SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.60 número2Los desastres naturales y su impacto en la salud mental. Discusión en el contexto peruanoDaño auditivo inducido por ruido recreativo índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Salud Pública de México

versão impressa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.60 no.2 Cuernavaca Mar./Abr. 2018

http://dx.doi.org/10.21149/8779 

Cartas al editor

Características socioeconómicas de pacientes evaluados para trasplante hepático en un centro de tercer nivel

Socioeconomic characteristics of patients evaluated for liver transplantation in a tertiary center

Eva Almaraz-Arriaga, L en T Soc1 

Víctor Manuel Páez-Zayas, M Gastr1 

Liz Nicole Toapanta-Yanchapaxi, M Gastr y Hepat1 

Alejandra Rosales-Fernández, MC1 

Ignacio García-Juárez, M Gastr y Hepat1  * 

1 Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. México.

Señor editor: La cirrosis hepática (CH) es un padecimiento crónico de etiología diversa. A nivel mundial, representa la causa número 12 de mortalidad global;1 en México ocupa el tercer lugar de mortalidad general.2 La solución a este padecimiento es el trasplante hepático (TH);3 sin embargo, esto representa gastos tanto para el sistema de salud como para el paciente. Por este motivo, parte importante de la evaluación del receptor del trasplante la realiza el departamento de trabajo social, determinando las características socioeconómicas.

En este trabajo, llevado a cabo en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán en México, se investigaron las características socioeconómicas de los pacientes con CH que se encuentran en protocolo de TH. Se incluyeron 50 pacientes en el periodo comprendido de abril a diciembre de 2008. Se excluyeron 11, por datos incompletos. De los pacientes incluidos, predominó el género femenino en 55% (n=21); el nivel de estudios, en primer lugar, fue profesional, con 44% (n=17). 64% (n=25) son foráneos, y respecto a la etiología predominó la infección crónica por virus hepatitis C (VHC) en 31% (n=12)(cuadro I).

Cuadro I Características sociodemográficas de pacientes evaluados para trasplante hepático en un centro de tercer nivel. México, 2008 

VHC: virus de hepatitis C. CPB: colangitis biliar primaria.

HAI: hepatitis autoinmune.

Solo 38% (n=15) de los sujetos trabaja en actividades remunerativas, y 36% (n=14) llevaba más de un año en inactividad laboral. En 31% (n=12), el proveedor económico fue el paciente, y el cónyuge en 41% (n=15) (figura 1). De toda la población evaluada, sólo en 12% (n=5) de los casos los costos fueron cubiertos por instituciones de salud.

Figura 1 A. Porcentaje de personas con limitación total. B. Porcentaje de sujetos con actividad remunerativa. México, 2008. 

Como mencionamos previamente, a medida que progresa la CH, los costos derivados de la atención incrementan. De acuerdo con el estudio de Torre-Delgadillo y colaboradores, el costo promedio anual fue de 88 326 pesos mexicanos (7 117.32 dólares estadunidenses) para el paciente en estadio Child-Pugh C.4 Si a esto le sumamos los costos de los estudios y valoraciones que se requieren para el protocolo de trasplante, las hospitalizaciones y los medicamentos de la inmunosupresión, el costo se incrementa de forma significativa.

Por otro lado, si tomamos en cuenta que la mayor parte de los casos de CH es causada por VHC, debemos considerar que esto complica la evolución postrasplante, ya que la recurrencia es universal, con 30% de probabilidades de ser nuevamente cirróticos en 5 años. Esto implica que los costos se incrementen debido a los esquemas de tratamiento con antivirales de acción directa; de acuerdo con un estudio,5 el rango de este incremento fue de 55 000 a 100 000 dólares, costos que se vuelven prácticamente inaccesibles para nuestra población.

En resumen, los gastos derivados de la atención médica superaron los ingresos económicos familiares, lo que ocasiona desajustes importantes en la dinámica familiar o el no ser aceptado en un programa de TH. Por este motivo, se requieren estrategias de salud pública que permitan el libre acceso a TH a todos los pacientes que lo requieran, independientemente de las condiciones socioeconómicas.

Referencias

1. Lozano R, Naghavi M, Foreman K, Lim S, Shibuya K, Aboyans V, et al. Global and regional mortality from 235 causes of death for 20 age groups in 1990 and 2010: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010. Lancet. 2012;380:2095-128. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(12)61728-0 [ Links ]

2. Quiroz ME, Flores YN, Aracena B, Granados-Garcia V, Salmeron J, Perez R, et al. Estimating the cost of treating patients with liver cirrhosis at the Mexican Social Security Institute. Salud Publica Mex. 2010;52(6):493-501. https://doi.org/10.1590/S0036-36342010000600003 [ Links ]

3. Aguirre-Valadez J, Torre A, Vilatobá M, Contreras A, Sánchez-Cedillo A, Antolinez-Motta J,et al. Indicaciones de trasplante hepático. Revista de Investigación Clínica. 2014;66(6):534-46. [ Links ]

4. Torre-Delgadillo A, Estradas J, Ramos-Narváe. El tratamiento y costos de salud por año de pacientes mexicanos con cirrosis en el rubro clínico y endoscópico. Endoscopia. 2013;25(4):180-6. [ Links ]

5. Rosenthal E, Graham C. Price and affordability of direct-acting antiviral regimens for hepatitis C virus in the United States. Infectious Agents and Cancer. 2016; 11(24):1-8. https://doi.org/10.1186/s13027-016-0071-z [ Links ]

*Autor de correspondencia: Correo electrónico: drinter77@gmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons