SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.60 número2Adherencia a la suplementación con hierro en gestantesNivel de actividad física y ausentismo laboral en funcionarios de hospital índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Salud Pública de México

versão impressa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.60 no.2 Cuernavaca Mar./Abr. 2018

http://dx.doi.org/10.21149/8400 

Cartas al editor

Recomendaciones para prevenir la transmisión de Mycobacterium abscessus en los procedimientos odontológicos

Recommendations to prevent the transmission of Mycobacterium abscessus in dental procedures

Héctor R Martínez-Menchaca, MCD, M en C1  2  * 

Patricia A Bonasso-Byrd, RDH, BS3 

Gerardo Rivera-Silva, PhD4 

1 Pediatric Dentistry and Special Care, University of Louisville School of Dentistry, University of Louisville. Louisville, Kentucky, USA.

2 Posgrado de Odontología Pediátrica, Universidad Anáhuac. Mérida, Yucatán, México.

3 Department of Infection Control, University of Louisville School of Dentistry, University of Louisville. Louisville, Kentucky, USA.

4 Laboratorio de Ingeniería Tisular y Medicina Regenerativa, Departamento de Ciencias Básicas, Universidad de Monterrey. San Pedro Garza García, Nuevo León, México.

Señor editor: En México, el tema relacionado con las previsiones de bioseguridad para reducir el riesgo de transmisión de microorganismos en las clínicas y consultorios dentales debería ser una cuestión estratégica para evitar problemas de salud pública. La incidencia de enfermedades reemergentes se ha visto incrementada en pacientes inmunocompetentes, entre las que destacan aquellas provocadas por micobacterias no tuberculosas (MNT),1 como Mycobacterium abscessus, que es un bacilo ácido-alcohol resistente, de aislamiento fácil y crecimiento rápido (7 días); se puede encontrar como contaminante en agua estancada, polvo, anestésicos locales, entre otros sitios. Su presentación clínica puede variar desde un absceso hasta sepsis.2

Debido a la problemática odontológica presentada recientemente en los Estados Unidos asociada con M. abscessus, se recomienda llevar a cabo la limpieza de las líneas de agua de las unidades dentales con gluconato de clorhexidina (GC) a una concentración de ≤ 0.2 %, de manera diaria.3 Durante los fines de semana las líneas deberán mantenerse secas.4

Por otra parte, la American Waters Works Association determina que el agua potable debe contener una cifra menor de 500 UFC/mL para el control de infecciones,5 para lo cual debería ser utilizado un filtro externo conectado a la fuente de agua corriente de la unidad dental. Asimismo, es recomendable cambiar el sillón dental tipo 1 (conectado a la tubería de la ciudad), por un sillón tipo 2 (con sistema de agua propio). Empero, el problema es el tiempo durante el cual el agua se encuentra retenida en las líneas o zonas plastificadas; además, se deberían realizar de manera habitual medidas generales de protección e higiene (cuadro I).

Cuadro I Medidas generales de protección e higiene para prevenir la transmisión de Mycobacterium abscessus en los procedimientos odontológicos 

*El estudio fue realizado de manera simultánea en Monterrey, N.L, México, y Louisville, KY, USA, entre el 2 de febrero y el 8 de noviembre del 2016

Ante la sospecha de una infección por M. abscessus, el paciente deberá ser remitido al servicio de infectología. En esta situación, la terapéutica recomendable es con amikacina y cefoxitina, hasta que se tengan los resultados de laboratorio.6 Sin embargo, realizando todas las medidas preventivas antes mencionadas, se evitaría el riesgo de transmisión e infección de estas micobacterias. El objetivo final es convertir la prevención en la estrategia esencial para garantizar un servicio odontológico de calidad.

Referencias

1. Peralta G, Tobin-D´Angelo M, Parham A, Edison L, Lorentzson L, Smith C, et al. Notes from the field: Mycobacterium abscessus infections among patients of a pediatric dentistry practice. Georgia, 2015. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65(13):355-356. https://doi.org/10.15585/mmwr.mm6513a5 [ Links ]

2. Porvaznik I, Solovic I, Mokry J. Non-tuberculous mycobacteria: classification, diagnostics and therapy. Adv Exp Med Biol 2017;944:19-25. https://doi.org/10.1007/5584_2016_45 [ Links ]

3. Fodor T, Szabó I. Effect of chlorhexidine gluconate on the survival of acid fast bacteria. Acta Microbiol Acad Sci Hung 1980;27(4):343-344. [ Links ]

4. Center for Science Information. ADA Science Institute. Dental Unit Waterlines. 2016 [citado noviembre 16, 2016]. Disponible en: http://www.ada.org/en/member-center/oral-health-topics/dental-unit-waterlinesLinks ]

5. Cox M, Cohn PD, Beger PS. Aspectos de la calidad del agua. Salud y estética. In Letterman RD, ed. American Water Works Association. España: McGraw-Hill, 2002:47-130. [ Links ]

6. Gobierno Federal, Secretaría de Salud, Sedena, Semar. Guía de Práctica Clínica. Diagnóstico y tratamiento de las infecciones por micobacterias no tuberculosas. Evidencias y recomendaciones. Catálogo maestro de guías de práctica clínica: IMSS-650-14. CENETEC, 2014 [citado noviembre 16, 2016]. Disponible en: http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/IMSS-650-14-MicobacteriosisNotuberculosa/650GER.pdfLinks ]

*Autor de correspondencia: Correo electrónico: hector.martinez@louisville.edu

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons