SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número150Hacia una política de gestión de las invenciones en las entidades públicas de investigación índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista de la educación superior

versión impresa ISSN 0185-2760

Rev. educ. sup v.38 n.150 México abr./jun. 2009

 

Estudios e investigaciones

 

Formación pedagógica docente y desempeño académico de alumnos en la facultad de Ciencias Administrativas de la UABC

 

Martha Vanessa Arenas Castellanos* y Teresa Fernández de Juan**

 

* Profesora del Instituto Bilingüe Cucapah, Mexicali, BC. Correo e: vanessarenas76@hotmail.com

** Profesora–Investigadora de El Colegio de la Frontera Norte, BC. Correo e: teresaf@colef.mx.

 

Ingreso: 30/01/08
Aprobación: 13/01/09

 

Resumen

A través de esta investigación, que fue la base de una tesis de maestría, se comprueba si existe o no relación entre el grado de formación docente del maestro y el desempeño académico del alumno, así como la posible proporcionalidad entre el nivel de esta formación y el kardex final. Se parte de la premisa de que un profesor debe estar preparado no sólo en la materia que imparte sino que posea las habilidades educativas necesarias.

Palabras clave: desempeño académico, formación pedagógica del maestro, índice de calificaciones, cursos para docentes, factores de aprendizaje.

 

Abstract

With this investigation, served as a base for a mastery thesis, we are trying to verify if there is a relation between the teacher educational training degree and the student academic performance as well as the possible proportion among the formatting level and the final grades. We begin with a postulate on which a teacher, since it is mentioned in several documents to the effect, must be prepared not only in the matter that ones usually give but also need educational skills.

Key words: Academic performance, teacher pedagogic formation, index qualifications, courses for teachers, learning factors.

 

Introducción

Actualmente existen algunas instituciones educativas que empiezan a tomar conciencia sobre la necesidad de crear nuevas políticas y estrategias orientadas a reducir la brecha entre el currículum, la investigación y la práctica pedagógica (Quintero et al., 2008), lo cual ha llegado a incluir una revision crítica de la educación tal y como es impartida actualmente por parte de los maestros (Carr y Kemmis, 1988 y 1996).

En el caso de México, se ha dado gran importancia a la formación pedagógica de los docentes universitarios desde los años setenta hasta la fecha. Organismos como la Secretaría de Educación Pública (SEP), la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y el Consejo Nacional de Formación de Profesores se han dedicado a impulsar programas para capacitar profesores (Ezcurra, 1995: 11). Debido a esto, se ha incrementado el número de maestros a nivel licenciatura, sin embargo, el reto no es sólo tener un mayor número de profesores, sino que tengan una formación tanto de la disciplina que imparten, como de la didáctica–pedagógica (Zarzar, 1988: 13).

El Plan de Desarrollo Estatal 2002–2007 tiene como objetivo general lograr una educación de calidad, con valores y centrada en el alumno, abierta a los avances tecnológicos y a la participación social. Pretende alcanzar dicho objetivo mediante sus Líneas Estratégicas dentro de las cuales, la quinta establece formar, actualizar y capacitar a los docentes para estimular su competencia profesional y superación personal (Objetivos y estrategias, párrafo 1). Como bien comentan Pallán (1995) y Aguirre (1995) como lo cita Reyes, M. (2004: 6), el aumento de la matrícula en las instituciones de educación superior llevó a las universidades a aprovechar a sus mejores alumnos, contratándolos como profesores, sin tener necesariamente la madurez profesional ni la preparación para la docencia. Este factor determinó en buena medida la configuración actual de la planta académica en diferentes instituciones. Tal acción pone en riesgo el objetivo principal del Plan de Desarrollo Estatal antes mencionado: lograr una educación de calidad, pues, como bien reafirma Zarzar (1988) "...la formación y actualización de profesores tiene una relación directa con la calidad de la educación."

Ante esta situación se hace necesaria la formación del personal académico de las diferentes universidades donde la docencia sea una actividad que requiere una preparación específica, porque lo que se busca (Reyes, 2004) es: el aprendizaje de los alumnos y no solamente la transmisión de conocimientos.

El Estatuto del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) en su capítulo 1, artículo 53 menciona que es obligación de los maestros enriquecer y actualizar sus conocimientos continuamente en las áreas, campos o materias en que labore (Disposiciones Comunes: 13).

En la UABC laboran profesionistas de diversas disciplinas. De más de 1,800 académicos que integran la planta en Mexicali, salen de ella al semestre un promedio de 120 y se incorporan 130. Esto significa que existen 130 profesores de nuevo ingreso que necesitan de atención cada semestre en cuanto a formación docente se refiere. En la Facultad de Ciencias Administrativas, algunos maestros tienen esta preparación basada en el conocimiento de métodos y técnicas didácticas, pero la mayoría (239) carecen de dichos estudios.

 

Profesionalización y formación docente

La formación docente según Chehaybar y Kuri (2003) es un proceso permanente, dinámico, integrado, multidimensional, en el que convergen, entre otros elementos, la disciplina y sus aspectos teóricos, metodológicos, epistemológicos, didácticos, psicológicos, sociales, filosóficos e históricos, para lograr la profesionalización de la docencia.

Al surgir la necesidad de profesionalizar a los docentes se dio una mejor atención a la sociedad y esto logró el progreso de la educación, como se menciona en el documento La Situación del Personal Docente (UNESCO, 1966: 4). En el punto cuatro dice que "Debería reconocerse que el progreso de la educación depende en gran parte de la formación y de la competencia del profesorado, así como de las cualidades humanas, pedagógicas y profesionales de cada educador".

Las implicaciones de la profesionalización del docente, como bien comenta Mota (2006), tiene como objetivo hacer de la docencia una actividad profesional, una carrera; de tal forma que el arquitecto, el médico o el contador, independientemente de su formación original, pueden hacer de la docencia una actividad profesional. Las universidades requieren de profesionales de la docencia, no sólo de profesionistas. Este trabajo se ha desarrollado fundamentalmente con programas de posgrado. Las maestrías y especialidades en el área de educación, principalmente las orientadas a mejorar la calidad de la docencia, han sido la principal herramienta para la profesionalización del docente. Asimismo, el autor agrega que la formación docente está vinculada directamente con la profesionalización de la docencia. Esta idea ha sido rescatada por muchas instituciones de educación superior con la finalidad de mejorar el proceso de enseñanza–aprendizaje en el nivel universitario, y en consecuencia mejorar la calidad académica de los futuros profesionales que se integrarán a la comunidad.

Algunas de las cualidades definitorias de los maestros exitosos es un amplio repertorio de habilidades de enseñanza, así como un buen dominio del tema según Dunkin y Precians, (1992), citado por Luna, E. (2002: 72)

De los alumnos bajacalifornianos en edad universitaria que se postulan para ingresar a las diferentes universidades, la Universidad Autónoma de Baja California capta el 51 por ciento de la matrícula; las escuelas particulares el 25 por ciento; los planteles federales el 21 por ciento y las escuelas estatales el tres por ciento (Diagnóstico, párrafo 42).

Dentro de las Unidades Académicas, se encuentra la Facultad de Ciencias Administrativas, en la que se elaboró este estudio en el Campus Mexicali. Actualmente, la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, cuenta con una planta de 263 maestros, de los cuales 5 tienen estudios de licenciatura referentes a docencia, 5 de maestría referentes a docencia y 1 doctorado referente a docencia. Los maestros que han tomado diplomados y cursos referentes a docencia son 13. Y el resto de los maestros (239) tienen una licenciatura, maestría o doctorado pero no referentes a docencia.

El presente trabajo surge a raíz de un debate desencadenado respecto a la profesionalización docente. En el mismo se hacía constar la existencia de profesores en diferentes universidades que, sin una formación referente a docencia, impartían clases en distintas áreas del conocimiento, situación que fue posteriormente verificada al revisar la formación de la planta docente de la Facultad de Ciencias Administrativas, Campus Mexicali. Dichos profesores, como bien comenta Zarzar (1988) "tienen el conocimiento propio de su profesión, saben qué enseñar, pero adolecen del cómo enseñar".

Surgió entonces la duda de que si estos están lo suficientemente capacitados para impartir clases en cuanto a técnicas didácticas y de enseñanza se refiere, por lo que se decidió investigar el efecto de la formación docente del maestro en el desempeño académico de los alumnos.

Para ello se seleccionó a la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, Campus Mexicali, considerando el periodo 2006–2, previo análisis de la formación de los maestros participantes, de los cuales se tomó en cuenta si habían participado en cursos de licenciatura, maestría, doctorado o diplomados referentes a su formación docente, y cómo repercutió en el desempeño de los alumnos.

Así, el objetivo general que se plantea es: identificar la influencia de la formación pedagógica del docente en el desempeño académico de los alumnos.

Con los siguientes objetivos específicos:

1. Explorar la formación pedagógica de los maestros de la Facultad de Ciencias Administrativas, Campus Mexicali.

2. Conocer el desempeño académico de los alumnos de la Facultad de Ciencias Administrativas durante el periodo 2006–2.

3. Analizar si existe relación entre la formación docente de los maestros y el desempeño académico de los alumnos.

4. Indagar si existe alguna relación proporcional entre el grado de formación docente del maestro y el desempeño académico del alumno.

 

Método

El presente proyecto fue un estudio transversal que contrastó a los maestros con y sin formación docente en la Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Autónoma de Baja California, Campus Mexicali y la relación que pudiera tener dicha formación con el desempeño académico de sus alumnos.

Para poder determinar el impacto de la formación docente del maestro en el desempeño académico de los alumnos se optó por medir la calificación final del semestre mediante la revisión del kardex por grupo, esta calificación final también incluye otros criterios de evaluación como son: la participación en clase, trabajos finales, exámenes parciales, exposiciones, memorias, trabajos de investigación y casos de estudios, entre otros (Políticas de Evaluación, párrafo 3).

El resultado final persigue ofrecer alternativas que posibiliten una educación con mayor calidad, ya que como bien menciona Arredondo "...parece claro por diversos estudios al respecto (ANUIES, 1986), que los programas de formación, capacitación o actualización de profesores, tienen una incidencia en la calidad de los servicios educativos" (Zarzar, 1988: 20), lo cual implica que para elevar la calidad de la educación superior, es de suma importancia instrumentar un vigoroso programa de formación de profesores.

La relevancia social de este estudio consiste en que los alumnos se verán beneficiados, en tanto esperamos obtengan una educación con mayor calidad lo cual a su vez, favorecería el nivel sociocultural de la sociedad en general.

Con base en los resultados obtenidos, la Facultad de Ciencias Administrativas del Campus Mexicali podrá identificar las necesidades de formación docente y, si así lo decidiera, preparar cursos para los maestros que lo requieran.

 

Definiciones Operativas

Desempeño académico

Un factor importante a considerar en esta investigación fue el desempeño académico de los alumnos ("nivel de conocimiento expresado en una nota numérica que obtiene un alumno como resultado de una evaluación que mide el producto del proceso enseñanza aprendizaje en el que participa" (Retana, 2006). Aunque para efectos de este trabajo, dicha evaluación, en el Campus estudiado, incluyó también los siguientes criterios de evaluación: la participación en clase, trabajos finales, exámenes parciales, exposiciones, memorias, trabajos de investigación y casos de estudio, entre otros (Políticas de Evaluación, párrafo 3). Tal nota numérica (total) fue registrada en el kardex por grupo y permitió dar respuesta a nuestro segundo objetivo específico de investigación.

Formación docente

La formación docente es aquella que posibilita el desarrollo de competencias propias del ejercicio profesional en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo (Carreras de Formación Docente, párrafo 4).

Se entiende por formación docente, el conjunto de cursos o eventos académicos con validez oficial, que tienen por objeto habilitar la práctica y/o actualizar a quienes realizan funciones de docencia, en las teorías, procedimientos y técnicas para impartir la enseñanza. (Reglamento de Estímulos). Esta definición por lo tanto comprenderá desde los cursos de diplomado, hasta los estudios de licenciatura, maestría y doctorado en docencia.

Hipótesis

A partir del problema de investigación y las preguntas derivadas, surge la siguiente premisa: la formación docente influye en el desempeño académico de sus alumnos. En consecuencia, la hipótesis de investigación relacionada es: A mayor grado de formación docente del maestro, mayor será el desempeño académico del alumno.

 

Metodología

Muestra de estudio

La población de esta investigación estuvo compuesta por profesores en servicio de la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, Campus Mexicali, así como por los alumnos correspondientes al periodo 2006–2.

En lo que se refiere a los maestros, para su selección se realizó un muestreo estratificado para lograr homogeneidad en la población como un todo (Barrientos, 2007), se dividió a los maestros en tres grupos, así:

Grupo 1: Todos los maestros con una formación en docencia a nivel licenciatura, maestría y/o doctorado (11).

Grupo 2: Los maestros con una formación en docencia a nivel diplomado los cuales se seleccionaron tomando únicamente a los que cursaron materias relacionadas a docencia con una duración de 8 horas como mínimo (13).

Grupo 3: Todos los maestros sin formación en docencia (239).

Se contrastó la práctica de los maestros con formación en docencia con la práctica de los que no la tienen, y así conocer la formación de los docentes mediante el análisis de expedientes y la revisión de la Relación de Maestros con Grado Académico y la Relación de docentes inscritos en cursos proporcionadas por la Facultad de Ciencias Administrativas y la Facultad de Pedagogía, respectivamente.

Para conocer la formación de los docentes se realizó un análisis de sus expedientes y la revisión de la relación de maestros con grado académico, fueron utilizadas dos técnicas: Informantes clave y el Análisis de la relación de maestros y su grado académico.

El desempeño de los alumnos se obtuvo del análisis de los kardex por grupo tomando en cuenta qué maestro impartió dicha materia.

La opinión de los alumnos respecto a la práctica docente de sus maestros se llevó a cabo mediante un muestreo por conveniencia, con 100 alumnos seleccionados. Como técnica se utilizó la encuesta y como instrumento un cuestionario.

Para la revisión del desempeño académico de los alumnos se usó un muestreo probabilístico, como técnica a informantes clave, el instrumento consistió en una escala de calificaciones construida con tal fin.

El contraste entre las calificaciones de los alumnos que poseían maestros con formación docente vs. lo obtenido por aquellos sin dicha formación, se desarrolló mediante el análisis del kardex por grupo y maestro, concentrando la información a través tanto de un cuadro de concentración como de un kardex por grupo y maestro.

Se compararon los promedios de cada grupo de clase de maestros:

• con formacion docente a partir de licenciatura,

• sólo con nivel de diplomado, y

• sin formación docente alguna.

Es de señalar que los registros, la relación de maestros y su grado académico y el kardex por grupo y maestro, fueron proporcionados por la Facultad de Contabilidad y Administración, Campus Mexicali para su revisión y análisis.

 

Análisis de resultados

Formación de los maestros de la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, Campus Mexicali

Podemos observar en esta gráfica que la mayoría (91%) de un total de 263 maestros que imparten clases en la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, Campus Mexicali carecen de formación en el área pedagógica.

A partir de los resultados de la gráfica anterior, dividimos el nivel de formación docente de los 24 maestros (9% del total de la muestra poblacional). A través de la tabla notamos que de los pocos maestros que presentan formación en el área pedagógica, un 4% (11) posee licenciatura, maestría y/o doctorado en este campo y sólo un 5% (13) está cursando al menos un diplomado a estos efectos. Si como resultado final de esta investigación resultara importante la formación docente del maestro, resalta un elemento a destacar: la poca cantidad de maestros preparados.

Relación entre la formación docente del maestro y el desempeño académico de los alumnos.

En este caso es dable apreciar que la mayoría de los alumnos que conformaron nuestra muestra de estudio que se favorecieron con maestros que poseían formación docente obtuvieron un mayor índice de calificación y un mayor desempeño académico que los que no se vieron favorecidos con maestros formados en docencia. De tal forma que el objetivo específico número 3 queda demostrado.

Es decir, es importante el aumento del promedio en los alumnos cuando sus maestros presentan formación docente.

Para llegar a este resultado se revisaron los promedios por grupo de clase, separando a los maestros en dos grupos (con o sin formacion docente previa) y se compararon con los promedios de sus respectivos grupos de alumnos.

A partir de los resultados obtenidos en la gráfica anterior y para complementar con nuestro cuarto objetivo de estudio, nos dedicamos a profundizar el nivel de análisis efectuado. En primer lugar se dividieron los promedios por grupo de clase, separando a los maestros en tres grupos:

• sólo con nivel de diplomado en docencia,

• con licenciatura o superior en docencia (maestría, doctorado), y

• sin formación docente previa.

A continuación ya se pudo proceder a dividir a los profesores con formación docente en los dos grupos seleccionados:

Grupo 1: Todos los maestros que tienen una formación en docencia a nivel licenciatura, maestría y/o doctorado (11).

Grupo 2: Los maestros que tienen una formación en docencia a nivel diplomado, los cuales se seleccionaron tomando únicamente a los que cursaron materias relacionadas a docencia con una duración de 8 horas como mínimo (13).

En este caso, y para nuestra sorpresa, no existió una relación proporcional entre el grado de formación docente y el promedio académico de los alumnos.

De tal modo, aunque la diferencia no es estadísticamente significativa (8.51 vs. 8.56), y se mantiene la relación entre el desempeño académico de los alumnos y la formación del docente, la tendencia a obtener un mayor índice académico por parte de los alumnos fue más bien hacia los maestros que poseen un diplomado en docencia.

Esto nos lleva a la reflexión de un futuro estudio, profundizando en las materias que se imparten en los diferentes niveles y especialmente en el nivel de diplomado.

De ser esto concluyente, bastaría incorporar diplomados para aumentar el índice académico de los alumnos.

 

Conclusiones y recomendaciones

Como bien señalaran Castellanos y D'alessandro (2003: 101), si se considera el aprendizaje como un proceso activo de construcción de conocimientos, partiendo del significado que a ello se le atribuye, entonces se puede decir que la enseñanza tendrá como objetivo orientar el proceso de construcción del aprendizaje. En este sentido, la interrogante a resolver en nuestra investigación era la siguiente: ¿Qué influencia tiene la formación pedagógica del docente en el desempeño académico de los alumnos?

Tenemos como conclusión principal que hay una relación proporcional entre el desempeño académico de los alumnos y la formación docente de sus maestros, como se pudo apreciar en las gráficas C y D, mismas que surgieron de la revisión y análisis de los promedios por grupo proporcionados por la Facultad de Ciencias Administrativas de la UABC, Campus Mexicali. El Diario Oficial de la Federación del 20 de octubre de 1980 (ANUIES, 1986) menciona que los programas de formación y actualización docente han tenido una influencia positiva, sin lugar a dudas, en la labor educativa que llevan a cabo las instituciones de educación superior y los docentes, confirmando así la importancia de la formación y su impacto positivo.

De la pregunta central se derivaron otras interrogantes que ayudaron a concretar el problema: ¿Han participado en cursos de licenciatura, maestría, doctorado o diplomados referentes a formación docente los maestros de la Facultad de Ciencias Administrativas en el periodo 2006–2?

Gracias a la colaboración de las facultades de Ciencias Administrativas y de Pedagogía, se obtuvo la información necesaria que nos dio a conocer el grado de formación de cada maestro y su grado de formación docente. Pudimos notar que todos los maestros que laboran en la Facultad de Ciencias Administrativas tenían formación a nivel licenciatura, sin embargo la mayoría de los maestros carecían de formación docente.

¿Cómo repercute tal formación en el desempeño de los alumnos?

La respuesta a esta interrogante es la comprobación de nuestra hipótesis de investigación: A mayor grado de formación docente del maestro, mayor será el desempeño académico del alumno. Como se puede apreciar en las gráficas C y D, los alumnos que cursaron materias con maestros que tienen formación docente a nivel diplomado, licenciatura, maestría y/o doctorado obtuvieron promedios más altos que los alumnos que cursaron materias con maestros que carecen de dicha formación.

Ahora bien, aunque existe una tendencia positiva entre la formación docente y el desempeño académico de los alumnos, esto no es necesariamente proporcional con el nivel de estudios docentes que posea el maestro, pues los resultados apuntan a que los profesores con diplomados docentes (y no los que poseían doctorado o maestría en esto) se relacionan con las mejores calificaciones obtenidas por los alumnos. Por lo que valdría la pena explorar qué tipo de materias se imparten en estos diplomados a diferencia de las licenciaturas, maestrías y doctorados en educación, pues quizá entonces, con un buen diplomado, ya los maestros podrían estar bien preparados y la escuela se ahorraría tiempo y recursos obteniendo en cambio los mejores resultados.

El Programa Integral para el Desarrollo de la Educación Superior (PROIDES), en su estrategia nacional, mencionaba la necesidad de fomentar la innovación en la docencia para atender con mayor eficacia y eficiencia a un número creciente de estudiantes, así como que el mejoramiento en la calidad de la educación superior exigía una preparación idónea del personal académico (ANUIES, 1986).

El Plan de Desarrollo Estatal 2002–2007 propone formar, actualizar y capacitar a los docentes para estimular su competencia profesional y superación personal para así lograr una educación de calidad (Objetivos y estrategias). Del mismo modo, las políticas del PROIDES referentes a los docentes, proponen en el punto 7 que las instituciones de educación superior promuevan la profesionalización docente con la ejecución de programas idóneos de actualización y formación. Esperamos que este trabajo haya contribuído en alguna manera a enriquecer estos planteamientos.

Como dijera el gran educador cubano José Martí en su estancia en México en el año 1878: "La educación es como un árbol: se siembra una semilla y se abre en muchas ramas".

 

Referencias

ANUIES (1986). Memoria de la XXII reunión ordinaria de la asamblea general de la ANUIES Sección: Programa Integral para el Desarrollo de la Educación Superior, recuperado en julio de 2007, http://www.anuies.mx/servicios/p_anuies/publicaciones/revsup/res060/txt7.htm        [ Links ]

ANUIES (2000). Evaluación del desempeño del personal académico: Análisis y propuesta metodológica básica, México: ANUIES         [ Links ]

Barrientos, S., Bolaños, C., Catalán, M., Muñoz, J., Rodas, O. Teoría Básica del Muestreo, recuperado en abril de 2007, http://www.monografias.com/trabajos11/tebas/tebas.shtml        [ Links ]

Barrios, O. (2006). La Formación Docente: Teoría y Práctica, recuperado en agosto de 2007, http://www.umce.cl/%7Ecipumce/educacion/bases/la_formacion_docente.html        [ Links ]

Bazdresch, M (1999). "Vivir la educación, transformar la práctica", en Revista Educar, Guadalajara: Secretaría de Educación.         [ Links ]

Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reglamento de Estímulos a la Carrera Docente del Personal Académico de la BUAP, Art. 37, recuperado en octubre de 2006, http://www.consejouniversitario.buap.mx/hcu/estímulos.pdf        [ Links ]

Breininger, E., Rodríguez, P. (2004). Desempeño Académico de Estudiantes de segundo año de la Facultad de Ciencias Veterinarias: Una aproximación a sus causas, recuperado en diciembre de 2005, http://www.fvet.uba.ar/invet/sup159.pdf        [ Links ]

Buenrostro, A. (1989) Informe de actividades, 1987–1989. México, Universidad Autónoma de Baja California.        [ Links ]

Carr, W. (1996). Una teoría para la educación. Hacia una investigación educativa crítica, Madrid, Morata        [ Links ]

Carr, W. y S. Kemmis (1988). Teoría crítica de la enseñanza. La investigación–acción en la formación del profesorado, Barcelona, Ediciones Martínez Roca.        [ Links ]

Castellanos, María y D'alessandro, M. (2003). "Proyectos de Investigación: Una Metodología para el Aprendizaje Significativo de la Física en Educación Media", en Revista Pedagógica, ene. vol. 24, no. 69, Caracas.        [ Links ]

Davini, M. (1995). La formación docente en cuestión: Política y pedagogía, Buenos Aires, Editorial Paidós.        [ Links ]

Ezcurra, A. (1995). Formación docente e innovación educativa, México, Patria.        [ Links ]

Hernández, R. (2003). Metodología de la investigación, México, Mc Graw–Hill.        [ Links ]

Instituto de Educación Superior "Dr. Domingo Cabred", Carreras de Formación Docente y Técnico Profesional, recuperado en octubre de 2006, http://www.cabred.edu.ar/carreras.asp        [ Links ]

Luna, E. (2002). La participación de docentes y estudiantes en la evaluación de la docencia, México, UABC–Plaza y Valdés        [ Links ]

Marín, A. (2004). Profesionalización docente y Globalización, recuperado en diciembre de 2005, http:// www.tuobra.unam.mx/publicadas/040703143717.html        [ Links ]

Mota, F. (2006) Reflexiones sobre educación: La Docencia como Actividad Profesional, recuperado en diciembre de 2005, http://www.uag.mx/63/a04–01.html        [ Links ]

Piñera, D. (Coord.) (1997). Historia de la Universidad Autónoma de Baja California 1957–1977, Mexicali, B.C., México, Universidad Autónoma de Baja California, Instituto de Investigaciones Históricas.        [ Links ]

Portal Ciudadano de Baja California. "Diagnóstico" en Plan de Desarrollo Estatal 2002–2007, recuperado en marzo de 2007, http://www.bajacalifornia.gob.mx/ped/ped_32d.htm        [ Links ]

Portal Ciudadano de Baja California. "Objetivos y Estrategias", en Plan de Desarrollo Estatal 2002–2007, recuperado en marzo de 2007, http://www.bajacalifornia.gob.mx/ped/ped_32d.htm        [ Links ]

Quintero–Corzo, J; Ancízar, R; Munévar–Molina; Ignacio F. (2008). "Semilleros de investigación: una estrategia para la formación de investigadores", en Revista Educación y Educadores, Vol 11, No 1. Colombia.        [ Links ]

Retana, O. "Definición de rendimiento escolar", en Psicología de la Educación para Padres y Profesionales, recuperado en junio de 2006, http://www.psicopedagogia.com/definicion/rendimiento%20escolar        [ Links ]

Reyes, M. (2004). Formación de profesores universitarios: Un diagnóstico de necesidades, México, Porrúa.        [ Links ]

Rojas, R. (2004). Guía para realizar investigaciones sociales. México, Plaza y Valdés.        [ Links ]

Rueda, M. (2004) ¿Es posible evaluar la docencia en la universidad?: Experiencias en México, Canadá, Francia, España y Brasil, México, ANUIES.        [ Links ]

UNESCO (1966). "Recomendación relativa a la situación del personal docente", recuperado en diciembre de 2005, http://www.ilo.org/public/spanish/dialogue/sector/techmeet/ceart/teachs.pdf        [ Links ]

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Contabilidad y Administración, Campus Tijuana. El Inicio de la FCA, recuperado en octubre de 2006, http://fca.tij.uabc.mx/portal/index.php        [ Links ]

Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Contabilidad y Administración, Campus Tijuana. Políticas de Evaluación (Reportes y Documentos), recuperado en octubre de 2006, http://www.uabc.mx/fca/05/f013.doc         [ Links ]

Universidad Autónoma de Baja California, Vicerrectoría Campus Mexicali. Unidades Académicas, recuperado en octubre de 2006, http://campus.mxl.uabc.mx:8808/vice/index.php        [ Links ]

Universidad Autónoma de Baja California. "Disposiciones comunes al personal Académico", en Estatuto del Personal Académico de la UABC, recuperado en agosto de 2006, http://sriagral.uabc.mx/Abogado_General/Legislacion/reglamentos/epnalacad.pdf        [ Links ]

Zarzar Charur, C. (Compilador) (1988). Formación de profesores universitarios: Análisis y evaluación de experiencias, México, Patria.        [ Links ]