SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número42Algoritmos para solventar la falta de normalización de nombres de autor en los estudios bibliométricos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Investigación bibliotecológica

versión impresa ISSN 0187-358X

Investig. bibl vol.21 no.42 México ene./jun. 2007

 

Comentario

 

Las comunidades indígenas de México y sus necesidades de información en la sociedad del conocimiento

 

La información para quien la busca, analiza y utiliza, se caracteriza por ser un valioso recurso que sirve no sólo para solucionar problemas, sino también para generar nuevas alternativas y estrategias, para elevar el conocimiento y, en algunos casos, para desarrollarlo y adoptarlo en beneficio propio y de la sociedad.

En el caso de las comunidades indígenas de México, el estudio de su historia nos ha hecho percatarnos, con admiración, que la búsqueda de respuestas a sus inquietudes y dudas con respecto a los fenómenos que sucedían a su alrededor los llevaron a desarrollar y enriquecer su cultura y a obtener un comportamiento informativo que, en ese entonces, condujo a sus sociedades a la plenitud y el esplendor.

Posteriormente cuando se integra una civilización distinta se produce un choque de conocimientos y por ende una simbiosis que como consecuencia acarrea, por un lado, beneficios para los nuevos integrantes de la nueva sociedad generada a partir de la mezcla de ambas y, por el otro, el estancamiento, y en algunos casos el declive, del desarrollo social y cultural de las comunidades autóctonas.

En los últimos tiempos se han hecho varios intentos por rescatar, incorporar, integrar e impulsar a las comunidades indígenas, para sustraerlas de su letargo a través de programas y proyectos tanto gubernamentales como privados. Sin embargo la mayoría de estos proyectos han sido realizados sin integrar en su planeación, organización y ejecución a los propios indígenas y sin contar con su apoyo, por lo que gran parte de los programas han fracasado o bien se han concretado sólo parcialmente.

En este contexto, la sociedad de la información exige que las comunidades indígenas demanden conscientemente la representación de su pensamiento y conocimiento existentes, y tenerlos disponibles para enriquecer su existencia.

Es en este punto donde cabe involucrar a la disciplina bibliotecológica para que a partir de investigaciones inter y multidisciplinarias, organice, difunda y, en su caso, apoye a las comunidades indígenas para desarrollar su cultura y conocimiento propios, brindándoles la posibilidad de acceder a la información por distintos medios para que sus sociedades puedan evolucionar a la par de la otra sociedad circundante.

Sobre este particular, México ha realizado investigaciones cuyo objetivo primordial ha sido establecer servicios bibliotecarios a partir de las necesidades de información de las comunidades indígenas, y fomentar el cambio social y cultural que requieren; al mismo tiempo que mantiene el respeto a sus raíces y el derecho de acceso a la información que tienen todos los pueblos.

Esta tarea se ha llevado a cabo de manera intermitente desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días, y los resultado de las investigaciones se han difundido a través de diversos foros nacionales e internacionales en forma impresa, tanto en libros como en revistas.

La tarea no ha sido fácil dadas las características tan disímbolas que presentan las comunidades indígenas a lo largo del país; sin embargo, se ha pretendido que dichas investigaciones, como indica Estela Morales

"ofrezcan la disponibilidad de la información y garanticen [al indígena] toda la que requieran para satisfacer sus necesidades, independientemente del lugar en que se encuentren, coordinando con efectividad los aspectos técnicos y los factores sociales y políticos".

Queda mucho por hacer, el reto está lanzado, la bibliotecología debe hacer lo posible por ofrecer a las comunidades indígenas toda su ayuda para que accedan a la información deseada, a través de servicios bibliotecarios y de información directos e indirectos acordes con los tiempos actuales, y respaldados con los recursos electrónicos y a distancia que los acerquen a la lectura del conocimiento.

Por todo lo anterior será menester integrar y coordinar esfuerzos para lograr el arribo del conocimiento y la información a las comunidades indígenas, de manera fácil y eficiente; y habrá también que sensibilizar a los diferentes actores sociales para que comprendan que dichas comunidades deben tener acceso a la información, considerando que ésta es y será la principal llave de su progreso y desarrollo.

 

César Augusto Ramírez Velázquez