SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.44 número1Se llevó a cabo la conferencia sobre embarazo no deseado y aborto inducidoLa Comisión sobre Macroeconomía y Salud afirma que la inversión en la salud global generará importantes rendimientos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Salud Pública de México

versión impresa ISSN 0036-3634

Salud pública Méx vol.44 no.1 Cuernavaca ene. 2002

 

NOTICIAS

 

 

Respuesta de la Organización Mundial de la Salud al rápido crecimiento de las enfermedades crónicas: reunión de la red de los megapaíses

 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera "megapaíses" a aquéllos con más de cien millones de habitantes. Se trata de naciones de importancia prioritaria para la salud internacional ya que en ellos, pequeños aumentos en la prevalencia de enfermedades, se traducen en miles de personas afectadas, con el consecuente costo humano y económico.

Del 3 al 5 de diciembre de 2001 se llevó a cabo la reunión de la "Red de los Megapaíses para la Promoción de la Salud", en la ciudad de Ginebra, Suiza, en la sede de la OMS, con el objetivo de mejorar la capacidad de los miembros para combatir los problemas de salud, diseminando experiencias en políticas y programas de salud exitosos entre la red.

Actualmente existen once mega- países en el mundo; México es el más reciente miembro de este grupo, en el cual se encuentran también Bangladesh, Brasil, China, India, Indonesia, Japón, Nigeria, Pakistán, Rusia y Estados Unidos de América. Estos países representan actualmente alrededor de 60% de la población mundial y tienen diversas características comunes como el ser líderes de sus respectivas regiones, contar con población multiétnica, un alto número de pobres, un sistema de salud y una coordinación intersectorial sumamente complejos, con una gran burocracia. Otra coincidencia entre los megapaíses es que las enfermedades crónicas han dejado de ser enfermedades de los sectores socioeconómicos altos, y es cada vez mayor el número de pobres que las padecen.

Puesto que en la mayoría de los países se han registrado aumentos importantes en la prevalencia y mortalidad por enfermedades crónicas, en particular enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo II, obesidad y cáncer asociado con el consumo de tabaco, esta iniciativa pretende promover una respuesta de transición en los servicios de salud, que permita adaptar la infraestructura disponible a las nuevas necesidades.

En esta reunión se identificaron avances y retos importantes para la prevención de las enfermedades. Por ejemplo, existen guías de orientación alimentaria adaptadas a la idiosincrasia de cada país, pero no está del todo claro cómo difundirlas y lograr que se utilicen para mejorar el consumo. Las estrategias para la promoción de la actividad física requieren de un trabajo con buena coordinación intersectorial, lo que es sumamente difícil a menos que haya una gran voluntad política de todas las agencias y sectores interesados. Por otro lado, a pesar de que diversos países han logrado desarrollar programas exitosos de prevención, éstos son escasos en el ámbito internacional para utilizarse como modelos, y la información requerida para la toma de decisiones es pobre ya que los sistemas de monitoreo no fueron diseñados para estas enfermedades, por lo cual la planificación de políticas con buena posibilidad de impacto podría ser limitada.

Como respuesta al gran reto que para los megapaíses representa la disminución en la prevalencia de las enfermedades crónicas, la red promoverá la capacitación así como la integración de un sistema de monitoreo del cual se obtendrá la información necesaria para políticas efectivas. También enfatizará y apoyará iniciativas nacionales orientadas a mejorar la dieta, controlar el peso, tener un estilo de vida más activo y disminuir el tabaquismo y, finalmente, respaldará a los grupos de investigación locales y multinacionales que generen propuestas que contribuyan a mejorar la situación actual.

Esta gran iniciativa coincide de forma importante con el Plan Nacional de Salud de nuestro país, en el cual entre los principales puntos están la prevención y la disminución de la prevalencia de enfermedades crónicas que actualmente representan la principal causa de mortalidad. El conocimiento de las intervenciones realizadas en otros países, y la retroalimentación de las experiencias en problemas comunes, fomentarán la atención y la conciencia de los grupos de investigación y de toma de decisiones sobre su importancia prioritaria y sus graves consecuencias.

Por lo anterior, es necesario un avance en por lo menos tres áreas, tanto en nuestro país como en el resto de los megapaíses, para lograr los objetivos de los planes nacionales de salud: a) mejora significativa de la infraestructura para monitoreo de enfermedades crónicas (ya que los sistemas de monitoreo actuales han sido adaptados de los utilizados para el control de enfermedades infecciosas), desarrollo de programas de prevención (con énfasis especiales en los niños y jóvenes), y detección oportuna de enfermedades y mayor investigación sobre la interacción que los estilos de vida, dieta y otros factores ambientales, socioeconómicos y genéticos tienen, y su relación con el riesgo de enfermedades crónicas en nuestro país.

 

Simón Barquera.
Jefe de Departamento de Enfemedades
Crónicas y Dieta,
Centro de Investigación en Nutrición,
Instituto Nacional de Salud Pública.