SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.53 número5Contaminación ambiental y salud infantil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.53 no.5 Cuernavaca sep./oct. 2011

 

NOTICIAS DE SALUD AMBIENTAL

 

Un repaso al humo de tercera mano*

 

 

Necesidades de investigación y recomendaciones

 

Durante los últimos 50 años los estudios han demostrado claramente que el tabaquismo está vinculado a efectos adversos para la salud tanto de los fumadores como de los individuos expuestos al humo de segunda mano (HSM). Ahora se ha identificado un nuevo nivel de exposición: el humo de tercera mano (HTM), esto es, los contaminantes residuales del humo del tabaco que permanecen en las superficies y en el polvo, se reemiten en la fase gaseosa e interactúan con otros compuestos. En un informe reciente, los investigadores ofrecen un análisis descriptivo de los componentes y la dinámica del HTM y abogan por el establecimiento de un programa de investigación para llenar las lagunas en nuestra comprensión de la naturaleza y los efectos del HTM [EHP 119(9):1218–1226; Matt et al.].La exposición al HTM es el resultadode la inhalación, ingestión o captación dérmica de los contaminantes del HTM en el aire, el polvo y otras superficies. Los autores señalan que el HTM y el HSM están estrechamente relacionados y de hecho coexisten, puesto que el HTM se genera en los ambientes en los que se fuma regularmente. Pero mientras que el HSM se elimina con la ventilación, los contaminantes del HTM pueden persistir en los ambientes durante varias horas o aun días después de que se ha fumado tabaco.

Los componentes del HTM, tales como la nicotina y los hidrocarburos aromáticos carcinogénicos policíclicos, incluyendo el benzopireno, son absorbidos y reemitidos desde las superficies interiores durante periodos variables después de que se han extinguido las fuentes de humo de tabaco. Algunos componentes del HTM reaccionan con otros compuestos del medio ambiente y producen contaminantes secundarios. Por ejemplo, las reacciones químicas entre la nicotina y el ácido nitroso conducen a la formación de otras nitrosaminas específicas del tabaco,y el ozono puede reaccionar con ciertos compuestos orgánicos volátiles, dando como resultado formaldehído, acetildehído y benzaldehído.

 

 

Se han medido los componentes del HTM en espacios interiores meses después de que se fumó en ellos. La Dirección General de Salud Pública de EUA ha concluido que, al parecer, no existe ningún nivel de exposición al HSM que esté libre de riesgos; por ello es posible que la exposición al HTM sea nociva, particularmente para las poblaciones vulnerables, como los niños. Los investigadores recomiendan que los estudios futuros definan más claramente la química yla toxicología del HTM, lo cual ayudará a establecer, fomentar y hacer respetar políticas públicas y prácticas personales para limitar la exposición al humo de tabaco.

Los autores señalan que las políticas voluntarias públicas y privadas promulgadas en la última década, incluyendo el incremento de espacios de trabajo, áreas públicas y alojamientos libres de humo, han hecho frente de manera eficaz a esta exposición al HTM en algunos entornos. Argumentan que pueden desarrollarse políticas de salud pública más firmes mediante un programa de investigación interdisciplinaria que combine la investigación básica y aplicada en materia de evaluación de riesgos con los estudios sobre el tabaquismo y su cese.

 

La MaestraTanya Tillett,
originaria de Durham, NC, forma parte
del equipo de escritores de EHP.
Ha sido parte del mismo desde el año 2000
y ha representado a EHP en congresos
nacionales e internacionales.

 

 

* Publicado originalmente en Environmental Health Perspectives, volumen 119, número 9, septiembre de 2011, página A399.