SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 issue53Higher education curricular evaluation models: a Library Science perspective author indexsubject indexsearch form
Home Pagealphabetic serial listing  

Investigación bibliotecológica

Print version ISSN 0187-358X

Investig. bibl vol.25 n.53 México Jan./Apr. 2011

 

Comentario

 

Surgimiento de las necesidades de información

 

Las personas que integran los diferentes sectores sociales como pueden ser entre otros, los estudiantes, ya sea de primaria, secundaria o bachillerato, o bien los médicos que atienden pacientes en los hospitales del sector público, o las personas de la tercera edad que son jubilados o pensionados, todos ellos tienen necesidades de información de diferente tipo.

Por lo anterior se puede asegurar que todas las personas que integran los diferentes sectores sociales tienen necesidades de información, pero cabe hacerse la siguiente pregunta ¿qué origina sus necesidades de información? o todavía con mayor profundidad ¿cómo se forman las necesidades de información en el cerebro de cada una de las personas que conforman un sector de la sociedad?

Lo anterior lleva a la investigación sobre el usuario y el fenómeno de las necesidades de información, y a la interrelación con otras ciencias que permitan responder objetivamente las anteriores cuestiones.

El origen de las necesidades de información está en el cerebro de cada persona y se forma en el mismo órgano, esto debido a diferentes factores que se encuentran dentro de él; es decir en los procesos que llevan a cabo las redes neuronales, en el cerebro del sujeto, pero también combinados con factores que vienen de fuera de su cuerpo y que impactan sobre su cerebro y en combinación con los factores interiores producen un proceso dentro de la misma mente del sujeto donde, precisamente, se va conformando la necesidad de información.

Hay que recodar que el cerebro humano ha tenido un lago devenir evolutivo y tiene registrada la información adquirida durante su desarrollo desde su nacimiento hasta su edad adulta, ya que siempre está procesando nueva información y adicionándola a la que ya tiene. Pero en este proceso, la información que no tiene se encuentra de forma extrasomática en el ambiente que lo rodea, es decir fuera de su cerebro.

Lo anterior puede ser probado por la evidencia que se muestra cuando a una persona se le pregunta dónde se encuentra la pintura de Leonardo da Vinci llamada La Mona Lisa; si la persona tiene la información registrada en su cerebro sólo tiene que recordarla tomándola de su memoria, pero en el caso de que no tenga la información o no la recuerde entonces su necesidad de información puede llegar a surgir como una manifestación y transformarse en un comportamiento, ya que el sujeto debe hacer algo para darle respuesta a su incógnita.

Al surgir la necesidad de información en el sujeto es cuando ésta se transforma en un comportamiento, es decir presenta una acción que puede ser preguntarle a otra persona, acudir a la biblioteca más cercana, buscar en Google la información, etcétera; existen muchas manifestaciones o comportamientos en el sujeto cuando se propone buscar la información que necesita para responder a la incógnita que se planteó.

Pero es válida la siguiente pregunta: ¿qué originó que el sujeto se preguntara dónde está La Mona Lisa? Esto también presenta diferentes vertientes, como son: alguien se lo preguntó, estaba leyendo algo sobre Leonardo da Vinci y sus obras o escuchando el radio se dijo ahí algo sobre La Mona Lisa, etcétera.

¿Qué fue lo que originó que surgiera la necesidad de información en el sujeto? Esta pregunta es crucial, y puede estar bajo la misma circunstancia en cuanto a las vertientes; es decir, alguien se lo preguntó, estaba leyendo algo sobre Leonardo da Vinci y sus obras, escuchando el radio se dijo algo sobre La Mona Lisa, etcétera, y pudiera no haberse formado en él la necesidad de información que lo llevó a formularse la pregunta de ¿dónde se encuentra la pintura de Leonardo da Vinci llamada La Mona Lisa?

Así pues ¿que factores están implicados en que se forme una necesidad de información de tal magnitud que se convierta en un comportamiento en la persona? Es una pregunta cuya respuesta puede encontrarse a través del desarrollo de investigaciones.

Cuando una persona integrante de un sector social ingresa a una biblioteca pública y se dirige al bibliotecario que brinda el servicio de consulta y le pide información sobre algún tópico, como por ejemplo quién escribió el cuento de El Fantasma de Canterville, es por que el proceso de origen y formación de una necesidad de información en el cerebro del sujeto ya tomó lugar y se encuentra en la etapa en la cual se manifiesta esa necesidad a través de una acción (o comportamiento): la de acudir a la biblioteca y preguntarle al bibliotecario.

La investigación sobre el surgimiento de las necesidades de información en diferentes sectores sociales permitirá tener un mejor conocimiento acerca de la información que tales personas pueden solicitarle a diferentes unidades de información con la finalidad de satisfacer sus necesidades informativas de forma satisfactoria y expeditamente.

Asimismo, la investigación sobre la manifestación de esas necesidades de información a través del comportamiento de búsqueda entre los diversos sectores sociales, permitirá tener algún conocimiento sobre las fuentes y recursos de información quizá para intentar que esos recursos informativos sean más accesibles a ese sector social, biblioteca u otra institución.

También la investigación permitiría teorizar sobre los procesos que ocurren en el cerebro de los sujetos, y nos ayudaría a conocer mejor cómo se forman las necesidades de información, las variables que intervienen en esa formación, los elementos que les dan origen, y asimismo las diferentes reacciones que tienen los sujetos y que son observadas a través del comportamiento que siguen para buscar la información que necesitan y llevar a cabo el análisis de las fuentes y recursos informativos que satisfagan dichas necesidades de información.

 

Juan José Calva González