SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.140 número3Asociación del alelo HLA-DQB1*0501 del complejo mayor de histocompatibilidad con cáncer gástrico en MéxicoII. Aportaciones del cognoscitivismo a la enseñanza de la medicina índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Gaceta médica de México

versión impresa ISSN 0016-3813

Gac. Méd. Méx vol.140 no.3 México may./jun. 2004

 

Simposio

Tendencias actuales en la enzeñanza de la Medicina. Estrategias del aprendizaje en medicina

 

I. Introducción

 

I. Introduction

 

María Eugenia Ponce–De León

 

* Médico Cirujano, Maestría en Enseñanza Superior, Secretaría Técnica del H Consejo Técnico, Facultad de Medicina, UNAM.

 

Correspondencia y solicitud de sobretiros:
Secretaría Técnica del H Consejo Técnico,
Facultad de Medicina, UNAM.
Tel.: 5623–4898 Fax.: 5550–7405,

e–mail.: mepdl@servidor.unam.mx

 

Recepción versión modificada: 16 de febrero de 2004
Aceptación: 23 de marzo de 2004

 

Seguramente el titulo de este Simposio "Tendencias actuales en la Enseñanza de la Medicina, origina algunas preguntas y dudas al respecto, ¿porqué hace algunas décadas los profesores no requirieron de esta formación y sin embargo, nos formaron a nosotros?, ¿la forma de enseñar medicina ha variado en el transcurso del tiempo?, ¿es necesario aprender a enseñar medicina? Es cierto, desde tiempo inmemorial los maestros, docentes o profesores, han sido los responsables de la transmisión del conocimiento en dónde bastaba ser poseedor del mismo para poder impartir cátedra, sin embargo desde entonces los alumnos reconocían en algunos de ellos la capacidad o el don para enseñar, en donde no únicamente era el conocimiento per se, sino el trato, la calidez, motivación, interés por los alumnos. No siempre el mejor científico es el mejor profesor, se requiere de cierta actitud y aptitud para la docencia, la cual surge en ocasiones en forma innata, por vocación, buena voluntad o capacidad intelectual, pero sea por una u otra razón se necesita reforzar esta actividad con formación, actualización y reconocimiento.

La tarea docente cuenta con un propósito, un cuerpo específico de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y un código ético.

A lo largo del siglo pasado la docencia sufrió una serie de transformaciones, resultado del impacto que en ella tuvieron las diferentes teorías de la educación.

Así tenemos que durante las primeras seis décadas, la teoría dominante fue la de la Escuela Tradicional que consideraba al profesor como modelo a seguir, su función era la de transmitir el conocimiento y la del alumno ser receptor pasivo, memorizar y repetir el conocimiento, sin cuestionar. En el proceso enseñanza–aprendizaje prevalecía la disciplina.

A principios de los años sesenta como consecuencia de la masificación déla enseñanza y con ello la necesidad de prestar una mayor atención a los alumnos cada vez más demandantes, surge la Tecnología Educativa fundamentada en las teoría de la conducta, en donde el impacto de la enseñanza debía manifestarse en un cambio en la conducta del alumno. El papel del profesor cambió al convertirse en guía y verificador de que el proceso de enseñanza–aprendizaje se logrará de acuerdo a lo establecido en los objetivos educacionales. Surgen entonces las técnicas y métodos de enseñanza y evaluación. La evaluación se transforma de subjetiva en objetiva y estructurada. Estableciendo en forma precisa el qué, cómo y para qué de lo que se pretende enseñar. Con ello, la enseñanza se diversifica y se incrementa la necesidad deque el profesor se capacite en el uso de los medios tecnológicos y en la utilización de métodos y técnicas que le permitan dirigir a grupos cada vez mayores.

Ya en las últimas décadas del siglo pasado, el país se enfrentó a tres grandes retos: la globalización que constituye una fuente de oportunidades y riesgos, que favorece la búsqueda de una educación de calidad, que permita al profesionista competir en cualquier nivel y en igualdad de circunstancias.

El desarrollo económico cada vez más ligado a la adquisición y aplicación del conocimiento, por lo que los profesionistas se ven en la necesidad de mantenerse al tanto de los avances de la ciencia y la tecnología.

El desarrollo de la comunicación y la informática ha transformado las formas de aprender y enseñar, lo que ha favorecido el desarrollo de una sociedad del conocimiento y la educación.

Aunado a ello, específicamente en el campo de la atención a la salud, se suscitan cambios profundos en el sistema de atención, que modifican el quehacer profesional, con la consecuente necesidad de formar médicos con perfil y estilo de práctica profesional diferentes.

En tanto que en el campo de la educación aparecen las teorías del conocimiento, como el constructivismo y el cognoscitivismo, que aunado al gran desarrollo de las neurociencias, inteligencia artificial, teorías sobre la creatividad y motivación, ofrecen una visión diferente de la enseñanza y el aprendizaje que modifica el campo educativo.

A las instituciones formadoras de profesionistas en el área de la salud, estos cambios las han impulsado a buscar mejores opciones de conocimiento, como el aprendizaje asistido por computadora, la vinculación entre teoría y práctica, la enseñanza en escenarios reales y simulados, modelos informáticos, desarrollo de habilidades de pensamiento crítico, razonamiento lógico, solución de problemas, toma de decisiones, ética, valores y profesionalismo.

Realizando modificaciones en los programas educativos, adecuando los contenidos a nociones más generales que permitan un número menor de horas–aula, favoreciendo un mayor número de horas para la búsqueda de información y la práctica guiada, con lo cual se favorece en el alumno el aprendizaje independiente, activo y continuado durante toda la vida.

Aunada a la formación científica y técnica, se debe propiciar en el alumno una base cultural, con principios éticos, valores y una filosofía que impregne el modo particular del ejercicio humanístico de la profesión

Ante ésta realidad, las Universidades están planteando proyectos de formación docente, cuya meta es la consolidación de la calidad educativa a través de la preparación de profesores que cumplan con la función social de formar profesionistas de excelencia, que ofrezcan servios de alta calidad.

Los profesores requieren contar con las habilidades necesarias para transmitir el conocimiento, contar con la actitud hacia la docencia, por lo requieren descubrir sus capacidades, expectativas como docentes y darles una orientación.

Teniendo como marco de referencia la "Declaración mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI, visión y acción", aprobada en la Comisión Mundial sobre Educación Superior, convocada por la UNESCO, Paris, 1998. Menciona a la letra "los docentes deberán ocuparse sobre todo hoy en día de enseñar a los alumnos a aprender y a tomar iniciativas y no a ser únicamente, pozos de ciencia". Establece que la educación deberá estructurase entorno a cuatro aprendizajes fundamentales: Aprender a conocer, en donde el alumno ejercita la atención, memoria y razonamiento. Aprenderá hacer, llevar el conocimiento adquirido previamente a la práctica. El aprender a convivir, a través de formas de interdependencia y aprenderá ser, o desarrollo integral de la persona, cualidades éticas intelectuales y afectivas.

Para el logro de lo hasta aquí mencionado es importante considerar el fomento de la investigación educativa y específicamente de la investigación en educación médica, con el fin de diseñar mejores estrategias de enseñanza, aprendizaje, evaluación y la aplicación en ellas de teorías como: la educación del adulto, aprendizaje autodirigido, auto eficacia, constructivismo y práctica reflexiva.

Resultados de estas investigaciones, nos permiten tener una gran variedad de métodos de enseñanza, los cuales deben conocerse para ser aplicados en el sitio adecuado, considerando las características de los alumnos, del grupo, los contenidos, si se trata de un conocimiento teórico, de una destreza, habilidad, actitud, y el tipo de proceso mental al que se desea llevar el aprendizaje, así tenemos algunos de ellos, desde los tradicionales como la conferencia, sesión de preguntas y respuestas, la enseñanza al lado del enfermo. Los proporcionados por la tecnología educativa como el trabajo en pequeños grupos de discusión, sesiones bibliográficas, observación directa con una guía de supervisión, presentación del contenido por los alumnos y finalmente los más recientes, surgidos de las teorías del conocimiento como son: aprendizaje basado en problemas, educación a distancia, medicina basada en la evidencia, elaboraciones de mapas mentales, semánticos conceptuales, evaluación clínica objetiva estructurada, entre otras.

Para terminar deseo enfatizar que la formación de profesores es un campo de estudio y de interés prioritario a nivel nacional e internacional, que deberá incidir en forma importante en la enseñanza de la Medicina, con objeto de lograr profesores y alumnos mejor preparados, que brinden una atención médica de calidad, capaces de mantenerse actualizados en el constante desarrollo déla disciplina, con juicio crítico para poder contender con el desarrollo tecnológico y científico actual y futuro.

 

Referencias

1. Rotem A, Cox KR, Bennett MJ. Teaching the teachers. Med Educ 1979; 13:325–328.        [ Links ]

2. Lowry S. Teaching the teachers. BMJ 1993; 306:127–130.        [ Links ]

3. Finucane P, Allery LA, Hayes TM. Attitudes to teaching among teacher at a Bristsh medical school. Med Educ 1994; 28:213–219.        [ Links ]

4. Biggs JSG, Agger SK, Dent THS, Allery LA, Coles C. training for medical teachers: a UK survey, 1993. Med Educ 1994; 28:99–106.        [ Links ]

5. Castrejón Diez J. "Planeación educativa y formación docente" El concepto de Universidad, México: Editorial Trillas, 1990, 1979–198.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons