SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número97Una especie nueva de Viguiera (Compositae, Heliantheae) del estado de Querétaro (México) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Acta botánica mexicana

versión impresa ISSN 0187-7151

Act. Bot. Mex  no.97 Pátzcuaro oct. 2011

 

Semblanza. Raymundo Ramírez Delgadillo (1963–2011)

 

El pasado 22 de febrero falleció el Ing. Raymundo Ramírez Delgadillo, mejor conocido como "Ray" por sus compañeros, amigos y estudiantes con los que convivió.

Nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el 17 de marzo de 1963, sin embargo sus familiares son de una población cercana, El Salto de Juanacatlán, y desde temprana edad sus padres lo llevaban a visitar a sus abuelos y tíos. Es aquí donde gracias a las frecuentes salidas al campo y las enseñanzas sobre las "hierbas" aparece su interés por las plantas.

Realizó todos los estudios en su ciudad natal y en 1983 ingresó a la Escuela de Agricultura de la Universidad de Guadalajara. Siempre mostró gran interés por las asignaturas de Botánica, por lo que pronto se le invitó a colaborar en el Instituto de Botánica, primero como prestador de servicio social y después como ayudante de investigación en proyectos de la Flora de Jalisco.

Raymundo era un entusiasta de la exploración botánica y poseedor de grandes cualidades, entre ellas está el hecho de que podía recordar con lujo de detalle las localidades, plantas, incidentes acontecidos en el campo, incluso de colectas realizadas varias décadas atrás. Algunas veces recurríamos a él para preguntarle cómo llegar a sitios anteriormente visitados.

Nunca aprendió a conducir bien un vehículo; no obstante, en los últimos años fue quien más salía al campo debido a la gran cantidad de proyectos en los que se encontraba involucrado, principalmente los de impacto ambiental con el Ing. Sergio Honorio Contreras y el Dr. Roberto Maciel. Gracias a esto, logró obtener un gran acervo de material botánico, principalmente del bosque tropical caducifolio y adquirió una cuantiosa experiencia en el conocimiento de las plantas de clima cálido. Con frecuencia acudíamos a él para que nos orientara en la identificación de las especies no muy comunes y siempre nos auxilió de forma eficaz y expedita, aun a costa de su tiempo.

La labor que realizó como colector le permitió acumular un número de casi 8,000 ejemplares con sus respectivos duplicados. Debido principalmente a este ritmo de trabajo, se distrajo de su objetivo de obtener el grado de Maestría en Ciencias en la Facultad de Ciencias de la UNAM (1994–1997). Para tal propósito cumplió con todos los créditos e incluso con la tesis con el tema "Sistemática del complejo Vigna speciosa (H.B.K.) Verd. (Secc. Sigmoidotropis) para México", pero no se concedió un momento para presentar su examen.

Fue nombrado curador del Herbario IBUG en el año de 1992 y se caracterizó por ser una persona muy responsable; las reglas que seguía simplemente se debían de cumplir y no había forma alguna de poderlas evadir. En no pocas ocasiones esto le trajo enemistades, que después se subsanaban cuando las personas en cuestión lo conocían mejor y comprendían por qué era importante el estricto cuidado del herbario.

Respecto a su desempeño de docente se pueden contar muchas anécdotas que rayan hasta en lo inverosímil, entre ellas las relacionadas con el hecho de que era el maestro más popular de todos los del Instituto de Botánica. En una ocasión nos dirigíamos a la Feria Internacional del Libro y le hice una apuesta para saber quien de los dos era más conocido. Cuando llegamos él ni siquiera pudo ingresar al evento, pues en la puerta encontró varios exalumnos que no veía desde años atrás. Al reconocerlo entablaron conversación durando varias horas, por lo que le fue imposible entrar. Tuvo muchos estudiantes que realizaron con él sus prácticas profesionales y fue sin lugar a dudas el maestro del Instituto de Botánica que más alumnos dirigió durante su Servicio Social, lo cual le permitió formar un gran equipo de colaboradores con la experiencia suficiente para hacer cualquier tipo de identificación botánica. Podemos mencionar entre sus discípulos a los biólogos Fermín Mercado Muñoz, Alfredo Frías Castro, Arturo Castro Castro, Esteban Suárez, María del Pilar Zamora T., Francisco Javier Rendón Sandoval, sólo por citar algunos.

Tuvo a su cargo varias asignaturas para biólogos y agrónomos, las principales fueron: Espermatofitas (1997–2011), La Vegetación de Nueva Galicia (2000–2011), Diversidad Vegetal II (1994–1996), Trabajo de Campo II (1994–1995), Seminario de Investigación I y Seminario de Investigación II (1997), Botánica Forestal (2010), entre otras. Dirigió cinco tesis de licenciatura y asesoró muchas más, en la actualidad dirigía dos y asesoraba una.

Quizá su secreto para tener esa extraordinaria aceptación con los estudiantes es que fue más que un maestro, fue un amigo que siempre ayudó, aun después de que los alumnos terminaran su carrera. Fue tal su aceptación, que en varias ocasiones lo nombraron presidente de generación de biólogos y casi siempre se le otorgó por lo menos un reconocimiento como uno de los mejores maestros de la carrera.

Tenía el nombramiento de Investigador Asociado desde el año 1985 a la fecha y su tiempo lo compartía además de la investigación y la docencia con las labores propias de encargado de herbario. Debido al número de proyectos en los que participó en la parte florística, fue uno de los que más presupuesto manejó, proveniente tanto del sector público como privado.

Su participación en artículos y libros como autor y coautor fueron 22, algunos de ellos aún en prensa, principalmente de tipo florístico y taxonómico en muy diversos grupos. Describió una nueva especie para la ciencia, Bessera tuitensis R. Ramírez y seis con otros autores:

Cypripedium luzmarianum R. González & Ramírez–Delgadillo
Polyanthes michoacana M. Cedano, Ramírez–Delgadillo e I. Enciso
Phaseolus albescens McVaugh ex Ramírez–Delgadillo & A. Delgado
Cleomella jaliscensis Villegas–Flores & Ramírez–Delgadillo
Agave rzedowskiana P. Carrillo & Ramírez–Delgadillo
Clethra fragrans L. M. González & Ramírez–Delgadillo

Son cinco las especies de orquídeas y una leguminosa que se han dedicado en su honor: Bauhinia ramirezii Reynoso, Deiregyne ramirezii R. González, Malaxis ramirezii R. González, Microtelis ramirezii R. González & Szlachetko (inéd.), Bltia ramirezii R. González & Cuevas–Figueroa (inéd.), Potosia ramirezii R. González & L. Hernández H. (inéd.)

Que su entusiasmo por las plantas siempre nos acompañe.

Jorge A. Pérez de la Rosa
Georgina Vargas Amado
Leticia Hernández López
Instituto de Botánica
Universidad de Guadalajara.

Azucena Gabriela Trigueros Bañuelos
Alumna de Biología
Universidad de Guadalajara