SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.32Arqueoacústica maya. La necesidad del estudio sistemático de efectos acústicos en sitios arqueológicosDe las unidades paralelísticas en las tradiciones orales mayas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Estudios de cultura maya

versión impresa ISSN 0185-2574

Estud. cult. maya vol.32  México ene. 2008

 

Artículos

 

La memoria de los ancianos mayas prehispánicos. Historiografía desde una perspectiva de género (siglos XX y XXI)

 

Rocío García Valgañón*

 

* Universidad Complutense de Madrid. rgarciav@ghis.ucm.es y rociogv_@hotmail.com

 

Resumen

En este texto se exponen los estudios realizados sobre ancianos mesoamericanos y, en particular, sobre las mujeres mayas prehispánicas, a lo largo del siglo XX y principios del XXI, en el campo de la Historia, Arqueología, Antropología, Epigrafía e Iconografía, desde una perspectiva de edad y género y yendo de lo general a lo concreto. De este modo se verá que los dioses, sus aspectos y funciones, han recibido un tratamiento prioritario al ser el objeto principal de las fuentes, dejándose de lado a los ancianos reales y los temas prosaicos. Las más desfavorecidas han sido las mujeres, de las que sólo se destaca su labor como parteras, curanderas, etc. y su faceta sobrenatural. Finalmente, el conocimiento que se tiene de unos y de otras se desprende de la comparación con sus homólogas divinas.

 

Abstract

In the following text I will explain the studies done in relation to eldery mesoamerican people, particularly prehispanic Mayan women, all through the 20th century to the beginning of the 21st century in the fields of History, Archaeology, Anthropology, Epigraphy, and Iconography, seen from the point of view of age and gender, and parting from the general to specifics. In this manner, we will see that the gods, their appearance, and their functions have received privileged treatment in these sources, leaving aside the real elders, and prosaic topics. Women have received the least favourable treatment, being only their work as midwives and healers, and their link to the supernatural what has been noticed. Finally, the knowlege that we have about women and men is the result of the comparison with their gods.

 

Introducción

El objeto de estas líneas es hacer un repaso diacrónico de los avances que se han producido, desde inicios del siglo XX y hasta la actualidad, en el estudio de los ancianos mayas prehispánicos y, en concreto, de las ancianas, desde la Arqueología, la Antropología, la Historia, la Epigrafía y la Iconografía. Y, puesto que el número de textos es muy limitado, especialmente los relativos a ellas, se presentarán dentro de un contexto global y mesoamericano, pasando de lo general a lo particular.1

La motivación de esta investigación es doble. Por una parte, el rápido envejecimiento de la población y la visibilización de los ancianos es un hecho especialmente patente en España, desde donde se realiza esta investigación y donde los estudios sobre vejez están alcanzando un gran auge, al igual que en México, de donde procede gran parte de la información. Por otra, pese a dicho auge y al destacado papel que ocuparon los ancianos mesoamericanos prehispánicos, tanto en el plano real como en el sobrenatural, éstos no han recibido aún toda la atención que merecen, siendo las mujeres las más olvidadas.

Ante esto, la aridez de un artículo historiográfico se justifica por la necesidad de hacer un balance de lo que se sabe de estos ancianos, los temas que más han interesado y los que se han descuidado, a fin de conocer el estado de la cuestión y ver lo que aún falta por hacer, que es mucho.

 

Primera mitad del siglo XX

El siglo XX empezó con un cambio de mentalidad con respecto al anterior, que supuso la exaltación de la juventud y todo lo que ésta representaba por encima de valores tradicionales como el ahorro y la austeridad, que ahora resultaban obsoletos y desagradables. Esto hizo que la sociedad tuviera una percepción cada vez más desfavorable de lo viejo y los ancianos. Pero la creciente industrialización, el crecimiento urbano y demográfico, y la generalización de los cuidados médicos, hicieron de estos ancianos un sector social cada vez más visible y numeroso que demandaba atenciones específicas; atenciones que provinieron de una nueva ciencia multidisciplinar que combinaba perspectivas humanísticas y sanitarias: la Gerontología.

Durante estos primeros años —mientras Van Gennep (1909) hablaba de la relevancia que cada cultura le daba al paso de una edad a otra y Radcliffe-Brown lo hacía de la importancia de la categoría de edad en Antropología (1929) e introducía la tercera generación, la de los mayores, en el modelo tradicional de padres e hijos (1940)— aparecieron las primeras referencias a ancianos en trabajos iconográficos sobre deidades mayas prehispánicas.

Así, en 1904, Schellhas (1967) siguiendo la línea de Seler (1887-1990) —que identificaba iconográficamente a varios dioses en un códice— clasificó alfabéticamente a los que aparecían en los libros mayas, entre los que ambos reconocieron a varios ancianos. Por su parte, Thompson se centró en la figura de los Bacabes mayas (1934) y en la diosa lunar en Mesoamérica (1939), deidades que originarían sucesivos debates por su duplicidad de aspectos jóvenes y ancianos.

Durante estos años previos a la segunda Guerra Mundial aparecieron también las primeras publicaciones periódicas, congresos, clubes internacionales y asociaciones para la investigación sobre la vejez, que se reanudaron una vez que ésta acabó, multiplicándose en número y difusión.

Fue entonces cuando se publicó la obra etnográfica de Leo Simmons (1945) sobre el rol de los ancianos en las sociedades "primitivas"; un estudio positivista ya desfasado, pero pionero por abordar el tema de los ancianos transculturalmente y conceder importancia al sexo de éstos. Otros estudios antropológicos que trataron edad y vejez fueron el clásico de Lévi-Strauss (1949) sobre Las estructuras elementales del parentesco, y la actualización que Radcliffe-Brown (1949) hizo de su trabajo de 1940.

Sin embargo, los únicos trabajos que mencionaban a los ancianos indígenas americanos eran etnografías sobre individuos actuales, a los que consideraban alegorías o símbolos de identidad y permanencia étnica (Alba, 1946; y Marriott, 1945), como respuesta a una época dominada por los nacionalismos.

A mediados del siglo XX el descenso del número de nacimientos y de la mortalidad adulta y el aumento de la esperanza de vida por las mejoras médicas condujeron cada vez más al envejecimiento de la población y a la visibilización de los ancianos. Empezó a considerarse que el trato académico que se les había dado anteriormente era degradante, por lo que hubo cambios, comenzando por el nombre. El término vejez tenía connotaciones negativas, así que fue sustituido por el de tercera edad. Fue entonces, también, cuando se produjo el auge de los sistemas de jubilación y el Estado empezó a intervenir en mayor grado para mejorar las condiciones de los ancianos y afrontar el envejecimiento de la población. Para ello, continuaron realizándose congresos y publicaciones, algunas de las cuales combinaban las Ciencias Humanas y Sociales con las Sanitarias, adoptando un carácter más multidisciplinar propio de la Gerontología. Mientras tanto, desde la Antropología, el tema era abordado desde el punto de vista generacional (Eisenstadt, 1956) y de la estructura social (Apple, 1956).

 

Década de los sesenta

En la década de los sesenta se revisaron las publicaciones y eventos gerontológicos producidos hasta el momento, y se vio la necesidad de analizar las diferencias y similitudes en la percepción de la vejez en distintas épocas y culturas (Burgess, 1960), así como el efecto de la modernización sobre tal percepción (Shanas et al., 1968).

También en estos años Meillassoux (1964), al igual que otros antropólogos marxistas franceses, situaba a los ancianos en el papel de explotadores y acaparadores de bienes y mujeres, en vez de en el de víctima, que venía siendo el habitual hasta ese instante.

En cuanto a Mesoamérica, los trabajos empezaron a multiplicarse. Continuaron los estudios iconográficos de los dioses mesoamericanos con rasgos ancianos, como el de Beyer (1965) sobre Xiuhtecuhtli y el de Thompson (1966) sobre los dioses mercaderes. Para el primero, el dios era claramente un anciano relacionado con el sol, el día, el fuego y la creación. Y el segundo, pese a no hablar expresamente de deidades ancianas, mencionaba algunos de los rasgos que las caracterizan, como la barba y los escasos dientes que asoman prominentes.

Es en esta época también cuando se empezaron a abordar nuevos temas, como el del tiempo, en la obra de León-Portilla (1968), que coincidía con Beyer en que dicho aspecto, al igual que el día y el sol, eran importantes símbolos de poder personificados con rostro anciano.

 

Década de los setenta

Al final de los sesenta y principios de los setenta seguía interesando la diversidad en la percepción cultural de los ancianos (Press y McKool, 1972) y la influencia de la modernización (Cowgill y Holmes, 1972). Pero, además, la segunda oleada feminista y nuevas corrientes académicas como la Nueva Historia, la Antropología Histórica y de la mujer, la Arqueología Procesual y Posprocesual y la Etnoarqueología, llamaron la atención sobre aspectos y sujetos anteriormente omitidos, como la familia, la sexualidad, las mentalidades, la vida privada, lo doméstico, las mujeres y los ancianos. Por otra parte, las revoluciones sociales, especialmente las de jóvenes estudiantes —que impulsaron la organización social en grupos de edad— y la evolución de las familias hacia unidades nucleares, contribuyeron a marginar cada vez más a los ancianos de la sociedad.

Durante esta década, Meillassoux (1975) se reafirmó en su teoría sobre el papel de los ancianos como clase social explotadora, que era resultado de la jerarquización y la desigualdad en función del sexo y de la edad, factores que consideraba inseparables. Los setenta fueron, además, testigos de la publicación de la obra de Beauvoir (1970) sobre la vejez; una aproximación multidisciplinar a las teorías sobre el envejecimiento y a la historia de su percepción y tratamiento, con la habitual sensibilidad de la autora hacia la situación de las mujeres.

En cuanto a los trabajos sobre Mesoamérica, siguieron haciéndose descripciones de deidades ancianas. Entre las masculinas estaban los dioses fumadores (Robicsek, 1978), los Bacabes (Thompson, 1970), Xiuhtecuhtli (Heyden, 1972) y el dios del fuego teotihuacano (Von Winning, 1977), seres con un papel trascendental en la creación del mundo y el discurrir del tiempo. Ahondando en esta última advocación, y siguiendo en la línea de León-Portilla (1968), De la Garza (1975) profundizó en la conciencia histórica de los antiguos mayas y la comparó con la percepción náhuatl, destacando el papel de los ancianos como transmisores de la tradición y profetas del futuro.

Con respecto a las deidades femeninas, Dütting (1976) y Furst (1974) se centraron en la imagen de la diosa madre maya2 y teotihuacana, respectivamente; figuras femeninas que compartían rasgos, aspectos y advocaciones con sus homólogas mesoamericanas, como la ocasional apariencia anciana y su relación con el embarazo y el parto como parteras. El conocimiento de estas profesionales era comparable al Huehuehtlatolli, la sabiduría náhuatl, que era puesta frecuentemente en boca de los ancianos, y fue recogida por García Quintana (1976) como fuente historiográfica.

Un último texto de estos años es el de Ruz Lhuillier (1977) sobre la probable gerontocracia palencana, a raíz del debate sobre la discutida edad de K'inich Janahb' Pakal. Pese a que el autor se opusiera a admitir una longevidad hoy demostrada, la suya es quizás la primera obra que se ocupaba de los ancianos mayas prehispánicos mortales.

 

Década de los ochenta

Los años ochenta también fueron prolijos en avances académicos; la influencia de las corrientes feminista, marxista y psicoanalítica y el surgimiento de la perspectiva de género en la Antropología y de la segunda etapa de la Nueva Arqueología o Procesual-Cognitiva motivaron el estudio del parentesco y de los hogares (household), claves para analizar las condiciones de vida de los ancianos.

Muchas obras recogieron las nuevas teorías de los años ochenta junto con las de décadas anteriores, ahora reformuladas,3 con la finalidad de afrontar el aumento de la población anciana y su difícil asimilación social; y contribuyeron a concebir la vejez de manera heterogénea, en función de factores como clase, etnia (Bengston y Robertson, 1985), organización sociopolítica (Flanagan, 1989), sexo y, ahora también, género (Jackson, 1989).

La obra más destacada de estos años sobre la vejez fue la de Minois (1987), que repasaba su percepción y tratamiento desde la Antigüedad hasta el Renacimiento y, pese a centrarse en la Historia europea —principalmente francesa—, se convirtió en la más popular junto con la de Beauvoir.

Para Mesoamérica, cada vez eran más los escritos que hacían mención del tiempo, los ancianos, su aspecto y sus roles, pero solían ser aún meras referencias. Los artículos de Flores Villatoro (1989) y León-Portilla (1984) se centraban por primera vez en el tema de la vejez, pero pese a su enunciado mesoamericano, se limitaban a la cultura náhuatl. Este último ofrecía un panorama idílico de respeto hacia los ancianos basado en los Huehuetlatolli, discursos recogidos igualmente por Sullivan (1986) como palabras de los ancianos aztecas.

Otro tema recurrente fue el de la corporalidad, que mostraba cómo se percibía el cuerpo en función de factores como el sexo y la edad, y fue tratado por Villa Rojas (1980) para los mayas y por López Austin (1980 y 1980a) para los nahuas.

El otro tema mayoritario fue el de la iconografía de dioses ancianos como Huehueteotl (Morelos y Monzón, 1982), el dios del fuego (López Austin, 1985) y los sostenedores del cosmos (Montoliu, 1980; Baudez y Riese, 1986). Otras representaciones de ancianos en el arte fueron las que registraron Coe, Pickands, Kurbjuhn y Schele. Coe (1982) hablaba de los dioses ancianos y héroes jóvenes en los vasos mayas; Pickands (1981), del primer antepasado masculino maya como gran padre o abuelo en el arte monumental; Kurbjuhn (1985a y 1985b), sobre las figuras de seres que emergían de caracolas y flores, entre las que destacaban las de ancianos; y, Schele (1987) del glifo de cabeza anciana en la Epigrafía, que interpretó como un verbo de dedicación.

Una de las principales advocaciones de estos dioses era la del tiempo, como bien señalaron López Baralt (1983) y, de nuevo, León-Portilla (1988). Otra de sus cualidades, la de presentarse en ocasiones como jóvenes y en otras como ancianos, aún no ha sido bien comprendida.

En cuanto a las diosas ancianas prehispánicas, éstas también recibieron atención, en parte por los emergentes estudios de género, aunque en mucha menor medida que los varones. Así, Joralemon (1981) analizó las figuras de "abuelas" olmecas que sostenían a niños y su paralelismo en otras culturas, y Montoliu (1984) se ocupó de los aspectos de la diosa Ixchel, uno de los cuales era el de la anciana cuidadora y tejedora.

 

Década de los noventa

A finales de los ochenta y durante los noventa surgieron la Historia del Género, la fase constructivista de la Arqueología feminista y la tercera oleada feminista. Esta última, influida por las corrientes posmodernas (posfeminismo, poscolonialismo, posestructuralismo, etc.), criticaba los modelos femeninos homogéneos anteriores y exigía que se tuviesen más en cuenta otros factores, como etnia, preferencia sexual y procedencia, y que se combinasen varias perspectivas (como las de género y edad) y estudios (como los de masculinidad y parentesco) para ofrecer modelos más plurales. Esta propuesta, extensible a la cuestión de los ancianos, motivó la proliferación de trabajos sobre mujeres de avanzada edad e hizo que se tomara conciencia sobre los prejuicios que existían acerca de la vejez; unos prejuicios que recibieron de Salvarezza (1996) la denominación de viejismo, que no impidieron que la Gerontología fuese definitivamente incorporada a la Antropología como tema de estudio (Keith, 1995; y Sokolovsky, 1990).4

En los noventa, los estudios sobre ancianos mesoamericanos siguieron enfocándose, bien de un modo general, como los de Ortiz Pedraza (1995) para los nahuas e Ibarra (1998) para los chichimecas, o bien de manera más concreta, tratando asuntos habituales como la iconografía divina y su relación con el tiempo. Entre las deidades masculinas destacaron claramente los dioses L y N. Del Dios L hablaron Gillespie y Joyce (1998) y Dütting y Johnson (1993), quienes le identificaron simultáneamente como el Señor del Inframundo y uno de los cargadores del cosmos, así como con el Dios N. Con respecto a este último, se trató su aspecto iconográfico y epigráfico. Así, mientras que Mayer (1994), Foster y Wren (1996) se ocupaban de su imagen en Uxmal y Chichén Itzá, los epigrafístas Jones (1992) y MacLeod (1990) debatieron sobre la lectura del glifo de la cabeza del dios, lo cual supuso la reconsideración de la identidad del mismo.

Otros dioses no mayas de aspecto anciano son el del fuego y el tiempo, Xiuhtecuhtli, y el dios coyote de los otomíes, Huehuecoyotl, con el que estaba asociado, y de los que hablaron Hernández Pons (1996) y Olivier (1999), respectivamente.

Mención especial merecen los trabajos iconográficos de Karl Taube durante esta década, por sus múltiples referencias a los dioses viejos. En 1990 se centró en las características de las deidades masculinas representadas como ancianos e identificadas por diversos nombres (Pauahtun, Bacab, Mam, Dios N, etc.), y dos años después (1992) publicó un tratado sobre los dioses yucatecos de ambos sexos, entre los que había de edad avanzada, por lo que es una obra fundamental para su estudio. En el tercer trabajo (1994) la atención recayó sobre la imagen de unas ancianas que protagonizaban las escenas de un vaso, donde desempeñaban importantes papeles en rituales y como parteras.

Siguiendo con las diosas, interesó especialmente la dualidad y ambivalencia de sus aspectos, como creadora y destructora, joven y vieja. Así, mientras Boskovic (1992) definía a Toci como abuela, patrona del trabajo textil y diosa lunar, Graulich (1992) y Delhalle y Luykx (1992) se centraron en el aspecto negativo de las diosas que participaron en la peregrinación azteca, identificadas como brujas por encarnar los valores opuestos al ideal masculino.

Ixchel ejemplifica a la perfección el tema de la duplicidad de aspectos y la multiplicidad de advocaciones, sobre lo que hay diversas opiniones. Brisko (1994) y Cruz Cortés (1995 y 1998) opinaban que Ixchel tenía un aspecto joven y otro anciano, al que denominaban Diosa O, pero les atribuían diferentes advocaciones. Mientras la primera la relacionaba con el arco iris, la segunda lo hacía con la luna, lo terrestre y la fertilidad, y la denominaba también Ixchebel Yax. Por su parte, Ciaramella (1994) destacaba el tocado de serpiente de las ancianas, que las vinculó con tareas de tejido y vertido de aguas y, consecuentemente, con la luna y el parto.

Barba, Cobián y Maning se centraron en el papel que jugaron las diosas en el Popol Vuh. Mientras Barba (1990 y 1996) defendía la importancia de la abuela paterna como educadora y partícipe en eventos rituales, pese a aceptar que el prestigio de ésta se fue deteriorando, Cobián (1999) hacía extensiva tal devaluación a todas las figuras femeninas del mito, aunque admitiendo que la anciana Ixmucané detentó una posición destacada sobre todas las demás. Y para Maning (1999) esta superioridad de la diosa anciana sobre la joven en el Popol Vuh y en el Códice Dresde se debía al activo rol ritual que desempeñaban las más veteranas.

Por su parte, Lesure y Schele hacían referencia a las funciones desempeñadas por las ancianas mortales. A partir de la iconografía de figurillas preclásicas, Lesure (1997) mostraba cómo se daba preferencia al rol ritual de los ancianos de ambos sexos frente al trabajo de las mujeres jóvenes, una preferencia que fue posteriormente acaparada por los varones adultos; mientras que Schele (1997) describía las funciones desempeñadas por los mayas en cada edad a partir de su representación en las figurillas tipo Jaina, destacando el papel de las más longevas como cuidadoras, parteras y tejedoras.

Tal abundancia de referencias y trabajos sobre ancianas prehispánicas, en esta década, puso de manifiesto un interés creciente por cuestiones como el sexo, el género y la edad en Mesoamérica.

Otros asuntos que continuaron interesando en este momento fueron la transmisión de conocimientos y el tiempo. El primero fue el tema central de la recopilación de León-Portilla (1993) de huehuetlahtolli o palabras de los ancianos. Y el del tiempo fue retomado por Florescano (1992) al mostrar a los gobernantes como representantes de los dioses de la creación y futuros ancestros que, en vida, mediaban entre éstos y su comunidad.

 

Inicio del siglo XXI

Actualmente, la posmodernidad, el individualismo, la subjetividad y los cambios han caracterizado los primeros años del siglo XXI. Desde las ciencias sociales se ha intentado entender estos cambios culturales y su efecto en la constitución y consideración social de los individuos, en cuya personalidad intervienen otros muchos factores, como son: la edad, el sexo y el género. De todo ello se han ocupado los estudios sobre identidad, una alternativa estructuralista a las perspectivas procesual y posprocesual. En concreto, la Arqueología de la Identidad nos permite reconstruir la identidad de grupos del pasado a partir de la comprensión de las pautas o aspectos sobre las que se ordena la subjetividad de dichos grupos; y, en este sentido, hay que destacar las obras de Hernando (2002) y Díaz-Andreu, Lucy, Babic y Edwards (2005) por tratar el tema de la identidad en relación con aspectos como el género, la edad y la etnicidad.

Dado que no ha concluido siquiera la primera década del siglo XXI, falta aún la distancia adecuada para poder efectuar un análisis crítico de la misma, pero se expondrá la avalancha de obras que han visto la luz durante sus primeros años y que, finalmente, están considerando a los ancianos como un colectivo heterogéneo, determinado individualmente por factores diversos.

Para Mesoamérica, se han seguido haciendo obras más centradas ya en los propios ancianos. Dos ejemplos claros son el artículo de De la Fuente (2003) sobre la representación de los ancianos en el arte mesoamericano, en el número 60 de Arqueología Mexicana, dedicado al ciclo vital; y el de López Luján (2001) sobre deidades ancianas mesoamericanas, principalmente nahuas. También les prestó atención García Ramírez (2003), según el cual mayas y aztecas otorgaban un gran valor a sus ancianos, como manifestaciones del tiempo, pero lo hacía catalogando a estas culturas de neolíticas.

Las cuestiones que han seguido primando durante estos años son la iconografía de los dioses ancianos y sus funciones asociadas. Las deidades masculinas más estudiadas son el dios del fuego en el centro de México (Limón, 2001; Matos, 2002), los Bacabes y el Dios L. En relación a estas dos deidades mayas, Taube (2001) recogió las interpretaciones historiográficas sobre los Bacabes y los identificó con el Dios N, mientras que Barbara y Justin Kerr (2005) se centraron en la figura del Dios L en el vaso Princeton e interpretaron la escena como un pasaje del Popol Vuh en el que era engañado por los héroes gemelos.

Las obras sobre iconografía femenina son también numerosas en esta década. Gran parte de éstas se han centrado en la figura de diosas madres mesoamericanas, especialmente nahuas, identificadas por Rivas Castro (2000), Baquedano (2001) y Durand-Forest (2001) como progenitoras y ancestros de dioses y humanos, y con advocaciones panmesoamericanas como la tierra, la luna y la noche.

En relación con los mayas, se ha seguido investigando sobre la identidad de la diosa anciana. Tanto Cruz (2002 y 2005) como Miller la identifican con la Diosa O, pero mientras la primera la denomina Ixchebelyax y la considera un aspecto de la luna, la segunda niega esto y la nombra Ixchel, definiéndola como protectora del parto y del embarazo. Y una tercera postura es la de Milbrath (2001), que asoció la luna con tres diosas diferentes: Ixbalanqué y las diosas I e O.

Barba de Piña Chan (2002 y 2003) volvió a tratar el estatus de las diosas y mujeres del Popol Vuh, y se reafirmó en la idea de que éste se devaluaba, según la sociedad quiché se hacía cada vez más patriarcal y militar. Nuevamente, la única que conservó alguna importancia fue Ixmucané, por su vínculo con la creación y el mundo sobrenatural. Este aspecto sobrenatural fue observado en una pequeña escultura pétrea, que Wagner (2001) identificó con la anciana Diosa O. Por otra parte, el poder asociado a estas diosas veteranas fue utilizado con fines propagandísticos al representar a varias mujeres de la elite de Copán (Bell, 2002) y Toniná (Ayala Falcón, 2002) con rasgos de aquéllas.

Estas deidades ancianas masculinas y femeninas aparecían en ocasiones en parejas, representando a la que dio lugar a la creación, un tema recurrente en estos años tratado por Graulich (2001), Bernal García (2002), León-Portilla (2002) y Bassie Sweet (2001). Estas mismas parejas primigenias, al crear el cosmos, dieron lugar al tiempo; y, a este respecto, Iwaniszewski (2001) defendía que la elite de Tikal manipuló la percepción de éste a su favor y lo plasmó en una ordenación espacial que realzaba a sus ancestros y, de este modo, sancionaba su propio poder.

Otra cuestión es la de la corporalidad, tan en boga en estos últimos años. De la percepción del cuerpo, sus transformaciones y deterioro se ocuparon López Austin (2004) para los nahuas y Houston, Stuart y Taube (2006) y Chávez Guzmán (2004) para los mayas. De la vertiente paleodemográfica se encargaron Hernández y Márquez (2004), quienes aportaban edades de gobernantes de Palenque y Yaxchilán y las comparaban con las arrojadas por la Historia, haciendo referencia a un debate entre Epigrafía, Antropología física y Arqueología que aún sigue abierto.

 

Conclusiones

La intención del presente artículo ha sido ofrecer un panorama de las tendencias que han determinado los estudios sobre vejez en Mesoamérica, y más específicamente de los mayas prehispánicos, desde su inicio como tema académico a principios del siglo XX hasta el día de hoy y desde lo general hasta lo concreto. Y, además de la perspectiva de edad implícita, se le ha dado un enfoque de género al análisis, poniendo en comparación la atención recibida por los ancianos de uno y otro sexo y sus respectivos roles.

En cuanto a la bibliografía empleada y a fin de que aportara la información más completa posible, se acudió a diversas disciplinas: la Historia, la Arqueología, la Antropología, la Epigrafía y la Iconografía. Y una vez recopilados y analizados los textos se hallaron una serie de limitaciones.

La primera es la del espacio abarcado, puesto que, cuando se habla de ancianos mesoamericanos prehispánicos, generalmente son del centro de México, mientras que los mayas suelen aparecer solamente como ejemplo comparativo.

La segunda es la del tiempo, pues hay múltiples referencias a ancianos actuales (no incluidas aquí), pero no tantas a los prehispánicos. Y, para este periodo, predominan los trabajos del Clásico Tardío y Posclásico, siendo pocos los que aluden a etapas anteriores o intermedias.

El tercer obstáculo es el de las fuentes, marcadas por el androcentrismo y el etnocentrismo de sus actores, intérpretes e investigadores, por lo que han de ser analizadas con la debida precaución.

Este punto está ligado con el tema del sexo, pues la mayoría de las obras hacen referencia a varones y temas masculinos, repitiéndose así el patrón general. Esto se debió, por una parte, a la preferencia hacia los varones y lo varonil en Mesoamérica y, por otra, a la prevalencia académica masculina, sobre todo durante los primeros años; pues no fue hasta más adelante cuando empezaron a ser abordadas, generalmente por investigadoras, cuestiones de mujeres y género.

Otra limitación es la de los temas tratados. La mayoría de las obras mencionan a los ancianos de modo tangencial, no se centran en ellos y, cuando lo hacen, tratan asuntos muy acotados como la iconografía y advocaciones de los dioses y la percepción del tiempo.

La última es la de la naturaleza de los seres estudiados, pues predominan los dioses sobre los mortales, de los que poco se sabe. Y, como siempre, este olvido es mucho mayor en el caso de las mujeres y las diosas, poco numerosas en comparación con las deidades masculinas, y de las que ni siquiera tenemos seguridad sobre su nombre, sus aspectos ni sus funciones.

Así pues, esta información hace referencia principalmente a deidades masculinas mesoamericanas, muchas de ellas nahuas; siendo, en todos los puntos tratados, las ancianas mayas mortales las más marginadas.

Esta situación obliga, por el momento, a extrapolar la información vertida sobre los dioses a los ancianos mortales de ambos sexos. De dicha información se deduce que jugaron un importante papel como cabezas de familia y comunidades, en el ámbito político y religioso, de la educación, el cuidado y la salud del grupo, lo que les otorgaba un gran prestigio. Aunque puede ser que este prestigio se debiera también a su rol de mediadores entre vivos y muertos, y a su futuro como ancestros. De las ancianas, en concreto, poco más se conoce, aparte de su papel como tejedoras, parteras, cuidadoras de niños y participantes en algunos rituales como los del embarazo y del parto.

Ante estas lagunas en la comprensión de los ancianos mayas prehispánicos, y en especial de las ancianas, es necesario incorporar información procedente de otras disciplinas y periodos, como la etnográfica colonial y la actual, la indígena y la española, y aplicar diversas perspectivas de análisis, como la de género e identidad, para establecer comparaciones que permitan percibir la heterogeneidad de estos sujetos; lo que supone, al fin y al cabo, llevar a cabo una investigación gerontológica. Y ésta es la tarea asumida por la autora en su tesis doctoral.5

 

Agradecimientos

Para finalizar, quiero dar las gracias a varias personas. A Carmen Valverde Valdés y al resto de investigadores del Centro de Estudios Mayas (UNAM) que coordina, por abrirme las puertas de este Centro, ofrecerme su apoyo y aceptar la ponencia en la que se basa este artículo, para presentarla en el VII Congreso Internacional de Mayistas. A Andrés Ciudad Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Estudios Mayas y catedrático del Departamento de Historia de América II (UCM), como director de mi tesis doctoral. A Asier Rodríguez Manjavacas por la revisión del texto. Y, especialmente, a Laureano Reyes Gómez, director del Instituto de Estudios Indígenas (UNACH), por el tiempo dedicado y las charlas sobre ancianos mayas prehispánicos y actuales, por la atención mostrada ante las múltiples dudas suscitadas, y por el apoyo y aliento brindado a esta investigación.

 

BIBLIOGRAFÍA

Alba, Pedro, 1946 "Cuauhtemoc, el joven abuelo", América Indígena, 6: 133-137. México: Instituto Indigenista Interamericano.         [ Links ]

Apple, Dorian, 1956 "The Social Structure of Grandparenthood", American Anthropologist, 58: 662. Arlington, Virginia: American Anthropological Association.         [ Links ]

Ayala Falcón, Maricela, 2002 "Lady K'awil, Goddess O, and Maya Warfare", Ancient Maya Women, pp. 105-113, Traci Ardren (ed.). Walnut Creek: Altamira Press.         [ Links ]

Baquedano, Elizabeth, 2001 "Earth Deities", The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, pp. 350-351, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Barba de Piña Chan, Beatriz, 1990 "Sobre los cuatro nombres de los mayas", La época clásica: nuevos hallazgos, nuevas ideas, pp. 279-292, Amalia Cardós de Méndez (ed.). México: INAH/SEP.         [ Links ]

----------, 1996 "La importancia de la abuela en la sociedad quiché. En un mito de transformación y en otro de eterno retorno", Estudios del México antiguo, pp. 13-23, Beatriz Barba de Piña Chan (coord.). México: INAH.         [ Links ]

----------, 2002 "The 'Popol Vuh' and the Decline of Maya Women's Status", Ancient Maya Gender Identity and Relations, pp. 191-226, Lowell S. Gustafson y Amelia M. Trevelyan (eds.). Connecticut: Bergin & Garvey.         [ Links ]

----------, 2003 "Las deidades femeninas de la creación quiché", La condición de las mujeres y las relaciones de género en Mesoamérica prehispánica, 11 pp., María J. Rodríguez Shadow (coord.). México: DEAS/INAH.         [ Links ]

Bassie Sweet, Karen, 2001 "Maya Creator Gods", 60 pp. Internet: Wayeb. http://www.mesoweb.com/features/bassie/CreatorGods/CreatorGods.pdf        [ Links ]

Baudez, Claude F., y Berthold Riese, 1986 "Los bacabs y los monstruos bicéfalos en la arquitectura de Copán", Yaxkin, IX (2): 77-88. Tegucigalpa: Instituto Hondureño de Antropología e Historia.         [ Links ]

Beauvoir, Simone de, 1970 La vieillesse. París: Gallimard.         [ Links ]

Bell, Ellen E. 2002 "Engendering a Dynasty: A Royal Woman in the Margarita Tomb, Copán", Ancient Maya Women, pp. 89-104, Traci Ardren (ed.). Walnut Creek: Altamira Press.         [ Links ]

Bengston, Vern L., y Joan F. Robertson, 1985 Grandparenthood. Beverly Hills, California: Sage Publications.         [ Links ]

Bernal García, María Elena, 2002 "A Divine Couple's Gender Roles in the Setting of the Earth at Palenque", Ancient Maya Gender Identity and Relations, pp. 227-280, Lowell Gustafson y Amelia Trevelyan (eds.). Connecticut: Bergin & Garvey.         [ Links ]

Beyer, Herman, 1965 "El origen natural del dios mexicano Xiuhtecuhtli. Un ensayo mitológico", El México Antiguo, 10: 309-312. México: Sociedad Alemana Mexicanista.         [ Links ]

Boskovic, Aleksandar, 1992 "Great Goddesses of the Aztecs: Their Meaning and Functions", Indiana, 12: 9-13. Berlín: Gebr. Mann Verlag.         [ Links ]

Brisko, Jo Ann, 1994 "Maya Goddesses: By What Name do we Call them?", U Mut Maya, V: 197-206, Tom y Carolyn Jones (eds.). Arcata, California: Universidad Estatal de Humboldt.         [ Links ]

Burgess, Ernest W. 1960 Aging in Western Societies. Chicago: University of Chicago.         [ Links ]

Chávez Guzmán, Mónica, 2004 "El cuerpo humano y la enfermedad entre los mayas yucatecos", Arqueología Mexicana, XI (65): 28-29. México.         [ Links ]

Ciaramella, Mary A. 1994 "The Lady with the Snake Headdress", Seventh Palenque Round Table, pp. 201-209, Merle G. Robertson y Virginia M. Fields (eds.). San Francisco: Pre-Columbian Art Research Institute.         [ Links ]

Cobián, Dora Luz, 1999 Génesis y evolución de la figura femenina en el Popol Vuh. México: Plaza y Valdés.         [ Links ]

Coe, Michael D. 1982 Old Gods and Young Heroes. The Pearlman Collection of Maya Ceramics. Jerusalén: The Israel Museum.         [ Links ]

Cowgill, D. O., y L. D. Holmes, 1972 Aging and Modernization. Nueva York: Appleton Century Crofts.         [ Links ]

Cruz Cortés, Noemí, 1995 Ixchel, Diosa madre entre los mayas yucatecos. México: UNAM.         [ Links ]

----------, 1998 "Vida y muerte en la diosa lunar", Tercer Congreso Internacional de Mayistas, vol. I, pp. 243-251. México: Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM.         [ Links ]

----------, 2002 "La diosa Ixchel y sus vínculos serpentinos", Iconografía mexicana II: el cielo, la tierra y el inframundo: águila, serpiente y jaguar, pp. 185-196, Beatriz Barba de Piña Chan (coord.). México: INAH.         [ Links ]

----------, 2005 Las señoras de la Luna. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Filológicas (Cuadernos del Centro de Estudios Mayas, 32).         [ Links ]

De la Fuente, Beatriz, 2003 "La vejez en el arte de Mesoamérica", Aqueología Mexicana, X (60): 38-45. México.         [ Links ]

De la Garza Camino, Mercedes, 1975 La conciencia histórica de los antiguos mayas. México: UNAM.         [ Links ]

Delhalle, Jean-Claude, y Albert Luykx, 1992 "Coatlicue o la degollación de la madre", Indiana, 12: 15-19. Berlín: Gebr. Mann Verlag.         [ Links ]

Díaz-Andreu, Margarita, Sam Lucy, Stasa Babic y David N. Edwards, 2005 The Archaeology of Identity: Approaches to Gender, Age, Status, Ethnicity and Religion. Nueva York: Routledge.         [ Links ]

Durand-Forest, Jacqueline de, 2001 "Mother Goddesses", The Oxford Enciclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, vol. II, pp. 345-347, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Dütting, Dieter, 1976 "The Great Goddess in Classic Maya Religious Belief ", Zeitschrift fur Ethnologie, 101: 41-146. Halle: Deutsche Gesellschaft für Völkerkunde.         [ Links ]

Dütting, Dieter, y Richard E. Johnson, 1993 "The Regal Rabbit, the Night-Sun and God L: An Analysis of Iconography and Texts on a Classic Maya Vase", Baessler-Archiv, XLI (1): 167-205. Berlín: Museums für Völkerkunde.         [ Links ]

Eisenstadt, Samuel A. 1956 From Generation to Generation. Age Group and Social Structure. Londres: Routledge and Kegan Paul.         [ Links ]

Flanagan, James G. 1989 "Hierarchy in Simple "Egalitarian" Societies", Annual Review of Anthropology, 18: 245-266. California.         [ Links ]

Flores Villatoro, Mª Dolores, 1989 "La vejez en el México prehispánico", El Museo, II (5): 10-12. México.         [ Links ]

Florescano Mayer, Enrique, 1992 Tiempo, espacio y memoria histórica entre los mayas. Tuxtla Gutiérrez: Gobierno del estado de Chiapas.         [ Links ]

Foster, Lynn, y Linnea Wren, 1996 "World Creator and World Sustainer: God N at Chichen Itzá", Eighth Palenque Round Table, pp. 259-269, Martha J. Macri y Jan McHargue (coords.). San Francisco: Pre-Columbian Art Research Institute.         [ Links ]

Furst, Peter T. 1974 "Morning Glory and Mother Goddess at Tepantitla, Teotihuacan: Iconography and Analogy in Pre-Columbian Art", Mesoamerican Archaeology: New Approaches, pp. 187-215, Norman Hammond (ed.). Londres: Duckworth.         [ Links ]

García Quintana, Josefina, 1976 "El huehuehtlahtolli —antigua palabra— como fuente para la historia sociocultural de los nahuas", Estudios de Cultura Náhuatl, 12: 61-71. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas.         [ Links ]

García Ramírez, José Carlos, 2003 "La función ética de los ancianos en las cosmovisiones del Neolítico", La vejez. El grito de los olvidados, pp. 35-89, José Carlos García Ramírez. México: Plaza y Valdés.         [ Links ]

Gillespie, Susan D., y Rosemary A. Joyce, 1998 "Deity Relationship in Mesoamerican Cosmológies: The Case of the Maya God L", Ancient Mesoamérica, 9: 279-296. Cambridge: Cambridge University Press.         [ Links ]

Graulich, Michael, 1992 "Las brujas en las peregrinaciones aztecas", Estudios de Cultura Náhuatl, 22: 87-98. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas.         [ Links ]

----------, 2001 "Creador Deities", The Oxford Enciclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, vol. I, pp. 284-296, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Hernández Espinoza, Patricia O., y Lourdes Márquez Morfín, 2004 "La longevidad de los gobernantes de Yaxchilán: los casos de Escudo Jaguar, Pájaro Jaguar IV y la señora K'abal'Xook", Jannab' Pakal de Palenque. Vida y muerte de un gobernante maya, pp. 187-224, Vera Tiesler y Andrea Cucina (eds.). México: UNAM.         [ Links ]

Hernández Pons, Elsa, 1996 "Xiuhtecuhtli, deidad mexica del fuego", Arqueología Mexicana, IV (20): 68-70. México.         [ Links ]

Hernando Gonzalo, Almudena, 2002 Arqueología de la Identidad. Madrid: Akal.         [ Links ]

Heyden, Doris, 1972 "Xiuhtecuhtli: investidor de soberanos", Boletín del Instituto Nacional de Antropología e Historia, 3: 3-10, 2ª época. México: INAH.         [ Links ]

Houston, Stephen, David Stuart y Karl Taube, 2006 The Memory of Bones: Body, Being, and Experience among the Classic Maya. Austin: University of Texas.         [ Links ]

Ibarra García, Laura, 1998 "La desigualdad de los niños y de los viejos", Las relaciones de género entre los sexos en el mundo prehispánico. La contribución a la sociología del amor y del poder, pp. 65-66, Laura Ibarra García (ed.). México: Porrúa.         [ Links ]

Iwaniszewski, Stanislaw, 2001 "Ideas sobre el tiempo en la sociedad maya", Arqueología Mexicana, VIII (47): 52-55. México.         [ Links ]

Jackson, J. S. 1989 "The Conceptual Status of Race, Ethnicity and Gender in Social Gerontological Theory and Research", ponencia presentada al Annual Meeting of the Gerontological Society of America. Minneapolis: Gerontological Society of America.         [ Links ]

Jones, Tom, 1992 "PAY: A Proposed Reading for the God N verb", U Mut Maya, III: 115-119. Arcata, Califonia: U Mut Maya Press.         [ Links ]

Joralemon, Peter D. 1981 "Old Woman and the Child: Themes in the Iconography of Pre-Classic Mesoamérica", The Olmec and their Neighbors: Essays in Memory of Matthew W. Stirling, pp. 163-180, Michael Coe (org.), David Grove (org.) y Elizabeth Benson (ed.). Washington D.C.: Dumbarton Oaks.         [ Links ]

Keith, Jennie, 1995 The Aging Experience: Diversity and Commonality Across Cultures. Londres: Sage Publications.         [ Links ]

Kerr, Bárbara, y Justin Kerr, 2005 "The Way of God L: The Princeton Vase Revisited", Princeton University Art Museum Record, 64: 71-80. Princeton: Princeton University Art Museum.         [ Links ]

Kurbjuhn, Kornelia, 1985a "Busts in Flowers: A Singular Theme in Jaina Figurines", Fourth Palenque Round Table, vol. VI, pp. 221-234, Elizabeth Benson (ed.). San Francisco: Pre-Columbian Art Research Institute.         [ Links ]

----------, 1985b "Man in the Turtle, Man in the Snail. A Study of Occupants of Turtle and Snail Shells in Maya Art", Fifth Palenque Round Table, vol. VII, pp. 159-169, Merle G. Robertson (ed.). San Francisco: Pre-Columbian Art Research Institute.         [ Links ]

León-Portilla, Miguel, 1968 Tiempo y realidad en el pensamiento maya. México: UNAM.         [ Links ]

----------, 1984 "La vejez en el México Prehispánico", Nuestros mayores, pp. 87-91. México: ISSSTE.         [ Links ]

----------, 1988 "Nuevas aportaciones sobre el tema del tiempo entre los mayas", Estudios de Cultura Maya, XVII: 445-466. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Filológicas.         [ Links ]

----------, 1993 Huehuehtlahtolli. Testimonios de la antigua palabra. México: FCE.         [ Links ]

----------, 2002 "Mitos de los orígenes en Mesoamérica", Arqueología Mexicana, X (56): 20-27. México.         [ Links ]

Lesure, Richard G. 1997 "Figures and Social Identities in Early Sedentary Societies of Coastal Chiapas, 1550-800 b.C.", Women in Prehistory: North America and Mesoamérica, pp. 227-248, Cheryl Claassen y Rosemary A. Joyce (eds.). Filadelfia: University of Pennsylvania Press.         [ Links ]

Lévi-Strauss, Claude, 1949 Les structures élémentaires de la parenté. París: Presses Universitaires de France.         [ Links ]

Limón Olvera, Silvia, 2001 "El dios del fuego y la regeneración del mundo", Estudios de Cultura Náhuatl, 32: 51-68. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas.         [ Links ]

López Austin, Alfredo, 1980 Cuerpo humano e ideología. Las concepciones de los antiguos nahuas. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

----------, 1980a "La desigualdad por la edad", Cuerpo humano e ideología. Las concepciones de los antiguos nahuas, vol. I, pp. 357-393. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

----------, 1985 "El dios enmascarado del fuego", Anales de Antropología, XXII, pp. 273-274. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

----------, 2004 "La composición de la persona en la tradición mesoamericana", Arqueología Mexicana, XI (65): 30-35. México.         [ Links ]

López Baralt, Mercedes, 1983 "Tiempo y espacio en Mesoamérica", Cuadernos Hispanoamericanos, 397: 5-43. Madrid: AECI.         [ Links ]

López Luján, Leonardo, 2001 "Old Gods", The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, pp. 404-405, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

MacLeod, Barbara 1990 "God N/step in the Primery Standard Sequence", The Maya Vase Book, vol. II, pp. 331-347, Justin Kerr (ed.). Nueva York: Kerr Associates.         [ Links ]

Manning, Roswitha, 1999 "The Old and the Beautiful. Goddesses and Midwives in the Maya Lowland", Yumtzilob, XI (3): 11 pp. Rötterdam, Holanda: Instituut voor Amerikanistiek.         [ Links ]

Marriott, Alice, 1945 The Ten Grandmothers. Norman: University of Oklahoma Press.         [ Links ]

Matos Moctezuma, Eduardo, 2002 "Huehuetéotl-Xiuhtecuhtli en el Centro de México", Arqueología Mexicana, X (56): 58-63. México.         [ Links ]

Mayer, Karl H. 1994 "Two God N figures from Uxmal", Mexicon, XVI (4): 70. Alemania: Verlag Anton Saurwein.         [ Links ]

Meillassoux, Claude, 1964 Anthropologie économique des gouro de Côte d'Ivoire. De l'économide de subsistance à l'agriculture commerciale. París: Mouton.         [ Links ]

----------, 1975 Femmes, greniers et capitaux. París: F. Maspero.         [ Links ]

Milbrath, Susan, 2001 "Moon", The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, vol. II, pp. 340-342, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Miller, Mary E. 2001 "Ixchel", The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, vol. II, pp. 58-59, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Minois, Georges, 1987 Histoire de la vieillesse en Occident de l'Antichité à la Renaissance. París: Librairie Arthème Fayard.         [ Links ]

Montoliu Villar, María, 1980 "Los dioses de los cuatro sectores cósmicos y su vínculo con la salud y enfermedad en Yucatán", Anales de Antropología, XVII (2): 47-65. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

----------, 1984 "La diosa lunar Ixchel, sus características y funciones en la religión maya", Anales de Antropología, XXI: 61-78. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

Morelos, Noel, y Martha Monzón, 1982 "El Huehueteotl de la habitación 5", Teotihuacan 80-82. Primeros resultados, pp. 129-138, Rubén Cabrera, Ignacio Rodríguez y Noel Morelos (eds.). México: INAH.         [ Links ]

Olivier, Guilhem, 1999 "Huehuecoyotl «Coyote viejo», el músico trasgresor ¿dios de los otomíes o avatar de Tezcatlipoca?", Estudios de Cultura Náhuatl, 30: 113-132. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas.         [ Links ]

Ortiz Pedraza, José Francisco, 1995 "La ancianidad en Mesoamérica", Envejecimiento ¿programa genético o desgaste?, pp. 21-53, José Francisco Ortiz Pedraza (ed.). México: INAH.         [ Links ]

Pickands, Martin, 1981 "'The First Father' Legend in Maya Mythology and Iconography", Third Palenque Round Table, pp. 124-137, Merle G. Robertson (ed.). San Francisco: Pre-Columbian Art Research Institute.         [ Links ]

Press, Irving, y M. McKool Jr. 1972 "Social Structures and Status of the Aged: Toward some Valid Cross-Cultural Generalizations", Aging & Human Development, 3 (4): 297-306. Nueva York: Baywood Publishing Company.         [ Links ]

Radcliffe-Brown, Alfred R. 1929 "Age-Organization-Terminology", Man, 29: 21. Londres: Royal Anthropological Institute of Great Britain and Ireland.         [ Links ]

----------, 1940 "On Joking Relationships", Africa: Journal of the International African Institute, XIII: 195-210. Edinburgo: Edinburgh University Press.         [ Links ]

----------, 1949 "A Further Note on Joking Relationships", Africa: Journal of the International African Institute, XIX (2): 133-140. Edinburgo: Edinburgh University Press.         [ Links ]

Rivas Castro, Francisco, 2000 "Madre nutridota, guerrera y sacrificada: la Ocelotl-Cihuacoatl de la vasija para pulque de la colección Bilimeck de Viena", Iconografía mexicana II: el cielo, la tierra y el inframundo: águila, serpiente y jaguar, pp. 259-278, Beatriz Barba de Piña Chan (ed.). México: INAH.         [ Links ]

Robicsek, Francis, 1978 The Smoking Gods. Norman: University of Oklahoma Press.         [ Links ]

Ruz Lhuillier, Alberto, 1977 "Gerontocracy at Palenque?", Social Process in Maya Prehistory, Studies in Honor of Sir Eric Thompson, pp. 287-295, Norman Hammond (ed.). Nueva York: Academic Press.         [ Links ]

Salvarezza, Leopoldo, 1996 "Viejismo. Los prejuicios contra la vejez", Psicogeriatría. Teoría y clínica, pp. 16-36, Leopoldo Salvarezza. Buenos Aires: Editorial Paidós.         [ Links ]

Schele, Linda, 1987 "Dedication of Structure 2 and a New Form of the God N Event", Copan Notes, 35: 1. Honduras y Austin: Instituto Hondureño de Antropología e Historia.         [ Links ]

----------, 1997 "Mujeres, tejedoras y parteras", Rostros ocultos de los mayas, pp. 18-55, Linda Schele (ed.). México: Ímpetus Comunicación.         [ Links ]

Schellhas, Paul, 1904-1967 "Representation of Deities of the Maya Manuscripts", Papers of the Peabody Museum of American Archaeology and Ethnology, II (1): 5-47. Cambridge: Peabody Museum of American Archaeology and Ethnology.         [ Links ]

Seler, Edward, 1887-1990 "Names of the Maya Gods Pictured in the Dresde Manuscript", Collected Works in Mesoamerican Linguistics and Archaeology I: 342-345, 2ª ed., Kent V. Flannery y Joyce Marcus (eds.). Nueva York: Academic Press.         [ Links ]

Shanas, Ethel, Peter Townsend, Dorothy Wedderburn, Henning Friss, Poul Milhol y Jan Stehouwer, 1968 Old People in Three Industrial Societies. Nueva York: Atherton.         [ Links ]

Simmons, Leo, 1945 The Role of the Aged in Primitive Society. New Haven: Yale University Press.         [ Links ]

Sokolovsky, J. 1990 The Cultural Context of Aging. Worldwide Perspectives. Nueva York: Bergin & Garvey Publishers.         [ Links ]

Sullivan, Thelma D. 1986 "A Scattering of Jades: The Words of Aztec Elders", Symbol and Meaning Beyond the Closed Community: Essays in Mesoamerican Ideas, pp. 9-17, Gary H. Gossen (ed.). Albany: Institute of Mesoamerican Studies, State University of Nueva York.         [ Links ]

Taube, Karl A. 1990 "Ritual Humor in Classic Maya Religion", Word and Image in Maya Culture, pp. 351-382, William F. Hanks y Don S. Rice (eds.). Texas: University of Utah Press.         [ Links ]

----------, 1992 The Mayor Gods of Ancient Yucatan. Studies in Pre-Columbian Art and Archaeology, 32. Washington D.C.: Dumbarton Oaks Research.         [ Links ]

----------, 1994 "The Birth Vase: Natal Imagery in Ancient Maya Myth and Ritual", The Maya Vase Book, vol. IV, pp. 652-685, Justin Kerr (ed.). Nueva York: Kerr Associates.         [ Links ]

----------, 2001 "Bacabs", The Oxford Encyclopedia of Mesoamerican Cultures: The Civilizations of Mexico and Central America, vol. I, pp. 75, David Carrasco (ed.). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Thompson, J. Eric S. 1934 "Sky Bearer, Colors and Directions in Maya and Mexican Religion", Carnegie Institution of Washington Publication, 436: 209-242. Washington D.C.: Carnegie Institution.         [ Links ]

----------, 1939 "The Moon Goddess in Middle America. With Notes on Related Notes", Carnegie Institution of Washington Publication, 5: 127-171. Washington D.C.: Carnegie Institution.         [ Links ]

----------, 1966 "Merchant Gods of Middle America", Summa Anthropologica en Homenaje a Roberto J. Weitlaner, pp. 159-172. México: INAH.         [ Links ]

----------, 1970 "Bacabs: Their Portraits and their Glyphs", Peabody Museum of Archaeology and Ethnology Paper, 61: 459-465, W. R. Bullard (ed.). Cambridge: Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Monographs and Papers in Maya Archaeology.         [ Links ]

Van Gennep, Arnold, 1909 Les rites de passage. París: Emile Nourry.         [ Links ]

Villa Rojas, Alfonso, 1980 "La imagen del cuerpo humano según los mayas de Yucatán", Anales de Antropología, II: Etnología y Lingüística: 31-46. México: UNAM, Instituto de Investigaciones Antropológicas.         [ Links ]

Von Winning, Hasso, 1977 "The Old Fire God and his Symbolism at Teotihuacan", Indiana, 4: 7-61. Berlín: Ibero-Americanistes Institut Preu Bischer Kulturbesitz.         [ Links ]

Wagner, Elizabeth, 2001 "Some Notes on Kerr 1955. An Early Classic Stone Sculpture Representing Goddess O", 2 pp. Internet: Famsi. http://www.famsi.org        [ Links ]

 

Notas

1 Este artículo es una versión depurada del que se publicó en la revista Anuario de Estudios Indígenas, XII (2007) del Instituto de Estudios Indígenas de la Universidad Nacional Autónoma de Chiapas. Lo novedoso en este caso es que, a diferencia del anterior, el presente artículo se inserta en el contexto antropológico general y se centra en el periodo prehispánico y en el tema de los ancianos, dejando de lado otros adyacentes como el de los ancestros. Asimismo, fue la base de la ponencia que se presentó en el VII Congreso Internacional de Mayistas, que tuvo lugar del 8 al 14 de julio de 2007 en Mérida, Yucatán.

2 Las que Dütting (1976) interpretaba como diosas madre mayas eran en realidad mujeres mortales.

3 Se redujo el alcance de las teorías anteriores a los años ochenta pero, a la vez, se hicieron más complejas.

4 A esta nueva rama de estudio se la denominó Sociogerontología, Etnogerontología o Antropología del envejecimiento.

5 El tema es El papel de la ancianas mayas prehipánicas a través de la Iconografía y desde una perspectiva de género y se lleva a cabo en la Universidad Complutense de Madrid bajo la dirección de D. Andrés Ciudad Ruiz.

 

Información sobre la autora

Rocío García Valgañón. Española. Licenciada en Historia con especialidad en Antropología de América e Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Pasante de doctorado en Historia de América II (Antropología de América) de la UCM, en proceso de redacción de tesis doctoral. Ha desempeñado su labor investigadora como becaria en el Departamento de Historia de América II (Antropología de América) de la UCM y en el Centro de Estudios Mayas de la UNAM, y madiante estancias de investigación en CIESAS, D.F. y Sureste, y en el Instituto de Estudios Indígenas de la UNACH. Miembro del grupo de investigación sobre estructura sociopolítica maya prehispánica y socia de la Sociedad Española de Estudios Mayas. Coordinadora de varios ciclos de conferencias en el Museo de América de Madrid sobre temática maya, y autora de publicaciones para Anuario (UNACH), Revista Española de Antropología Americana (UCM) y para el libro de Arqueología del género, coordinado por María J. Rodríguez-Shadow (en prensa).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons