SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 número2Violencia de pareja en la gestación y el perfil del autor de la agresiónEducación en salud pública y creencias epistemológicas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.59 no.2 Cuernavaca mar./abr. 2017

http://dx.doi.org/10.21149/7999 

Cartas al editor

Hacia una perspectiva sociocultural y económica en la política contra la alimentación no saludable

Antonio Laguna Camacho, PhD1 

1 Centro de Investigación en Ciencias Médicas,Universidad Autónoma del Estado de México. México.

Señor editor: México y muchos países en desarrollo experimentan un cambio que va del consumo de comidas tradicionales al de alimentos industrializados altos en azúcar, grasa y sal.1 A esto se atribuye, en parte, el dramático incremento en la prevalencia de obesidad y enfermedades crónicas. Para atender estos problemas de salud pública, la estrategia se ha enfocado en promover la alimentación “saludable” a través de recomendaciones a la población sobre qué alimentos consumir o qué dieta seguir. Tales recomendaciones aíslan los alimentos de su contexto sociocultural. Aunque la gente piensa en fruta, vegetales y agua cuando se refiere a comida saludable,2 no hay una relación clara de las recomendaciones y las costumbres alimentarias de la población. Por ejemplo, en una comunidad una persona comentó que no podía comer saludable porque no le alcanzaba el dinero para comprar pan integral y jamón de pavo, y que sólo podía comer tortilla, papa y quelites (lo cual es nutritivo).

El hecho de que las tradiciones alimentarias satisfagan las necesidades nutricionales refleja la sabiduría popular en elegir sus alimentos y preparaciones. Sin embargo, las comidas caseras típicas compiten contra la alta distribución de alimentos industrializados en las localidades. Los alimentos procesados son intensamente promovidos y presentados de forma positiva al público y la gente, por conveniencia, termina adquiriéndolos. El presupuesto de la industria alimentaria para marketing de alimentos procesados es muchas veces mayor al destinado para promover la alimentación saludable. El papel de la industria alimentaria en la promoción de la alimentación no saludable ha sido poco señalado.3 La estrategia informativa actual para que los individuos mejoren su alimentación continuará siendo ineficaz en tanto la alta oferta de alimentos no saludables continúe.

Además, mientras la ciencia biomédico-nutricional busca insistentemente causas únicas, la causalidad de enfermedades se ha tornado muy compleja.4La evidencia es inconsistente y escasa, y la falta de una base científica sólida limita el regular por esta vía a la industria alimentaria.

Ante este escenario, son necesarias nuevas perspectivas para guiar las políticas contra las enfermedades crónicas en la población. El alcance de la intervención en materia alimentaria debiera extenderse hacia los determinantes socioculturales y económicos. Esto incluye proteger las tradiciones alimentarias a través de mayor promoción entre la población, además de mejor regulación a la industria alimentaria para que los alimentos ofrecidos al público sean nutritivos.

Referencias

1. Satia JA. Dietary acculturation and the nutrition transition: an overview. Appl Physiol Nutr Metab 2010;35(2):219-223. https://doi.org/10.1139/H10-007 [ Links ]

2. Laguna-Camacho A, Booth DA. Meals described as healthy or unhealthy match public health education in England. Appetite 2015;87:283-287. https://doi.org/10.1016/j.appet.2015.01.007 [ Links ]

3. Nestle M. Food politics: how the food industry influences nutrition and health. Berkeley: University of California Press Ltd, 2013. [ Links ]

4. Ulijaszek S. With the benefit of Foresight: obesity, complexity and joined-up government. BioSocieties 2015;10(2):213-228. https://doi.org/10.1057/biosoc.2015.16 [ Links ]

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons