SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número6Enfermedad de Chagas (tripanosomiasis americana)Estrongiloidiasis diseminada en una paciente con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Medicina interna de México

versión impresa ISSN 0186-4866

Med. interna Méx. vol.34 no.6 Ciudad de México nov./dic. 2018

http://dx.doi.org/10.24245/mim.v34i6.2302 

Artículos de opinión

La investigación no sólo es para los investigadores

Research is not just for researchers.

Jorge Osada1 

Luis Aguilar2 

1 Médico epidemiólogo, Facultad de Medicina Alberto Hurtado, Universidad Peruana Cayetano Heredia, Lima, Perú.

2 Doctor en Neurociencias y Biología del Comportamiento, Universidad San Ignacio de Loyola, Lima, Perú.

Todavía es común encontrar, en el ámbito de la docencia y de la práctica clínica en salud, profesionales que insisten en la poca aplicabilidad de las habilidades asociadas con el desarrollo de trabajos de investigación en el campo clínico. Estas personas aducen que dichas habilidades sólo son necesarias para investigadores, muchas veces ajenos a la práctica clínica, estando ellos en un campo independiente.

Debemos recordar que las ciencias de la salud muestran, y necesitan de, un desarrollo constante para poder cumplir a cabalidad con la responsabilidad de brindar la mejor atención y beneficios posibles a las personas. Si bien este desarrollo se basa en procesos de investigación y su consecuente difusión, los autores más importantes en relación con la aplicación de éstos son los profesionales con un contacto directo con las personas.

Si bien el acceso a la información es cada vez mas fácil, los profesionales clínicos deben desarrollar habilidades relacionadas con la investigación para poder usar dicha información de forma adecuada. Actualmente las bases de datos importantes cuentan con millones de documentos,1,2 lo que hace imposible poder acceder a la información más pertinente a un problema sin habilidades de búsqueda y selección de información.

La aplicación de los documentos no puede basarse sólo en la disponibilidad de la información, sino también en su calidad. Muchos de los documentos publicados no son generalizables a todas las poblaciones o cuentan con diversos sesgos que hacen que sus resultados no sean aplicables.3,4 Por lo mencionado, la selección de esos documentos requiere una capacidad de evaluación crítica de documentos que involucra conocimientos de investigación y estadística,5 no limitándose a una simple lectura y memorización.

Un pilar para la transmisión de estas ideas son los estudiantes universitarios en carreras de salud, al ser un grupo receptivo y con mayor propensión a contar con cambios importantes de paradigmas durante el ejercicio de su carrera. Se debe enseñar a los alumnos a valorar la información científica y a evaluarla de forma crítica para que puedan aprovecharla al máximo y disminuir la probabilidad de un uso inadecuado de la misma. Este esfuerzo debe ser coordinado incluyendo a las universidades como instituciones formadoras y como ambientes sociales, en los que dichos conocimientos se transmitan tanto en las aulas como en grupos de alumnos y sociedades científicas estudiantiles. Las sociedades científicas estudiantiles deben entonces ser el puente que facilite la transmisión de estas ideas hacia el resto de los estudiantes. Para esto la capacitación de sus miembros es fundamental, no sólo en conocimientos científicos relevantes, sino también en habilidades que les permitan comunicar esas ideas.

La idea arcaica de la investigación como “isla” independiente del área clínica debe ser eliminada para lograr una mejora palpable en el manejo de los pacientes. Para esto deben realizarse intervenciones que afecten a los profesionales activos y en formación educándolos y empoderándolos con herramientas que permitan optimizar su labor.

REFERENCIAS

1. US National Library of Medicine National Institutes of Health. PubMed [Internet]. [citado 23 de abril de 2018]. Disponible en: Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/Links ]

2. Elsevier. Biomedical research - Embase [Internet]. [citado 23 de abril de 2018]. Disponible en: Disponible en: https://www.elsevier.com/solutions/embase-biomedical-researchLinks ]

3. Lee PH, Tse ACY. The quality of the reported sample size calculations in randomized controlled trials indexed in PubMed. Eur J Intern Med. Mayo de 2017;40:16-21. [ Links ]

4. Hays M, Andrews M, Wilson R, Callender D, O’Malley PG, Douglas K. Reporting quality of randomised controlled trial abstracts among high-impact general medical journals: a review and analysis. BMJ Open 28 de 2016;6(7):e011082. [ Links ]

5. EQUATOR Network. The EQUATOR Network | Enhancing the QUAlity and Transparency Of Health Research [Internet]. [citado 23 de abril de 2018]. Disponible en: Disponible en: http://www.equator-network.org/Links ]

Este artículo debe citarse como Osada J, Aguilar L. La investigación no sólo es para los investigadores. Med Int Méx. 2018 noviembre-diciembre;34(6):971-972. DOI: https://doi.org/10.24245/mim.v34i6.2302

Recibido: 06 de Junio de 2018; Aprobado: Agosto de 2018

Correspondencia Jorge Osada jorge.osada@gmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons