SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 número1Nuevo registro de Phloeocleptus caudatus Wood (Coleoptera: Curculionidae: Scolytinae) en el estado de Hidalgo, MéxicoTachemys ornata (Gray, 1831) (Testudines: Emydidae) en un yacimiento arqueológico del occidente de México índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Acta zoológica mexicana

versión impresa ISSN 0065-1737

Acta Zool. Mex vol.28 no.1 Xalapa abr. 2012

 

Nota Científica

 

Bothrideres cactophagi Schwarz (Coleoptera: Bothrideridae), parasitoide del picudo del nopal en México

 

Bothrideres cactophagi Schwarz (Coleóptera: Bothrideridae), parasitoid of cactus borer weevil in México

 

Esteban RODRÍGUEZ–LEYVA, J. Refugio LOMELI–FLORES, Jesús ROMERO–NÁPOLES & Jorge M. VALDEZ–CARRASCO

 

Colegio de Postgraduados, Posgrado en Fitosanidad, Carretera México–Texcoco km. 36.5, Montecillo, 56230 Texcoco, Estado de México. Autor corresponsal: J. Refugio Lomeli–Flores <jrlomelif@hotmail.com>.

 

Recibido: 03/08/2011;
aceptado: 28/10/2011

 

ABSTRACT

Bothrideres cactophagi was collected from Milpa Alta, Mexico City, the first reported locality for Mexico. This species was found as a gregarious ectoparasitoid on Metamasius spinolae prepupae. It is the only parasitoid reported from this pest in central Mexico.

 

La delegación Milpa Alta, al sur del Distrito Federal, y el municipio de Tlalnepantla, al norte del estado de Morelos, representan las principales zonas productoras de nopal verdura, Opuntia ficus–indica (L.) Miller, en México; en ellas se cultivan alrededor de 7,000 ha de esta hortaliza y se obtiene el 80% de la producción nacional (SIAP 2009). En ambas regiones se encuentra el picudo del nopal, Metamasius spinolae (Gyllenhal) (Coleoptera: Curculionidae), pero esta plaga es de mayor importancia en el norte de Morelos (Rodríguez–Leyva et al. 2008). Considerando que el manejo de este insecto se basa en la aplicación de insecticidas organosintéticos, con los riesgos y efectos negativos que implica su mal uso, el control biológico puede ser una herramienta dentro del contexto de manejo integrado. Por esta razón, para este trabajo se realizaron exploraciones en ambas regiones con la finalidad de buscar enemigos naturales de esta plaga.

La exploración de enemigos naturales se realizó de mayo de 2007 a septiembre de 2008. Cada dos semanas se recolectaron y revisaron al menos 20 pencas con larvas de picudos; las pupas se retiraron manualmente de la base de las plantas de nopal. Ambos estados de desarrollo se mantuvieron en condiciones de laboratorio (23 ± 4 °C) por dos semanas de observación. La mayoría de las exploraciones se realizaron en Tlalnepantla, Morelos, ya que en esta zona las poblaciones de picudo del nopal son más abundantes. En Milpa Alta las recolectas fueron menos frecuentes y se obtuvieron menos de 100 pupas. Las pupas se colocaron individualmente en cajas Petri de 30 mm de diámetro y se mantuvieron en una cámara de cría a 27 ± 2 °C, 70 ± 10% HR y 14:10 h luz: obscuridad.

Durante los 16 meses de observaciones en campo en Morelos, y con cientos de larvas, pupas y adultos del picudo recolectadas, sólo se recuperaron algunos hongos entomopatógenos sobre larvas y adultos del picudo (Orduño–Cruz et al. 2008). En Milpa Alta se lograron recolectar, durante febrero y marzo de 2008, 18 capullos de M. spinolae de una huerta de nopal orgánico. De estos capullos sólo uno resultó parasitado. Se observaron 18 larvas gregarias que permanecían como ectoparasitoides de una prepupa del picudo del nopal (Fig. 1D). Una vez en el laboratorio, esas larvas construyeron capullos de seda individuales sobre los restos del huésped (Fig. 1E), puparon y emergieron coleópteros adultos (Figs. 1A y B), los cuales se colocaron en alcohol al 70% y se identificaron a nivel de género con las claves para Bothrideridae de Philips e Ivie (2002). Para la identificación de la especie se utilizó el trabajo de Hubbard (1899). Los especímenes de referencia se depositaron en la Colección de Insectos del Colegio de Postgraduados (CEAM). El parasitoide se identificó como Bothrideres cactophagi Schwarz (Coleoptera: Bothrideridae). Éste constituye la primera localidad específica de esta especie en México. Esta especie se registró previamente sobre larvas de Metamasius (Cactophagus) validus LeConte en Tucson, Arizona, EE.UU. (Hubbard 1899); Mann (1969) también indicó su presencia sobre el picudo del nopal (Metamasius spinolae) en México pero no indicó lugares específicos de recolecta. Se ha registrado que las especies de Bothrideres norteamericanas atacan larvas y pupas del bupréstido Chrysobothris, el cerambícido Elaphidionoides, y el picudo del desierto Metamasius (Cactophagus) validus (Philips & Ivie 2002).

Hasta el momento, B. cactophagi es el único parasitoide del picudo del nopal que se ha registrado en Milpa Alta, en la Ciudad de México. Se corroboró que es un ectoparasitoide gregario y se registró por primera vez sobre prepupas del huésped. La prepupa donde se alimentaron las larvas de B. cactophagi tenía orificios grandes (Fig. 1F) que hacen pensar que los parasitoides podrían tener alguna etapa donde se desarrollen como endoparasíticos. Hasta ahora las referencias indican que es un ectoparasitoide (Hubbard 1899, Mann 1969, Philips & Ivie 2002) pero más observaciones contribuirán a esclarecer esa pregunta y, sobre todo, a valorar la importancia que pudiera tener este parasitoide para el control biológico del picudo del nopal en esta región. B. cactophagi no se ha encontrado en Morelos donde su huésped es más abundante. Más estudios sobre la biología y ecología de este parasitoide podrían proporcionar información relevante para considerar, de ser posible, su desplazamiento a la región productora de nopal verdura del norte de Morelos.

 

AGRADECIMIENTOS

Al M. C. Martín Palomares Pérez, por su apoyo en los recorridos de campo. Al Sr. A. Taboada, productor orgánico de nopal verdura en Milpa Alta, por su atención y disponibilidad en las visitas a su parcela.

 

LITERATURA CITADA

Hubbard, H. D. 1899. Insect fauna of the giant cactus of Arizona: letters from the southwest. Supplement to Psyche, 1: 1–14.         [ Links ]

Mann, J. 1969. Cactus–feeding insects and mites. U. S. Department of Agriculture Technical Bulletin, 256: 1–158.         [ Links ]

Orduño–Cruz, N., A. Guzmán–Franco & E. Rodríguez–Leyva. 2008. Interacción de aislamientos de Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae con poblaciones de Metamasius spinolae (Gyllenhal), pp. 12–15. In: Rodríguez–Leyva, E., J. R. Lomeli–Flores, y A. López–Jiménez (Eds.). Cadena Productiva del Nopal Verdura: II Taller de avances de investigación del Grupo Interdisciplinario de Investigación del Nopal (GIIN). Colegio de Postgraduados. Campus Montecillo, Texcoco, México.         [ Links ]

Philips, T. K. & M. A. Ivie. 2002. Bothrideridae Erichson 1845, pp. 358–362. In: Arnett, E. H. Jr., M. C. Thomas, P. E. Skelley & J. H. Frank (Eds.). American beetles Vol 2. Polyphaga: Scarabaeoidea through Curculionoidea. CRC Press. Boca Raton.         [ Links ]

Rodríguez–Leyva, E., J. R. Lomeli–Flores & A. López–Jiménez. 2008. Cadena Productiva del Nopal Verdura: II Taller de avances de investigación del Grupo Interdisciplinario de Investigación del Nopal (GIIN). Colegio de Postgraduados. Campus Montecillo, Texcoco, México. 69 pp.         [ Links ]

SIAP (Servicio de Información Alimentaria y Pesquera). 2009. http://www.siap.sagarpa.gob.mx (Consultado en línea 25 de junio de 2010).         [ Links ]