SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número55Situación de la brecha digital de género y medidas de inclusión en EspañaMetamorfosis de la lectura índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Investigación bibliotecológica

versión impresa ISSN 0187-358X

Investig. bibl vol.25 no.55 México sep./dic. 2011

 

Reseñas

 

CALVA GONZÁLEZ, JUAN JOSÉ. Necesidades de información y comportamiento en la búsqueda de información de los adolescentes

 

por Lina Escalona Ríos

 

México: UNAM, Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, 2010, 252 p. (Sistemas Bibliotecarios de Información y Sociedad)

 

A través de una lectura fluida, fácil de captar y de entender, con todo lo que implica una investigación especializada, el autor aborda un sector de la sociedad complicado de entender por sí mismo: los adolescentes.

El doctor Calva menciona en el primer capítulo, de forma breve y descriptiva ya que de acuerdo con el autor, muchos textos se han ocupado del desarrollo del adolescente, las características del adolescente, y nos permite recordar la época conflictiva que alguna vez vivieron: los cambios constantes de humor, las salidas de la escuela, la convivencia social, la depresión, la alegría por la vida, la rebeldía contra el mundo y, por supuesto los enfrentamientos contra los padres y los maestros, e incluso la toma de conciencia de la situación familiar y social, y también una visión propia del mundo que los rodea.

El autor, a través de esta obra, también nos lleva al conocimiento de la transición del niño de doce años que todavía manifiesta interés por las muñecas y las caricaturas, al adolescente que se cree "grande" a los quince años y ya se preocupa por la familia, la tecnología o el turismo, sin dejar de lado los videojuegos o la patineta.

Es a este complejo mundo que atiende el doctor Calva, al encuestarlos y saber sobre sus intereses de información y las acciones que llevan a cabo para satisfacer ambas cosas.

Con un vasto sustento teórico, el autor muestra los resultados de 7,265 adolescentes de las diversas escuelas públicas del Distrito Federal y proporciona información de sumo interés como el hecho de que el 63 % de los chicos tengan computadora en su casa, aunque sólo un pequeño porcentaje (38.18%) tenga acceso a Internet. Claro que su uso es frecuente por casi todos (68%) porque si no lo tienen en casa lo pueden consultar en muchos otros lados, desde la casa de los amigos hasta el café Internet o la misma escuela.

En cuanto a las necesidades de información es sorprendente la gran diversidad de información que requieren los chicos en esta edad. El autor detecta alrededor de 700 temas que van desde caricaturas y muñecas hasta yoga, idiomas, política o turismo.

A pesar de la diversidad de intereses de la comunidad estudiada, el autor también menciona la tendencia clara y general de la información que requieren los chicos en relación con tres temas fundamentales: la música, la moda y la sexualidad, y vinculado a este último tema los métodos anticonceptivos, aspectos que son muy importantes para ellos dada su preocupación por aspectos de esta naturaleza, tan necesarios para mantenerse informados y saludables.

Si se analizan los dos primeros: la música y la moda, sería interesante conocer los gustos musicales que la comunidad manifestó lo que los lleva a escuchar música. Por otro lado, la moda, que se había considerado un tema que sólo les interesaba a las mujeres aparece en esta obra como también un tema de interés de los jóvenes, aunque se caractericen por el desaliño y la poca seriedad al vestirse, lo cual al fin y al cabo responde a una moda.

El doctor Calva, parte de las necesidades que manifiestan los adolescentes para determinar la forma en que ellos las satisfacen y encontró que usan más el Internet; resultado comprensible, dada la comercialización de las computadoras y el fácil acceso a Internet que tienen los jóvenes. En este sentido ya hay estudios respecto a la forma en que los jóvenes están usando la tecnología, no sólo para comunicarse a través del chat, messenger o blogs, sino también (lamentablemente) para cortar y pegar información para sus trabajos académicos, aspecto en el que docentes y bibliotecólogos deberían poner especial interés y orientarlos de manera adecuada en el uso de los mencionados recursos.

Por lo que respecta al uso de libros y bibliotecas, es relevante mencionar que el 50% de la población encuestada consulta libros, pero que no lo hacen a través de la biblioteca pública o escolar, lo cual nos lleva a preguntarnos ¿por qué ?, ¿ qué está fallando en nuestras bibliotecas, que hace que los jóvenes no acudan a ellas?, ¿estará bien ubicada la relación bibliotecario/docente o biblioteca/escuela?, o ¿será que la biblioteca no se encuentra presente en el diverso y complejo mundo del adolescente?

Estas preguntas nos dirigen hacia otra visión que nos brinda esta investigación y que enfoca la apertura hacia otros temas de investigación vinculados con los adolescentes y el sector bibliotecológico, que es otro de los objetivos de toda investigación.