SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.56 número1Incontinencia fecal en adultos mayoresFarmacocinética de la digoxina en niños con insuficiencia cardiaca congestiva agravada por otras enfermedades índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Revista de investigación clínica

versión impresa ISSN 0034-8376

Rev. invest. clín. vol.56 no.1 México feb. 2004

 

Rev Invest Clín 2004; Vol. 56(1):27-31
ARTÍCULO ORIGINAL

 

Reactogenicidad de la administración simultánea de las vacunas contra influenza y neumococo en adultos mayores de 55 años de edad

Reactogenicity of the simultaneous
administration of influenza and pneumococcal
vaccines in adults over 55 years of age

Octavio Ayala Montiel
Jorge Rendón Muñiz
Departamento de Medicina Preventiva, Hospital Central Sur, PEMEX.
César Mascareñas de los Santos
Aventis Pasteur, Mèxico.
Delfino García Hernández
Gerencia de Regulación y Desarrollo Mèdico, PEMEX.
Laura García Olvera
Depto. de Geriatría, Hospital Central Sur, PEMEX.

 

Reimpresos:

Dr. César Mascareñas
Aventis Pasteur
Ave. Universidad Nº. 1738
Col. Coyoacán, 04000, México. D.F.
Tels: 5484-4800 y 5484-4820
Fax: 5554-9952
Correo electrónico:cesar.mascarenas@aventis.com

Recibido el 16 de mayo de 2002
Aceptado el 22 de septiembre de 2003

ABSTRACT

Background. Pneumonia is the principal cause of morbidity and mortality in PEMEX medical services. Vaccination against influenza is 72% effective in preventing hospitalizations and 87% effective in preventing deaths related to this virus, and vaccination against pneumococcus is 60% effective in preventing invasive diseases by this microorganism. ACIP recommends use of both vaccines simultaneously in adults over 65 years of age. Objectives. To describe the frequency, duration and severity of local and systemic reactions related to the simultaneous administration of vaccines against influenza and pneumococcus in adults over 55 years of age, and compare with reactions related to influenza vaccine. Material and methods. Two hundred-thirty two adults over 55 years of age were randomly assigned to two groups, group A (114 subjects) received influenza vaccine, group B (118 subjects) received influenza and pneumococcus vaccines simultaneously. Results. Comparing the number of subjects with local reactions on the right arm between groups A and B (17 subjects vs. 27 subjects), differences were not statistically significative (p = 0.121). Systemic reactions were not statistically significative either (p = 0.126) when results were compared between both groups (30 from group A vs. 42 for group B). Conclusions. Simultaneous administration of influenza and pneumococcus vaccines has proven to be safety. In the absence of contraindications, there is no reason for not offering both vaccines in the same medical visit.

 

KEY WORDS. Influenza. Pneumococcus. Fluzone®. Imovax®Neumo. Safety. Simultaneous administration.

 

RESUMEN

Antecedentes. La neumonía es la principal causa de morbilidad y mortalidad en adultos mayores en los servicios mèdicos de PEMEX. La vacunación contra influenza ha probado ser efectiva en prevenir 72% de las hospitalizaciones y 87% de las muertes causadas por este virus y la vacunación contra neumococo ha sido efectiva en prevenir 60% de las enfermedades invasoras por este microorganismo. El ACIP recomienda que ambas vacunas se administren en forma simultánea a los adultos mayores de 65 años de edad. Objetivos. Describir la frecuencia, duración y severidad de las reacciones locales y sistèmicas asociadas a la administración simultánea de las vacunas contra influenza y neumococo en adultos mayores de 55 años de edad, y comparar los resultados con las reacciones asociadas al uso de vacuna contra influenza únicamente. Material y mètodos. Se asignaron en forma aleatoria 232 adultos mayores de 55 años de edad a dos grupos, el grupo A (114 sujetos) recibieron la vacuna contra influenza y el grupo B (118 sujetos) recibieron las vacunas contra influenza y neumococo en forma simultánea. Resultados. Al comparar el número de individuos con reacciones locales en el brazo derecho entre el grupo A y el grupo B (17 sujetos vs. 27 sujetos) las diferencias no fueron estadísticamente significativas (p = 0.121). En cuanto a las reacciones sistèmicas, èstas tampoco fueron estadísticamente significativas (p = 0.126) cuando se compararon los sujetos en ambos grupos (30 del grupo A vs. 42 del grupo B). Conclusiones. La administración simultánea de las vacunas contra influenza y neumococo ha probado ser segura. En ausencia de contraindicaciones, no hay razón para no ofrecer estas dos vacunas en la misma visita mèdica.

 

PALABRAS CLAVE. Influenza. Neumococo. Fluzone®. Imovax®Neumo. Seguridad. Administración simultánea.

 

INTRODUCCIÓN

Dos de las principales causas de morbilidad y mortalidad en adultos mayores, especialmente en aquellos con enfermedades crónicas de base, son la influenza y la neumonía, esta última causada frecuentemente por Streptococcus pneumoniae 1,2 En Mèxico las neumonías e influenza se reportan como la novena causa de muerte en población general y en 1999 ocasionaron 17,519 defunciones, 44.5% de èstas se registraron en la población mayor de 65 años de edad, grupo en que ocupó el sèptimo lugar. 3 En los Estados Unidos, el neumococo condiciona alrededor de 500,000 casos de neumonía cada año 4 y es el responsable del mayor número de muertes por enfermedad bacteriana prevenible por vacunación en comparación con otras. 5 No obstante, las vacunas contra influenza y neumococo han sido poco utilizadas en muchos países, lo cual pudiera ser explicado en parte por el desconocimiento de los beneficios de la vacunación. 6 La vacunación contra influenza puede prevenir 72% de las hospitalizaciones y 87% de las muertes causadas por este virus 7,8 y la vacunación contra neumococo ha probado ser 60% efectiva en prevenir las enfermedades invasoras neumocócicas. 9,10 Además de esto, las campañas de vacunación contra influenza y contra neumococo han sido reportadas como económicamente benèficas tanto para los adultos mayores sanos como para aquellos con enfermedades pulmonares crónicas. 11-13 El ACIP (Advisory Committee on Immunization Practices) de los Estados Unidos recomienda que ambas vacunas se administren a los adultos mayores de 65 años de edad, 14 y de preferencia durante la misma visita. 15 La administración simultánea de las vacunas contra neumococo e influenza presenta beneficios aditivos en los pacientes con enfermedades pulmonares crónicas de base, de tal forma que reducen en 63% las hospitalizaciones y en 81% las muertes por neumonía. 16 No obstante los buenos resultados de las medidas preventivas, en los servicios de Salud de Petróleos Mexicanos (PEMEX) las coberturas vacunales con ambos biológicos no rebasan 10% de la población de riesgo. Sin embargo, es importante saber que en PEMEX la neumonía es la principal causa de mortalidad en adultos mayores de 55 años y que èsta, a su vez, es más frecuente durante los meses de enero y febrero, 17 los mismos meses donde se ha reportado la mayor circulación del virus influenza en Mèxico. 18 Estos datos muestran claramente que el uso de ambas vacunas está lejos de lo óptimo y que es necesario encontrar formas para mejorar las coberturas vacunales. Una forma de mejorar las coberturas de las dos vacunas es la aplicación simultánea de ambos biológicos. La administración simultánea ha probado ser inmunogènica, ya que no se ha demostrado interferencia en la respuesta de anticuerpos. 19,20 Y aunque los estudios muestran que la vacuna contra influenza es segura y bien tolerada, 21,22 así mismo existen reportes de los efectos adversos en la población de adultos mayores con la vacuna antineumocócica, 23,24 por lo que el temor a los efectos adversos es una muy probable causa de que no se lleve a cabo la aplicación simultánea. 25,26 Nuestro objetivo en este estudio es describir la frecuencia, duración y severidad de las reacciones locales y sistèmicas asociadas a la administración simultánea de las vacunas contra influenza y neumococo en persona mayores de 55 años de edad y comparar los resultados con las reacciones asociadas al uso de vacuna contra influenza únicamente. Por las razones antes mencionadas y tomando en cuenta que la vacunación contra influenza se recomienda a partir de los 50 años de edad, 14 decidimos estudiar a la población de adultos mayores de 55 años de edad, grupo considerado como prioritario por los Servicios Mèdicos de PEMEX y donde en la actualidad se aplican ambas vacunas.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

Fueron incluidos 232 adultos mayores de 55 años de edad derechohabientes de los Servicios Mèdicos de Petróleos Mexicanos. Todos cumplieron con los criterios de inclusión para el estudio, esto es: sujeto mayor de 55 años, sin antecedentes de vacunación previa, sin enfermedad hemorragípara, con un estado de salud apto para recibir una vacuna, con capacidad para responder un autodiario de monitoreo y sin enfermedad inmunosupresora crónica, además de ser derechohabiente de los Servicios Mèdicos de PEMEX. Fueron asignados aleatoriamente a dos grupos, el grupo A (114 sujetos) recibió la vacuna contra influenza, el grupo B (118 sujetos) recibió la vacuna contra influenza y la vacuna contra neumococo en forma simultánea. Todas las vacunas fueron administradas en el Departamento de Medicina Preventiva del Hospital Central Norte de Petróleos Mexicanos y se ofrecieron gratuitamente a la derechohabiencia.

 

Vacunas

Se utilizó la vacuna antigripal trivalente tipos A y B, subvirión, fórmula 2000-2001 (Fluzone®, lote U0344AA, Aventis Pasteur Inc. Swiftwater PA 18370 USA). La dosis de la vacuna (0.5 mL) suplida en una jeringa prellenada contiene 15 μg de hemaglutinina de cada una de las siguientes cepas virales: A/New Caledonia/20/99 (H1N1), A/Panama/2007/99 (H3N2) y B/Yamanashi/166/98; gelatina al 0.05% como estabilizador y tiomersal al 1:10,000 como agente de conservación. La vacuna contra neumococo (Imovax® Neumo, lote T0294-6, Pasteur-Mèrieux Sèrums et Vaccins, Lyon, Francia) tambièn contenida en jeringa prellenada. Cada dosis de 0.5 mL contiene 25 μg de cada uno de los siguientes polisacáridos purificados: 1, 2, 3, 4, 5, 6B, 7F, 8, 9N, 9V, 10A, 11A, 11F, 14, 15B, 17F, 18C, 19F, 19A, 20, 22F, 23F Y 33F; en una solución isotónica con 1.25 mg de fenol como preservativo.

 

Vacunación y seguimiento

La vacuna antigripal fue inyectada en el músculo deltoides del brazo derecho por una enfermera sanitarista, y la vacuna contra neumococo se aplicó en el brazo izquierdo de la misma manera. Se le solicitó al Departamento de Medicina Preventiva reportar cualquier evento de tipo inmediato relacionado con la vacunación que fuese grave o que provocara un riesgo para la vida del sujeto vacunado. A todos los sujetos se les entregó una hoja diaria de monitoreo con la cual acudían a los tres días de haber recibido la vacuna para una exploración mèdica. Las reacciones locales en el sitio de la inyección debían reportarse en el autodiario de monitoreo de acuerdo con la percepción del vacunado y èstas se revisaban nuevamente a los tres días de la aplicación por los mèdicos investigadores. A los vacunados se les solicitó además que midieran la temperatura axilar y que la reportaran en el autodiario de monitoreo diariamente despuès de la vacunación si se percibían con febrícula y esta información se revisaba nuevamente a los 28 días despuès de la aplicación, en la última visita del vacunado.

 

Análisis de datos

Para el análisis estadístico se calcularon las frecuencias y los porcentajes de los sujetos con reacciones locales y sistèmicas. Se aplicó además la prueba de χ 2 para llevar a cabo la comparación entre ambos grupos.

 

RESULTADOS

De los 232 sujetos participantes en el estudio, 147 (63.3%) pertenecieron al sexo femenino y 85 (36.6%) al sexo masculino. En el grupo A 69.3% de los participantes correspondieron al sexo femenino y 30.7% al masculino. Las edades oscilaron entre 55 y 93 años de edad con una media de 69 años (desviación estandar de 10.4 años). En el grupo B 57.6% de los participantes correspondieron al sexo femenino y 42.4% al masculino. Las edades oscilaron entre 55 y 89 años de edad con una media de 68 años (desviación estándar de 8.7 años). Un total de 93 individuos (40%) presentaron por lo menos un tipo de reacción local, mientras que 72 (31%) algún tipo de reacción sistèmica. Sin embargo, ninguna de las reacciones secundarias observadas fue grave ni incapacitante. La mayoría se presentaron en los primeros dos días despuès de la vacunación con una resolución espontánea en 72 horas en 80% de los casos. Una ligera mayor proporción de las mujeres (45%) reportaron reacciones locales en comparación con los hombres (34%) y en general la frecuencia de reacciones disminuyó a medida que se avanzó en edad. Al realizar una comparación entre la frecuencia de las reacciones locales en el brazo derecho (administración de vacuna antigripal) con la frecuencia en el brazo izquierdo (administración de vacuna antineumocócica) encontramos que la vacuna contra neumococo fue más reactogènica (41.5% vs . 18.9%), no obstante, al comparar el número de individuos con reacciones locales en el brazo derecho entre el grupo A y el grupo B (17 sujetos vs. 27 sujetos) las diferencias no fueron estadísticamente significativas (p = 0.121). La principal reacción local reportada en el brazo derecho fue dolor (49.1%), seguido de enrojecimiento (23.7%) e induración (16.9%). Mientras que en el brazo izquierdo tambièn predominó el dolor (46%), seguido de induración (24%) y enrojecimiento (23%). En cuanto a las reacciones sistèmicas, èstas tampoco presentaron diferencias estadísticamente significativas (p = 0.126) cuando se compararon el número de sujetos que las presentaron en ambos grupos (30 grupo A y 42 grupo B). De ellas la más frecuentemente referida fue síntomas "flu like" (35%), seguido de cefalea (32%) y malestar general (27%). Sólo cuatro individuos (1.7%) reportaron fiebre en las primeras 96 horas posvacunación y en tres de ellos se resolvió en 48 horas en forma espontánea. La frecuencia de fiebre fue menor en los sujetos que recibieron la vacuna contra influenza únicamente y fue muy similar entre hombres y mujeres, aunque fue más frecuente en el grupo de 55-64 años de edad. Al ser èste un estudio de seguridad, no se llevó a cabo un seguimiento con respecto al número de enfermedades respiratorias en cada grupo, por lo que no valoramos eficacia de la vacunación simultánea.

 

DISCUSIÓN

Las reacciones secundarias observadas fueron frecuentes en ambos grupos, pero no hubo ni una sola reacción grave ni incapacitante y la gran mayoría de ellas se resolvieron en tres días. La incidencia de fiebre que reportamos es 10 veces menor a la esperada por las enfermedades (neumonía, influenza o enfermedades respiratorias) prevenidas a travès de este tipo de vacunación (10 a 20%). 27-29 El dolor como síntoma de una reacción local ha sido referido como el único síntoma estadísticamente significativo cuando se compara con placebo, 30 y en nuestro trabajo tambièn se reportó como el síntoma más frecuente, teniendo en cuenta que las inmunizaciones por lo general provocan algo de dolor debido al adyuvante que contienen las vacunas, sustancia necesaria para mejorar la respuesta inmunológica al antígeno administrado. No obstante, en ningún caso el dolor fue incapacitante ni se vio aumentado con la aplicación de ambos biológicos en forma simultánea, hecho que favorece este tipo de administración. Es importante hacer notar que en ambos grupos se presentaron en forma muy similar el número y el tipo de reacciones locales en el brazo derecho, tanto en el tiempo posterior a la vacunación como en la severidad y duración de las mismas, no obstante, las reacciones locales fueron más frecuentes en el grupo que recibió ambas vacunas debido a la suma de las reacciones locales de ambos brazos. Esto es debido a que la vacuna contra neumococo fue más reactogènica que la antigripal, pero esta característica no produjo mayor reactogenicidad en el brazo donde se aplicó la vacuna antigripal, esto es, la afectación en el brazo izquierdo no aumentó la reactogenicidad en el brazo de-recho en los que recibieron ambas vacunas. Las mujeres reportaron mayor número de reacciones locales, como ha sido referido en estudios anteriores, 31 sin embargo, la fiebre fue similar tanto en hombres como en mujeres, como tambièn había sido reportado. 21,31 La disminución en la frecuencia de reacciones locales conforme se avanza en edad, puede estar relacionada con menores niveles de anticuerpos preexistentes en personas mayores o con una respuesta disminuida a la vacuna. 23,32 La misma explicación no se puede aplicar a la diferencia en la frecuencia de reacciones locales en cuanto al sexo, ya que se han encontrado en los hombres mayores niveles de anticuerpos antineumococo en comparación con las mujeres. 33 Los datos que presentamos en este estudio muestran que las reacciones adversas causadas por las vacunas son por lo general leves o moderadas, de corta duración y sólo en forma muy ocasional se necesitaría de tratamiento mèdico para las mismas. El conocimiento del tiempo en que ocurren las reacciones secundarias y la duración de los eventos relacionados con la vacunación, ayudarán en forma importante a la diferenciación entre las reacciones relacionadas con la vacunación de aquellas condiciones mèdicas que realmente ameriten atención mèdica oportuna. Ambas estrategias de vacunación, tanto la vacunación antigripal como la vacunación antineumocócica y antigripal en forma simultánea, han probado ser seguras. Por lo tanto, cuando se administre cualquiera de los dos biológicos, de no existir contraindicaciones, no hay razón para no ofrecer en la misma visita mèdica las dos vacunas. De esta forma se incrementarán las tasas de cobertura y la prevención de enfermedades altamente relacionadas con morbilidad y mortalidad.

REFERENCIAS

1. Centers for Disease Control and Prevention. Pneumococcal and influenza vaccination levels among adults > 65 years (United States 1997). Morbid Mortal Wkly Rep 1998; 47: 797-802.         [ Links ]

2. Nicholson KG, Wiselka MJ, May A. Influenza vaccination of the elderly: perceptions and policies of general practitioners and outcome of the 1985-86 immunization program in Trent, UK . Vaccine 1987; 5: 302-6.         [ Links ]

3. Principales Causas de Mortalidad General, Estados Unidos Mexicanos, 1999. INEGI, SSA/DGEI, 2000.         [ Links ]

4. CDC. Prevention of pneumococcal disease: recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). Morbid Mortal Wkly Rep 1997; 46(No. RR-8).         [ Links ]

5. Gardner P, Schaffner W. Immunization of adults. N Engl J Med 1993; 328: 761-5.         [ Links ]

6. Christenson B, Lundbergh P, Hdlund J, Ortqvist A. Effects of a large-scale intervention with influenza and 23-valent pneumococcal vaccines in adults aged 65 years or older: a prospective study. Lancet 2001; 357: 1008-11.         [ Links ]

7. Baker WH, Mullooly JP. Influenza vaccination of elderly persons: reduction in pneumonia and influenza hospitalizations and deaths. JAMA 1980; 244: 2547-9.         [ Links ]

8. Nordin J, Mullooly J, Poblete S, et al. Influenza Vaccine Effectiveness in Preventing Hospitalizations and Deaths in Persons 65 years or Older in Minnesota, New York, and Oregon: Data from 3 Health Plans. J Infect Dis 2001; 184: 665-70.         [ Links ]

9. Shapiro ED, Berg AT, Austrian R, et al. The protective efficacy of polyvalent pneumococcal polysaccharide vaccine. N Engl J Med 1991; 325: 1453-60.         [ Links ]

10. Butler JC, Breiman RF, Campbell JF, et al. Pneumococcal polysaccharide vaccine efficacy: an evaluation of current recommendations. JAMA 1993; 270: 1826-31.         [ Links ]

11. Nichol K, Baken L, Wuorenma J, et al. The health and economic benefits associated with pneumococcal vaccination of elderly persons with chronic lung disease. Arch Intern Med 1999; 159: 2437-42.         [ Links ]

12. Nichol K, Goodman M. The Health and economic benefits of influenza vaccination for healthy and at-risk persons aged 65 to 74 years. Pharmacoeconomics 1999; 16(S1): 63-71.         [ Links ]

13. Nichol K. Complications of influenza and benefits of vaccination. Vaccine 1999; 17: S47-52.         [ Links ]

14. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). Prevention and control of influenza. Morbid Mortal Wkly Rep 2000; 49: (RR03).         [ Links ]

15. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). Use of standing orders programs to increase adult vaccination rates. Morbid Mortal Wkly Rep 2000; 49: (RR01).         [ Links ]

16. Nichol K. The additive benefits of influenza and pneumococcal vaccinations during influenza seasons among elderly persons with chronic lung disease. Vaccine 1999; 17: S91-93.         [ Links ]

17. Datos Internos Petróleos Mexicanos.         [ Links ]

18. Información obtenida del sitio web de la Organización Mundial de la Salud: http://oms2.b3e.jussieu.fr/flunet /         [ Links ]

19. Cartson AJ, Davidson WL, McLean AA, et al. Pneumococcal vaccine: dose, revaccination and co administration with influenza vaccine. Proc Soc Exp Biol Med 1979; 161: 558-63.         [ Links ]

20. DeStefano F, Goodman RA, Noble GR, et al. Simultaneous administration of influenza and pneumococcal vaccines. JAMA 1982; 247: 2551-4.         [ Links ]

21. Margolis KL, Nichol KL, Poland GA, et al. Frequency of adverse reactions to influenza vaccine in the elderly. JAMA 1990; 264: 1139-41.         [ Links ]

22. Govaert TM, Dinant GJ, Aretz K, et al. Adverse reactions to influenza vaccine in elderly people: randomized double-blind placebo-controlled trial. BMJ 1993; 307: 988-90.         [ Links ]

23. Fumara NJ, Waterman GE. Statewide geriatric immunization program with polyvalent pneumococcal vaccine. Curr Ther Res 1979; 25: 185-92.         [ Links ]

24. Ponka A, Leinonen M. Adverse reactions to polyvalent pneumococcal vaccine. Scand J Infect Dis 1982; 14: 67-71.         [ Links ]

25. Fiebach NH, Viscoli CM. Patient acceptance of influenza vaccination. Am J Med 1991; 91: 393-400.         [ Links ]

26. Nichol KL, Lofgren RP, Gapinski J. Influenza vaccination: knowledge, attitudes, and behavior among high-risk outpatients. Arch Intern Med 1992; 152: 106-10.         [ Links ]

27. Jokinen C, Heiskanen L, Juvonen H, et al. Incidence of community acquired pneumonia in the population of four municipalities in Eastern Finland. Am J Epidemiol 1993; 137: 977-88.         [ Links ]

28. Glezen PW. Serious morbidity and mortality associated with influenza epidemics. Epidemiol Rev 1982; 4:25-44.         [ Links ]

29. Mactartane JT, Colville A, Guion A, et al. Prospective study of aetiology and outcome of adult lower respiratory tract infections in the community. Lancet 1993; 341: 511-14.         [ Links ]

30. Nichol KL, Lind A, Margolis KL, et al. The effectiveness of vaccination against influenza in healthy, working adults. N Engl J Med 1995; 333: 889-93.         [ Links ]

31. Govaert TME, Dinart GJ, Aretz K, et al. Adverse reactions to influenza vaccine in elderly people:randomized double-blind placebo-controlled trial. BMJ 1993; 307: 988-90.         [ Links ]

32. Palache AM, Beyer WEP, Sprenger MJW, et al. Antibody response after influenza immunization with various vaccine doses: a double-blind, placebo-controlled, multi-center, dose response study in elderly, nursing home residents and young volunteers. Vaccine 1993; 11: 3-9.         [ Links ]

33. Roghmann KJ, Tabloski PA, Bentley DW, et al. Immune response of elderly adults to pneumococcus: variation by age, sex, and functional impairment . J Gerontol 1987; 42: 265-70.         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons