Padina durvillei (59 especies), cinco especies se registraron solo en P. crispata, mientras que nueve se compartieron por ambas especies basibionte (Cuadro 1). No se observaron diferencias en torno a los grupos morfofuncionales en ambas especies de Padina, ni en relación al tipo de estructura de fijación de los epífitos o su ubicación en el talo.

En cuanto al número de especies por estado, el mayor valor lo presentó Nayarit (65), el resto de los estados presentaron valores muy bajos en sus registros, Colima con cuatro especies, Guerrero con seis y Oaxaca con dos (Cuadro 1).

El grupo morfofuncional predominante fue el de los filamentos, con 39 especies, seguidos de los filamentos corticados (10) y de las coralinas articuladas (9). Los demás grupos morfofuncionales se presentaron en menor medida sobre los talos de Padina.

De las especies registradas el mayor número presenta como estructura de fijación a los rizoides (37), seguida de los discos basales (19), los no determinados (ocho) y las células basales (siete). En cuanto a la distribución de los epífitos a lo largo de los talos, se encontraron 23 especies en la base y en las frondas, 23 especies únicamente en la base, 18 sin datos disponibles para esta característica y ocho se distribuyeron solamente en las frondas.

Al comparar con otras especies de algas pardas basibiontes, se coincidió en tres divisiones, 14 órdenes, 17 familias, 22 géneros y 27 especies; de estas Herposiphonia secunda (C. Agardh) Ambronn, Jania adhaerens J.V. Lamouroux y Gelidium pusillum (Stackhouse) Le Jolis se compartieron con el mayor número de basibiontes, cinco para la primera y cuatro para las dos últimas. Las especies de algas pardas con mayor número de especies compartidas fueron Sargassum sinicola (14) y S. vulgare C. Agardh (11) (Cuadro 2).

Cuadro 2: Algas epífitas compartidas con otras especies de algas pardas basibiontes. 

Taxones Sargassum sinicola Setchell & N.L.Gardner (Mateo-Cid et al., 2014) Sargassum vulgare C. Agardh (Menezes de Széchy y Faria de Sa, 2008) Padina concrescens Thivy (Ortuño y Riosmena, 2007) Fucus vesiculosus L. (Rindi y Guiry, 2004) Zonaria tournefortii (J.V.Lamouroux) Montagne (Montañes et al., 2003) Cystoseira mediterranea Sauvageau (Rull y Gómez-Garreta, 1989) Cystoseira tamariscifolia (Hudson) Papenfuss (Morales-Ayala y Viera-Rodriguez, 1989)
RHODOPHYTA
Erythropeltales
Erythrotrichiaceae
Erythrotrichia carnea (Dillwyn) C. Agardh *
Sahlingia subintegra (Rosenvinge) Kornmann * *
Stylonematales
Stylonemataceae
Stylonema alsidii (Zanardini) K.M. Drew *
Ceramiales
Ceramiaceae
Antithamnionella breviramosa (E.Y. Dawson) Wollaston *
Centroceras clavulatum (C. Agardh) Montagne * *
Ceramium affine Setchell & N.L. Gardner *
C. caudatum Setchell & N.L. Gardner *
C. equisetoides E.Y. Dawson *
Rhodomelaceae
Herposiphonia secunda (C. Agardh) Ambronn * * * * *
Spyridiaceae
Spyridia filamentosa (Wulfen) Harvey * * *
Wrangeliaceae
Anotrichium tenue (C. Agardh) Nägeli *
Corallinales
Corallinaceae
Amphiroa beauvoisii J.V. Lamouroux *
A. misakiensis Yendo *
A. valonioides Yendo * *
Jania capillacea Harvey *
J. adhaerens J.V. Lamouroux * * * *
Hydrolithaceae
Pneophyllum fragile Kützing *
Gelidiales
Gelidiaceae
Gelidium pusillum Le Jolis * * * *
Gigartinales
Cystocloniaceae
Hypnea spinella (C. Agardh) Kützing * * *
Rhodymeniales
Champiaceae
Champia parvula (C. Agardh) Harvey * * *
CHLOROPHYTA
Bryopsidales
Bryopsidaceae
Bryopsis pennata J.V. Lamouroux *
Cladophorales
Cladophoraceae
Cladophora sericea (Hudson) Kützing *
Ulotrichales
Ulotrichaceae
Ulothrix flacca (Dillwyn) Thuret *
Ulvales
Ulvaceae
Ulva flexuosa Wulfen *
OCHROPHYTA
Dyctiotales
Dyctiotaceae
Dictyota dichotoma J.V. Lamouroux * *
Ectocarpales
Acinetosporaceae
Feldmannia mitchelliae (Harvey) H.-S. Kim *
Sphacelariales
Sphacelariaceae
Sphacelaria rigidula Kützing * *

Discusión

De las 71 especies registradas en este trabajo, 26 se han señalado en estudios previos como epífitos de Padina crispata y P. durvillei (Mateo-Cid y Mendoza-González, 1991, 1992; Mendoza-González et al., 2011; Mateo-Cid y Mendoza-González, 2012). No se encontraron datos de epifitismo para estas algas pardas en el estado de Chiapas, debido a la ausencia de trabajos ficológicos en la región.

La riqueza específica está dada principalmente por las algas Rhodophyta, organismos que por su cobertura y su diversidad son importantes en zonas tropicales y templadas, siendo exitosas como epífitas. La predominancia de especies de algas rojas coincidió con lo señalado por Mateo-Cid et al. (2014) en su inventario de epífitos de Sargasssum sinicola.

De acuerdo con lo que mencionan Montañés et al. (2003), Mateo-Cid et al. (2014) y Galicia-García (2017), el orden Ceramiales y las familias Ceramiaceae y Rhodomelaceae son los de mayor frecuencia, misma situación que se ha presentado en otros estudios realizados principalmente en la costa Atlántica de México y escasamente en el Pacífico (Morales-Ayala y Viera-Rodríguez, 1989; Quang-Young et al., 2006; Ortuño y Riosmena, 2007; Menezes de Széchy y Faria de Sá, 2008; Fricke et al., 2011; Diez-García et al., 2013), así como en el presente trabajo, donde se registraron 17 especies para el orden y 13 pertenecientes a estas familias.

Porphyrostromium pulvinatum (N.L.Gardner) J.A.West & Zuccarello fue previamente ubicada en Baja California, Baja California Sur y parte de Sonora (Dawson, 1944, 1949, 1951, 1953a, b, 1961b, 1966; Norris, 1975; Abbott y Hollenberg, 1976; Littler y Littler, 1981; Aguilar y Bertsh, 1983; Aguilar y Pacheco, 1986; Aguilar et al., 1990; Pedroche et al., 2005) y recientemente para Guerrero (Quiroz et al., en prensa). Es la primera vez que se observa en Nayarit, por lo que su distribución podría ser continua y más amplia hacia el sur según los datos para Guerrero (Quiroz-González et al., en prensa). Algo similar ocurre para Colaconema coccineum que había sido documentada solo en localidades templadas del norte y sur del Pacífico americano (Abbott y Hollenberg, 1976) y recientemente en Guerrero (Quiroz-González et al., en prensa) y en el presente estudio en Nayarit. Polysiphonia nathanielli Hollenberg se había presentado únicamente para la ficoflora de Jalisco y Colima (Sentíes, 1993), por lo que representa un primer reporte para el estado de Nayarit. Griffithsia pacifica ha sido encontrada en punta Banda, bahía Magdalena, Sonora, Sinaloa, Michoacán, Guerrero y Oaxaca (Dawson, 1962; Sánchez-Rodríguez et al., 1989; Mateo-Cid y Mendoza-González 2012) y se reporta por primera vez para Nayarit en este trabajo. Ulothrix flacca se había registrado únicamente para los estados costeros de Michoacán y Guerrero (Stout y Dreckmann,1993), ahora se amplía su distribución hacia el norte de México hasta Nayarit.

Myrionema strangulans se había encontrado previamente en Guerrero (Mateo-Cid y Mendoza-González, 2012; Quiroz-González et al., en prensa), por lo que representa un reporte nuevo para el estado de Nayarit. Acrochaetium barbadense sólo se había ubicado en isla Guadalupe (Abbott, 1962) en Baja California; esta especie además de ser un registro nuevo para Nayarit lo es también para el Pacífico tropical mexicano.

De acuerdo con la clasificación de grupos funcionales (Steneck y Dethier, 1994), el grupo de los filamentos predominó entre las especies epífitas de Padina durvillei y P. crispata. Lo anterior, junto con las pequeñas tallas observadas en los talos, coincide con lo señalado por Littler y Littler (1980), en cuanto a que las epífitas son organismos oportunistas caracterizados por tener talos relativamente simples y pequeños. La predominancia de este grupo morfofuncional también ha sido registrada por Montañés et al. (2003); Ramírez-Rodríguez et al. (2011), Mateo-Cid et al. (2014) y Galicia-García (2017).

Tanto los hábitos como los grupos morfofuncionales a los cuales pertenecen los diferentes epífitos condicionan directamente sus lugares de fijación y localización en las distintas partes del talo (Mateo-Cid et al.,2014), tal como ocurre en las especies estudiadas de Padina, donde la textura que presentan las láminas (lisas) y los estipes y discos (rugosos) del basibionte juegan un papel fundamental. Además, en las zonas lisas (láminas) predominaron los epífitos costrosos o discoidales como Pneophyllum fragile Kützing y Sahlingia subintegra (Rosenvinge) Kornmann, similar a lo registrado por Mateo-Cid et al. (2014) en Sargassum sinicola, donde los epífitos costrosos se ubicaron principalmente en los filidios, las zonas más lisas de esta alga. Algunos especímenes de Centroceras clavulatum (C. Agardh) Montagne se observaron en las frondas de Padina durvillei a pesar de no ser talos costrosos, sujetas de forma postrada mediante numerosos rizoides que les surgían de cada nódulo. En los estípites y discos de fijación (base del talo) se ubicaron el resto de las especies principalmente de los grupos morfofuncionales filamento y filamento corticado, lo cual se explicó debido a que son sitios que ofrecen zonas de adhesión para las algas, oquedades y mayor relieve donde estas pueden colocarse.

El número de especies encontradas en Padina durvillei indicó que se trata de un basibionte que provee condiciones adecuadas a sus epífitos, una de ellas es la longevidad de la especie, ya que, al tratarse de un alga perenne, esto puede permitir a los organismos que la colonizan cumplir con su ciclo de vida (Mendoza-González et al., 2011). Además, de acuerdo con lo que mencionaron Montañés et al. (2003), los talos laminares y flabelados, como los del género Padina, son un sustrato idóneo para el establecimiento de numerosas epífitas. Otra razón por la que Padina puede ser un excelente basibionte es por su talla, Galicia-García (2017) indicó que aquellos talos de entre 4-11 cm ofrecen un mayor espacio para la colonización de los epífitos.

Se observó una notable diferencia en el número de especies entre Padina durvillei y P. crispata, indicando que, a pesar de pertenecer al mismo género, la primera presenta características que la convierten en un mejor basibionte, pudiendo ser de tipo químico más allá de estructural. De acuerdo con Williams y Seed (1992), la presencia de géneros como Acrochaetium Nägeli y Erythrotrichia Areschoug como epífitos es común, y se considera que ofrecen protección al hospedero contra la desecación, al retener las gotas de agua en la superficie del hospedero, aspecto relevante ya que Padina spp. se encuentra regularmente en la zona intermareal. Sin embargo, el epifitismo también podría representar a largo plazo una problemática para Padina, ya que un incremento en la cobertura de los epífitos puede disminuir la capacidad del hospedero de realizar fotosíntesis, una de las consecuencias más graves señaladas por Ortuño y Riosmena (2007).

De las especies presentadas en este trabajo, 15 han sido registradas como epífitas del pasto marino Thalassia testudinum K.D. Koenig por Nava-Olvera et al. (2017). En Padina mexicana E.Y. Dawson se han registrado algunas especies epífitas por Mendoza-González et al. (2011) en Jalisco y por Mateo-Cid y Mendoza-González (1991) en Colima, de las cuales coincide con lo aquí reportado solo Entophysalis conferta (Kützing) Drouet & Daily mientras que otras especies como Acrochaetium hypneae (Børgesen) Børgesen, , Bryopsis hypnoides J.V. Lamouroux, Calothrix crustacea Flahault, Erythrotrichia tetraseriata N.L. Gardner, Taenioma perpusillum (J. Agardh) J. Agardh y Titanoderma corallinae (P. Crouan & H. Crouan) Woelkerling, Y.M. Chamberlain & P.C. Silva no se encontraron como epífitas en este estudio.

Al comparar los resultados del presente estudio con los de trabajos realizados con otras especies de algas pardas basibiontes, el mayor número de especies compartidas se presentaron con Sargassum sinicola y S. vulgare (Menezes de Széchy y Faria de Sá, 2008; Mateo-Cid et al. 2014), ambas ubicadas en localidades del continente americano, la primera en México en Baja California Sur, la segunda en Brasil.

Las especies compartidas son de amplia distribución en sitios templados y tropicales, así como en el océano Atlántico y Pacífico (Mateo-Cid y Mendoza-González, 1991,1992; Mendoza-González et al., 1994, 2011; Mendoza-González y Mateo-Cid, 1985, 1986;Callejas-Jiménez et al., 2005; González-Gándara et al., 2007; Galicia-García et al., 2013; Mateo-Cid et al., 2013; Sentíes y Dreckmann, 2013; Quiroz-González et al., 2017, 2018), algunas oportunistas o con facilidades para ser epífitas, ya sea por su ciclo de vida, o su alta capacidad de colonización (Galicia-García, 2017), razón por la cual se encuentran en Sargassum y Padina como epibiontes, además de las ya mencionadas similitudes en la dureza, textura, consistencia y tamaño de sus talos. Con el resto de las especies de algas pardas basibiontes (Cystoseira mediterranea Sauvageau, C. tamariscifolia (Hudson) Papenfuss, Fucus vesiculosus L. y Zonaria tournefortii (Lamouroux) Montagne), se compartieron de tres a siete especies (Morales-Ayala y Viera-Rodríguez, 1989; Rull y Gómez-Garreta, 1989; Montañés et al., 2003; Rindi y Guiry, 2004). Este número bajo se debe a que los sitios donde se estudiaron estas algas corresponden a localidades atlánticas y de zonas frías y mediterráneas como las islas Canarias e Irlanda (Morales-Ayala, 1989; Rindi y Guiry, 2004).

La importancia biológica de las algas epífitas y por ende la relevancia de su estudio, radica en que participan en las cadenas y redes tróficas de diversos organismos marinos que habitan las zonas intermareales rocosas, que son una de las zonas más productivas del planeta, ya que además de liberar niveles relevantes de oxígeno a la atmósfera, ofrecen un beneficio alimentario para varias especies herbívoras, o refugio de gran diversidad de especies en sus etapas reproductivas, sobre todo en invertebrados y peces, de posible importancia pesquera.

Actualmente existe un vacío en el conocimiento de estos organismos, por lo que es fundamental conocer la riqueza y composición de las algas epífitas marinas, en especial a partir de los inventarios florísticos (Mendoza-González et al., 2011). Estas algas deben ser consideradas una variable importante en los ambientes marinos, cuyo estudio permite ampliar el conocimiento de la estructura de las comunidades marinas bentónicas (Ballantine, 1979; Montañés et al., 2003; Ortuño y Riosmena, 2007). Además, es posible que, a través del conocimiento de los epífitos, se puedan conocer las condiciones del ambiente y los cambios en el mismo (Alfonso y Martínez-Daranas, 2009; Albis-Salas et al., 2010; Mateo-Cid et al., 2014).

Cabe destacar que estudios como el presente son importantes debido a la fuerte interacción entre Padina y las algas epífitas. Es a partir del estudio de las epífitas que se pueden generar registros de especies que comúnmente no aparecen en los inventarios florísticos de macroalgas, incrementando el conocimiento sobre la diversidad de los distintos grupos de algas y sus áreas de distribución en el Pacífico tropical mexicano, además de generar información sobre el grado de especificidad de la relación hospedero y huésped en la región. Por ello, es fundamental seguir realizando estudios con Padina y otras especies de macroalgas que son hospederos de numerosas especies, a fin de conocer más a fondo esta interacción en las costas del Pacífico tropical mexicano.

Agradecimientos

Agradecemos al laboratorio de Ficología (Biodiversidad Marina), Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México por el préstamo de los equipos e instalaciones para la determinación taxonómica del material.

Literatura citada

Abbott, I. A. 1962. Some Liagora-inhabiting species of Acrochaetium. Occasional Papers Bernice Pauahi Bishop Museum 23: 77-120. [ Links ]

Abbott, I. A. 1999. Marine red algae of the Hawaiian Islands. Bishop Museum Press. Honolulu, Hawaii, USA. 477 pp. [ Links ]

Abbott, I. A. y G. J. Hollenberg. 1976. Marine algae of California. Stanford University Press. Palo Alto, California, USA. 789 pp. [ Links ]

Aguilar, L. y H. Bertsh, 1983. Algas verdes (Chlorophyta) de la Bahía de Todos Santos, Baja California, México. Ciencias Marinas 9(1): 111-124. DOI: https://dx.doi.org/10.7773/cm.v9i1.408 [ Links ]

Aguilar, R. e I. Pacheco. 1986. Variaciones estacionales de las al gas verdes (Chlorophyta) de la costa Noroccidental de la Península de Baja California. Ciencias Marinas 12(1):73-78. DOI: https://dx.doi.org/10.7773/cm.v12i1.484 [ Links ]

Aguilar, R. , I. Pacheco y L. Aguilar. 1990. Algas marinas de las Is las Todos Santos, Baja California, México. Ciencias Marinas 16(2): 117-119. DOI: https://doi.org/10.7773/cm.v16i2.687 [ Links ]

Albis Salas, M., D. Gómez-López y G. Duque.2010. Estructura de las praderas de Thalassia testudinum en un gradiente de profundidad en la Guajira, Caribe colombiano. Boletín de Investigaciones Marinas y Costeras 39(2): 381-395. DOI: https://dx.doi.org/10.25268/bimc.invemar.2010.39.2.155 [ Links ]

Alfonso, Y. y B. Martínez-Daranas. 2009. Variaciones espacio tem porales en la cobertura del macrofitobentos en un área cos tera al norte de la ciudad de la Habana, Cuba. Revista de Investigaciones Marinas 30(3): 187-201. [ Links ]

Ávila-Ortiz, A. y F. Pedroche. 2005. El género Padina (Dictyota ceae, Phaeophyceae) en la región tropical del Pacífico mexi cano. In: Sentíes, A. y K. Dreckmann (eds.). Monografías fi cológicas 2. Universidad Autónoma Metropolitana. Cd. Mx., México. Pp. 139-171. [ Links ]

Ballantine, D. L. 1979. The distribution of algal epiphytes on macrophyte hosts off shore from La Parguera, Puerto Rico. Botanica Marina 22(2): 107-111. DOI: https://doi.org/10.1515/botm.1979.22.2.107 [ Links ]

Borowitzka, M. A. y R. C. Lethbridge. 1989. Seagrass epiphytes. In: Larkum, A. W. D., A. J. McComb y S. A. Shepherd (eds.). Biology of seagrasses: a treatise on the biology of seagrass es with special reference to the Australian region. Elsevier. Amsterdam, Holland. Pp. 458-499. [ Links ]

Callejas-Jiménez, M. E., A. Sentíes y K. M. Dreckmann. 2005. Macroalgas de Puerto Real, Faro Santa Rosalía y Playa Preciosa, Campeche, México, con algunas consideraciones florísticas y ecológicas para el estado. Hidrobiológica 15(1): 89-96. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1944. The marine algae of the Gulf of California. Allan Hancock Pacific Expeditions 3(10):189-464. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1949. Resultados preliminares de un reconocimiento de las algas marinas de las costas pacíficas de México. Revista de la Sociedad Mexicana de Historia Natural 9: 215-255. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1951. A further study of upwelling and associated vegetation along Pacific Baja California, Mexico. Journal of Marine Research 10(1):39-58. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1953a. Marine red algae of Pacific Mexico I. Bangiales to Corallinoideae. Allan Hancock Pacific Expeditions 17(1): 1-239. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1953b. Resumen de las investigaciones recientes sobre algas marinas de la costa pacífica de México, con una sinopsis de la literatura, sinonimia y distribución de las especies descritas. Revista de la Sociedad Mexicana de Historia Natural 13: 97-197. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1954. Marine red algae of Pacific Mexico II. Cryptonemiales. Allan Hancook Pacific Expeditions 17(2): 241-397. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1961a. Marine red algae of Pacific Mexico IV. Gigartinales. Pacific Naturalist 2(5): 191-341. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1961b. A guide to the literature and distributions of Pacific benthic algae from Alaska to the Galapagos Islands. Pacific Science 15: 370-461. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1962. Una clave ilustrada de los géneros de algas bénticas del Pacifico de la América Central. Pacific Naturalist 3: 167-231. [ Links ]

Dawson, E. Y. 1963. Marine red algae of Pacific Mexico VI. Rhodymeniales. Nova Hedwigia 5: 437-476 [ Links ]

Dawson, E. Y. 1966. New records of marine algae from the Gulf of California. The Journal of The Arizona-Nevada Academy of Science 4(2): 55-66. [ Links ]

Diez-García, Y. L., A. J. Capote, A. M. Suárez-Alfonso, L. M. Gómez-Luna y M. T. Fujii. 2013. Distribution of epiphytic macroalgae on the thalli of their hosts in Cuba. Acta Botanica Brasilica 27(4): 815-826. [ Links ]

Fricke, A., T. V. Titlyanova, M. M. Nugues y K. Bischof. 2011. Depth-related variation in epiphytic communities growing on the brown alga Lobophora variegata in a Caribbean coral reef. Coral Reefs 30(4): 967-973. DOI: https://dx.doi.org/10.1007/s00338-011-0772-0 [ Links ]

Galicia-García, C. 2017. Epifitismo y parasitismo entre algas rojas del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, suroeste del golfo de México. Tesis de maestría. Universidad Vera cruzana. Veracruz, México. 87 pp. [ Links ]

Galicia-García, C., N. Robinson y Y. Okolodkov. 2013. New records of red algae (Rhodophyta) for Cabezo reef, national park sistema arrecifal veracruzano, Gulf of Mexico. Acta Botanica Mexicana 102: 39-76. DOI: https://doi.org/10.21829/abm102.2013.233 [ Links ]

González-Gándara, C., M. V. Cruz-Arellano, C. Domínguez-Barra das, A. Serrano-Solís y A. Basáñez-Muñoz. 2007. Macroalgas asociadas a cuatro hábitats del arrecife Tuxpan, Vera cruz, México. Revista UDO Agrícola 7(1): 252-257. [ Links ]

Guiry, M. D y W. D. Guiry. 2019. AlgaeBase version 4.2. World-wide electronic publication, National University ofIreland, Galway. http://www.algaebase.org (consultado junio de 2019). [ Links ]

Harder, T. 2009. Marine epibiosis: Concepts, ecological conse quences and host defence. In: Flemming H. C., P. S. Murthy, R. Venkatesan y K. Cooksey (eds) Marine and Industrial Biofouling. Springer Series on Biofilms, vol 4. Springer. Heidelberg, Germany. Pp. 219-231. [ Links ]

León-Álvarez, D., C. Candelaria-Silva, P. Hernández-Almaraz y H. León-Tejera. 2007. Géneros de algas marinas tropicales de México I, algas verdes. Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. Cd. Mx., México. 182 pp. [ Links ]

Littler, M. M. y D. S. Littler. 1980. The evolution of thallus form and survival strategies in benthic marine macroalgae: field and laboratory tests of a functional form model. American Naturalist 116: 25-44. [ Links ]

Littler, M. M. y D. S. Littler. 1981. Intertidal macrophyte communities from Pacific Baja California and the upper Gulf of California: relatively constant vs. environmentally fluctuating systems. Marine Ecology Progress Series 4: 145-158. [ Links ]

Mateo-Cid, L. E. y A. C. Mendoza-González. 1991. Algas marinas bénticas de la costa del estado de Colima. Acta Botanica Mexicana 13: 9-30. DOI: https://doi.org/10.21829/ abm13.1991.605 [ Links ]

Mateo-Cid, L. E. y A. C. Mendoza-González. 1992. Algas marinas bentónicas de la costa sur de Nayarit, México. Acta Botanica Mexicana 20: 13-28. DOI: https://doi.org/10.21829/ abm20.1992.653 [ Links ]

Mateo-Cid, L. E. y A. C. Mendoza-González. 1998. Avance de un estudio sobre las macroalgas marinas de Guerrero y Oaxaca. Ciencia y Mar 4: 15-29. [ Links ]

Mateo-Cid, L. E. y A. C. Mendoza-González. 2012. Algas marinas bentónicas de la costa noroccidental de Guerrero, México. Revista Mexicana de Biodiversidad 83: 905-928. DOI: https://dx.doi.org/10.7550/rmb.28104 [ Links ]

Mateo-Cid, L. E. , I. Sánchez-Rodríguez y E. Rodríguez-Montesinos. 2014. Algas epífitas de Sargassum sinicola Setchell y Gardner (Fucales, Phaeophyceae), en las islas Magdalena y Margarita en Baja California Sur, México. Revista de Investigaciones Marinas 34(2): 31-44. [ Links ]

Mateo-Cid, L., A. C. Mendoza-González, A. Ávila-Ortiz y S. Díaz-Martínez. 2013. Algas marinas bentónicas del litoral de Campeche, México. Acta Botanica Mexicana 104: 53-92. DOI: https://doi.org/10.21829/abm104.2013.57 [ Links ]

Mendoza-González, A. C. y L. E. Mateo-Cid. 1985. Contribución al estudio florístico ficológico de la costa occidental de Baja California, México. Phytología 59(1): 17-33. [ Links ]

Mendoza-González, A. C. y L. E. Mateo-Cid. 1986. Flora marina bentónica de la costa noroeste de Sonora, México. Phytologia 60(6): 414-427. [ Links ]

Mendoza-González, A. C. , L. E. Mateo-Cid y C. Galicia-García. 2011. Integración florística de las algas marinas de la costa sur de Jalisco, México. Revista Mexicana de Biodiversidad 82(4): 19-49. DOI: https://doi.org/10.22201/ib.20078706e.2011.1.383 [ Links ]

Mendoza-González, A. C. , L. E. Mateo-Cid y L. Huerta. 1994. Algas marinas bentónicas de Mazatlán, Sinaloa, México. Acta Botanica Mexicana 27: 99-115. DOI: https://doi.org/10.21829/abm27.1994.713 [ Links ]

Menezes de Széchy, M. T. y A. D. Faria de Sá. 2008. Variaҫão sazonal do epifitismo por macroalgas em una populaҫão de Sargassum vulgare C. Agardh (Phaeophyceae, Fucales) da Baía da Ilha Grande, Rio de Janeiro. Oecologia Brasilica 12: 299-314. [ Links ]

Montañés, M. A., J. Reyes y M. Sansón. 2003. La comunidad de epífitos de Zonaria tournefortii en el norte de Tenerife (islas Canarias); análisis florístico y comentarios sobre su epifauna. Vieraea 31: 121-132. [ Links ]

Morales-Ayala, S. y M. A. Viera-Rodríguez. 1989. Distribución de los epífitos en Cystoseira tamariscifolia (Hudson) Papenfuss (Fucales, Phaeophyta) en punta de Gáldar (Gran Canaria, Islas Canarias). Anales Jardín Botánico de Madrid 46(1): 107-113. [ Links ]

Nava-Olvera, R., L. E. Mateo-Cid, A. C. Mendoza-González y D. García-López. 2017. Macroalgas, microalgas y cianobacterias epífitas del pasto marino Thalassia testudinum (Tracheophyta: Alismatales) en Veracruz y Quintana Roo, Atlántico mexicano. Revista de Biología Marina y Oceanografía 52(3): 429-439. DOI: https://dx.doi.org/10.4067/S0718-19572017000300002 [ Links ]

Norris, J. N. 1975. Marine algae of the northern Gulf of California. Ph D. Thesis. University of California. Santa Barbara, USA. 575 pp. [ Links ]

Ortuño, C. y R. Riosmena. 2007. Dinámica en el epifitismo de Padina concrescens (Dictyotales, Phaeophyta) en el sureste de la Península de Baja California, México. Ciencias Marinas 33(3): 311-317. DOI: https://doi.org/10.7773/cm.v33i3.1069 [ Links ]

Pedroche, F. F., P. C. Silva., L. E. Aguilar-Rosas, K. M. Dreckmann y R. Aguilar-Rosas. 2005. Catálogo de las algas marinas bentónicas del Pacífico de México. I. Chlorophycota. Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, University of California, Universidad Autónoma de Baja California. Mexicali, Baja California, México. 145 pp. [ Links ]

Quang-Young, L. I., M. A. Díaz-Martín y J. Espinoza-Ávalos. 2006. Algas epífitas de Bajo Pepito, Isla Mujeres, Quintana Roo, México. Revista de Biología Tropical 54(2): 317-328. DOI: https://doi.org/10.15517/rbt.v54i2.13872 [ Links ]

Quiroz-González, N., D. León-Álvarez y M. G. Rivas-Acuña. 2017. Nuevos registros de algas verdes marinas (Ulvophyceae) para Tabasco, México. Acta Botanica Mexicana 118: 121- 138. DOI: https://doi.org/10.21829/abm118.2017.1204 [ Links ]

Quiroz-González, N. , D. León-Álvarez y M. G. Rivas-Acuña. 2018. Biodiversidad de algas rojas marinas (Rhodophyta) en Tabasco, México. Acta Botanica Mexicana 123: 103-120. DOI: https://dx.doi.org/10.21829/abm123.2018.1253 [ Links ]

Quiroz-González, N. , L. G. Aguilar-Estrada, I. Ruiz y D. Rodríguez. En prensa. Biodiversidad de algas marinas epizoicas en el Pacífico tropical mexicano. Helgoland Marine Research. [ Links ]

Ramírez-Rodríguez, A., R. Blanco-Pérez y Y. Okolodkov. 2011. Diversidad de especies de algas epífitas marinas. In: Cruz Angón, A. (coord.). La Biodiversidad en Veracruz: Estudio de Estado, vol. 2. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, Gobierno del Estado de Veracruz, Universidad Veracruzana, Instituto de Ecología, A.C. Veracruz, México. Pp. 71-76. [ Links ]

Rindi, F. y M. D. Guiry. 2004. Composition and spatio temporal variability of the epiphytic macroalgal assemblage of Fucus vesiculosus Linnaeus at Clare Island, Mayo, western Ireland. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology 311(2): 233-252. DOI: https://doi.org/10.1016/j.jembe.2004.05.009 [ Links ]

Rodríguez, D., N. López y J. González-González. 2008. Gelidiales (Rhodophyta) en las costas del Pacifico mexicano con énfasis en las especies tropicales. In: Sentíes, A. y K. Dreckmann (eds.). Monografías Ficológicas Vol. 3. Universidad Autónoma Metropolitana. Cd. Mx., México. Pp. 27-74. [ Links ]

Rull, J. y A. Gómez-Garreta. 1989. Distribución de las algas epífitas sobre los ejemplares de Cystoseira mediterranea Sauv. Anales del Jardín Botánico Madrid 46(1): 99-106. [ Links ]

Sánchez-Rodríguez, I., C. Fajardo y C. Oliveiro. 1989. Estudio florístico estacional de las algas en Bahía Magdalena, B.C.S., México. Investigaciones Marinas CICIMAR 4: 35-48. [ Links ]

Sentíes, A. 1993. Evaluacion taxonómica del género Polysiphonia Greville (Ceramiales, Rhodophyta) en el Pacífico tropical mexicano. Tesis de maestría. Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. Cd. Mx., México. 79 pp. [ Links ]

Sentíes, A. yK. Dreckmann . 2013. Lista actualizada de las ma croalgas de Tabasco, México. Acta Botánica Venezuélica 36(2): 109-117. [ Links ]

Steneck, R. S. y M. N. Dethier. 1994. A functional group approach to the structure of algal-dominated communities. Oikos 69(3): 476-498. DOI: https://dx.doi.org/10.2307/3545860 [ Links ]

Stout, I. y K. M. Dreckmann. 1993. Macroalgas bentónicas de Faro de Bucerías, Michoacán, México. Anales del Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México, Serie Botánica 64:1-23. [ Links ]

Taylor, W. R. 1945. Pacific marine algae of the Allan Hancock Expeditions to the Galapagos Islands. Allan Hancock Pacific Expeditions 12: 1-528. [ Links ]

Williams, G. y R. Seed. 1992. Interactions between macrofaunal epiphytes and their host algae. In: John, D. M., S. J. Hawkins y J. H. Price (eds.). Plant-Animal Interactions in the Marine Benthos. Claredon Press. Oxford, UK. Pp. 189-211. [ Links ]

Financiamiento

Este estudio fue apoyado con fondos privados.

Citar como: Álvarez-Álvarez, J. E., N. Quiroz-González, D. L. Rodríguez-Muñoz y L. G. Aguilar-Estrada. (2019)2020. Algas epífitas en Padina durvillei y P.crispata (Dyctiotaceae, Phaeophyceae) en el Pacífico tropical mexicano. Acta Botanica Mexicana 127: e1594. DOI: 10.21829/abm127.2020.1594

Recebido: 01 de Agosto de 2019; Revisado: 09 de Setembro de 2019; Aceito: 27 de Setembro de 2019

3Autor para la correspondencia: natalyquirozgonzalez@gmail.com.

JA y NQ llevaron a cabo las recolectas de material en las áreas de muestreo. JA y NQ realizaron la revisión del material, la elaboración de preparaciones, la toma de medidas, y la identificación. JA y NQ escribieron el manuscrito con el apoyo de DR y LA. Todos los autores contribuyeron a la discusión, revisión y aprobación del manuscrito final.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons