SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 número1Diversidad de Pequeños Roedores en una selva baja caducifolia espinosa del noreste de Yucatán, México índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Therya

versión On-line ISSN 2007-3364

Resumen

GALLINA, Sonia  y  BELLO, Joaquin. El Gasto Energético del Venado Cola Blanca (Odocoileus virginianus texanus) en Relación a la Precipitación en una Zona Semiárida de México. Therya [online]. 2010, vol.1, n.1, pp.09-22. ISSN 2007-3364.  http://dx.doi.org/10.12933/therya-10-1.

Los requerimientos energéticos de un animal dependen de su metabolismo basal, actividad y estado fisiológico. Se desconoce como es el gasto energético del venado cola blanca texano en zonas áridas y semiáridas. Por lo tanto es importante conocer como responden los individuos a los cambios en su ambiente, derivados principalmente de los cambios por la precipitación a lo largo del tiempo que afecta al alimento y la cobertura. Se analiza el gasto energético del venado cola blanca texano y su variación de acuerdo al tipo de comportamiento, sexo, época y año en el noreste de México. Este trabajo fue realizado en el Rancho San Francisco y en el Rancho Peñitas, en los Municipios de Lampazos, Nuevo León y Progreso, Coahuila, México. Se utilizó radiotelemetría siguiendo 10 machos y 14 hembras de venado (con collares con sensor de actividad) desde 1995 a 1998. Se pudieron registrar tres actividades principales: alimentación, desplazamiento y descanso. Se encontraron diferencias significativas entre las tres pautas de comportamiento, el mayor gasto ocurre con el descanso. La interacción época-año, y entre sexos solamente hubo diferencias en la pauta de alimentación. El gasto energético del venado cola blanca en zonas áridas si difiere entre sexos ya que los machos gastaron más energía (1726 ± 38 kcal/día/individuo) que las hembras (1556 ± 35 kcal/día/individuo). Los venados tuvieron un menor gasto energético para alimentarse y moverse en los años con condiciones de sequía más severa como 1995 y 1996, cuando el alimento es más escaso, lo que indica que los venados en estas zonas áridas tienen una estrategia conductual para tratar de ahorrar energía cuando las condiciones ambientales son desfavorables. Aunque en años secos como 1995 los venados gastan energía para actividades fundamentales como es la reproducción.

Palabras llave : energética; época fisiológica; metabolismo; pautas de actividad; radiotelemetría; México.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · Español ( pdf )

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons