SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.52 número4Disposición a la donación de órganos en ChileSuicidio y conductas suicidas en México: retrospectiva y situación actual índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Artículo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.52 no.4 Cuernavaca jul./ago. 2010

 

CARTAS AL EDITOR

 

Impacto de la disminución de las infecciones nosocomiales en neonatología

 

 

Napoleón González-Saldaña, MD, Ped,(I,III) José Luis Castañeda-Narváez, MD, Ped,(I,III) Patricia Saltigeral-Simental, MD, Ped,(I,III) Miguel Ángel RodríguezWeber, MD, Ped,(II,III) Carlos López-Candiani, MD, Ped, MSc,(II,III) Aurora Rosas-Ruíz, L en Enf,III Elvira García-Solórzano, L en Enf,III Hilda Hernández-Orozco, MD, Ped, MSc,(I,III) Hugo Juárez-Olguín, D en C.IV

IServicio de Infectología, Instituto Nacional de Pediatría (INP). México DF, México.
IIServicio de Neonatología, INP. México DF, México.
IIIComité de Infecciones Nosocomiales, INP. México DF, México.
IVLaboratorio de Farmacología, INP. México DF, México. juarezol@yahoo.com

 

 

Sr. Editor: Las infecciones nosocomiales (IN) representan una importante causa de morbilidad y mortalidad en las unidades de cuidados intensivos neonatales.1 La incidencia de IN en recién nacidos reportada en la literatura médica es muy variable (5.0 - 24.6%), donde las infecciones del torrente sanguíneo suelen ser las más frecuentes, seguidas de las neumonías.2 Durante el período 2000- 2005 la incidencia de IN en México era alrededor de 20%.

Con el propósito de conocer la epidemiología de las IN en recién nacidos hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Instituto Nacional de Pediatría, se recopilaron los datos de los pacientes hospitalizados en la UCIN entre enero y diciembre de 2008. Todos los pacientes fueron monitorizados para detectar alguna IN. Se utilizaron las definiciones del Norma Oficial Mexicana (NOM 045 SSA2 2004) para vigilancia epidemiológica, prevención y control de las IN en México.3

Se registró la fecha de inicio, localización y tipo de infección adquirida. Se documentó además si la infección se asoció a un procedimiento hospitalario previo.

Durante el periodo de estudio comprendido, 318 pacientes ingresaron a la UCIN, de los cuales 37 presentaron alguna IN, en estos pacientes hubo 42 eventos de infección nosocomial durante el período. La tasa de IN fue de 11.6 infecciones por 100 pacientes. La media de estancia hospitalaria por la infección nosocomial fue de 25.4 días, con un rango de 4 a 115 días. Las infecciones del torrente sanguíneo fueron las más frecuentes, seguida por neumonía, tracto urinario, celulitis e infección del sitio quirúrgico.

De las infecciones del torrente sanguíneo, 30.4% se asociaron a catéter venoso central. De las neumonías, 63.6% fue en pacientes con antecedente de ventilación mecánica e intubación endotraqueal. De las vías urinarias, 50% fue por caracterización vesical. Los cinco principales patógenos detectados fueron S. epidermidis, 10 (37.1%), E. faecalis 4 (14.8%), E. coli 3 (11.1%), hongos 2 (7.4%) y S. hominis 2 (7.4).

En los Estados Unidos, la incidencia de infecciones nosocomiales en unidades neonatales de cuidados intensivos se reportan entre 2 y 24.6%.4-5

En este estudio se encontró una incidencia de IN de 11.6%, lo que permite observar una disminución de la tasa de infección en el servicio en los últimos años.

El factor que contribuye a la disminución de IN es que en la UCIN la instalación y control de los catéteres es vigilada estrechamente por personal médico y de enfermería bajo la supervisión del Comité de Infecciones Nosocomiales. Además, la educación de médicos y enfermeras (en particular, higiene de las manos), así como limitar al máximo el uso de procedimientos invasivos, procurando además que la estancia hospitalaria de los pacientes sea sólo la estrictamente necesaria, ya que han tenido un impacto sobre las tasas de IN en neonatos.

Finalmente, conocer la epidemiología de las IN permite detectar los brotes infecciosos para aplicar un manejo adecuado y control de éstas al identificar los principales agentes patógenos y los factores de riesgo en cada unidad hospitalaria.

 

Referencias

1. Richards MJ, Edwards JR, Culver DH, Gaynes RP, National Nosocomial Infections Surveillance System. Nosocomial infections in pediatric intensive care units in the United Status. Pediatrics 1999;103:1-7.         [ Links ]

2. Kumar PA, Ramji S, Prakash K, Thirupuram S. Neonatal nosocomial infection: profile and risk factors. Indian Pediatr 1996;34:297-302.         [ Links ]

3. Hemming VG, Overall JC Jr, Birtt MR. Nosocomial infections in a Newborn Intensive Care Unit. Results of forty one months of surveillance. New Eng J Med 1976;294:1310-1316.         [ Links ]

4. Stover BH, Shulman ST, Bratcher DF, Brady MT et al. Nosocomial infection rates in US children´s hospital neonatal and pediatric intensive care units. Am J Infect Control 2001;29:152-157.         [ Links ]

5. Posfay-Barbe K, Zerr DM, Pittet D. Infection control in pediatrics. Lancet 2008;8:20-28.         [ Links ]