SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 número3¿La promoción de la resiliencia en la escuela puede contribuir con la política pública de salud?Intoxicación por plomo y nivel de marginación en recién nacidos de Morelos, México índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.59 no.3 Cuernavaca may./jun. 2017

http://dx.doi.org/10.21149/8046 

Cartas al editor

Guías alimentarias: una opción para seguir enfrentando los problemas nutricionales en el Perú

Food guides: an option to face nutritional problems in Peru

Diego Eduardo Azañedo-Vilchez, CD1  * 

Akram Hernández-Vásquez, MGPP2 

1 Centro de Estudios de Población, Universidad Católica los Ángeles de Chimbote. Chimbote, Perú.

2 Universidad Privada del Norte. Lima, Perú.

Señor editor: Hemos leído con gran interés la carta al editor de Luján-Carpio y colaboradores,1 donde abordan el tema de la publicidad televisiva como riesgo latente para el desarrollo de problemas nutricionales junto con una descripción de experiencias en algunos países orientadas a su regulación. Asimismo, los autores reportan que en el Perú la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil es de 33 y 14%, respectivamente; sin embargo, consideramos que dicho valor es excesivo a la luz de las nuevas estimaciones y de los valores reportados en el estudio citado por los autores (6.4 para obesidad y 1.8% para sobrepeso).2,3,4

Es evidente que la cada vez mayor presencia de problemas nutricionales merece especial atención, buscando agotar todas las posibles estrategias de control o para complementar las ya existentes como las mencionadas por Luján-Carpio y colaboradores. América Latina no es ajena a esta realidad, si se considera que los cambios socioeconómicos ocurridos en los últimos años han generado modificaciones en los estilos de vida y la adopción de hábitos alimenticios en la población que predisponen la aparición de trastornos nutricionales. Así también, en muchos países de Latinoamérica coexisten tanto el sobrepeso y la obesidad, como la desnutrición, representando la doble carga de malnutrición que se traduce en efectos negativos sobre la morbimortalidad presente y futura.5

En el Perú, las tendencias en el consumo de alimentos indican una evolución negativa debido al aumento promedio de la ingesta calórica y de grasas saturadas, lo que provoca un escenario propicio para el desarrollo de problemas nutricionales. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), nuestro consumo calórico por persona al día se ha incrementado de 2 138 kcal en 1992 a 2700 kcal en 2013; de igual manera, el consumo per cápita al día de grasas y proteínas aumentó de 44.14 g a 51.15 g y de 54.04 g a 74.92g respectivamente.6 Sin embargo, esti­maciones locales muestran que detrás de ese aumento promedio, más de 50% de menores de tres años no alcanzan el requerimiento energético diario, siendo la mayor proporción perteneciente a zonas andinas y amazónicas, bajo condiciones de pobreza y pobreza extrema; asimismo, existe una diferencia de 20 puntos porcentuales entre los niños de zonas rurales y urbanas que así alcanzan el requerimiento. 7

Debido a esta compleja situación y las consecuencias que deberemos enfrentar, resulta urgente y necesario sumar esfuerzos hacia el abordaje integral de la malnutrición. Para ello, se requiere tomar medidas orientadas a reducir la incidencia de este problema que incrementa en gran medida la carga de enfermedad, afecta la calidad de vida y genera un alto impacto en los costos de atención para los sistemas de salud y disminución de la productividad como país.

Situaciones como las descritas han generado el desarrollo de iniciativas globales para hacerles frente; una de las más representativas es el Plan de Acción Mundial para la Nutrición de 1992, en el cual se instó a los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que diseñen e implementen Guías Alimentarias (GA)8 que sean exclusivas y estandarizadas según sus necesidades y la carga de trastornos nutricionales.9 La finalidad e importancia de estas guías radica en la posibilidad de transmitir a la población recomendaciones nutricionales por medio de simbología y lenguaje simple, de modo que sean fácilmente entendibles; además servirían para complementar el desarrollo de políticas públicas y programas de salud nutricional.

Con la finalidad de conocer el estado y avance de la implementación de las guías en el mundo y específicamente América Latina, realizamos una búsqueda en sitios de Internet de organismos internacionales de salud pública e instituciones gubernamentales para identificar documentos o información actualizada relacionada con las GA. Los resultados muestran que a pesar de las recomendaciones propuestas por la OMS y la necesidad de contar con estas guías, tres países de la región (Perú, Ecuador y Guyana Francesa) aún no cuentan con ellas (figura 1).9,10

Fuente: Elaboración propia

Figura 1 Situación de la implementación de guías alimentarias a nivel mundial. 2016 

Si bien el impacto de la implementación de las GA es difícil de cuantificar, la evidencia muestra que los niños con adherencia a las recomendaciones de las GA poseen una dieta de mayor calidad y una disminución del riesgo de padecer obesidad.11 Además, esa adherencia estaría asociada con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer y mortalidad por diabetes en adultos;12 incluso países como Brasil consideran que lograr la implementación de las GA podría ser una oportunidad para mejorar el estado de salud bucal de su población.13 Todas estas evidencias dentro de un escenario complejo de transición epidemiológica avalan la implementación de las GA.

Además de los potenciales y demostrados beneficios que tienen las GA, su implementación podría contribuir a ser la mejor fuente de información que orientaría y ayudaría a la población a elegir, combinar y sustituir adecuadamente los insumos alimenticios, teniendo en cuenta la disponibilidad y acceso de los mismos en la diversidad geográfica y socioeconómica que caracteriza a Latinoamérica. De igual forma, estos beneficios servirían a los profesionales de la salud para promover estilos de vida saludables y reforzar las recomendaciones nutricionales brindadas a sus pacientes. Paralelamente, los gobiernos y organismos involucrados pueden usar las GA como base para el desarrollo y complemento de políticas de nutrición saludable.

Consideramos que la falta de guías alimentarias en tres países de la región, incluido el Perú, podría obedecer a la complejidad del proceso que implica asumir obligaciones, generar compromisos y alinear intereses de múltiples actores. En este escenario, es oportuno considerar que tanto el gobierno peruano como ministerios y agencias gubernamentales sumen esfuerzos hacia un objetivo común que permita alcanzar el compromiso asumido hace 24 años en la Conferencia Internacional de Nutrición y puedan materializar este tipo de estrategia que acompañe a las ya existentes, lo cual nos permitirá avanzar hacia un país con una población nutricionalmente más saludable y así reducir la carga de enfermedad que genera la malnutrición en la región. Caso contrario, tendremos que seguir esperando.

Referencias

1. Luján-Carpio E, Ponce-Chafloque J, Gálvez-Marticorena B, Taype-Rondán Á. La publicidad televisiva de alimentos: un riesgo latente para los niños de Latinoamérica. Salud Publica Mex 2015;57:362-363. [ Links ]

2. Álvarez-Dongo D, Sánchez-Abanto J, Gómez-Guizado G, Tarqui-Mamani C. Sobrepeso y obesidad: prevalencia y determinantes sociales del exceso de peso en la población peruana (2009-2010). Rev Peru Med Exp Salud Publica 2012;29:303-313. [ Links ]

3. Carrillo-Larco RM, Miranda JJ, Bernabe-Ortiz A. Wealth index and risk of childhood overweight and obesity: evidence from four prospective cohorts in Peru and Vietnam. Int J Public Health 2016;61(4):475-485. https://doi.org/10.1007/s00038-015-0767-7 [ Links ]

4. Carrillo-Larco RM, Miranda JJ, Bernabe-Ortiz A. Impact of food assistance programs on obesity in mothers and children: A prospective cohort study in Peru. Int J Public Health 2016;106(7):1301-1307. https://doi.org/10.2105/ajph.2016.303191 [ Links ]

5. Ministerio de Salud. Un gordo problema: Sobrepeso y obesidad en el Perú [Internet]. Lima, Perú: MINSA, 2012 [consultado el 30 de mayo de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://www1.paho.org/nutricionydesarrollo/wp-content/uploads/2012/05/Gordo-problema.-Sobrepeso-y-Obesidad-Peru.pdfLinks ]

6. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Food balance [Internet]. Geneva, Switzerland: FAO, 2015 [consultado el 20 de abril de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://faostat3.fao.org/browse/FB/*/ELinks ]

7. Ministerio de Salud. Informe Técnico: Consumo de alimentos en niños peruanos de 6 a 35 meses; 2012-2013 [Internet]. Lima, Perú: MINSA - Dirección Ejecutiva de Vigilancia Alimentaria y Nutricional, 2015 [consultado el 16 de mayo de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://www.ins.gob.pe/repositorioaps/0/5/jer/estudiosconsumo/VIN20122013.pdfLinks ]

8. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Conferencia Internacional de Nutrición [Internet]. Roma, Italia: FAO, 1992 [consultado el 27 de abril de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://www.fao.org/docrep/v7700t/v7700t04.htmLinks ]

9. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Food-based dietary guidelines [Internet]. Rome, Italy: FAO, 2016 [consultado el 5 de mayo de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://www.fao.org/nutrition/education/food-dietary-guidelines/background/en/Links ]

10. Food and Agriculture Organization of the United Nations. El estado de las guías alimentarias basadas en alimentos en América Latina y el Caribe [Internet]. Roma, Italia: FAO , 2014 [consultado el 27 de abril de 2016]. Disponible en: Disponible en: http://www.fao.org/3/a-i3677s.pdfLinks ]

11. Yu SH, Song Y, Park M, Kim SH, Shin S, Joung H. Relationship between adhering to dietary guidelines and the risk of obesity in Korean children. Nutr Res Pract 2014;8(6):705-712. https://doi.org/10.4162/nrp.2014.8.6.705 [ Links ]

12. Yu D, Zhang X, Xiang Y-B, Yang G, Li H, Gao Y-T, et al. Adherence to dietary guidelines and mortality: a report from prospective cohort studies of 134,000 Chinese adults in urban Shanghai. Am J Clin Nutr 2014;100(2):693-700. https://doi.org/10.3945/ajcn.113.079194 [ Links ]

13. Freire Mdo C, Balbo PL, Amador Mde A, Sardinha LM. Dietary guidelines for the Brazilian population: implications for the Brazilian National Policy on Oral Health. Cad Saúde Pública 2012;28 Suppl:s20-s29 [ Links ]

*Autor de correspondencia: Correo electrónico: dazanedov@uladech.edu.pe

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons