SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.53 número2Un estudio demuestra que ningún nivel de exposición al HSM está libre de efectosTómatelo a Pecho índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.53 no.2 Cuernavaca mar./abr. 2011

 

NOTICIAS

 

Décimo aniversario del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP

 

 

 

El origen del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) se remonta al año de 1993, cuando el doctor Mauricio Hernández Ávila, entonces Director del Centro de Investigación en Salud Pública, con el apoyo del doctor Julio Frenk, Director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), tuvo la iniciativa de invitar al doctor Juan Ángel Rivera Dommarco para formar una línea de investigación sobre nutrición y salud.

Es así como el doctor Rivera Dommarco, quien fungía como Director de la División de Nutrición y Salud en el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá en Guatemala, se incorpora como investigador al INSP y ocupa, al cabo de unos meses, la jefatura de Departamento de Investigación en Salud de la Infancia, dentro del Centro de Investigación en Salud Pública. Es en esta etapa, de 1993-1994, cuando el doctor Rivera Dommarco se da a la tarea de desarrollar un plan estratégico para la creación de una línea de investigación sobre nutrición y salud, acompañándole en ese entonces las investigadoras Teresita González de Cossío y Marta Rivera. Este plan estratégico, que fue fundamental para el desarrollo de lo que llegaría a ser el CINyS, identificó una agenda estratégica de investigación fundamentada en la filosofía de investigación por misión, que tenía como ejes principales el estudio de la distribución y magnitud de la mala nutrición en México, por una parte, y el estudio de la respuesta social organizada a los problemas nutricionales del país, por la otra. Identificaba, además, la necesidad de realizar ensayos clínicos comunitarios sobre las causas, consecuencias y mecanismos de la mala nutrición.

A finales de 1994, el doctor Rivera Dommarco ocupa la Dirección de Área de Salud de la Mujer y el Niño, por lo que se amplía el número de colaboradores incluyendo a investigadores en diferentes líneas, todas relacionadas con la nutrición poblacional; entre ellos se cuentan Bernardo Hernández, Cecilia Cortés, Kurt Long, Socorro Parra y Mario Flores. En esta etapa crucial se empieza a trabajar en las primeras publicaciones con representatividad nacional que describían los problemas nutricionales en México, con base en los datos de la Encuesta Nacional de Nutrición de 1988; para ello se contaba con el apoyo esencial del doctor Jaime Sepúlveda, entonces Subsecretario de Salud. Resultado de este trabajo fueron varias publicaciones en la revista de Salud Pública de México y en otros medios impresos que dieron difusión importante a los principales retos en nutrición poblacional en grupos vulnerables (niños y mujeres en edad reproductiva) y que son de referencia para el estudio del tema en la actualidad.

Asimismo, durante el período de 1994-1995 se inician ensayos aleatorizados en comunidades para mejorar el estado nutricio y la salud en niños y mujeres, con vistas al desarrollo de intervenciones a mayor escala que pudieran servir de base para el combate a los problemas nutricionales identificados previamente. En esta etapa fue fundamental el establecimiento y consolidación de alianzas estratégicas con instituciones y expertos de las universidades de Stanford y posteriormente Emory (Reynaldo Martorell), Davis (Ken Brown) y Cornell (Jean Pierre Habicht), en los Estados Unidos, así como con el Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán en México y el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá en Guatemala.

Llega el año de 1996 y con él otro importante hito para el CINyS, que constituye la formación de la Maestría en Ciencias de la Salud con Área de Concentración en Nutrición, en la que el Dr. Homero Martínez tuvo un importante papel como primer coordinador. Esta maestría en ciencias es única en su género en el país y cuenta a la fecha con 13 generaciones de alumnos y un historial de 113 alumnos matriculados. Algunos de los egresados de este programa ya son maestros de otras generaciones e investigadores independientes, y han proseguido estudios de doctorado en el INSP y en otras instituciones nacionales y extranjeras.

 

 

En este mismo año de 1996, y por invitación de los doctores José Gómez de León y Santiago Levy, el CINyS participa en la coordinación y diseño de la evaluación del componente de nutrición del Programa Progresa (posteriormente Oportunidades), hecho que marca el inicio de una intensa y fructífera participación del CINyS en el diseño y evaluación de políticas y programas nacionales para disminuir la mala nutrición y sus consecuencias en México. La investigación se traduce ahora en acciones en nutrición pública, lo cual persiste como una importante actividad del Centro.

Durante los años de 1997 a 1998, el doctor Mauricio Hernández Avila solicita al doctor Juan Rivera Dommarco ocupar temporalmente su lugar como Director del CISP por motivos de una estancia sabática. Durante este tiempo ocupa la Dirección de Área el doctor Jere Haas de la Universidad de Cornell y, posteriormente, el doctor Bernardo Hernández.

Entre 1998 y 1999 se crea el Laboratorio de Nutrición del CINyS, bajo la dirección del doctor Salvador Villalpando, que constituye un importante avance hacia la consolidación del Centro que a la fecha ha hecho contribuciones altamente relevantes a la nutrición pública en México.

El año de 1999 marca una nueva etapa para el CINyS, ya que éste se incorpora por vez primera no solamente al análisis sino al diseño e implementación de una encuesta nacional: la Encuesta Nacional de Nutrición 1999 (ENN-99). Esta encuesta significaba una tarea gigantesca para el pequeño grupo de investigadores que constituían el CINyS y que, aunque en estos años había crecido en experiencia y número, no era suficiente; para esto se incorporan la maestra Teresa Shamah y un grupo de dinámicas colaboradoras que, con el tiempo, se hicieron expertas en todos los aspectos relativos a encuestas nutricionales. Muchas de ellas siguen siendo investigadoras del Centro. Asimismo, se aprovechó el esfuerzo de la ENN-99 para conjuntarlo con la línea basal de la evaluación del Progresa.

Esta participación activa del CINyS en el estudio de la nutrición a nivel nacional abrió las puertas para una interlocución directa con la Secretaría de Salud y la SEDESOL que permitió al CINyS reafirmar su función como un referente para la toma de decisiones en nutrición pública, participando nuevamente en el diseño de intervenciones para disminuir la malnutrición en México, como es el caso del programa de distribución de leche Liconsa.

Fundación y consolidación del CINyS

El año 2001 es el que oficialmente corresponde a la fundación del CINyS gracias al apoyo decidido de los doctores Jaime Sepúlveda y Mauricio Hernández Avila. Se cuenta entonces con dos direcciones de área: Epidemiología Nutricional y Nutrición Básica; así como tres jefaturas de departamento.

Durante el período de 2001 a 2005, el CINyS desarrolla una intensa actividad con proyectos de investigación en temas diversos que abarcan desde estudios de biodisponibilidad de micronutrimentos, ensayos clínicos aleatorizados en ámbitos comunitarios (estudios de eficacia) y evaluaciones de impacto de intervenciones nutricias, hasta ensayos para evaluar la adherencia al tratamiento de enfermedades crónicas y estudios en población indígena. La actividad de docencia también es intensa y llega a consolidarse la Maestría en Ciencias en Nutrición como un programa de excelencia.

Es al final del 2005 y el inicio de 2006 cuando se vislumbra una nueva encuesta: la ENSANUT 2006. En esta ocasión, se unen los esfuerzos de las encuestas nacionales de salud y de nutrición que incluyen aspectos de atención a la salud, enfermedades crónicas, seroepidemiología y, por supuesto, nutrición.

Además de la gran cantidad de trabajo en todos los sentidos –brigadas de encuestadores trabajando a veces en condiciones ambientales adversas, muchas encuestas realizadas en espera de captura, cientos de muestras llenando el Laboratorio–, la ENSANUT 2006 trajo algunas sorpresas no precisamente muy agradables a la comunidad salubrista del país: se reveló, ante los incrédulos ojos de los analistas y directivos del INSP y de la Secretaría de Salud, que México se encontraba en medio de una epidemia de sobrepeso y obesidad sin precedentes. La velocidad con que la mala nutrición por exceso aumentó en México entre 1988 y 2006 –como lo manifestaban las tres encuestas nacionales de nutrición– dejó a todo el mundo sin aliento. Fue necesario que un grupo de expertos independiente a la ENSANUT volviera a analizar los datos. Los resultados se confirmaron: en un período de menos de 20 años, la obesidad en mujeres adultas aumentó en más de 300%. Pronto el sobrepeso y la obesidad fueron titulares en todos los medios de comunicación y foros científicos y de difusión al ser la ENSANUT 2006 una de las encuestas más difundidas en los medios de comunicación en el país y en el extranjero. El CINyS respondió dirigiendo una buena parte de sus esfuerzos al estudio del problema. Afortunadamente se contaba también con el doctor Simón Barquera, quien se había incorporado al INSP en 1998 y estaba conformando un grupo de jóvenes investigadores dedicado al estudio de los problemas de malnutrición por exceso. Este esfuerzo derivó en la caracterización de la 'transición nutricional' en México en la que participan prácticamente todos los investigadores del CINyS, incluyendo alumnos de maestría que realizaron valiosos trabajos de tesis que son de referencia hoy en día.

 

 

A partir de entonces se toma la decisión estratégica de enfocar esfuerzos al entendimiento del problema del sobrepeso y obesidad en niños y adultos, lo cual incluye importantes trabajos para modificar el entorno escolar y el 'ambiente obesigénico' que pone en riesgo a la población. Estos trabajos conducen, entre otras importantes tareas, al desarrollo de las recomendaciones sobre el consumo de bebidas para la población mexicana, utilizadas por la Secretaría de Salud en el desarrollo de estrategias para la prevención de obesidad y diabetes tipo 2; al apoyo técnico a la misma Secretaría de Salud en el desarrollo de una estrategia nacional de prevención de obesidad, que culminó en la firma del Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria (ANSA), y a la participación del Centro como asesor técnico en la definición de los criterios nutricionales para los Lineamientos para el Expendio o la Distribución de Alimentos y Bebidas en Escuelas. Actualmente se trabaja en una iniciativa de la Secretaría de Salud para el desarrollo de un sistema de etiquetado frontal de los alimentos para la orientación a consumidores.

En los tres últimos años de desarrollo del CINyS se han creado las áreas de concentración en nutrición de la Maestría en Salud Pública, la Maestría en Nutrición Clínica, en colaboración con el Instituto Nacional de Perinatología, y el Doctorado en Ciencias en Nutrición Poblacional, en colaboración con las Universidades de Emory y Cornell.

Actualmente, el liderazgo del CINyS tanto en el estudio de los problemas de nutrición poblacional en México (apoyado en la respuesta social organizada) como en la formación de recursos humanos de alto nivel, además de su influencia en el desarrollo y evaluación de políticas públicas destinadas a la mejoría de la nutrición y la salud de la población mexicana, son objeto de reconocimiento nacional e internacional y motivo de orgullo para lo más valioso que tiene: su gente.

 

Dr. Mario Flores Aldana,
Dr. Juan Ángel Rivera Dommarco.
Centro de Investigación en Nutrición y Salud,
Instituto Nacional de Salud Pública.
Cuernavaca, Morelos, México.