SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.58 número6El clima social escolar en el logro de aprendizajes y el desarrollo integral, ¿cómo afecta a la salud mental de los niños y niñas?El diagnóstico molecular en la praxis de la oncología en el Sector Salud. El laboratorio de oncología molecular como herramienta índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.58 no.6 Cuernavaca nov./dic. 2016

http://dx.doi.org/10.21149/spm.v58i6.8077 

Cartas al editor

Déficit en la asistencia médica farmacológica y de seguimiento en el tratamiento del tabaquismo en México

Raúl H Sansores, M en C1 

Ismael Delgado-Ginebra, L en Med1 

Leonor A García-Gómez, M en Psic1 

Valeri Noe-Díaz, M en Psic1 

Alejandra Ramírez-Venegas, M en C1 

Rocío Conteras-Romero, L en Psic1 

Monserrat Lozano-Vargas, L en Psic1 

Lydia E Pérez-Márquez, L en Psic en T Soc1 

1 Departamento de Investigación enTabaquismo y EPOC, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas. Ciudad de México, México. raulsansores@yahoo.com.mx

Señor editor: El tabaquismo es una adicción que causa la muerte prematura de la mitad de sus consumidores. Con una prevalencia de hasta 21.7%1 y 60 000 muertes atribuibles en México en 2010,2 se puede entender por qué el tabaquismo es un serio problema de salud. Debido a que no se conocen adecuadamente los recursos físicos, humanos y de tratamiento empleados en las clínicas de cesación tabáquica en México, se decidió realizar un estudio para conocer dichos recursos, así como la forma de tratamiento y seguimiento: la información se podría utilizar para implementar mejoras. Se recabó la información a través de cuestionarios aplicados a personal que labora en clínicas de tabaquismo, que brindan atención de ayuda para dejar de fumar de manera rutinaria, y que acudió al curso de "Censo de Capacitación y Certificación" (Cecace) para certificar a personal dedicado al tratamiento de tabaquismo como expertos en esta materia de 2012 a 2014 impartido en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosió Villegas (INER). Se excluyó personal administrativo, de tercer nivel de atención o que contestara menos de 80% del cuestionario. Se aplicaron 13 preguntas (seis dicotómicas y siete de opción múltiple) que evaluaban recursos físicos dentro de la clínica o centro, funciones y responsabilidades del personal, tipo de atención brindada, tratamientos prescritos, seguimiento y referencia de los pacientes, así como campañas de prevención o investigación realizadas en el centro. Se realizó un análisis descriptivo. Los datos se presentan como frecuencia absoluta (n) y relativa (%).

Se incluyeron en este estudio 172 cuestionarios que se agruparon según el lugar de procedencia de los participantes, quedando un total de 79 centros de atención diferentes: 66 centros especializados en adicciones (83.1%), siete hospitales (8.8%); dos Centros de Readaptación Social (Cereso) (2.5%) y cuatro centros de salud o Unidades de Medicina Familiar (5.1%). De ellos, cinco están ubicados en la Ciudad de México (6.3%), 36 en el Estado de México (45.6%), 23 en Guerrero (29.1%), seis en Querétaro (7.6%) y nueve en Zacatecas (11.4%). Los resultados del cuestionario mostraron que el personal de psicología interviene en 100% de los centros para dejar de fumar (n=79), los médicos no especialistas en 51.9% (n=41) y los médicos especialistas en 17.7% (n=14). Se reportó dar consejo breve en 98.73% (n=78) de estos centros, brindado por el psicólogo en 97.4% (n=77), trabajador/a social en 64.5% (n=51), médico en 56.9% (n=45) y personal de enfermería en 21.5% de los centros (n=17). El manejo conjunto entre médico y psicólogo solamente se reportó en 46.8% (n=37) de los centros, en 52% (n=42) solamente hay abordaje psicológico y en 1.2% (n=1) únicamente médico. El abordaje psicológico brindado es principalmente consejería breve en 93.6% (n=74) y terapia individual en 87.34% (n=69). El tratamiento farmacológico más comúnmente prescrito es la Terapia de Remplazo Nicotínico (TRN), utilizada en 17.7% de los centros (n=14), seguido por Bupropión con 12.6% (n=10) y Vareniclina en 10.3% (n=8). Resalta que 81% de los centros (n=64) reportaron que no se prescribe ningún fármaco como parte del tratamiento a los fumadores. Ningún centro reportó tener un programa estructurado de seguimiento a largo plazo para determinar el éxito de sus intervenciones y sólo 67% (n=53) reportó tener un programa para prevención de recaídas. Finalmente, de los 79 centros evaluados, en 93.6% (n=74) se realizaron campañas de prevención de tabaquismo y sólo en 7.5% (n=6) se señaló que se realiza investigación sobre tabaquismo. Este es el primer estudio donde se evalúa en una muestra no aleatorizada el modelo de atención y los recursos de los centros de atención primaria al tabaquismo. Los hallazgos más importantes de este escrutinio son la escasa participación del personal médico en el tratamiento del tabaquismo, en particular de especialistas; el poco uso de tratamientos farmacológicos para la cesación tabáquica, debiendo ser éstos la base del tratamiento;3-5 la falta de un programa de seguimiento a mediano y largo plazo para la prevención de recaídas en algunos centros, cuestión vital al tratarse de una adicción;6 y la falta de investigación en estos centros.

Existen pocos reportes en México sobre centros o clínicas para dejar de fumar que describan áreas de oportunidad para mejorar el tratamiento de los pacientes que acuden en busca de ayuda.

Referencias

1. Villatoro-Velázquez JA, Bustos-Gamiño M, Oliva-Robles N, Fregoso-Ito D, Mujica-Salazar A, Martín del Campo-Sánchez R, et al. Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014: Reporte de Tabaco. Distrito Federal: Secretaría de Salud, 2015 [consultado el 27 de mayo de 2016]. Disponible en: http://conadic.salud.gob.mx/pdfs/investigacion/ENCODEDROGAS_2014.pdfLinks ]

2. Guerrero-López CM, Muños-Hernández JA, Sáenz de Miera-Juárez B, Reynales-Shigematsu LM. Consumo de tabaco, mortalidad y política fiscal en México. Salud Publica Mex 2013;55(Suppl 2): S276-S281. http://dx.doi.org/10.21149/spm.v55s2.5125 [ Links ]

3. Lancaster T, Stead LF. Individual behavioural counselling for smoking cessation. The Cochrane Library 2008; 4 [consultado el 27 de mayo de 2016]. Disponible en: http://www.ncsct.co.uk/usr/pub/individual-behaviour-counselling.pdfLinks ]

4. Cahill K, Stevens S, Perera R, Lancaster T. Pharmacological interventions for smoking cessation: an overview and network meta-analysis. Cochrane Database of Systematic Reviews (serie en internet) 2013;5:CD009329. http://doi.org/bq7mLinks ]

5. Stead LF, Lancaster T. Combined pharmacotherapy and behavioural interventions for smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews (serie en internet) 2012;10:CD008286. http://doi.org/bq7nLinks ]

6. Koçak ND, Eren A, Boğa S, Aktürk ÜA, Öztürk ÜA, Arinç S, Şengül A. Relapse Rate and Factors Related to Relapse in a 1-Year Follow-Up of Subjects Participating in a Smoking Cessation Program. Respir Care 2015;60(12):1796-1803. http://doi.org/bq7pLinks ]

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons