SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.54 número2Incidence of positive DNA from Cytomegalovirus, Human Parvovirus B19 and Hepatitis B virus, at birthCausas nutricionales de anemia en niños menores de 5 años: resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.54 no.2 Cuernavaca mar./abr. 2012

 

CARTAS AL EDITOR

 

Reacciones de Widal en población sana de Mexicali

 

 

Hiram Javier Jaramillo Ramírez, MD InternI; José Antonio de la Peña Celaya, MD.; Ricardo Núñez Ramírez, Quim Biol.; Moisés Rodríguez Lomelí, Epidemiol.

IHospital General de Mexicali. hiramjaramillo@yahoo.com.mx

 

 

Señor editor: a través de la presente envío los resultados de un trabajo realizado en Mexicali, Baja California, México, en el que intentamos establecer un punto de corte a las reacciones febriles al obtener muestras sanguíneas de personas sanas.

La fiebre tifoidea en el año 2007 y 2008 está entre las 30 principales causas de morbilidad; en Baja California, en esos años ocupó el lugar 19, con 2 011 y 1 860 casos nuevos, respectivamente. El Instituto de Servicios de Salud Pública del Estado de Baja California (ISESALUD) es la institución que reportó 88% de los casos y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 6%. La tasa fue de 51.6 por 100000 hab. en 2009, por arriba de la tasa nacional.

En México, la notificación de casos nuevos de fiebre tifoidea se está cuadruplicando y 99% de los diagnósticos se realizan con reacciones de Widal y cuadro clínico; sólo 1% de los diagnósticos se realiza con cultivo.

Las reacciones de Widal, también conocidas como reacciones febriles, tienen más de 100 años desde su descripción.1 En tiempos actuales no son el método diagnóstico ideal para la fiebre tifoidea ya que se encuentran disponibles técnicas avanzadas con mayor sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de esta enfermedad, pero son poco accesibles en países en vías de desarrollo.

La interpretación de estas técnicas debe basarse en el cuadro clínico y en el punto de corte para la población determinada, por lo que los resultados con diluciones son mayores en países en vías de desarrollo como el nuestro y menores en países desarrollados.2

En países en vías de desarrollo como el nuestro los títulos de las reacciones de Widal son altas, aun en población sana, y en nuestra comunidad muchos clínicos las utilizan para diagnosticar fiebre tifoidea, sin embargo, no se conoce el punto de corte de estas pruebas en población sana de Mexicali. Como consecuencia de esto, existe sobrediagnóstico de fiebre tifoidea y tratamiento innecesario con antibióticos, exponiendo a la población a efectos adversos y gasto económico no justificado. Por lo anterior, decidimos realizar el presente trabajo con el fin de establecer la prevalencia de las reacciones de Widal en población sana y poder disminuir el sobrediagnóstico.

Se trata de un estudio observacional y transversal, en una muestra poblacional de 692 personas sanas mayores de edad, donadores de sangre del Hospital General de Mexicali, sin toxicomanías, comorbilidades o enfermedades febriles o diarreicas recientes. Todas otorgaron consentimiento informado.

El Tífico O obtuvo diluciones de 1:160 en 2 pacientes; 1:80 en 36 pacientes (5.2%) y 141 con 1:40; 511 negativos. Tífico H, 3 con diluciones en 1:80, y 15 con 1:40; el resto fueron negativos. En Paratífico A sólo 2 positivos con diluciones 1:40 y 1:80. 6 de Paratífico B en 1:40 (cuadro I).

 

 

El 5.2% de la población sana estudiada tiene títulos de Tífico O positivos en diluciones 1:80, parecidos en prevalencia a los de países como Nigeria pero mayores a los de Inglaterra.

El estándar dorado para el diagnóstico de fiebre tifoidea es el cultivo de fluidos. Un cuadro clínico compatible con elevación de Tífico O y Tífico H por arriba de 4 veces su valor normal para la población después de 2 semanas de iniciado el cuadro, debe hacer sospechar fiebre tifoidea3,4 (cuadro II). Niveles menores sin cuadro clínico, o bien, en esas cifras sin cuadro clínico compatible, no pueden ser considerados como fiebre tifoidea ya que distintas enfermedades infecciosas pueden elevarlas (cuadro III). Debemos recordar que estas pruebas demuestran memoria inmunológica.

 

 

 

 

Referencias

1. Widal F. Serodiagnostic de la fièvre typhoide à-propos d'une modification par M. M. C. Nicolle et A. Halipre. Bull Mem Soc Med Hop Paris 1896;13:561-566         [ Links ]

2. Oboegbulam SI, Oguike JU, Gugnani HC. Microbiological studies on cases diagnosed as typhoid/enteric fever in south-east Nigeria. J Commun Dis 1995;27:29        [ Links ]

3. Anon. Typhoid and its serology. BMJ 1978; 18 Feb:389-390.         [ Links ]

4. Hoffman SL, Flanigan TP, Klaucke D, Leksana B, Rockhill RC, Punjabi NH, et al. The Widal slide agglutination test, a valuable rapid diagnostic test in typhoid fever patients at the infectious disease hospital in Jakarta. Am J Epidemiol 1986; 123:869-875.         [ Links ]