SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.55 número1Steve Coll, Private Empire: ExxonMobil and American Power índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Foro internacional

versión impresa ISSN 0185-013X

Foro int vol.55 no.1 México ene./mar. 2015

 

Reseñas

Lene Auestad (ed.), Nationalism and the Body Politic: Psychoanalysis and the Rise of Ethnocentrism and Xenophobia

Joseph Hodara

Auestad, Lene. Nationalism and the Body Politic: Psychoanalysis and the Rise of Ethnocentrism and Xenophobia. Londres: Karnak, 2014. 276p.

Incorporar conceptos y perspectivas derivados del psicoanálisis para una más ajustada y provocativa visión de la dialéctica política e internacional es el propósito cardinal de este volumen. Se inspira en un grupo de reflexión y estudio animado por psicoanalistas y sociólogos escandinavos e ingleses. Dio sus primeros pasos en Copenhague, en marzo de 2010, y desde entonces se reúne anualmente en Londres y en las capitales del norte europeo. Uno de sus promotores -Jonathan Davidoff- se formó en México y completó su entrenamiento como psicoanalista en Argentina y en universidades inglesas. Las últimas páginas del texto describen la trayectoria de este grupo interdisciplinario e invitan al lector a adherir a sus propósitos académicos a través de los hoy ineludibles domicilios electrónicos (psycoanalisis.politics@gmail.com y http://www.psa-pol.org).

Esta tendencia no es novedosa. Cabe encontrarla fragmentariamente en múltiples textos de Freud, Fromm y, de manera indirecta, en Max Weber y Raymond Aron. Sin embargo, los doce ensayos que componen este libro convergen en una explícita y ordenada intención: iluminar temas como los fundamentalismos religiosos y políticos, los conflictos internacionales, la vibrante presencia de huellas culturales en el orden colectivo y los desbordes del nacionalismo y del racismo por medio de categorías derivadas del psicoanálisis. Se trata en suma de un vigoroso predicamento en favor de una visión inter y multidisciplinaria de la realidad internacional y cultural.

El noruego Lene Auestad analiza las circunstancias que hoy dan lugar a un neonacionalismo que se revela intolerante respecto a minorías que se empecinan a preservar su propia identidad. ¿En qué fuentes se nutre el racismo y la xenofobia en países como Inglaterra y la Alemania de Angela Merkel, que formalmente se inclinan a rechazar estas agresivas tendencias? Auestad sugiere la existencia de un doble discurso en las élites europeas: formalmente impugnan la intolerancia respecto a la peculiaridad del otro, pero en rigor auspician modalidades implícitas, que tienen ecos en el id colectivo, en favor de deslindes y la discriminación étnica y racial (p. XVIII). Las distancias entre nosotros y ellos se manifiestan -arguye- con eufemismos y en términos implícitos que, sin embargo, son comprensibles para los grupos mayoritarios. La nación es considerada madre o padre que en rigor sólo acepta a los hijos legítimos; los migrantes no pertenecen a esta categoría. En otras palabras, “el nacionalismo se sustenta en una narrativa selectiva y glorificante” que excluye a los extraños que pretenden adoptarla. Así, la tradicional xenofobia adquiere enunciados aceptables en el discurso oficial, pero no renuncia a sus odiosas convicciones; sólo las disimula o esconde merced a una retórica pública que abunda en engañosas metáforas. La indagación psicoanalítica -concluye- nos ayuda a identificar estas modalidades de encubrimiento y mentira.

El ensayo de Borosa y Rooney es más explícito en el uso de conceptos psicoanalíticos -como impulsos libidinosos e hipocondría- en la indagación de tendencias agresivas contra minorías o el temor al contagio cuando se convive con ellas (p. 15). Por ejemplo, judíos en el pasado europeo y migrantes musulmanes en el presente traerían gérmenes que amenazan la salud nacional. En consecuencia, deben ser aislados o, al menos, es preciso reducir y controlar su expansión.

Los ensayos no se limitan a las perspectivas nacionales e internacionales de países como Noruega, Hungría, Alemania, donde categorías psicoanáliticas -como “los imperativos de la sangre”, “las urgencias de Tánatos”, “los traumas de la identidad”- ayudan a entenderlas mejor; también aluden a los rincones oscuros, apenas revelables, de una particular cultura. Un ejemplo es la indagatoria de Jonathan Davidoff que alude al Laberinto de la soledad, de Octavio Paz. Arguye que sin conocimiento psicológico y analítico, Paz no habría podido componer esta indagación de la cultura mexicana (p. 145). La identidad del mexicano se nutriría de impulsos conscientes e inconscientes, de su historia y de los mitos que la han conformado. El peso de la soledad y la orfandad, las sombras de la Malinche, la pureza de la Virgen de Guadalupe, la fisonomía del macho son temas que gravitan -según Davidoff- no sólo en la identidad del y de lo mexicano, sino también en sus actitudes respecto a extraños y al nexo con otros países y culturas. De aquí el imperativo de una actitud interdisciplinaria -incluida preferentemente la visión psicoanalítica- para mejor comprenderlas.

Esta provocativa colección de ensayos culmina con un apéndice donde los animadores de este grupo multi e interdisciplinario revelan y fundamentan una nueva actitud respecto a los estudios de la política y de las relaciones internacionales. Si no se añaden las perspectivas psicoanalíticas -Freud, Lacan, Bion, Mitchell− en estas indagaciones, postulan que los resultados serán sesgados y parciales. Conviene atender este mensaje.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons