SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número6La noche interminable. Tlatelolco 2/10/68Adiós al 68 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Medicina interna de México

versión impresa ISSN 0186-4866

Med. interna Méx. vol.34 no.6 Ciudad de México nov./dic. 2018

 

Rincón del internista

El 68. Los estudiantes, el presidente y la CIA

Manuel Ramiro H

Aguayo, Sergio. El 68. Los estudiantes, el presidente y la CIA. Ediciones Proceso, México: 2018.

Sergio Aguayo es un distinguido politólogo, muy conocido no sólo por sus publicaciones sino además por su participación en la vida pública a través de los medios de comunicación, su presencia en diversos programas de la televisión pública y privada lo han distinguido como un defensor de los Derechos Humanos, con posiciones en mi opinión a veces extremas, pero siempre seguramente meditadas y fundamentadas. Es profesor del Colegio de México desde 1977, donde había obtenido la licenciatura en Relaciones Internacionales, después realizó estudios de maestría y doctorado en Johns Hopkins. Su actividad académica es sumamente distinguida y dirige varios seminarios, el más reciente acerca de seguridad y paz. En 1968 era estudiante y participó en el Movimiento, estudiaba entonces en la Universidad de Guadalajara y durante los acontecimientos estaba casualmente en la Ciudad de México, algunos comentarios de corredor mencionan que su presencia no era casual, sino que había sido enviado por la Universidad de Guadalajara.

El libro impecablemente realizado, con bibliografía amplia que sustenta casi todo lo dicho de manera sólida y amplia. Al final, se reduce a hablar de la represión gubernamental y no propiamente de los orígenes del movimiento. Aguayo atribuye al gobierno americano mucho de lo sucedido a través de la influencia que un personaje sui generis, Winston Scott, que en 1968 era empleado de la CIA en México y un personaje siniestro e influyente con Díaz Ordaz y Gutiérrez Barrios, fue cesado en 1969, pero permaneció en nuestro país hasta su muerte, dice Aguayo que haciendo negocios con expresidentes y presidentes. El caso es que el fondo del origen del Movimiento no aparece, aunque sí la represión brutal que ocasionó y con la que fue abatido, se atribuye a los estadounidenses y especialmente a la CIA, es parte de la época, todo se achacaba a estos dos, pero falta por analizar la no participación de otros actores que hubieran podido nivelar la balanza.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons