Anexo 1. Análisis gráfico de las estructuras de las cadenas
productivas


Con base en las interacciones observadas en el modelo de insumo-producto se han construido ciertas estructuras elementales, las cuales permiten inferir el tipo de interrelaciones tecnológicas y de conocimiento entre un sector y otro. Las estructuras básicas son nueve, a saber:

1 Punto de desarrollo: constituido por una sola industria con baja integración con el resto del sistema, pero con fuertes intercambios entre empresas del mismo sector.

2 Árbol convencional: constituido por tres o más sectores, y con una industria que actúa como motor de las demás, a través de encadenamientos de insumo-producto o efectos de derrame de conocimientos en cadena.

3 Árbol no convencional: la diferencia con el árbol convencional radica en que esta estructura permite que más de una industria funja como conductora de las demás.

4 Pareja innovativa: constituida por un par de industrias o sectores con intercambios en ambos sentidos, lo que permite la retroalimentación al interior del sistema.

5 Ciclo no estándar: constituido por tres o más industrias, en las que una de ellas es la conductora principal del sistema.

6 Ciclo estándar: estructura de tres o más industrias, en las que la retroalimentación se da a la manera de una cadena cerrada, en la que un sector influye solamente sobre otro único sector, y en un solo sentido, hasta completar el circuito.

7 Aglomeración simple: constituida por más de tres industrias, es una estructura en la que existen interacciones aleatorias y con una relativamente baja retroalimentación.

8 Complejo tecnológico: a diferencia de la aglomeración simple, el complejo tecnológico implica una fuerte retroalimentación entre los sectores que lo constituyen.

9 Cíclica: es una estructura en la que, a diferencia del ciclo estándar, la interacción se da en ambos sentidos del ciclo.