SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34Los señores de la entidad política de 'Ik'La fiesta de las Siete Cruces de Tixméhuac índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Estudios de cultura maya

versión impresa ISSN 0185-2574

Estud. cult. maya vol.34  México ene. 2009

 

Artículos

 

Chaahk y el Pájaro O' en el periodo Clásico y en narraciones coloniales

 

Chaahk and Bird O' through the Classic Period and Colonial Narrative

 

Ana García Barrios*

 

* Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. anagbar@gmail.com

 

Recepción: 9 de septiembre de 2008.
Aceptación: 13 de noviembre de 2008.

 

Resumen

En el Periodo Clásico maya se encuentran referencias a un ave que comúnmente es conocida como pájaro O', y aparece estrechamente relacionada con el dios Chaahk. El pájaro O' es citado en apelativos del dios en una inscripción de la ciudad de Ek' Balam y, de forma más amplia, en Yaxchilán, en donde todo parece indicar que actúa de dios patrono.

La importancia de esta figura mitológica se demuestra en la pervivencia de narraciones recogidas en época colonial, como El Ritual de los Bacabes, en donde se describe al pájaro O' formando parte de las mismas estructuras simbólicas a las que aparece asociado también el dios de la lluvia: el árbol y los colores de los cuatro rumbos. Más relevante resulta observar que en estos documentos coloniales, al igual que en el periodo Clásico, el pájaro O' es invocado en conjuros, en este caso en ceremonias de sanación.

Palabras claves: Chaahk, Pájaro O', Yaxchilán, rituales de invocación, periodo Clásico.

 

Abstract

During the Maya Classic period we can find some referentes to a bird named O', that seems to be related to Chaahk. This bird is part of the name of this God on an inscription at Ek' Balam and in many more at Yaxchilan, where it seems to be the patron god.

The importance of this mythological bird might be seen by the number of references to it during the Colonial period, as in El Ritual de los Bacabes, where this bird is described being part of symbolic structures associated to the rain god too: the tree and the four cardinal points. This bird also appears in texts related to healing.

Keywords: Chaahk, O'Bird, Yaxchilan, invocation rituals, Classic period.

 

Introducción

Las aves ocupan un importante lugar en las representaciones artísticas mayas. En especial la conocida como Ave Principal o Principal Bird Deity.

Es del periodo Preclásico del que más monumentos pétreos nos han llegado con escenas donde participan aves. Las diferentes narrativas de esta etapa muestran, entre otros temas, a gobernantes caracterizados de aves, así como la relación simbólica que tienen los pájaros con los árboles. Pero por el momento, siguen quedando cuestiones abiertas como a qué clase de ave representan o si simbolizan un mismo concepto, pues a menudo pequeños detalles o atributos las diferencian unas de otras (véase Bardawil, 1976; Taube, 1987; Guernsey, 2006).

Durante el Clásico Temprano disminuyen las representaciones de aves en monumentos pétreos y aumentan en la cerámica. Desde este momento y durante todo el Clásico Tardío, las aves aparecen de forma más específica vinculadas a dioses viejos. Itzamna', dios supremo y celeste, es caracterizado como un dios anciano y se considera que es él quien encarna al Pájaro Principal, pues ambos —pájaro y dios— comparten el tocado en forma de flor del dios Itzamna'1 (véase Taube, 1992). El dios L, considerado por algunos autores como la contraparte en el inframundo de Itzamna' (P. Mathews, en Coe, 1973), se distingue por su atributo principal: un sombrero de ala ancha con un ave moan (gavilán, halcón o búho), y el dios N, anciano habitante del interior de la Tierra, aparece asociado con el Pájaro Principal por un tipo de collar específico que comparten ambos y que constituye una variante del glifo X.

Igualmente, la vinculación entre Chaahk y las aves queda plasmada en el arte maya desde el Preclásico hasta el Posclásico. La Estructura II Sub C de Calakmul, fechada entre el 300-200 a.C., reproduce una gran cueva artificial realizada con bóveda de cañón rebajada. El acceso a este espacio ritual está enmarcado por un friso de estuco que representa a Chaahk flanqueado por diferentes aves mitológicas (véase Carrasco, 2000 y García Barrios, 2007).

Durante el Clásico Tardío y en diferentes regiones del área maya se encuentran referencias epigráficas a un tipo de ave referida como pájaro O' que aparece vinculada de manera específica con el dios de la lluvia, Chaahk. Así se aprecia en algunos apelativos y en representaciones relacionadas con el dios.

Este trabajo tiene como objetivo el análisis de las narraciones clásicas y posclásicas para entender en qué contextos participa el pájaro O', igualmente se expondrán las imágenes que consideramos representan al pájaro O' vinculado a Chaahk en el Periodo Clásico. También se hará un estudio y la interpretación de la pervivencia de esta figura en época Colonial, donde es mencionado asociado a los árboles direccionales y a los colores de los rumbos, que nos permita buscar la interrelación con Chaahk y comprender la relación que subyace entre ambos.

 

Chaahk y el pájaro O'

Chaahk es uno de los dioses principales del panteón maya clásico. Estudios recientes han arrojado interesante información acerca del contenido de sus apelativos.2 La relación entre Chaahk y el pájaro O' se enmarca en los muchos aspectos que presenta el dios en el periodo Clásico (García Barrios, 2008: 320-331).

El pájaro O'3 es uno de los pocos animales que aparece asociado a Chaahk en sus apelativos clásicos. En época prehispánica el dios y el pájaro O' son citados en diversas ciudades del área maya, tanto en las Tierras Bajas del Norte como en las Tierras Bajas del Sur, lo que ofrece una idea de la importancia y difusión de esta figura.

En la ciudad de Ek' Balam se encuentra una inscripción que forma parte del texto conocido como Mural de los 96 Glifos (Lacadena, 2003; Grube et al., 2003). La lectura de este apelativo4 Uchaahkil K'in[ich] O' Chaahk, "O' Chaahk es el Chaahk de K'inich" (figura 1) es compleja y de momento no se puede determinar si hace alusión al dios en sí mismo o a un nombre de persona, aunque todo apunta a esto último (Lacadena, comunicación personal, 2006).

Es en la región del Usumacinta donde se encuentran más referencias a Chaahk y al pájaro O'. El Gobernante 2 de Piedras Negras se llamó O' Chaahk Itzam K'an Ahk "Itzam tortuga de O' Chaahk"5 (figura 2a-b-c). Al observar estos dos ejemplos, se deduce que Chaahk y el pájaro O' se fusionan en una única entidad, y la fusión de Chaahk con O' admite las alusiones a otros dioses dentro de estos nominales, como K'inich en Ek B'alam y en Palenque, e Itzam en Piedras Negras (Bernal, 2006: 98; García Barrios, 2008: 379-385).

En los textos alusivos a O' Chaahk de Ek B'alam, Yaxchilán y Piedras Negras se emplea como recurso escriturario la forma silábica o', representada bien por una pluma o por una cabeza de pájaro, aunque, según Stuart (Bernal, 2006: 98-99) esta forma de cabeza de pájaro debe ser considerada como logograma en vez de sílaba en algunos casos concretos.

Dentro de la región del Usumacinta, es el reino de Yaxchilán donde más menciones se han registrado a O' Chaahk. Estos nominales aparecen siempre en alusiones directas al dios de la lluvia y del rayo, nunca formando parte de nombres de persona, como hemos visto hasta ahora; lo que ha hecho suponer a algunos epigrafistas que se trataba del dios patrono de esta ciudad (Martin y Grube, 2002: 125), idea que puede ser perfectamente factible si se tiene en cuenta que este aspecto del dios es registrado en Yaxchilán desde finales del Clásico Temprano hasta mediados del siglo VIII. Además, en estos apelativos las referencias al pájaro O' se encuentran escritas de dos formas diferentes, como O' Chaahk y como Ajk'ahk' Oo Chaahk, cuya traducción sería "O' Chaahk" u "O' Chaahk el del fuego" (figura 3a-b-c) (A. Lacadena, comunicación personal 2004). En esencia se trata del mismo apelativo en su forma completa y en su forma abreviada.

Los textos de Yaxchilán en los que se alude a O' Chaahk mencionan principalmente acontecimientos de carácter religioso-ritual. En algunos casos, también sucesos bélicos relevantes son descritos en relación directa con el dios, como se aprecia en el Dintel 356 de Yaxchilán, con fecha 9.5.2.10.6 (537 d.C.) (figura 4a), donde se narra la captura de un capitán de guerra del rey K'al Tuun Hix de la dinastía Kaan. La captura del personaje está asociada al glifo we' cuyo significado es "comer", que indica que está siendo sacrificado y ofrecido como alimento para los dioses O' Chaahk y K'an Wi' K'inich.

Pero hay que señalar y destacar que O' Chaahk es referido principalmente en contextos de invocación e iconográficamente es representado en rituales de asperjamiento.

En el Dintel 25, realizado durante el gobierno de Itzamnaaj B'ahlam (figura 4b) (681-742 d. C), se menciona "éste es el pedernal y el escudo de Ajk'ahk' O' Chaahk" (Schele y Freidel, 1999: 355; Martin y Grube, 2002: 125), expresión que estaría otorgando el poder y control al dios patrono de la ciudad. Esta secuencia alude a una invocación en la que participa Chaahk, ya que el pasaje recoge la expresión "se conjura la imagen".

El Dintel 42 (figura 4c) presenta otro texto similar que se refiere al "sagrado conjuro ante Ajk'ahk' O' Chaahk "O' Chaahk el del fuego" elaborado por el sucesor de Itzamnaaj B'ahlam, Pájaro Jaguar IV (752-768 d.C).

Estos pasajes aunque complejos y de difícil comprensión, además de mostrar el vínculo entre Chaahk y el pájaro O', arrojan interesante información sobre el dios, pues como se ha comentado, aparece en una ocasión devorando a un capitán de guerra y es mencionado en ritos de invocación. De igual manera, consideramos que la iconografía del momento presenta información relativa a otro tipo de rituales relacionados con el dios e incluyen elementos que pueden ayudar a aproximarnos al reconocimiento iconográfico del pájaro O'.

 

Iconografía del pájaro O'

Aunque es cierto que hasta ahora no se ha encontrado fuente prehispánica, colonial ni moderna que nos pueda aproximar a la identificación del pájaro O', algunos autores han propuesto que se podría tratar de una lechuza no identificada (Stuart, en Bernal, 2006: 94, 98, 173), pues en ciertos vasos que presentan escenas de wayob' se menciona el ave Sak Kuy O', "O' lechuza blanca" (Camilo Luin, comunicación personal, 2008), pero hay que aclarar que en este caso O' no es el nombre de la lechuza, sino otro tipo de ave, es decir, lo que aquí ocurre es que dos aves diferentes son mencionadas en un mismo nominal, tal vez porque ambas se fusionan en una y pasan a actuar como única entidad bajo la figura del way Sak Kuy O' (K1227) (figura 5a). Dicha fusión muestra al way con plumas de características similares a las del glifo O', esto es, blancas y en su extremo final negras, dato que ha favorecido la idea de que esas plumas se correspondiesen con una lechuza y la lechuza con el pájaro O'. A este respecto debemos señalar que la forma estipulada de representar a los búhos y lechuzas en Mesoamérica es con el rostro de frente, nunca de perfil, tal y como se muestra Sak Kuy O'en K1227 y K3395, esto puede indicarnos que quizá no se trate de una lechuza sino, como decimos, de la fusión de dos pájaros diferentes.

Sin lugar a dudas, la lechuza fue una de las aves principales en la concepción simbólica de Mesoamérica, así se observa en las imágenes que nos han llegado de olmecas, teotihuacanos y mayas. En relación con la lechuza, debemos señalar que entre los títulos con los que se nombra Pájaro Jaguar IV en el Dintel 21 (D6) y la Estela 12 (C3) de Yaxchilán, así como en el Dintel 2 de La Pasadita (A4) (figura 6a), contamos con uno formado por cuatro glifos del que sólo se pueden leer con seguridad los dos primeros: Te' Kuy, "lechuza de árbol" (Bernal, comunicación personal, 2008). Los glifos siguientes no tienen una lectura concluyente,7 por lo que se debe ser cauto a la hora de interpretar este título, pues no poseemos su significado completo. De verdad, resulta interesante esta asociación entre el árbol, el búho y el gobernante, más aún porque Pájaro Jaguar, a través de su nombre personal resalta la estrecha relación que tiene con las aves.

Como se ha comentado, pájaro O' está estrechamente asociado con los árboles que marcan los rumbos, dato que no se ha encontrado en relación con la lechuza. Se debe considerar, pues, que lechuza y pájaro O' son entidades diferentes. Ambas son aves y, por tanto, es lógico que aparezcan asociadas a árboles, aunque más complicado es encontrar una asociación estrecha entre la lechuza y los árboles que marcan los rumbos direccionales.

Aun no pudiendo descartar la posibilidad de que el pájaro O' sea una lechuza, iconográficamente creemos reconocer a una rapaz diurna por los rasgos físicos que se muestran en diferentes representaciones de la región del Usumacinta, concretamente en el reino de Yaxchilán.

Las referencias a O' Chaahk en Yaxchilán se remontan a finales del siglo vi d. C., aunque es durante los reinados de Itzamnaaj B'ahlam II y de su sucesor, Pájaro Jaguar IV, cuando se registran mayor número de menciones, y es en los monumentos erigidos durante estos reinados en los que Chaahk es representado formando parte y, hasta podríamos decir, fusionado con el pájaro O'.

En el Dintel 2 de La Pasadita (figura 6a), se representa un ritual de asperjado hecho por Pájaro Jaguar IV en compañía de uno de sus sajales. En esta escena el tocado que porta el gobernante está formado por varios elementos superpuestos: primero la cabeza de Chaahk con el cabello recogido en la parte delantera y la orejera de concha, y sobre ésta se asienta la cabeza de un pájaro coronado con la diadema de concha, uno de los atributos distintivos del dios de la lluvia durante el periodo Clásico. En la parte posterior se puede apreciar una larga pluma que cuelga y recorre el contorno de este elaborado tocado, recurso estilístico que será empleado en otros monumentos levantados durante los años del reinado de Pájaro Jaguar IV. En Yaxchilán las referencias epigráficas al pájaro O' en relación con Chaahk son tan evidentes que se podría considerar que este tocado de cabezas superpuestas simboliza la personificación del aspecto de Chaahk como pájaro O', o como Ajk'ahk' O' Chaahk. De igual forma, considero que el gobernante al mostrarse con el tocado de O' Chaahk puede estar dedicando el ritual de asperjado a este aspecto del dios, idea que se sustenta por el tipo de narrativas de invocaciones y rituales relacionados con el dios expuestas anteriormente.

Una iconografía semejante se aprecia en un objeto punzante que proviene de un entierro localizado en el Templo 23, e identificado como perforador8 o sangrador (figura 6b), perteneciente a la Señora K'ab'al Xok, esposa principal de Itzamnaaj B'ahlam II (Schele y Miller, 1986: 127; Martin y Grube, 2002: 26). El hueso tallado representa una figura divina y sobre ella una cabeza de pájaro. La imagen de cabezas superpuestas se asemeja bastante a la del tocado que su sucesor, Pájaro Jaguar IV, lleva en el Dintel 2 de La Pasadita.

Tanto en el perforador como en el Dintel, los rasgos físicos del pájaro representado podrían corresponderse con una de las aves que portan los guerreros vinculados a Chak Xib' Chaahk en los vasos estilo códice, K1366 y K1338, pertenecientes a la temática de la Confrontación (García Barrios, 2006; 2008: 496-510). Los rasgos físicos de una de estas aves se identifican con los de las rapaces, y aunque es cierto que éstas no se caracterizan por un plumaje excesivamente largo, tal y como se muestra en ocasiones en los monumentos de Yaxchilán, el pico y el ojo oblicuo se asemejan en gran medida al de las águilas, sin poder determinar a qué familia pertenece (Ruth Muñíz,9 comunicación personal, 2008).

La Estela 11 de Yaxchilán (figura 7a) es otro de los monumentos que muestra la fusión iconográfica de Chaahk con O'. Pájaro Jaguar IV es representado personificando a Chaahk ante tres cautivos (Schele y Freidel, 1999: 373; Tate 1994: 237; Martin y Grube, 2002: 211). El rey va ataviado con los elementos distintivos del dios: orejera de concha, diadema de concha y pectoral de nudo, a la vez que incluye la efigie del dios cubriendo su rostro. En la parte posterior del tocado se advierte la gran pluma que cuelga y recorre el contorno del tocado y que nuevamente puede estar en relación con la advocación de Ajk'ahk' O' Chaahk.

En el Dintel 3310 (figura 7b) el gobernante porta un estandarte y adorna su tocado de tradición teotihuacana con la pluma que identifica al pájaro O' en los textos. En este caso la pluma es de menor dimensión que las comentadas hasta ahora. Esta misma pluma se encuentra también adornando el tocado de la señora K'ab'al Xok que realiza un conjuro de invocación a O' Chaahk en el Dintel 25.

En Yaxchilán, la variedad de tamaños de las plumas puede deberse más a la intención del artista que al tamaño real de la misma. En unos casos los escultores incluyen la forma empleada para la sílaba o', y en otros una pluma larga con la que envuelven la silueta del tocado, por lo que no pueden considerarse rasgo diagnóstico que las identifique con una u otra ave en los retratos de Yaxchilán. Sin embargo, como hemos expuesto, el tocado de pájaro fusionado con Chaahk representa a una rapaz.

Por otro lado, hay que señalar que el rostro de cabeza de ave que emplean los escribas de Piedras Negras en el glifo o' varía sustancialmente con respecto a la iconografía que sugerimos se reproduce en Yaxchilán. En la Estela 311 (figura 8) de Piedras Negras se puede apreciar que el perfil del ave es más plano, los ojos son circulares y el contorno es representado achurado como el del glifo de serpiente (Bernal, 2006: 98), la mandíbula superior del pico es curva y prolongada hacia abajo, además, los artistas resaltan las plumas que lleva el ave entre el rostro y el cuello. Por lo general, todos estos rasgos podrían ser característicos de la familia de los psitácidos (loros, guacamayas, etcétera). Aunque no hay que descartar que esta forma del pico puede ser una adaptación a las limitaciones espaciales propias del bloque glífico.

Igualmente, en los manuscritos posclásicos Chaahk es representado con diferentes aves, y es posible que algunas de estas imágenes reproduzcan a la entidad alada del periodo Clásico. En la página [F] 69b (49)* del Códice de Dresde (figura 9), Chaahk sujeta en sus brazos a un ave. Los rasgos físicos del rostro, al igual que en las imágenes de Yaxchilán, se asemejan en gran medida a las de las rapaces y el contorno del ojo es negro, como en Piedras Negras.

Por otro lado, se encuentran representaciones de Chaahk mostrando una pluma en la orejera que podría indicar la asociación entre el dios y el pájaro O' (véase también las páginas [F] 29b (62), 29c (62), 31a (64), 36b (69), 37c (70), 44c (77), 62 (42), 65a (45), 66a (46), 66b (46) y 67 (47) del Códice de Dresde) (Alfonso Lacadena, comunicación personal, 2007), y es posible que esté en relación con la misma pluma que anteriormente se ha comentado que se incorporaba en el tocado de los gobernantes de Yaxchilán (García Barrios, 2008: 330-332).

La combinación iconográfica de rasgos tan diferentes en reinos tan próximos, Yaxchilán y Piedras Negras, dificulta el reconocimiento del ave. Sin embargo, se propone como hipótesis que el Dintel 2 de La Pasadita reproduce la versión iconográfica de Chaahk en su aspecto de pájaro O', por lo que nos inclinamos a pensar que se trata de una rapaz diurna, en ningún caso de una lechuza o de un loro, tal y como podría parecer a primera vista en la representación del glifo del pájaro O' en Piedras Negras. Entonces aquí deberíamos cuestionarnos por qué cada uno de estos reinos muestran rasgos de aves diferentes ante un mismo tipo de pájaro ¿es posible que se trate de un ave mítica y que cada una de estas ciudades lo identifique mediante aves diferentes? Es probable que así sea, como se observa que ocurre con el pájaro moan del dios L, que varía según sea reproducido en una región o en otra (Taube, 1992: 83, figura 40), o como otros símbolos, por ejemplo los árboles direccionales, que pueden estar asociados a diferentes familias de aves según la época o la región donde se reproduzcan, sin dejar por ello de tener el mismo significado.

 

El Pájaro O' en los documentos coloniales

El pájaro O' debió ser un ave de gran importancia en la religión maya, pues sus menciones no se reducen a la época clásica, sino que sobreviven a la época Colonial. Disponemos de interesantes referencias en textos mayas coloniales, lo que da una idea de la relevancia que este pájaro tuvo en la concepción del Universo maya.

El Ritual de los Bacabes,12 libro medicinal y curativo, presenta varias referencias al pájaro O'. En este documento indígena, Chaahk también es mencionado en su aspecto de Yax Ha'al Chaahk, aunque este apelativo no es referido en los textos curativos que incorporan al pájaro O'.

Los textos de El Ritual de los Bacabes son muy oscuros por lo alegórico, profundo y esotérico de su significado. El texto III está enfocado a la curación de la enfermedad conocida como Ah Oc Tancas, que Ramón Arzápalo (1987: 276) traduce como "Frenesí errante". Este pasaje está destinado a curar una enfermedad que revuelve el estómago, produce vómitos y fiebre, y especifica el texto que también produce entumecimiento. El sacerdote-curandero explica que esta enfermedad es producida por la lujuria de Can Ahaw y que procede de la quinta capa del cielo, de las Pléyades y también de las nubes. A continuación expone la fórmula que debe decirse para la curación de la enfermedad.

La formula "el hablará desde aquí, desde el centro del cielo, que luce bien blanco y el pájaro Oo13 es su ave, es decir, el Oo rojo" alude al cielo brillante, claro, y por tanto a un cielo diurno, en ese cielo aparece un ave, que sin duda también debe ser diurna, relacionada con el color rojo que marca el sector cardinal del este, especificada por el árbol. Pájaro, árbol y color es un conjunto simbólico que siempre está asociado a los rumbos direccionales. De esta manera, la expresión "el hablará desde aquí, en el centro del cielo [...] y el pájaro O' es su ave", podría hacer alusión a un dios, tal vez al propio Chaahk, el dios que más aparece asociado a O' en los textos clásicos; es un dios cuádruple, vinculado con los sectores cardinales (Códice de Dresde: [F] 29a (62), 30a (63), 30c y 31c (64)).

El siguiente texto curativo, el Texto IV, también incluye un conjuro al pájaro O' y es recitado para remediar los problemas de erección del hombre:

Termina el pasaje diciendo "tuvo efecto así el conjuro" (Arzápalo, 1987: 284).

Como se observa, al igual que en las referencias clásicas de Yaxchilán, el pájaro O' está nuevamente asociado a programas de conjuros, pues se está invocando al ser alado para que intervenga en la sanación del enfermo, por lo que se puede considerar que la invocación o conjuro al ave produce el efecto esperado en el paciente.

Pero, en este trabajo no nos adentraremos a intentar entender el papel del pájaro O' en estos conjuros de sanación, sino que intentaremos buscar las relaciones que, en esencia, resalta el texto; las relaciones entre los árboles, los pájaros y los colores que simbolizan los rumbos en este pasaje concreto con los cuatro bacabes, pues posiblemente sea ésta la conexión con Chaahk.

En el texto se describe que el pájaro Oo es el pájaro del cielo y se asocia al color rojo. El rojo que simboliza el nacimiento del sol, el este, el amanecer, es el indicador de augurios favorables y el color que está estrechamente relacionado con Chaahk.

En el arte maya las aves y los árboles son símbolos que están atestiguados iconográficamente desde el periodo Preclásico. En Izapa se encuentra una gran cantidad de imágenes alusivas a aves; unas representan a personajes caracterizándolas, así se aprecia en la Estela 4 (véase Guernsey, 2006: 56, figura 3.11), y otras marcan la relación entre los pájaros y los árboles, tal y como se observa en la Estela 25 (Guernsey, 2006: 66, figura 3.17). La Estela 2 (Guernsey, 2006: 55, fig. 3.10) representa la figura antropomorfa del Pájaro Principal descendiendo sobre un árbol de jícara o calabaza16 (Norman, 1973: 92-93; Bardawil, 1976: 3; Guernsey, 2006: 91-117). Una escena muy similar se reproduce en el mural oeste de San Bartolo, en donde se representan cinco árboles. Sobre los cuatro primeros se asienta el Pájaro Principal (Hurst 2005: 646, figura 5; Saturno, 2006: 75), y sobre el quinto aparece un ave diferente, más naturalista con un pico largo. Esta narrativa pictórica podría encontrar su paralelismo en los pasajes que describe El Ritual de los Bacabes. Aunque es cierto que en estas referencias, el pájaro O' sólo aparece relacionada con los colores rojo y blanco.

Como se sabe, los antiguos mayas consideraban el Universo como un cuadrángulo sobre el cual se extendían las capas de los cielos y bajo el cual se extendían, a su vez, las capas de los mundos inferiores. El eje vertical que enlazaba la parte superior con la inferior lo establecía un árbol (Girard, 1962: 24; Thompson, 1998: 242; Schele y Miller, 1986: 42; Martín, 2004). Este espacio plano y cuadrangular está dividido en cuatro sectores, cada uno de los cuales tiene como símbolos un color, un árbol y un pájaro, siendo los árboles los sostenedores del mundo. Esta creencia se recoge en los documentos coloniales y se mantiene entre los mayas actuales (Schele y Miller, 1986: 44; Sosa, 1991: 195; De la Garza, 2001: 107).

En lo relativo al aspecto cuatripartita que marcan los árboles, colores y pájaros, hay que señalar que Chaahk es también un dios cuatripartita17 y está en estrecha relación con los árboles. Ciertos apelativos18 clásicos del dios dejan testimonio de este aspecto, como se aprecia en el nominal procedente de Comalcalco: Chan Xob' Te' Chaahk "Chaahk de cuatro árboles Xob'"19 y otros que le vinculan con otros árboles, como Ahku'l Iib'20 Te' Chaahk "Chaahk tortuga de árbol Ib'", en este caso tortuga es sinónimo de Tierra (Zender, 2004; Zender, et al., 2001; García Barrios, 2008: 282-296). Esta asociación cuatripartita en relación con los árboles y con la tortuga como símbolo del interior de la tierra, se aprecia también en los manuscritos posclásicos. En las páginas [F] 29a (62) y 30a (63) del Códice de Dresde (ver en Villacorta y Villacorta, 1977), Chaahk está sobre cuatro árboles y una quinta escena le muestra en el interior de una cueva, que identifica el centro. La disposición de estas imágenes es similar a la reproducida en los murales de San Bartolo, donde a las escenas de los árboles le sigue una cueva en forma de tortuga en cuyo interior se encuentra Chaahk. Los textos que acompañan a las cuatro imágenes del Códice de Dresde están en relación con los colores que indican los sectores cardinales, chak, "rojo", sak, "blanco"; ek', "negro", k'an, "amarillo" y el quinto es yax "verde" (la lectura de este último está perdida), indicado el centro por la cueva. Las páginas siguientes del Códice de Dresde, [F] 30c (63) y 31c (64) (figura 10a-b) representan igualmente a Chaahk sobre cuatro árboles y ligados a los cuatro colores21 de las direcciones, marcados en este caso por los nombres de los puntos cardinales.

En los códices de Dresde y Madrid, Chaahk es el único dios que aparece asociado a los árboles y los colores de los sectores cardinales. Tal vez, como exponemos a continuación, porque Chaahk está ejerciendo de Bacab o sostenedor del cielo.

En el mural oeste de San Bartolo se muestran las ofrendas y sacrificios realizados ante cinco árboles (Saturno et al., 2005: 648; Saturno, 2006: 74). Como señaló Taube (Taube, citado en Saturno et al., 2006), estas escenas son las mismas que aparecen en las páginas [F] 25c (55), 26c (56), 27c (57) y 28c (58) del códice de Dresde (en Villacorta y Villacorta, 1977). Páginas que han sido asociadas con los rituales mayas de Año Nuevo por los paralelismos con ciertas ceremonias recogidas en documentos coloniales. Landa, en su Relación de la Cosas de Yucatán cuenta cómo celebraban estas ceremonias los mayas yucatecos: "[p]ara celebrar la solemnidad de su año nuevo, esta gente [...] tomaba los cincos días aciagos que ellos tenían por tales antes del día primero de su nuevo año y en ellos hacían muy grandes servicios a los bacabes22 citados arriba [...]" (Rivera, 1992:104).

Como hemos visto antes, los pasajes de El Ritual de los Bacabes son sumamente expresivos en las relaciones entre el pájaro, O' y los bacabes. Los bacabes que cita Landa se vinculan con el día kan que señala al sur, entre los que menciona a K'an Xib' Chaahk. El siguiente día es el muluc, que señala al oriente y menciona a Chak Xib' Chaahk. El tercer día se corresponde con ix, que señala al norte y menciona a Sak Xib' Chaahk y el cuarto era cauac relacionado con el poniente y asociado al bacab Ek' Xib' Chaahk (Rivera, 1992: 105). Según el relato de Landa, escrito en la época Colonial, al igual que El Ritual de los Bacabes, estos son "cuatro hermanos a los que puso Dios cuando creó el mundo, a las cuatro partes de él, sustentando el cielo (para que) no se cayese" (Rivera, 1992: 104).

Todo lo anterior se corresponde con la idea de que los cuatro árboles son los que sustentan el cielo y que Chaahk, en su aspecto cuatripartita, ejerce de bacab o sostenedor de las cuatro esquinas del mundo,23 tal y como aparece en uno de los pasajes comentados de El Ritual de los Bacabes.

 

Relaciones del dios de la lluvia con los pájaros en la etnografía moderna

Pocos datos específicos sobre el pájaro O' se han podido extraer de la etnografía moderna. Sólo de la concepción maya ch'orti' se desprende información de interés para el tema que nos ocupa. Según expresa Girard, el dios de la lluvia comprende dos entidades claramente diferenciadas que son representadas por dos animales: la serpiente, equivalente a la nube, y el ave, símbolo del dios de la tempestad y espíritu de la nube (Girard, 1962: 125). Los mayas ch'orti' conciben al dios de la lluvia como un ser alado favorecedor de la abundancia que, en su aspecto zoomorfo como ave de presa, baja directamente del centro del cielo al centro de la tierra (Girard, 1962: 125-126), coincidiendo con el eje "centro del cielo-centro de la tierra" expresado en El Ritual de los Bacabes.

De esta manera parece que la trascendencia mitológica que inicialmente debió poseer el pájaro O', o Chaahk como pájaro O' pervive a través del tiempo y se conserva en el sustrato ideológico contemporáneo de algunos grupos mayas actuales24 (García Barrios, 2008: 287).

 

Conclusiones

Al inicio de este trabajo se comentaron las asociaciones que existen entre diversos dioses ancianos y los pájaros. Un ave específica, el pájaro O', aparece especialmente vinculada al dios Chaahk en contextos rituales de conjuro y en acciones de asperjado en los monumentos clásicos de Yaxchilán. Sumamente interesante ha sido comprobar que el Pájaro O' es mencionado en el documento colonial El Ritual de los Bacabes también en contextos de conjuros para sanación de enfermedades concretas. Hecho que parece indicar que el Pájaro O' tiene una función preeminente en este tipo de eventos esotéricos y religiosos.

Por otro lado, es interesante señalar que el documento indígena aporta nuevos datos sobre el pájaro O' con respecto a los que muestran los textos clásicos. El ave aparece asociada a los árboles de las direcciones, los colores y los bacabes, elementos todos ellos cuatripartitos y en relación con los rumbos del mundo. En este sentido, Chaahk, un dios cuatripartito, ejerce de bacab o sostenedor de las cuatro esquinas del cielo, función similar a la que poseen los árboles direccionales.

Es cierto que durante el periodo Clásico no se señalan las direcciones de los rumbos, ni los árboles en las referencias a Chaahk como pájaro O'. No obstante, existen otros apelativos del dios como "Chaahk de cuatro árboles Xob'" que nos ayudan a entender que estas relaciones están implícitas en la esencia divina del dios, tal y como se reconoce en las páginas 29, 30 y 31 del Códice de Dresde, donde Chaahk es representado sobre cuatro árboles. Por tanto, sugerimos que Chaahk puede ejercer de eje sostenedor del pájaro O' y que, tal y como recogen los textos coloniales y etnográficos modernos, está en estrecha relación con los árboles de los cuatro rumbos del mundo y con la fertilidad de la tierra.

Queda por añadir que, aunque del periodo Clásico sólo se conoce una referencia epigráfica de O' en las Tierras Bajas del Norte, resulta interesante observar cómo se ha conservado este mito en la memoria de los mayas del norte de Yucatán, región donde se escribió El Ritual de los Bacabes. Datos que parecen indicar que el pájaro O' fue una entidad sobrenatural reconocida no sólo en las Tierras Bajas del Sur, sino también en las Tierras Bajas del Norte y probablemente en todas las tierras mayas.

 

Bibliografía

Arzápalo Marín, Ramón, 1987 El Ritual de los Bacabes. México: UNAM.         [ Links ]

Aulie, Wilbur y Evelyn de Aulie, 1978 Diccionario Ch'ol-Español/Español-Ch'ol. México: Instituto Lingüístico de Verano (Serie de Vocabularios y Diccionarios Indígenas, 21).         [ Links ]

Bardawil, Lawrence W. 1976 "The Principal Bird Deity in maya art. An iconographic study of form and meaning". En Segunda Mesa Redonda de Palenque. The Art, Iconography and Dinastic History of Palenque, Part III, pp. 195-209. Merle Greene Robertson (ed.). Pebble Beach: Pre-Columbian Art research, Robert Louis Stevenson School.         [ Links ]

Barrera Vásquez, Alfredo, 1980 Diccionario Maya Cordemex. México: Ediciones Cordemex.         [ Links ]

Bernal Romero, Guillermo, 2006 El trono de K'inich Ahkal Mo' Nahb': una inscripción glífica del Templo XXI de Palenque. Tesis para optar por el grado de Maestro en Estudios Mesoamericanos. México: Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Filosofía y Letras.         [ Links ]

Bricker, Victoria, Eleuterio Po'ot Yah y Ofelia Dzul de Po'ot, 1998 A Dictionary of the Maya Language as Spoken in Hocabá, Yucatán. Salt Lake City: The University of Utah Press.         [ Links ]

Carrasco Vargas, Ramón, 2000 "El cuchcabal de la Cabeza de Serpiente", Arqueología Mexicana, 42: 12-21.         [ Links ]

Coe, Michael D. 1973 The Maya Scribe and his World. Nueva York: The Grolier Club.         [ Links ]

Colas, Pierre R. 2004 "Sinn und Bedeutung Klassischer Maya–Personennamen. Typologische Analyse von Anthroponymphrasen in den Hieroglypheninschriften der klassischen Maya-kultur als Beitrag zur allgemeinen Onomastik". Inaugural-Dissertation zur Erlangung der Doktorwürde der Philosophischen Fakultät der Rheinischen Friedrich-Wilhems-Univeristät zu Bonn. Acta Mesoamerica Vol XV. Verlag Anton Sauwein.         [ Links ]

De la Garza, Mercedes, 2001 "Las fuerzas sagradas del universo maya". En Los Mayas del Periodo Clásico. Alfonso Arellano et al. (ed.), pp. 101-140. México: Conaculta.         [ Links ]

García Barrios, Ana, 2006 "Confrontation Scenes on Codex-Style Potterry: An Iconographic Review", Latin American Indian Literaturas Journal 22(2): 129-152.         [ Links ]

----------, 2007 "El dios Chaahk en el Preclásico Maya". En: Los Investigadores de la Cultura Maya 15, I, pp. 267-278. Campeche: Universidad Autónoma de Campeche.         [ Links ]

----------, 2008 Chaahk, el dios de la lluvia, en el periodo Clásico maya: aspectos religiosos y políticos. Tesis Doctoral. Madrid: Departamento de Historia de América II, Facultad de Geografía e Historia. Universidad Complutense de Madrid.         [ Links ]

Girard, Rafael, 1962 Los Mayas Eternos. México: Libro Mex.         [ Links ]

Graham, Ian, 1979 Corpus of Maya Hieroglyphic Inscriptions, Vol 3. part. 2: Yaxchilan, Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Harvard University. Cambridge.         [ Links ]

----------, 1982 Corpus of Maya Hieroglyphic Inscriptions, Vol 3. part. 3: Yaxchilan, Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Harvard University. Cambridge.         [ Links ]

Grube, Nikolai, 2001 "Los distintivos reales". En Los Mayas, una civilización milenaria. Nikolai Grube (ed.). Colonia: Könemann, pp. 96-98.         [ Links ]

----------, 2002 "Onomástica en los gobernantes mayas". En La Organización Social entre los Mayas, Memoria de la Tercera Mesa de Palenque, Tomo II. V. Tiesler, R. Cobos y M. Greene Robertson (coords.), pp. 323-353. México: Conaculta, INAH.         [ Links ]

----------, Alfonso Lacadena y Simon Martin, 2003 "Chichén Itzá and Ek' Balam: Terminal Classic Inscriptions from Yucatan". En Notebook for the XXVIIth Maya Hieroglyphic Forum at Texas, Part II, pp. 1-84. Austin: University of Texas.         [ Links ]

Guernsey, Julia, 2006 Ritual and power in stone: The performance of rulership in Mesoamerican Izapan style art. Austin: University of Texas.         [ Links ]

Houston, Stephen, David Stuart y Karl Taube, 2006 The Memory of Bones. Body, Being, and Experience among the Classic Maya. Texas: University of Texas Press.         [ Links ]

Hurst, Heather, 2005 "San Bartolo, Petén: Técnicas de Pintura Mural del Preclásico Tardío". En XVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala. J. P. Laporte, B. Arroyo y H. E. Mejía (eds.). Ciudad de Guatemala: Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Ministerio de Cultura y Deporte, Instituto de Antropología e Historia y Asociación Tikal, pp. 639-646.         [ Links ]

Kerr, Justin, http://research.famsi.org/kerrportfolio.html        [ Links ]

Lacadena, Alfonso, 2003 "El corpus glífico de Ek' Balam", Yucatán, México / The Glyphic Corpus of Ek' Balam, Yucatan, Mexico. Foundation for the Advancement of Mesoamerican Studies, Inc. FAMSI Reports: http://www.famsi.org/reports/0157es/index.htlm        [ Links ]

Martín, Ana, 2004 De Arboris: Una perspectiva simbólica del pensamiento maya. Trabajo presentado para la obtención del DEA en el Departamento de Historia de América II, Facultad de Geografía e Historia, Universidad Complutense de Madrid.         [ Links ]

Martin, Simon y Nikolai Grube, 2002 Crónica de los Reyes y Reinas Mayas. Barcelona: Crítica.         [ Links ]

Mediz Bolio, Antonio, 2001 Libro de Chilam Balam de Chumayel. México: Conaculta.         [ Links ]

Montgomery, John, 1995 Sculptors of the Realm: Classic Maya Artists Signatures and Sculptural Style During the reign of Piedras Negras Ruler 7. Ph. D. Diss. Master of Arts in Art History. University of New Mexico.         [ Links ]

Norman, Garth.V, 1973 Izapa Sculpture; Part 1: Album. New World Archaeological Foundation, Brigham Young University. Provo.         [ Links ]

Pallán, Carlos, 2007 "La corte clásica de Itzam K'an Ahk: Nuevos datos en un vaso de la fase Yaxché con fórmula dedicatoria jeroglífica". Reporte de investigación del Acervo de Glífica e Iconografía maya (AGIMAYA). México: Coordinación Nacional de Arqueología, INAH.         [ Links ]

Pérez Martínez, Vitalino, Federico García, Felipe Martínez y Jeremías López, 1996 Diccionario ch'orti', Jocotán, Chiquimula. Proyecto Lingüístico Francisco Marrroquín. La Antigua, Guatemala.         [ Links ]

Rivera Dorado, Miguel, 1992 Relación de las Cosas de Yucatán. Biblioteca Americana. Historia 16. Madrid.         [ Links ]

Saturno, William, 2006 "El amanecer de los dioses y reyes mayas". National Geographic, enero 2006, pp. 68-77.         [ Links ]

Saturno, William A., Karl Taube y David Stuart, 2005 "La identificación de las figuras del muro oeste de Pinturas Sub-1, San Bartolo, Petén". En XVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala. J. P. Laporte, B. Arroyo y H. E. Mejía (eds.). Ciudad de Guatemala: Ministerio de Cultura y Deportes, Instituto de Antropología e Historia, Asociación Tikal, Foundation for the Advancement of Mesoamerican Studies, Inc., pp. 647-655.         [ Links ]

Schele, Linda, http://research.famsi.org/schele.html        [ Links ]

---------- y David Freidel, 1999 Una Selva de Reyes. La Asombrosa Historia de los Antiguos Mayas. México: Fondo de Cultura Económica.         [ Links ]

---------- y Mary Ellen Miller, 1986 The Blood of Kings: Dynasty and Ritual in Maya Art. Nueva York: George Braziller y Kimbell Art Museum Fort Worth.         [ Links ]

Sosa, John, R. 1991 "Las Cuatro esquinas del Mundo. Un análisis simbólico de la Cosmología maya Yucateca". En Arqueoastronomía y Etnoastronomía en Mesoamérica. J. Broda, S. Iwaniszewski y L. Maupomé (eds.). México: UNAM, pp. 193-201.         [ Links ]

Tate, Caroline, 1994 Yaxchilan. The desing of a Maya Ceremonial City. Austin: University of Texas Press.         [ Links ]

Taube, Karl A. 1987 "A Representation of the Principal Bird Deity in the Paris Codex". Research Reports on Ancient Maya Writing, 6. Washington, D.C.         [ Links ]

----------, 1992 The Major Gods of Ancient Yucatan. Studies in Pre-Columbian Art & Archaeology 32. Washington, D.C.: Dumbarton Oaks.         [ Links ]

----------, 2001 "Los dioses de los mayas clásicos". En Los Mayas. Una civilización milenaria. Nikolai Grube (ed.). Colonia: Könemann, pp. 263-277.         [ Links ]

Thompson, J. Eric S. 1998 Historia y Religión de los Mayas. 11a. ed.. México: Siglo XXI.         [ Links ]

Tozzer, Alfred M. 1941 Landa's Relación de las Cosas de Yucatan: A Translation, Edited with Notes. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, XVIII. Cambridge: Harvard University.         [ Links ]

Villacorta, J. Antonio y Carlos Villacorta, 1977 Códices Mayas: Dresdensis, Peresianus, Tro-Cortesianus. Ciudad de Guatemala: Tipografía Nacional.         [ Links ]

Wisdom, Charles, 1961 Los Chortis de Guatemala. Ciudad de Guatemala: Ministerio de Educación Pública "José de Pineda Ibarra".         [ Links ]

Zender, Marc, 2004 A Study of Classic Maya Priesthood. Ph. D. Diss. Department of Archaeology. University of Calgary.         [ Links ]

Zender, Marc, Ricardo Armijo y Miriam Judith Gallegos, 2001 "Vida y Obra de Ah Pakal Tahn, un sacerdote del siglo VIII en Comalcalco, Tabasco, México". En Los Investigadores de la Cultura Maya 9. I. Campeche: Universidad Autónoma de Campeche, pp. 118-123.         [ Links ]

 

Notas

1 Recientemente Simon Martin presentó en la Conferencia Europea de Mayistas, Ginebra 2007, nuevas propuestas sobre la fusión de Pájaro Principal e Itzamna' realizando una revisión de las lecturas tradicionales, investigación que todavía está en curso, por lo que este trabajo seguirá empleando Itzamna' para referirnos al dios.

2 Hasta la fecha se han registrado 70 apelativos diferentes del dios Chaahk que aluden a una gran variedad de aspectos del dios y aparecen en contextos muy diferentes (Grube, 2002; Colas, 2004). En referencias directas al dios, en nombres de gobernantes y nobles, aluden a objetos de prestigio (tocados, estandartes o pedestales), también funcionan como topónimos y como way. En general, los nombres de Chaahk alcanzan toda la geografía ocupada por los mayas durante el periodo Clásico, aunque es cierto que no siempre en la misma cuantía ni en los mismos contextos, variando de unas regiones a otras. Los apelativos de Chaahk que se refieren al dios incluyen, por lo general, connotaciones mitológicas, resaltan caracteres del propio dios y no evidencian aspectos violentos o fieros, cualidades propias en los nombres de gobernantes (García Barrios, 2008).

3 El signo o' representa icónicamente una pluma o una cabeza completa de ave, por lo que se ha considerado tradicionalmente que o' debería hacer alusión al nombre del pájaro en cuestión.

4 Esta estructura nominal resulta novedosa por ser la única que incluye en un mismo apelativo dos menciones a Chaahk (Lacadena, 2003).

5 Pierre Colas, en su tesis doctoral, lee el apelativo del Gobernante 2 como Mo' Chaahk K'an Ahk (Colas, 2004: B.D Herrscher 2PN) aunque investigaciones recientes apuntan que el signo Mo' debería leerse O'. Carlos Pallán (2007) propone como lectura del nominal del Gobernante 2 de Piedras Negras, O' Chaahk Itzam K'an Ahk.

6 Hasta donde conocemos ésta es la referencia más temprana conocida de un apelativo de Chaahk en la región del Usuamcinta.

7 A la expresión Te' Kuy le sigue el glifo "asta de venado" con posible lectura XUKUB'. El glifo siguiente, el de "vasija invertida", no tiene una lectura concluyente, podría ser P'UL según propuso Guillermo Bernal, aunque Kerry Hull sugiere que la lectura es TZIK, basándose en ejemplos donde la transliteración del glifo es Tzi-VASIJA-la que daría la transcripción de tzikal "venerable" (Erick Velásquez, comunicación personal, 2008). De tal manera, al día de hoy no se dispone de una traducción concluyente del título.

8 En el perforador de hueso se puede leer el nominal del dios B'olon Kalanel Chaahk (García Barrios, 2008: 396-406). Los apelativos de Chaahk en Yaxchilán no se reducen sólo al pájaro O', también es mencionado en objetos como se reconoce en estandartes y en este perforador, tal vez alusivos al nombre del objeto, lo que daría sentido a la iconografía de Chaahk reproducida en él.

9 Ruth Muñiz es doctora en biología por la Universidad de Granada y especialista en el águila harpía.

10 Sabemos que los objetos de prestigio y concretamente aquellos relacionados con el poder real (Grube, 2001: 96-98), podían ser nombrados con apelativos de dioses (García Barrios, 2008: 407-414), esto mismo se observa en el Dintel 33, donde Pájaro Jaguar IV aparece portando un estandarte que es mencionado con un nombre del dios B'olon ? Chaahk.

11 La Estela 3 fue mandada esculpir por el sucesor de O' Chaahk Itzam K'an Ahk (Gobernante 2) (639-686 d. C), K'inich Yo'nal Ahk II (687-729 d. C), situándonos en fechas similares a los textos e imágenes de Yaxchilán (Martin y Grube, 2002).

* N. del E.: la autora utiliza la paginación hecha por Förstermann al Códice de Dresde. Para una mejor comprensión, los editores del volumen decidimos incluir una F entre corchetes [F], para indicar que se trata de la paginación de Fosterman, y entre paréntesis ( ) colocamos la propuesta por Thompson (1988).

12 En los últimos años, y de forma independiente, A. Davletshin, D. Stuart y yo hemos identificado en el Ritual de los Bacabes al pájaro Oo.

13 Al escribir el término O' se produce un cambio en la grafía colonial con respecto a las menciones del Clásico, marcado por la doble Oo. La vocal glotalizada y rearticulada (V' ,V'V) se escribió en grafía latina colonial como VV. Así, Oo es la realización gráfica colonial de O'.

14 El término mut significa "mensajero" y equivale también a la palabra para "pájaro" atestiguada en diferentes lenguas mayas de las Tierras Bajas del Sur (Houston, Stuart y Taube, 2006: 229-230).

15 La escena narra la presencia del pájaro encima del árbol, escena repetida en muchísimas ocasiones en la cerámica del periodo Clásico Tardío. Son varios los pájaros representados en estas escenas, por tanto es posible que uno de ellos se trate del pájaro O'. Otro pasaje similar es narrado en la página 282 de El Ritual de los Bacabes (Arzápalo, 1989).

16 El árbol representado en la Estela 2 de Izapa coincide iconográficamente con el cuarto árbol representado en los murales de San Bartolo (Saturno, 2006: 75-76; también Martín, 2004).

17 Así se puede apreciar en la cerámica clásica K530, donde Chaahk es representado en cuatro ocasiones acompañado de cuatro dioses viejos en una escena ritual.

18 Estos apelativos, procedentes de la tumba de un sacerdote de Comalcalco, aparecen asociados a rituales de sangre destinados al dios Chaahk en el mes de marzo (véase Zender, 2004; Zender et al., 2001; García Barrios, 2008: 286-319).

19 CHL x'ob, sus. "planta que alcanza un metro y medio de altura", x'obes: sus. sitit, "árbol chico que da flor en abril". (Tiene gajos colorados. Las hojas se utilizan para lavar. Da frutitas redondas, moradas, con mucha semilla; se ponen negras cuando ya están maduras. Se dice que una mujer de edad puede usar las hojas para lavarse; pero niñas no, porque les puede dar viruela). Xob'es "árbol chico" (de madera suave que da flor en abril, y que es aromático) (Aulie y Aulie, 1978: 137). Coralillo Hamelia Erectus (Aulie y Aulie, 1978: 213). Se cultiva como planta perenne y es una importante planta medicinal, ya que es antihemorrágico (contra el sangrado) que ayuda en la cicatrización. Además, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

20 CHR ib'achte' "tipo de árbol (palo armadillo)" (Pérez et al., 1996: 65); YUC ib "frijoles grandes como habillas y la mata que los lleva, es genérico" (Barrera, 1980: 261); YUC MOD iib' "Phaseolus lunatus" L. (LEGUMINOSAE). Edible bean [cultivated] (Bricker et al., 1998: 10). El frijol es una planta de cobertura y abono, es altamente resistente a la sequía.

21 El texto se repite en las cuatro imágenes variando únicamente el color del árbol y el punto cardinal asociado. Comienza con el color rojo del este y continúa con el blanco del norte. De tal manera que sigue siempre el orden de las páginas anteriores.

22 La vinculación entre Chaahk y los bacabes es recogida por primera vez en el siglo XVI en La Relación de las Cosas de Yucatán de fray Diego de Landa. El Chilam Balam de Chumayel también narra este acontecimiento haciendo referencia a que son los bacabes los que nivelaron el mundo después del diluvio (Médiz Bolio, 2001: 88).

23 El termino bacab, "sostenedor de cielo", ha sido empleado desde la época de Landa (en Tozzer 1941: 136) como equivalente de pahuatun que define al dios N (ver también Taube, 1992: 92-99; Schele y Miller 1986: 122; Taube 2001: 105). Sin embargo, siguiendo a Coe (1973), creemos que el término pahuatun define al personaje que ejerce de sostenedor de la tierra y no del cielo, mientras que el término bacab define al personaje que ejerce de sostenedor del plano celeste que, en este caso, podría tratarse de Chaahk.

24 Wisdom (1961: 503-504) cuenta cómo entre los ch'orti', el 3 de mayo cada familia adorna la cruz de su patio, cubriéndola literalmente de flores, frutas y otras plantas hasta casi desaparecer bajo los adornos, y de los maderos horizontales se cuelgan calabazas llenas de agua. Añade que "la parte más importante del festival es la ceremonia de invocación de la lluvia". Estas cruces reproducen los árboles del cosmos maya, las cuatro secciones del Universo.

 

Información sobre la autora

Ana García Barrios. Española. Especialista en Historia del Arte y Antropología de América. Doctora en Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Ha participado en diversos congresos y proyectos de excavaciones arqueológicas, entre ellos: Oxkintok, Calakmul y Chichén Itzá. Entre sus publicaciones más recientes pueden citarse: The Confrontation in Codex-Style Pottery: an Iconographic Review (2006), El aspecto bélico de Chaahk, el dios de la lluvia maya en el periodo Clásico (200-900 d. C.) (2009), A cuestas con sus dioses. Implicaciones religiosas de las migraciones mayas (2009), Relaciones de parentesco en el mito del dios Viejo y Lady Dragon: las cerámicas de estilo códice (2009).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons