SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número86Tillandsia magnispica (Bromeliaceae: Tillandsioideae), una nueva especie de Oaxaca, MéxicoStandleyi una nueva sección del género Lonchocarpus (Leguminosae, Papilionoideae, Millettieae), nuevas especies y subespecies para Mesoamérica y Sudamérica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Acta botánica mexicana

versión impresa ISSN 0187-7151

Act. Bot. Mex  n.86 Pátzcuaro ene. 2009

 

Artículos

 

Las monocotiledóneas nativas del Corredor Biológico Chichinautzin

 

Native monocots of the Corredor Biológico Chichinautzin

 

Valeria Angélica Pulido–Esparza, Adolfo Espejo–Serna y Ana Rosa López–Ferrari

 

Universidad Autónoma Metropolitana–Iztapalapa, Departamento de Biología, Herbario Metropolitano, Apdo. postal. 55–535, 09340 México, D.F., México. feliscatus@yahoo.com, aes@xanum.uam.mx

 

Recibido en enero de 2007.
Aceptado en septiembre de 2008.

 

RESUMEN

El Corredor Biológico Chichinautzin es una Área Natural Protegida que cuenta con una extensión de 65,901 ha. En la zona se presenta una amplia variación ambiental y se encuentran representados siete tipos de vegetación en un intervalo altitudinal que va de 1200 a 3400 m. Mediante la revisión de ejemplares de herbario, de bibliografía especializada y de recolección de material botánico, se obtuvo el listado de las monocotiledóneas nativas que crecen dentro de sus límites, que incluye 359 especies, 132 géneros y 25 familias. Sobresalen las Orchidaceae y Poaceae por su alto número de taxa; entre los grupos con plantas de distribución restringida destacan las familias Orchidaceae y Bromeliaceae. Dentro del área se encuentran seis elementos endémicos exclusivos.

Palabras clave: catálogo de monocotiledóneas, endemismo, México, Morelos, riqueza florística.

 

ABSTRACT

The Corredor Biológico Chichinautzin is a natural protected area with an extension of 65,901 ha. Within its boundaries seven vegetation types are represented in an altitudinal range from 1200 to 3400 m. Revision of herbarium collections and bibliography, and field specimens collections, let us to obtain the inventory of native monocots species present in the area. The inventory comprises 359 species, 132 genera and 25 families. Orchidaceae and Bromeliaceae stand out by their endemism level. In the area grow six exclusive species.

Key words: endemism, floristic richness, Mexico, Morelos, Monocots catalogue.

 

INTRODUCCIÓN

El Corredor Biológico Chichinautzin (CBC), fue declarado área natural protegida (ANP) en 1988 (Anónimo) y a pesar de esto es una zona con un fuerte impacto antrópico, debido a su cercanía a las ciudades de México y Cuernavaca y a la creciente expansión de poblaciones y de áreas manejadas por el hombre.

Aunque se trata de una zona fuertemente perturbada, cuenta todavía con partes bien conservadas pero biológicamente poco conocidas, ya que no existen inventarios completos y actualizados de sus recursos naturales. Con el fin de subsanar al menos parcialmente tal situación, se planteó como objetivo primordial de este trabajo elaborar el catálogo de las especies de monocotiledóneas que crecen en la zona, así como determinar sus niveles de endemismo.

Las Liliopsideae constituyen un grupo bien representado a nivel nacional, con un total cercano a las 4424 especies nativas (Espejo et al., 2004), lo que equivale a 18.2% del total de angiospermas que crecen en el país. Entre las contribuciones al conocimiento de la flora y/o la vegetación de la zona de estudio podemos citar los trabajos de Hernández (1945); Ramírez–Cantú (1949); Reko (1954); Dressler (1960); Espinosa (1962); Rowell (1964); Corona (1967); Vázquez–Sánchez (1974); Bonilla–Barbosa y Novelo (1995); Bonilla–Barbosa y Viana (1997); Espejo et al. (1998); Cerros–Tlatilpa y Espejo (1998); Bonilla–Barbosa et al. (2000); Espejo et al. (2002) y Bonilla–Barbosa y Villaseñor (2003). Sin embargo, éste es el primero en el que se presenta el inventario integral de un grupo botánico para el área del CBC.

 

ÁREA DE ESTUDIO

El Corredor Biológico Chichinautzin ocupa la porción noroccidental del estado de Morelos, comprendiendo porciones de los municipios de Huitzilac, Cuernavaca, Tepoztlán, Tlayacapan, Jiutepec, Yautepec, Tlalnepantla y Totolapan, además de una parte del de Ocuilan de Arteaga en el Estado de México y sectores de las delegaciones Tlalpan y Milpa Alta en el Distrito Federal (Anónimo, 1988; 2002) (Fig. 1).

La región se encuentra catalogada como Área Natural Protegida y está constituida por dos fracciones correspondientes al Área de Protección de Flora y Fauna Silvestres Corredor Biológico Chichinautzin, y por dos parques nacionales (Lagunas de Zempoala y El Tepozteco).

El CBC cuenta con tres zonas núcleo: a) Chalchihuites, ubicada al norte del corredor con una superficie de 783 ha, y cuyo nombre alude al volcán situado en el extremo noroeste del área; b) Chichinautzin–Quiahuistepec, con 2873 ha, situada en la porción central de la zona de estudio, en donde se encuentran el volcán Chichinautzin y la loma Quiahuistepec; y c) Las Mariposas, que con una extensión de 1740 ha, ocupa el cerro del mismo nombre en la porción oriental de la Sierra de Tepoztlán (Aguilar–Benítez, 1995; Anónimo, 1988).

Dentro de los límites del CBC se desarrollan siete tipos de vegetación (sensu Rzedowski, 1978): bosque de coníferas (BC), bosque de encino (BQ), bosque mesófilo de montaña (BMM), bosque tropical caducifolio (BTC), matorral xerófilo (MX), pastizal (PZ) y vegetación acuática y subacuática (VAS), en un intervalo altitudinal que va de 1200 a 3400 m.

 

MÉTODOS

Para la elaboración del catálogo se estudiaron 1354 ejemplares herborizados, depositados en las colecciones institucionales mexicanas AMO (Herbario de la Asociación Mexicana de Orquideología), ENCB (Herbario de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, Instituto Politécnico Nacional), HUMO (Herbario de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos), MEXU (Herbario Nacional del Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México) y UAMIZ (Herbario Metropolitano Ramón Riba y Nava Esparza, Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa) y de algunas colecciones históricas de los herbarios AMES (Herbario Oakes Ames, Harvard University) y F (Herbario del Field Museum of Natural History). También se llevó a cabo una revisión bibliográfica detallada sobre el tema y en diferentes momentos, durante los años 1996 a 2004, se visitaron diversas localidades del CBC con el fin de recolectar ejemplares botánicos de monocotiledóneas nativas, obteniéndose material de 90 especies, las cuales están incluidas en los análisis aquí presentados. La colecta y preservación de los especímenes se realizó de acuerdo con los métodos convencionales dados a conocer en la literatura (Lot y Chiang, 1986; Forman y Bridson, 1989). El primer juego de los ejemplares recolectados fue depositado en el herbario UAMIZ.

La información recabada se ordenó en una base de datos creada en una hoja de cálculo de Microsoft Excel, la cual incluyó los siguientes campos: familia, género, especie, estado, municipio, localidad, altitud, tipo de vegetación, datos ambientales, georeferencia, colector y número de colecta. En los casos en los cuales las etiquetas de los ejemplares revisados no contaban con las coordenadas geográficas de los sitios de recolección, se utilizaron cartas topográficas escala 1:50,000 para obtenerlos.

La riqueza y el endemismo se analizaron numéricamente y en relación con el ambiente, considerando la elevación sobre el nivel del mar y el tipo de vegetación. La información altitudinal obtenida de las etiquetas de los ejemplares se graficó por intervalos de 100 metros a partir de la mínima registrada, para conocer el número de especies y obtener su patrón de distribución. Lo mismo se hizo para los tipos de vegetación que se desarrollan en la zona, lo que nos permitió conocer la riqueza de especies en cada uno de ellos.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Riqueza

Dentro del área del Corredor Biológico Chichinautzin crecen 359 especies de monocotiledóneas nativas, agrupadas en 132 géneros y 25 familias (sensu Dahlgren et al., 1985). El catálogo completo se presenta en el apéndice e incluye la cita de al menos un ejemplar de respaldo para cada uno de los taxa enlistados.

Sobresalen las Orchidaceae con 130 especies y 44 géneros y las Poaceae con 75 y 38 respectivamente, lo que en conjunto suma 57.1% del total de las monocotiledóneas existentes en el área. Del resto de las familias, cinco figuran con sólo un representante, ocho cuentan con un género pero con varios taxa y las 10 restantes conforman un grupo heterogéneo en cuanto a su representación numérica en la zona (Cuadro 1).

En la figura 2, relativa a la distribución de las especies a lo largo de los intervalos altitudinales establecidos, se observa una mayor concentración de éstas entre 1700 y 1800 m, seguida por aquellas ubicadas entre 2100 y 2200 m, para incrementarse nuevamente entre 2800 y 3000 m.

Al analizar dicha repartición destaca el comportamiento peculiar del tercer pico, correspondiente a 2800 m, donde se refleja un aumento en la riqueza específica asociada directamente con los tipos de vegetación predominantes en esas altitudes, es decir, los bosques de coníferas, los pastizales y las comunidades acuáticas.

Uniendo los dos primeros picos altitudinales se podría definir un intervalo de 500 metros en el cual se ubica la mayor cantidad de especies presentes en la zona, asociada con los tipos de vegetación que ahí se desarrollan, que corresponden a seis de los siete registrados para el área de estudio. Considerando estos resultados es posible relacionar la gran riqueza de hábitats encontrada entre 1700 y 2200 m con la de las monocotiledóneas que crecen en el área. Podemos ubicar más precisamente estos sitios en el sector central del CBC, en el municipio de Tepoztlán y en algunas porciones aledañas a los de Huitzilac, Tlalnepantla y Tlayacapan.

Con respecto a la distribución de las especies en los distintos tipos de vegetación, se observó que el mayor número prospera en los bosques de coníferas, seguidos por los tropicales caducifolios y los de Quercus (Fig. 3).

El CBC se ubica en la parte meridional del Eje Volcánico Transmexicano y consecuentemente dentro de sus límites se desarrollan extensiones considerables de bosques de coníferas, especialmente en la porción norte. Este sistema montañoso constituye la cordillera más alta del país y los elementos florísticos que la componen tienen orígenes muy diferentes, en función de la transición entre dos zonas biogeográficas: la Neártica y la Neotropical (Almeida et al., 1990; Mardocheo et al., 2001).

Se ha planteado en reiteradas ocasiones la influencia de las condiciones físicas y ecológicas del Eje Volcánico Transmexicano en los patrones de distribución de los organismos, ya que favorece la existencia de gradientes climáticos, lo que aunado al origen geológico de este sistema orográfico y a su ubicación en la zona intertropical, ha permitido el desarrollo de numerosos ambientes que albergan especies de grupos muy diversos (Delgadillo, 2003).

Endemismo

El análisis del componente endémico de las monocotiledóneas del CBC se realizó a tres niveles; el primero agrupando a aquellas especies exclusivas de México cuya distribución abarca la zona de estudio. Dentro de este conjunto encontramos que el corredor alberga 100, pertenecientes a 48 géneros y 14 familias. Destaca nuevamente por su alto porcentaje la familia Orchidaceae con 41 spp., seguida por las Bromeliaceae con 12. Las doce familias restantes tienen un número bajo de componentes restringidos al territorio nacional (Cuadro 2).

El segundo nivel agrupa a las especies endémicas de alguno de los estados que incluye la zona de estudio. Para el caso de Morelos, se tienen doce, comprendidas en 9 géneros y 6 familias.

La tercera categoría corresponde a los taxa que son exclusivos del CBC, y en este rubro se cuenta con seis, agrupados en 6 géneros y 4 familias. Dichos elementos son: Carex interjecta Reznicek, Tigridia tepoxtlana Ravenna, Schoenocaulon tenue Brinker, Malaxis palustris Espejo & López–Ferrari, Pleurothallis nigriflora L.O. Williams y Ponera dressleriana Soto Arenas.

Sobresale en los tres niveles la familia Orchidaceae, con 41 especies endémicas nacionales y cuatro estatales de las cuales tres son también endemitas locales. En el cuadro 2 se muestran los porcentajes de representación de los elementos con distribución restringida a nivel nacional, estatal y local para cada familia.

El total de los taxa de Calochortaceae encontrados en el CBC, son exclusivos de México, así como 75% de los de las Melanthiaceae y 71.4% de los de las Agavaceae; aun cuando el número de endemitas de estas familias es bajo (4, 3 y 5 especies respectivamente), corresponden a un alto porcentaje de representación con respecto al total registrado para el corredor (4, 4 y 7 respectivamente). En cuanto a los niveles estatal y local, destaca nuevamente la familia Melanthiaceae con 50 y 25% respectivamente.

En lo referente a la distribución altitudinal de las especies endémicas del país presentes en el CBC, se encuentra una tendencia similar a la observada para el caso de la riqueza general, ya que el mayor número de taxa se ubica entre 1700 y 1800 m, y entre 2200 y 2500 m. (Fig. 4).

Los tipos de vegetación en los que está representada la mayor cantidad de endemismos vuelven a ser los bosques de coníferas, seguidos por los de Quercus y los bosques tropicales caducifolios, de manera muy similar a lo que se encontró en el análisis de la riqueza (Fig. 5).

 

CONCLUSIONES

La riqueza de monocotiledóneas en el Corredor Biológico Chichinautzin asciende a 8.18% del total registrado a nivel nacional por Espejo et al. (2004), quienes reconocen 4,424 especies de Liliopsida para México. Los resultados obtenidos indican un alto porcentaje de representación, considerando la gran cantidad de taxa encontrados en una zona relativamente pequeña (65,901 ha). En consecuencia el área reviste un interés particular desde el punto de vista biológico y por lo tanto es importante conservarla y protegerla. En el Parque Nacional Lagunas de Zempoala, las comunidades acuáticas se han visto severamente afectadas por la extracción de agua para abastecer diversas poblaciones aledañas, como Huitzilac y Tres Marías, en el estado de Morelos y Santa María Ocuilan, en el Estado de México (Bonilla–Barbosa y Novelo, 1995). Del mismo modo, la Sierra de Tepoztlán se ha ido poblando paulatinamente, con el consecuente deterioro en los hábitats naturales que conlleva la presencia de los asentamientos humanos.

Finalmente cabe señalar que, de acuerdo con los datos disponibles, ninguno de los endemitas restringidos al CBC se encuentra en las zonas núcleo, por lo que sus poblaciones podrían ser más vulnerables a los efectos antrópicos cada vez más severos.

 

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a Alejandro Flamenco y a Alejandro Zavala la revisión crítica del manuscrito, así como sus atinados comentarios y sugerencias. Asimismo expresamos nuestra gratitud a los encargados de los herbarios consultados que nos brindaron todas las facilidades para la revisión del material. También agradecemos el apoyo en el trabajo de campo de los biólogos Marco Antonio Pulido–Giles, Jorge Santana–Carrillo y Ezequiel Mora–Guzmán. Los mapas se realizaron con la ayuda de Alejandro Flamenco. Los resultados de este trabajo forman parte de la tesis de Maestría en Biología de la primera autora que contó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología a través de la beca 164710.

 

LITERATURA CITADA

Aguilar–Benítez, S. 1995. Ecología del estado de Morelos. Un enfoque geográfico. Ed. Praxis. Cuernavaca. 469 pp.         [ Links ]

Almeida, L., I. Luna y A. Herrera. 1990. Método de estudio integral de las comunidades vegetales de la región central del Eje Neovolcánico. In: Camarillo, J. L. y F. Rivera (comps.). Áreas naturales protegidas en México y especies en extinción. Proyecto Conservación y Mejoramiento del Medio Ambiente–Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 374 pp.         [ Links ]

Anónimo. 1988. Decreto por el que se declara el Área de Protección de la Flora y Fauna Silvestres, ubicada en los municipios de Huitzilac, Cuernavaca, Tepoztlán, Jiutepec, Tlalnepantla, Yautepec, Tlayacapan y Totolapan, Morelos. Diario Oficial de la Federación. 30 de Noviembre de 1988. México. D.F.         [ Links ]

Anónimo. 2002. Anuario estadístico del estado de Morelos. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. México. Aguascalientes. 492 pp.         [ Links ]

Bonilla–Barbosa, J. R. y A. Novelo R. 1995. Manual de identificación de plantas acuáticas del Parque Nacional Lagunas de Zempoala, México. Cuadernos 26. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 168 pp.         [ Links ]

Bonilla–Barbosa, J. R. y J. A. Viana. 1997. Listados florísticos de México XIV. Flora del Parque Nacional Lagunas de Zempoala, México. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 31 pp.         [ Links ]

Bonilla–Barbosa, J. R., J. A. Viana y F. Salazar–Villegas. 2000. Listados florísticos de México XX. Flora acuática de Morelos. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 29 pp.         [ Links ]

Bonilla–Barbosa, J. R. y J. L. Villaseñor R. 2003. Catálogo de la flora del estado de Morelos. Centro de Investigaciones Biológicas, Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Cuernavaca. 129 pp.         [ Links ]

Cerros–Tlatilpa, R. y A. Espejo. 1998. Contribución al estudio florístico de los cerros El Sombrerito y Las Mariposas (Zoapapalotl), municipio de Tlayacapan, Morelos, México. Polibotánica 8: 29–46.         [ Links ]

Corona, V. 1967. Introducción al estudio de la flora de los alrededores de Cuernavaca, Morelos. Tesis de licenciatura. Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 67 pp.         [ Links ]

Dahlgren, R. M. T., H. T. Clifford y P. F. Yeo. 1985. The families of the Monocotyledons. Springer Verlag. Berlín. 520 pp.         [ Links ]

Delgadillo, C. 2003. Patrones biogeográficos de los musgos de México. In: Morrone, J. y J. Llorente (eds.). Una perspectiva latinoamericana de la biogeografía. Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F. 307 pp.         [ Links ]

Dressler, R. L. 1960. Tepoztlán, México, interesting orchid locality. Orch. Dig. 24: 297–299.         [ Links ]

Espejo, A., A. R. López–Ferrari, J. García–Cruz, R. Jiménez–Machorro y L. Sánchez–Saldaña. 1998. Les Orchidées du Couloir Biologique Chichinautzin. Orchidées, Culture et Protection 34: 9–11, 36.         [ Links ]

Espejo, A., J. García–Cruz, A. R. López–Ferrari, R. Jiménez–Machorro y L. Sánchez–Saldaña. 2002. Orquídeas del Estado de Morelos. Orquídea (Méx.) 16: 1–332.         [ Links ]

Espejo, A., A. R. López–Ferrari e I. Salgado–Ugarte. 2004. A current estimate of angiosperm diversity in Mexico. Taxon 53: 127–130.         [ Links ]

Espinosa, J. 1962. Vegetación de una corriente de lava de formación reciente localizada en el declive meridional de la Sierra del Chichinautzin. Bol. Soc. Bot. Méx. 27: 67–114.         [ Links ]

Forman, L. y D. Bridson. 1989. The herbarium handbook. Royal Botanic Gardens. Kew. 214 pp.         [ Links ]

Hernández, P. 1945. La flora maravillosa de Tepoztlán. Bol. Soc. Bot. Méx. 3: 13–15.         [ Links ]

Lot, A. y F. Chiang (comps.) 1986. Manual de herbario. Administración y manejo de colecciones, técnicas de recolección y preparación de ejemplares de herbario. Consejo Nacional de la Flora de México, A.C. México, D.F. 142 pp.         [ Links ]

Mardocheo, P., J. Romero y A. Velásquez. 2001. La Cuenca de México: una revisión de su importancia biológica. Biodiversitas 37: 12–15.         [ Links ]

Ramírez–Cantú, D. 1949. Notas generales sobre la vegetación de la Sierra de Tepoztlán, Morelos. Anales Inst. Biol. Univ. Nac. Autón. México 20: 189–228.         [ Links ]

Reko, B. P. 1954. Nombres botánicos de algunas plantas de Tepoztlán, Morelos. Bol. Soc. Bot. Méx. 2: 17–18.         [ Links ]

Rowell, M. 1964. Notes on the vegetation of the Mexican State of Morelos. Sida 1: 262–268.         [ Links ]

Rzedowski, J. 1978. Vegetación de México. Limusa. México, D.F. 432 pp.         [ Links ]

Vázquez–Sánchez, J. 1974. Contribución al conocimiento de las plantas del Estado de Morelos (México). Ciencia 29: 1–138.         [ Links ]