SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.33 número133La formación de enfermeras en la Escuela de Salud Pública de México, 1922-2009: Evolución histórica y desarrollo académico de la enfermería en salud pública en MéxicoLos lectores y sus contextos. Reporte de Investigación Educativa 2010 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay artículos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Perfiles educativos

versión impresa ISSN 0185-2698

Perfiles educativos vol.33 no.133 México jun. 2011

 

Documentos

 

El Espacio Europeo de Educación Superior y la promoción de la cooperación académica y de la movilidad con México1

 

The European Higher Education Area and the promotion of academic cooperation and mobility with Mexico

 

Nathalie Stockwell*, Endika Bengoetxea**, Christian Tauch***

 

* Máster conjunto en Derecho (Master of Laws - LLM), King's College, London School of Economics, University College y Queen's College, Londres. Unidad C4-Cooperación Internacional, DG Educación y Cultura, Comisión Europea. Puesto: Policy Officer. CE: Nathalie.Stockwell@ec.europa.eu

** PhD por la Ecole Nationale Supérieure des Télécommunications de Paris. Unidad C1-Erasmus y Educación Superior, DG Educación y Cultura, Comisión Europea. Puesto: Erasmus Programme Manager & Higher Education Policy Officer. CE: endika.bengoetxea@ec.europa.eu

*** Máster en Historia. Unidad C1-Erasmus y Educación Superior, DG Educación y Cultura, Comisión Europea. Puesto: Higher Education Policy Officer. CE: christian.tauch@ec.europa.eu

 

INTRODUCCIÓN

Europa tiene alrededor de 4 mil instituciones de educación superior con más de 19 millones de estudiantes y 1.5 millones de profesores. Algunas de las universidades europeas están consideradas entre las mejores del mundo, si bien durante la década de los noventa se generalizó la idea de que el potencial de estas instituciones no se estaba aprovechando en su totalidad: por un lado, la proporción de la población con un título universitario era muy reducida; por otro, los entonces 15 países de la Unión Europea tenían sistemas de educación superior muy diferentes que hacían muy difícil la comparabilidad de los estudios y la comprensión de la naturaleza de cada título académico, lo cual limitaba sobremanera la movilidad de estudiantes y trabajadores entre los países europeos.

En este contexto, en 1999 varios países europeos firmaron la Declaración de Bolonia, que promovía las reformas necesarias hacia un sistema de educación superior más comparable, competitivo y atractivo para estudiantes y profesorado, tanto europeo como de otros continentes. Este proceso es popularmente conocido como el Proceso de Bolonia.

Es de destacar que esta declaración no hubiera sido posible sin iniciativas europeas como el programa Erasmus. Este programa europeo, financiado por la Comisión Europea y conocido mundialmente sobre todo por sus becas de movilidad para estudiantes y profesores entre países europeos, inició su andar en el año 1987 y desde entonces más de dos millones de estudiantes han disfrutado de estancias en universidades internacionales de otros países de Europa. Siendo la movilidad su objetivo fundamental, pronto evidenció que los sistemas de educación superior de los países estaban fragmentados y sobre-regulados, lo que motivó la necesidad de crear herramientas para facilitar la movilidad y el reconocimiento de las estancias. De hecho, con la salvedad del objetivo de estructurar el sistema en grados/ posgrados, el resto de objetivos desarrollados en el marco del proceso de Bolonia tienen su origen en el programa Erasmus (movilidad, aseguramiento de la calidad, reconocimiento, títulos conjuntos, Suplemento al Diploma, sistema de transferencia y acumulación de créditos, ECTS). A lo largo de los años que ha durado este proceso, también se ha hecho hincapié desde la Comisión Europea sobre los problemas de financiación de las instituciones universitarias y la falta de sintonía entre los estudios ofertados y las necesidades formativas del mercado laboral. En la primavera de 2010 se procedió al lanzamiento del Espacio Europeo de Educación Superior como consecuencia del esfuerzo de los Estados firmantes de la Declaración de Bolonia, que conlleva mayor transparencia de sus sistemas facilitando así la movilidad y cooperación académica.

Junto al proceso de Bolonia, otra referencia política clave instrumentada por la UE ha sido la denominada Estrategia de Lisboa, recientemente revisada y sucedida por la estrategia denominada Europa 2020 (EU2020),2 encaminada a mejorar el crecimiento y las perspectivas de empleo en Europa. En este contexto, se identificaron tres grandes áreas de reforma de la educación superior, recogidas y elaboradas posteriormente en una Comunicación de la Comisión Europea en 2006 titulada La agenda de modernización para las universidades: educación, investigación e innovación.3 Las tres áreas de reforma eran la reforma curricular (en gran medida recogida en el proceso de Bolonia), la reforma de gobernanza y la reforma de financiación. Esta comunicación, que fue también adoptada por los Estados miembro de la UE,4 establece las bases en cuanto a la modernización de la educación superior en Europa, y sus objetivos están totalmente alineados con los del proceso de Bolonia. Dicha comunicación identifica nueve áreas de acción que incluyen el fomento de la movilidad, la necesidad de facilitar una autonomía real a las universidades, la necesidad de propuestas innovadoras de financiación de la educación superior, y la conveniencia de fomentar el atractivo de los espacios europeos de educación superior e investigación. La Comisión Europea publicará una comunicación actualizada antes del fin de 2011 en la que se repasará el camino recorrido desde entonces y se analizará —desde la nueva actualidad y prioridades políticas, y sobre todo desde el contexto de la estrategia Europa 2020 que se adoptó en 2010, y que pone énfasis en la calidad de la educación y la formación— una integración al mercado laboral satisfactoria, y más movilidad para la gente joven.

Este proceso de modernización de las universidades de la UE identifica y difunde experiencias de buenas prácticas entre los países miembros de la UE (peer learning activities), apoyando el proceso de Bolonia a través de sus programas de educación, investigación e innovación: el programa de aprendizaje permanente (que incluye al programa Erasmus), los programas de educación superior para cooperación exterior [Erasmus Mundus pero también programas regionales como Tempus (países vecinos de la EU), Alfa (America Latina), Edulink (África) y programas bilaterales entre la EU y países non EU], el programa marco de investigación y desarrollo y sobre todo el programa Marie Curie, el programa de Competitividad e Innovación, y los Fondos de Cohesión y Estructurales.

 

ARTICULACIÓN DEL PROCESO DE BOLONIA

El Proceso de Bolonia es ante todo un proceso intergubernamental en el que las decisiones las toman los 47 ministros firmantes de la Declaración de Bolonia en las conferencias ministeriales bianuales de seguimiento. A pesar de su carácter intergubernamental, existen estrechos vínculos entre Bolonia y la UE en su contenido y organización. Todos los Estados miembros, países candidatos y países potencialmente candidatos de la UE son firmantes de este proceso. La Comisión Europea es parte del Bologna Board y tiene derecho a voto en el mismo, además de formar parte del Bologna Follow-Up Group. En este sentido, la Comisión Europea ha elevado las reformas de Bolonia al máximo nivel de la agenda de modernización de universidades de la UE, de forma que fue adoptada por el Consejo Europeo como parte de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo. Otras organizaciones son miembros consultivos, como por ejemplo el Consejo de Europa, UNESCO-CEPES (European Centre for Higher Education), la Asociación Europea de Universidades (EUA) y la Unión de Estudiantes Europeos (ESU).

Por otro lado, representantes de los 47 países firmantes y otras nueve organizaciones forman el Bologna Follow-Up Group (BFUG). Este grupo está encargado de coordinar el proceso de Bolonia entre conferencias ministeriales por medio de estudios, encuestas, seminarios y proyectos, además de negociar el borrador de comunicado a aprobar en la siguiente conferencia. Las reuniones del BFUG las prepara un Bologna Board reducido. El país que acoge la conferencia ministerial está a cargo de la Secretaría, salvo en el último caso en que el Benelux (que organizó en abril de 2009 la conferencia en Leuven y Louvain-la-Neuve) ha mantenido la secretaría hasta la conferencia de abril 2010 en Budapest/Viena. Parte del éxito del proceso está en que los gobiernos e interlocutores han mantenido su responsabilidad y representatividad como responsables últimos de la educación superior.

Cabe destacar que la Comisión Europea es el mayor sponsor de las actividades de educación superior de los Estados (si bien en algunos países existen importantes iniciativas nacionales tales como las impulsadas por el alemán DAAD o Campus France), sobre todo a través de los programas europeos Erasmus, Tempus, Alfa, Edulink, Nyerere y Erasmus Mundus. Además, la Comisión Europea impulsa importantes actividades relacionadas con Bolonia (en temas como aseguramiento de la calidad, ECTS, marco europeo de cualificaciones para aprendizaje permanente, el Instituto Europeo de Tecnología, etc.) y apoya iniciativas de otros colectivos (proyectos piloto, asociaciones, redes, etc.).

En lo que respecta a otras iniciativas por parte de interlocutores relevantes, muchos de ellos se financiaron a través de proyectos de cooperación de la UE en aras de aportar ideas y apoyar el desarrollo de políticas en educación superior en el camino marcado en Bolonia. De todos ellos, el ejemplo más conocido es el proyecto Tuning: inicialmente se propuso y financió como un proyecto más dentro de la convocatoria anual ordinaria Erasmus en 2000, pero sus propuestas finales pronto fueron adoptadas por la Comisión Europea. En él un conjunto de universidades de la UE proponían una estrategia concreta para permitir la adaptación de las instituciones de educación superior a la creciente necesidad de internacionalización y aumentar así las posibilidades de movilidad de estudiantes, investigadores y personal de las universidades. El objetivo principal del proyecto es desarrollar una metodología para hacer que los currículos sean entendibles y comparables con base en las competencias y habilidades de formación, créditos, métodos de aprendizaje y enseñanza, y métodos de evaluación. Esta metodología permite a las universidades ajustar sus planes de estudio sin pérdida de su autonomía, a la vez que estimulan su capacidad de innovar.

En lo que respecta a la dimensión exterior, el proyecto Tuning tuvo una segunda fase (años 2003-2004) a la que se sumaron a la asociación los entonces Estados candidatos a la UE. La tercera fase empezó en 2005 con fondos del programa Tempus, de la UE, e incluyó a países del oeste de los Balcanes, Ucrania, Federación Rusa, Georgia y Kirguizistán. El proyecto hoy en día cubre la casi totalidad de los Estados firmantes de la Declaración de Bolonia, pero a su vez ha atraído la atención de otras áreas del mundo, como por ejemplo los países latinoamericanos que participaron en el primer proyecto Tuning Latin America cuya segunda fase comenzará en 2011 —financiado por el programa Alfa— así como EEUU y Australia. Asimismo, se acaba de poner en marcha un estudio para analizar la viabilidad de extender la metodología en educación superior Tuning a África.

 

LAS CONFERENCIAS MINISTERIALES DE 2009 Y 2010

Diez años después de firmar la histórica Declaración de Bolonia, se celebró la quinta reunión ministerial bianual de seguimiento los días 28 y 29 de abril de 2009 en Leuven y Louvain-la-Neuve. Esta reunión se celebró un año antes de la fecha que marcaba el plazo para finalizar las reformas acordadas en Bolonia. Su objetivo fue definir las orientaciones políticas del Espacio Europeo de Educación Superior para la siguiente década y hasta 2020.

Como resultado de esta reunión, los representantes ministeriales de 46 países, el Comisario Figel' y los representantes de las instituciones de educación superior, estudiantes y otros interlocutores adoptaron un comunicado final definiendo los objetivos y expectativas a futuro, de los cuales los aspectos principales desde la perspectiva de la Comisión Europea son: la movilidad, la dimensión social, aprendizaje permanente, empleabilidad, instrumentos de transparencia y la dimensión global de Bolonia.

Asimismo, en marzo de 2010 se celebró una conferencia ministerial en Budapest para el lanzamiento oficial del Espacio Europeo de Educación Superior. La siguiente reunión ministerial se celebrará en Bucarest a finales de abril de 2011.

Se presentan a continuación las áreas de actuación más relevantes dentro de este proceso, según la agenda decidida en Leuven.

Movilidad

El comunicado de Leuven formula el objetivo de que para el año 2020 al menos un 20 por ciento de los graduados europeos del Espacio Europeo de Educación Superior (que incluye los ya 47 países firmantes) deben haber realizado una estancia de estudios o de prácticas en el extranjero. Al mismo tiempo, se encargó a la Comisión Europea el establecimiento de un benchmark para el final del año 2010, de forma que este objetivo se pueda hacer realidad.

En este sentido, desde la Comisión Europea se lanzó una consulta pública —denominada Green Paper on the Learning Mobility of Young People— en la que los ciudadanos e instituciones aportaron sus ideas y explicaron cuáles son los principales problemas para la movilidad internacional. Esta consulta estaba planificada antes de la reunión de Leuven y no se centra exclusivamente en la movilidad en educación superior, sino que abarca todos sus niveles. En la actualidad se está procediendo al análisis de las encuestas para identificar áreas de actuación en las que centrar políticas concretas de fomento de la formación en movilidad. Las conclusiones sirvieron para dar forma a la iniciativa Youth on the Move, que fue adoptada por la Comisión en septiembre de 2010 en el contexto de la estrategia Europa 2020. Youth on the Move tiene como objetivo promover la adquisión de competencias clave y los resultados del aprendizaje en la perspectiva de la formación a lo largo de la vida, apoyar la movilidad y la empleabilidad, y promover la calidad, atractivo y capacidad de respuesta de la educación superior.

Para poder dar respuesta a todos los objetivos en movilidad, la Comisión Europea está realizando actualmente un estudio para proponer una metodología comparable para el conjunto de las oficinas estadísticas de los 47 países firmantes de Bolonia y, una vez conocidas las cifras de movilidad internacional, proponer un benchmark a los Estados miembros de la UE. Esta tarea se realiza actualmente en colaboración entre la DG de Educación y Cultura, EUROSTAT y Eurydice (la red de instituciones estadísticas europeas que recogen y analizan estos datos sobre educación); se espera que la propuesta final se adopte en mayo de 2011.

Dimensión social: acceso equitativo a la educación superior

Uno de los objetivos definidos es el de avanzar hacia la representatividad de la diversidad de la población europea en el cuerpo estudiantil de educación superior. En otras palabras, incidir en la dimensión social de la educación superior y la necesidad de asegurar la igualdad de oportunidades a los grupos menos representados de la sociedad en cuanto al acceso a la educación superior. El acceso debe mejorarse estableciendo condiciones adecuadas a los colectivos desfavorecidos para poder completar sus estudios. Esto implica la mejora del entorno educativo, eliminar barreras al estudio y crear las condiciones económicas adecuadas para que los estudiantes sean capaces de aprovechar su oportunidad de estudio al máximo.

En el Comunicado de Bolonia acordado en Leuven se señala que cada país firmante debe establecer objetivos cuantificables para el año 2020, de forma que se complementen con acciones concretas a nivel nacional y europeo. Se encomienda a la Comisión Europea la tarea del seguimiento estrecho de estos objetivos.

Finalmente, se destaca asimismo la necesidad de aumentar la accesibilidad de la educación superior en general, de forma que el porcentaje de graduados de la población se incremente, y que ningún buen estudiante encuentre barreras para acceder a la educación superior.

Transparencia de la educación superior

En el desarrollo del Espacio Europeo de Educación Superior se desarrollaron numerosas herramientas para asegurar la transparencia entre los países en cuanto a las cualificaciones de las titulaciones y aspectos como la movilidad de estudiantes (European Credit Transfer System (ECTS), Suplemento al Diploma, el Marco Europeo de Cualificaciones, etc. Sin embargo, otras herramientas se desarrollaron por otros organismos a los que se les dio un encargo específico, como por ejemplo los mecanismos de acreditación y verificación de títulos que se encomendó a las agencias nacionales integradas en la asociación europea de agencias de control de calidad (ENQA.)

En el comunicado de Leuven se insiste en la necesidad de que todas las herramientas existentes se relacionen en lo sucesivo con los objetivos de Bolonia en cuanto a evaluación de la calidad y reconocimiento, y que éstas se desarrollen en cooperación estrecha con los interlocutores relevantes.

Desde la Comisión Europea se apoyan varias de estas iniciativas especialmente, de entre las que merecen destacarse la clasificación de instituciones de educación superior europeas (una clasificación que permitirá conocer la misión y limitaciones de cada institución, de forma similar a la denominada Carnegie Classification en los EEUU),5 y el estudio de factibilidad para establecer un sistema de ranking multidimensional en la educación superior. Este último se articula por medio de un contrato de la Comisión Europea; el aspecto multidimensional pretende que en vez de analizar una sola dimensión de la educación superior (como es el caso del rendimiento investigador en el caso de ranking internacionales como el de Shangai, que consecuentemente penaliza a instituciones no centradas en la investigación), como podrían ser criterios propios de la educación, aspectos de internacionalización, y con la misión de responsabilidad social de la educación superior. Otro objetivo de este proyecto es que los usuarios dispongan de una herramienta que les permita hacer un ranking a medida para los estudiantes, sus padres, el profesorado y otras personas interesadas, como empresarios y responsables políticos. Así, esta herramienta no dará como resultado una única lista general, sino que los usuarios podrán diseñar su "ranking personalizado" con base en sus preferencias personales, eligiendo las dimensiones de su interés. Aunque de momento este proyecto está en fase de desarrollo, este sistema de ranking tiene vocación de ser referencia mundial y no sólo europea.

 

LA DIMENSIÓN GLOBAL DE BOLONIA: EL BOLOGNA POLICY FORUM

Desde la conferencia ministerial de Londres 2007, la Comisión Europea ha defendido la necesidad de otorgar un estatus especial a países no europeos interesados en colaborar en aspectos puntuales del desarrollo del proceso de Bolonia, de forma similar a "países asociados a Bolonia". Si bien en Londres no se logró un acuerdo general, se decidió el establecimiento de un foro junto con estos países que se celebraría inmediatamente después de la siguiente reunión ministerial de Leuven. Este Foro se denomina Bologna Policy Forum.

La primera reunión se celebró en Leuven en 2009, de forma que se reunieron con los representantes de 46 países, otros 15: Australia, Brasil, Canadá, China, Egipto, Etiopía, Israel, Japón, Kazajstán, Kirguizistán, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Túnez y EEUU. En esta primera reunión se firmó una declaración en la que se subraya la importancia de los intercambios en materia de educación superior, y la necesidad de concretar actividades de cooperación que deben contribuir a mejorar el entendimiento mutuo. Se destacó la necesidad de organizar seminarios conjuntos en temas específicos.

En la segunda reunión del Bologna Policy Forum el 12 de marzo de 2010 en Viena, en un comunicado conjunto6 se reafirmó la necesidad de reforzar las asociaciones entre instituciones de educación superior del Espacio Europeo con países y regiones asociados estratégicos. Como seguimiento de la misma, la Comisión va a organizar una conferencia en aseguramiento de calidad a finales de 2011, con la participación de los países del Bologna Policy Forum.

En el caso concreto de México, su participación en ambos foros demuestra su interés en estos temas. Al margen de los intercambios bilaterales políticos existentes en materia de educación superior entre México y la UE, esta oportunidad permitió debatir aspectos de la educación superior de interés global en un foro multilateral. En Viena se acordó que se reunirían por tercera vez en abril de 2011 (Bucarest), evento al que México también está invitado.

 

LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR: SINERGIAS ENTRE EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR Y LOS DESARROLLOS EN AMÉRICA LATINA Y MÉXICO

Las universidades europeas, a la vez que continúan jugando un papel importante a nivel nacional y regional, también se embarcan en actividades internacionales más allá de las fronteras europeas. Así, cada vez más se matriculan estudiantes de otros continentes, intercambian estudiantes y profesores/gestores, o participan en proyectos de educación e investigación con socios de otras regiones del mundo. La internacionalización de la educación superior cobra cada vez más relevancia, y esta tendencia se refuerza por medio de programas de cooperación en educación a nivel mundial.

En 2004, la Unión Europea puso en marcha la versión internacional de su exitoso programa Erasmus, el llamado Erasmus Mundus,7 que promueve la creación de másteres y doctorados conjuntos en los cuales las instituciones no europeas pueden participar como socios de pleno derecho. El programa también financia la movilidad de estudiantes, doctorandos y personal académico. Existen casi 130 másteres y 24 programas de doctorado. Se aprobaron alrededor de 20 mil becas en el marco de los másteres y doctorados conjuntos, y de las acciones de movilidad organizadas en bloques geográficos del programa.

Destaca especialmente la participación de los estudiantes mexicanos en el programa: 342 mexicanos han sido seleccionados en las siete convocatorias anuales hasta el año 2010, siendo el sexto país con mayor participación después de la India, China, Brasil, Etiopía y Rusia, y por delante de los Estados Unidos. La tasa de éxito de los estudiantes mexicanos en este programa tan competitivo fue de más de 15 por ciento para el curso académico 2010-2011, muy por encima de la media de 6.3 por ciento para el conjunto del mundo. Los másteres Erasmus Mundus también permiten invitar a académicos de prestigio internacional para actividades docentes e investigadoras en el marco del máster. Hasta la fecha, 40 académicos de México han participado en el programa Erasmus Mundus. En cuanto a la primera selección de 130 candidatos para incorporarse a los doctorados conjuntos Erasmus Mundus, de los 13 seleccionados, tres eran mexicanos.

La UNAM participa en cuatro asociaciones Erasmus Mundus y hay gran potencial de aumentar la presencia de instituciones mexicanas de educación superior en las futuras convocatorias de Erasmus Mundus.8 La UNAM también participa, junto con otras 10 universidades mexicanas, en el bloque geográfico especialmente dedicado para México, en la que se destinan dotaciones económicas para la movilidad de 164 estudiantes y profesores.

Además de proyectos de desarrollo curricular y movilidad, existen varios proyectos de cooperación en el marco de Erasmus Mundus para reforzar lazos y crear redes entre el espacio europeo de educación superior y las instituciones de educación superior tanto de México como de otros países de América Latina (proyectos que contribuyen a desarrollar el denominado Espacio de Educación Superior ALCUE9).10

Programas regionales como el programa Alfa para América Latina11 también tienen como objetivo mejorar la calidad, pertinencia y accesibilidad de la educación superior en América Latina y reforzar la cooperación y sinergias con el Espacio Europeo de Educación Superior. Precisamente, como ya se señaló anteriormente, el proyecto Tuning América Latina se financió a través del programa Alfa en 2004 y desarrolló la terminología y los mecanismos necesarios para el entendimiento mutuo entre las diferentes estructuras de educación superior, así como para potenciar los procesos trasnacionales de reconocimiento. Este proyecto se concibió como un espacio de reflexión entre los interlocutores de la educación superior, y a través de la búsqueda de consenso se articularon mecanismos para avanzar en el establecimiento de cualificaciones más fácilmente comparables y entendibles para América Latina.12 La segunda fase del proyecto se pondrá en marcha en 2011. En su fase actual, el programa Alfa sigue financiando proyectos que potencian la colaboración y el establecimiento de redes en educación superior entre Europa y América Latina.13 Estos proyectos habilitan un foro para intercambiar y compartir buenas prácticas que fomenten y faciliten la movilidad en educación superior.

Con el fin de progresar y facilitar la cooperación en educación superior, México y la UE han reforzado recientemente el diálogo e intercambio de buenas prácticas en aspectos de interés general tales como reconocimiento, control de calidad, reforma curricular, gobernanza y financiación. El diálogo en políticas sectoriales se inició en junio de 2009 al mayor nivel político entre el Comisario Europeo a cargo de Educación y Cultura y el ministro mexicano de Educación, Alonso Lujambio. Como resultado de la misma, a lo largo del curso 2010-2011 se organizaron reuniones conjuntas de expertos y de estudiantes de educación superior (Conferencia EU-México sobre educación superior, Amberes 20-22 de septiembre).14 También se celebró una reunión de altos funcionarios de la Comisión Europea y el ministerio mexicano de Educación Pública el 23 de noviembre de 2010, que analizó las recomendaciones de la conferencia y acordó las actividades para facilitar la cooperación académica y movilidad entre México y la UE.15 Coincidiendo con esta visita la Comisión participó en la feria Europosgrados, en la cual se establecieron intercambios muy interesantes con estudiantes y académicos mexicanos. Finalmente, la antes mencionada participación de México en el contexto del Bologna Policy Forum es una prueba más de la buena sintonía de cooperación entre la UE y México en materia de educación superior.

Estas iniciativas para estrechar la cooperación entre Europa y México han sido bien acogidas y existe un claro consenso en continuar impulsándolas. Esta colaboración tiene ya una exitosa tradición de 10 años del Acuerdo México Global-UE y ha contribuido a abrir canales de comunicación en educación superior más allá del ámbito puramente académico. La cooperación académica y la movilidad no sólo sirven para mejorar la calidad de la educación superior y el desarrollo personal y profesional de los beneficiarios, sino que también abren la vía al entendimiento intercultural y han servido para abrir vías de colaboración entre las personas más allá de las propias instituciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

The Commission's perspective on the Bologna Process: http://ec.europa.eu/education/highereducation/doc1290_en.htm        [ Links ]

Folleto sobre la reunión Ministerial de Bolonia celebrada en Lovaina en abril de 2009, y que resume la contribución de la UE en el Proceso de Bolonia: http://ec.europa.eu/education/higher-education/doc/bologna09_en.pdf        [ Links ]

Página official del Proceso de Bolonia (comunicaciones y otros documentos clave, informes, proceedings de conferencias, etc.): http://www.ehea.info/        [ Links ]

Informe del Parlamento europeo sobre el Proceso de Bolonia, abril 2009: http://www.europarl.europa.eu/activities/committees/studies/download.do?language=en&file=21308        [ Links ]

"The Bologna Process and Student Mobility". Informe del Parlamento Europeo, 2008: http://www.europarl.europa.eu/oeil/FindByProcnum.do?lang=2&procnum=INI/2008/2070        [ Links ]

Estrategia Europa 2020: http://ec.europa.eu/europe2020        [ Links ]

Youth on the Move Flagship initiative: http://europa.eu/youthonthemove/        [ Links ]

Agenda for new skills and jobs Flagship initiative: http://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=822&langId=en        [ Links ]

Innovation Union Flagship initiative: http://ec.europa.eu/research/innovation-union/index_en.cfm        [ Links ]

Conclusiones del Consejo de Europa sobre internacionalización de la educación superior: http://www.cc.cec/sg_vista/cgi-bin/repository/getdoc/CONS_PDF_CS_2010_08799_1_EN.pdf        [ Links ]

 

NOTAS

1 El documento que presentamos da cuenta del devenir de las principales iniciativas de la Unión Europea en lo que a educación superior se refiere: la internacionalización de la educación, su mejora, etc., así como una breve referencia a la participación de México en dichas iniciativas.

2 La estrategia EU2020 es la agenda política europea para 2020 con el objetivo de lograr una economía inteligente, sostenible e inclusiva basada en el conocimiento y la innovación. http://ec.europa.eu/europe2020

3 COM(2006) 208 final : http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2006:0208:FIN:ES:PDF

4 Resolución del Consejo sobre la modernización de las universidades con vistas a la competitividad de Europa en una economía mundial del conocimiento.

5 Su página web es http://classifications.carnegiefoundation.org/

6http://www.ond.vlaanderen.be/hogeronderwijs/Bologna/forum2010/Vienna_BPF_Statement.pdf

7 Erasmus Mundus - http://ec.europa.eu/erasmus-mundus; http://www.study-in-europe.org

8 Estas convocatorias se publican anualmente, normalmente a finales de cada año, en la página: http://eacea.ec.europa.eu/erasmus_mundus/funding/higher_education_institutions_en.php

9 América Latina, Caribe y la Unión Europea.

10 Ejemplos de proyectos en este sentido son los titulados PROMHEDEU-LAC, BRIDGES-LAC o VALUE, que se pueden consultar en la siguiente web: http://eacea.ec.europa.eu/erasmus_mundus/results_compendia/selected_projects_action_4_enhance_attractiveness_2004_2008_en.php. Además, desde marzo de 2008 el programa Erasmus Mundus financia una red de diez promotores de instituciones de educación superior mexicanas pertenecientes a oficinas de relaciones internacionales de universidades mexicanas. Su labor es la de asesorar y servir de puntos de contacto para desarrollar la cooperación entre instituciones de educación superior mexicanas y europeas.

11 http://ec.europa.eu/europeaid/where/latin-america/regional-cooperation/alfa/index_en.htm. Asimismo, existen también programas de educación superior de la UE para otras regiones del mundo.

12http://tuning.unideusto.org/tuningal/

13 http://ec.europa.eu/europeaid/where/latin-america/regional-cooperation/alfa/projects_en.htm. Junto con Tuning, los siguientes tres proyectos son de especial interés en materia de educación superior: VERTEBRALCUE: http://www.vertebralcue.org/; EL GATE: http://www.elgate.eu/; TELESCOPI: http://telescopi.upc.edu/

14 Las recomendaciones de la conferencia se pueden consultar en: http://ec.europa.eu/education/externalrelation-programmes/doc2573_en.htm

15 El acta de la reunión de altos funcionarios se encuentra en: http://ec.europa.eu/education/externalrelation-programmes/doc2128_en.htm

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons