SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número1III COLOQUIO INTERNACIONAL NOVA TELLVS (2 y 3 de septiembre de 2019)Giannakis, Georgios K., Christoforos Charalambakis, Franco Montanari and Antonios Rengakos (eds.), Studies in Greek Lexicography, Berlin, Walter de Gruyter (Trends in Classics Sup. Vol. 72), 2018, 343 págs., ISBN: 978-3-11-062157-0. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Nova tellus

versión impresa ISSN 0185-3058

Nova tellus vol.38 no.1 México ene./jun. 2020  Epub 15-Jun-2020

https://doi.org/10.19130/iifl.nt.2020.38.1.0011 

Reseñas

Jámblico, Babiloníacas, introducción, traducción y notas de Lourdes Rojas Álvarez, México, Universidad Nacional Autónoma de México (Clásicos Griegos y Latinos. Colección Bilingüe, 3), 2018, 162 págs., ISBN: 978-607-30-0014-7.

Claudia Verónica Palma Canoa  *
http://orcid.org/0000-0003-0180-5591

aUniversidad Nacional Autónoma de México, México, claudialetrasclasicas@gmail.com

Jámblico, . Babiloníacas. Rojas Álvarez, Lourdes. México: Universidad Nacional Autónoma de México, (Clásicos Griegos y Latinos. Colección Bilingüe, 3), 2018. 162p. ISBN: 978-607-30-0014-7.


Palabras clave: novela griega; Jámblico; Babiloníacas; Focio; Léxico Suda

Keywords: Greek Novel; Jamblichus; Babyloniaká; Photius; Suidae Lexicon

Recientemente, el Centro de Estudios Clásicos dio a conocer el proyecto Clásicos griegos y latinos. Colección Bilingüe que ofrece a los hispanohablantes obras y autores no traducidos aún en la Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana. En el tercer número aparece Babiloníacas de Jámblico, un trabajo a cargo de Lourdes Rojas Álvarez quien ofrece la versión de una novela conservada sólo de manera fragmentaria.

Esta obra contiene una “Introducción” (pp. 7-47) subdividida en tres apartados en los cuales se aborda el estado de la cuestión de esta novela:

  1. Babiloníacas’ (pp. 9-38). La autora comienza diferenciando al novelista del filósofo neoplatónico homónimo a partir de tres escuetos testimonios sobre la vida del escritor erótico; esto es, un excurso autobiográfico del propio Jámblico, lo dicho por Focio en su Bibliotheca y lo consignado en el Léxico Suda. Prosigue con una lista alfabética de los principales personajes que el estado fragmentario de la obra consiente distinguir, señalando con claridad y concisión el carácter-tipo al que pertenecen dentro del género novelístico. Continúa brindando la estructura de la obra en dos bloques: en el primero es observable el desarrollo de la tópica persecución de los protagonistas enamorados a lo largo de tres episodios y en el segundo se expone sucesivamente el relato de personajes secundarios, haciendo más complejo el hilo narrativo. Después, la autora destaca una serie de motivos fabulosos y folclóricos que asocian a Jámblico con el espíritu paradoxográfico de la novela griega. A partir del resumen de Focio, se perciben determinadas características en el estilo narrativo de esta obra como la repetición de acontecimientos, el uso de epítetos o comparaciones que, como bien señala Lourdes Rojas, crean un estilo similar al expuesto por los primeros novelistas, tales como Jenofonte de Éfeso o Caritón de Afrodisias, con quien Jámblico comparte la inserción de personajes y hechos históricos en la trama.

  2. ‘Los fragmentos’ (pp. 39-42). La traductora puntualiza la enrevesada estructuración que los modernos han hecho de esta novela a causa del estado fragmentario de la misma. Señala que R. Hercher es el primero en editar algunos fragmentos en 1858 y 1859; después, en 1866 y 1875, él mismo ajusta y agrega más; finalmente, en 1890, junto con E. Bruhn, añaden otros testimonios que estaban dispersos en el Suda. Por último, Lourdes Rojas ofrece un cuadro en el que agrupa por capítulo los fragmentos aceptados por los estudiosos y propone un lugar para otros de ubicación incierta. En un segundo cuadro proporciona una relación de los fragmentos y capítulos. Cabe mencionar que las principales fuentes para conocer esta novela discrepan no poco sobre algunos elementos estructurales y argumentales del trabajo de Jámblico; por ejemplo, mientras Focio señala que la obra estaba compuesta por 16 libros, el Suda dice que son 39.

  3. ‘Apéndice: Focio y su Bibliotheca’ (pp. 43-47). Considerando el valor que guarda el testimonio de Focio sobre Jámblico y sus Babiloníacas, la autora explica a lo largo de este capítulo la figura del erudito bizantino del s. IX y de su magna obra, Bibliotheca, que se erige en la actualidad como acreditada enciclopedia literaria del mundo grecolatino.

Después de la introducción, Lourdes Rojas transmite el texto griego acompañado de su versión española (pp. 49-153). Presenta inicialmente un breve fragmento del Léxico Suda que proporciona el nombre del novelista, el argumento de la obra y el número de libros que la conforman. La edición sigue con el resumen escrito por Focio y conservado en su Bibliotheca, finalmente expone los fragmentos conservados de las Babiloníacas de Jámblico. Concluye con una bibliografía pertinente y actualizada sobre los estudios de este género literario (pp. 155-158).

En las últimas tres décadas hemos disfrutado la publicación paulatina de traducciones al español de novelas griegas a cargo de Lourdes Rojas. A Las aventuras de Quéreas y Calírroe de Caritón de Afrodisias, Dafnis y Cloe de Longo, Las aventuras de Leucipa y Clitofonte de Aquiles Tacio, se suma Babiloníacas de Jámblico. Vale la pena mencionar que la novela de este último no ha recibido atención suficiente. En 1960, E. Habrich presenta para Teubner la primera edición de los fragmentos hasta entonces encontrados. En 1982, Gredos publica una traducción de Babiloníacas en un tomo en el que comparte espacio con las obras de Longo y Aquiles Tacio, añadiendo una breve introducción que no compensa el complejo estado de la obra. Es verdad que el estado mismo del texto y la tradición de éste dificultan en sumo grado su edición. Ahora, Lourdes Rojas presenta una auténtica reconstrucción y, como ya he señalado, propone la integración de fragmentos que antes fueron considerados de ubicación incierta por Habrich y otros estudiosos.

De igual forma, la autora propone que un mejor acercamiento y una mayor compresión de esta novela se logra a través de las otras cinco que sí conservamos completas. Esta edición es gratamente amable con toda clase de lector; destacada es su deferencia con el público no especializado, al cual sitúa con precisión y claridad en el entorno de Jámblico y de la novelística helena con un estudio introductorio que garantiza la compresión y el disfrute del relato de los amores de Ródanes y Sinónide, los protagonistas de este relato, quienes ya casados ven amenazado su amor por múltiples situaciones.

Conviene subrayar que en las Babiloníacas se explota el tópico del amor que surge a primera vista entre jovencitos, propio de la novela griega. Sin embargo, a través del resumen de Focio y de los fragmentos conservados de Jámblico, más que saltar a la vista los puntos de contacto con los argumentos de Caritón, Jenofonte, Aquiles Tacio, Longo o Heliodoro, llaman especialmente la atención los elementos que la destacan entre sus compañeras de género, en particular, el carácter visceral de la heroína Sinónide. Ésta ha de soportar la aparición de seductoras que tratan de conquistar a su amado, pero, a diferencia de Antía, Leucipa, Cloe o Cariclea, la protagonista de Jámblico tiene una respuesta francamente violenta en contra de su rival: “Sinónide se aleja, y corriendo a la luz de la luna, de inmediato intenta atravesar por [la puerta] del corral del labrador, precisamente donde se había encontrado [con él] (sc. Ródanes) antes, teniendo en mente introducirse y matar a la hija del labrador” (Fr. 61, 30-25).

A causa de su irracionalidad y desborde de sus violentas pasiones, Sinónide sobresale entre todas las protagonistas de novela que conocemos. Los arrebatos guiados por la ira y la defensa del amor de pareja son agitadas respuestas distintivas en los varones, quienes hacen frente a múltiples estados de ánimo a lo largo del argumento novelístico; no obstante, ésta no es una respuesta manifiesta en los caracteres femeninos, quienes se diferencian por la ostentación de un brío más sosegado. Si bien es cierto que las heroínas novelísticas encaran un episodio crítico que las coloca al borde de la muerte, dicho tránsito suele derivar en una situación de mayor peligro y de entera desventaja para la joven; este escenario es resistido por ellas a través del despliegue de múltiples habilidades retóricas empleadas para sortear de a poco las contingencias emergentes. En cambio, Jámblico caracteriza a Sinónide desprovista de temores, límites e incluso juicio:

Oh Soreco, me has obsequiado una vida desdichada, que incluso entonces [me estaba] mal. Ojalá hubiera muerto antes de escuchar que Ródanes es hermoso para alguna otra. No me obstaculices si no quieres ver un asesinato en un lugar solitario. Sabes que no miento porque te tengo como testigo de mi audacia. Y ves que tengo una espada y tengo una herida. Y Ródanes sólo fue crucificado; yo, en cambio, he tocado la muerte y sé por experiencia que los seres humanos cuando mueren no se duelen ni es desagradable la muerte. E incluso es grata para los que aman. ¿Por qué te apoderas de mí, Soreco? Doy testimonio: quieres salvar para Ródanes a su amada. Y no me amenaces con peligros ni apresamiento ni castigos. A nadie temo, pues no he temido ni puñaladas ni cruces (Fr. 61, 73-85).

La edición que presenta Lourdes Rojas brinda una oportunidad inmejorable para ampliar nuestro conocimiento sobre el espíritu de la última gran creación poética de los griegos, la novela, y percibir que la vigencia de este género se debe a la universalidad de su argumento: el autoconocimiento del hombre a través de un mar de vicisitudes, de una borrasca atroz de emociones que manan de lo más profundo de sí mismo. El famoso aforismo γνῶθι σὲ αὐτόν, “conócete a ti mismo” es a todas luces la máxima que determina a las novelas griegas; sus protagonistas, adolescentes enamorados, se enfrentan al mundo con una pasión vehemente en el alma, el carácter volátil propio de los jóvenes, los peligros de un entorno hostil y un objetivo único: el resguardo de su amor. Sin duda el acercamiento a una obra como las Babiloníacas permite observar que no todo está dicho en torno a un género extenso y complejo como la novela, la forma de escritura que fijó su interés en la mímesis de la vida común.

Bibliografía

Jámblico, Babiloníacas, introducción, traducción y notas de Lourdes Rojas Álvarez, México, Universidad Nacional Autónoma de México (Clásicos Griegos y Latinos. Colección Bilingüe, 3), 2018, 162 págs., ISBN:978-607-30-0014-7. [ Links ]

Recibido: 15 de Agosto de 2019; Revisado: 26 de Septiembre de 2019; Aprobado: 11 de Diciembre de 2019

*

Claudia Verónica Palma Cano es doctora en Letras por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido docente en el Colegio de Letras Clásicas, de la misma universidad. Ha sido ponente en las Jornadas Mexicanas de Retórica, en el Congreso de Estudios Clásicos en México, en las Jornadas Medievalistas Internacionales, entre otros eventos. Su más reciente línea de investigación se desarrolla en torno a la tradición retórica en la novela griega antigua. Ha publicado en la revista de filología Fortunatae a propósito de la caracterización en Elio Teón.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons